¿Te parece interesante? ¡Compártelo!
Pilar Gabina Alonso, en su despacho en el edificio Atrio

Pilar Gabina Alonso, en su despacho en el edificio Atrio (©Diario de Rivas)

Pilar Gabina Alonso es, desde julio de 2020, tras la entrada del PSOE en el Gobierno de la ciudad, concejala de Urbanismo y coordinadora del Área de Ciudad Sostenible en el Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid, además de consejera delegada de la EMV de Rivas. En esta entrevista, la concejala analiza para Diario de Rivas los principales problemas, retos y proyectos relacionados con las políticas urbanísticas de la ciudad.

Hace poco, usted escribió un artículo titulado ‘Hacia un urbanismo sostenible’. En 2017, Diario de Rivas publicó una entrevista con Sira Rego, entonces concejala de Urbanismo y actual eurodiputada de Unidas Podemos, en la que dijo que Rivas Vaciamadrid no sería sostenible hasta que se cambiara el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU). ¿Coincide con ella en el diagnóstico?

Tenemos que ir hacia un urbanismo sostenible. Esto no solo afecta al medio ambiente, sino también a la seguridad y al mantenimiento de la ciudad. Un urbanismo sostenible no solo depende de un PGOU, sino de todas las interacciones que hacemos en la ciudad, como es el caso del cubrimiento de las vías del Metro que vamos a ejecutar, y que supone cohesionar una parte de la ciudad con otra: la parte de Covibar, que tiene mayor densidad de población, con la zona Centro, la más comercial. Ahí se va a hacer una línea verde; se pretende peatonalizarla, que se utilicen las bicicletas, lo cual también es sostenible; que los espacios sean más abiertos, que el transporte vaya más fluido en el sentido de que no usemos el transporte privado, con un gran coste en esta ciudad tan extensa, sino el público. Y que tengamos recursos en educación o sanidad, y no solo que se construya sin tener en cuenta todas las infraestructuras que esto conlleva. La emergencia educativa tenemos que verla desde ese planteamiento: no se trata de construir por construir, sino que, teniendo las bases asentadas de que las familias que van a venir van a tener los recursos necesarios para educación, para sanidad, que tengan un transporte que les comunique con la ciudad lo mejor posible, que tengamos espacios abiertos… Hace unos años la gente cerraba los balcones, los acristalaba, quería tenerlo todo cerrado, y ahora todo el mundo quiere aire libre: terrazas, balconadas grandes… Ahí es donde tenemos que buscar la sostenibilidad. Y sobre todo aquí en Rivas, vamos poco a poco hacia la sostenibilidad del municipio. Lo estamos viendo en los semáforos, las farolas, los vehículos de la Policía Local, el servicio de BicinRivas… Tenemos que promocionar que se utilicen los carriles bici, que estén en buenas condiciones, y que la gente vea que puede utilizar la bicicleta de forma que le sea económico y satisfactorio. Hacer deporte siempre hace que te sientas bien contigo mismo. Por eso, el cubrimiento de las vías del Metro va a suponer que se pueda ir de un sitio a otro sin tener que usar el transporte privado. Uno de los hándicap de Rivas es que hay que utilizarlo mucho. Tampoco hay que dejar que los coches lleguen hasta las mismas puertas de los colegios, como se está intentando hacer, y ya sabemos todos los gases que sueltan los vehículos: eso lo tenemos que tener presente para hacer una ciudad más sostenible. Por eso todos los compañeros buscamos una seguridad, una movilidad, un mantenimiento de la ciudad junto con una urbanización que sea de futuro y que a todos nos guste.

Acaba de hacer alusión a muchos temas. Comencemos por el cubrimiento de las vías del Metro. El Ayuntamiento de Rivas lanzó un concurso de ideas y ahora el proyecto se encontraba en fase de redacción…

Estamos en comunicación con Metro, porque hay que tener presente a la Comunidad de Madrid. Esta obra tan grande hay que coordinarla con ellos porque les va a afectar, para que se haga en momentos no muy críticos para la movilidad. Esto va a ser una obra bastante costosa y se va a intentar sacar dinero de los fondos europeos. Es a largo plazo, pero tenemos que dejar algún ladrillo puesto para el futuro y, sobre todo, porque nos va a suponer una zona verde de paso peatonal. Y también aprovechar y, si todo va bien, que se implante la cuarta estación de Metro, la de José Saramago. Ahí tienen la parcela por parte del Ayuntamiento. Yo creo que a lo mejor sí que puede ser posible.

¿Y qué les dicen desde Metro?

Están en negociaciones. Ha habido ya dos reuniones y sobre todo se está hablando sobre el cubrimiento del Metro a nivel técnico, cómo se tiene que hacer, valorando las obras y lo que le va a suponer a Metro no llegar hasta Arganda, bueno, ni siquiera a las dos siguientes estaciones que hay en Rivas. Supongo que harán un estudio y pondrán autobuses lanzadera. Esto va a suponer tiempo y dinero, y mucho empeño por parte del Ayuntamiento.

Un convoy de Metro pasa al descubierto por el tramo situado junto a la parcela destinada a la cuarta estación de Metro de Rivas

Un convoy de Metro pasa al descubierto por el tramo situado junto a la parcela destinada a la cuarta estación de Rivas (©Diario de Rivas)

¿Veremos empezar las obras del cubrimiento del Metro esta legislatura?

Yo creo que no. Hay que tener todo muy bien atado y ojalá las viéramos empezar para finales de 2022, pero teniendo en cuenta el coste, hay que valorar todo lo que va a suponer.

Hace poco escuchábamos a un vecino plantear en un consejo de participación que Rivas estaba dejando de ser una ciudad ‘amable’ por el volumen de población que está llegando. La Asociación Ladera del Almendro comentaba a su vez que los nuevos vecinos y vecinas llegan a la ciudad con unas expectativas de calidad de vida que, en ocasiones, no se cumplen, debido al crecimiento tan rápido que tiene la ciudad…

Ahora mismo, con la nueva Ley del Suelo, a las administraciones nos han impedido en algún sentido poder controlar la entrega de las viviendas. Ya no hace falta una licencia de primera ocupación, sino que basta con una declaración responsable para entregar las viviendas. Luego sí que tenemos que mirar que todo se cumplan, pero las promotoras pueden entregar las viviendas con una mera declaración responsable. No es como antes, que teníamos que ir a inspeccionar, ver que estuvieran todos los suministros y las infraestructuras que nos había dicho la promotora que iban a tener. Ahora nos hacen una declaración responsable y, en principio, te lo tienes que creer.

¿Se están agilizando entonces las licencias de primera ocupación?

Se están agilizando, pero no se están controlando. Te hacen una declaración responsable, entregan las viviendas, las escrituran y luego vas a inspeccionar, hay un problema con la vivienda, ¿y qué tienes que hacer, desalojar a los que ya han escriturado sus casas para que se arregle todo lo que estaba mal? La Ley del Suelo ha agilizado algunas cosas, pero a quien beneficia es a las promotoras y a las constructoras.

Vecinos y vecinas se han quejado en redes del retraso del Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid a la hora de tramitar las licencias. Este asunto también ha llegado al Pleno de la ciudad de la mano de la oposición. ¿Qué ocurre?

Me imagino que esto ocurre en algunas zonas, donde las licencias de obra tienen que ir acompañadas de unas dotaciones específicas, y que el promotor cumpla sus obligaciones. Es lo único que estamos exigiendo en algunas zonas. Pero no se ha parado ni denegado ninguna licencia de obra para hacer la construcción de viviendas. Las licencias de obra están regladas y desde el Ayuntamiento tenemos que mirar que la promotora cumpla con lo que tiene que hacer. Pero no se ha denegado ninguna licencia. Es posible que no vayan tan ágiles como antes; ahora vamos más despacio. Tenemos un problema: ahora mismo se van a entregar viviendas y los hijos de esas personas van a tener que seguir en colegios que no son de Rivas, porque no hay espacio en los colegios de Rivas.

Entonces, ¿se están demorando las licencias de construcción?

No es que se estén demorando, es que las promotoras tienen que cumplir con lo que se les exige, y a lo mejor estaban un poco más relajadas. Se hacen unos requerimientos a las constructoras. A lo mejor antes estaban acostumbradas a que todo fuera más rápido en Rivas y ahora estamos comprobando que estén las calles urbanizadas, que estén las rotondas hechas y todas las infraestructuras, que la urbanización tenga sus salidas y sus acometidas, que no vayamos a tener problemas con el Canal, que las calas estén en condiciones… Que las personas que vengan tengan unas condiciones óptimas en su calidad de vida, no que vengan y que se encuentren con que no pueden ir por una calle porque está cerrada, la rotonda sin hacer, la acera sin terminar… Las promotoras tienen unas obligaciones y las tienen que cumplir. Eso no quiere decir que se estén denegando licencias de obra.

En febrero de 2020, el alcalde, Pedro del Cura, anunció la paralización de licencias de obra nueva con motivo de la emergencia educativa. Eso fue antes de la pandemia. ¿Se están dando licencias ahora?

Sí, se están dando licencias de obra nueva.

¿Desde cuándo?

Se pararon las licencias en aquel momento, pero yo creo que ya después del verano, cuando empezó a normalizarse un poco todo y supimos que iba a ampliarse el CEIPSO La Luna, volvieron a darse. Siempre estamos quitándole a la Comunidad sus obligaciones, y sus obligaciones son dotarnos de colegios, centros sanitarios, y en ningún caso lo está haciendo. Ahora somos más de 95.000 habitantes, tenemos tres centros de salud y ninguno de especialidades. Tenemos una parcela a disposición de la Comunidad de Madrid para que construya otro centro de salud y no sabemos nada. Los colegios siguen siendo los de antes de la pandemia y se han tenido que instalar aulas prefabricadas e incluso ceder el salón de plenos para que los niños estuvieran en unas condiciones óptimas, y la Comunidad no ha hecho nada en materia de educación. Tuvimos que sacar un contrato rápido para que los colegios tuvieran espacios suficientes y las aulas cumplieran con la normativa Covid. Y el Ayuntamiento no puede crecer, porque no puede contratar a más gente. Yo creo que se ha salido bastante bien con el teletrabajo y enseguida los servicios informáticos municipales dieron respuesta a los trabajadores, se compraron equipos informáticos y teléfonos, e incluso no todo el mundo tiene en su casa una silla ergonómica, y se podían llevar la de su puesto de trabajo. Eso funcionó bastante bien, pero ya se ve que el teletrabajo ha venido para quedarse. Lo único que hace falta es reglarlo.

Desde el PSOE, cuando estuvieron en la oposición, hicieron mucho hincapié en la necesidad de reforzar la bolsa de vivienda de alquiler frente a las promociones de venta. Ahora van a construir 83 viviendas en arrendamiento…

Sí, en la parcela 44 del ZUOP Los Montecillos, y van a ser viviendas para jóvenes de hasta 35 años. Los jóvenes tienen problemas para emanciparse y nadie puede decir si el día de mañana va a tener un trabajo fijo, y si se quieren emancipar, optar a una hipoteca no es tan fácil como hace unos años. Lo suyo es optar a un alquiler, y los alquileres, aquí en Rivas, están a lo mejor un poquito altos. Ahí entra la EMV de Rivas, que tiene un parque de 664 viviendas en alquiler, más estas 83; ahora mismo debemos de ser el primer municipio de Madrid en viviendas públicas de alquiler, que no hay que confundir con la vivienda social. Y los alquileres oscilan entre 350 y 650 euros. Se hace una baremación por parte de la trabajadora social, hay una bolsa única y va en orden. Hace poco hemos entregado 27 viviendas a otras tantas familias. La verdad es que esto resulta muy satisfactorio, porque sobre todo los jóvenes pueden emanciparse y tener un proyecto de vida. Este año también se hizo un contrato por el que Rivamadrid se ocupa del mantenimiento del parque público de 664 viviendas, a las que hay que sumar los locales, las oficinas del edificio Atrio y las plazas de garaje, que las tenemos en venta y en alquiler.

Sede la de EMV

Sede la de Empresa Municipal de la Vivienda (foto: Ayuntamiento de Rivas).

La vicealcaldesa, Mónica Carazo, cuando el PSOE estaba en la oposición, criticó la «falta de transparencia» de la bolsa de vivienda pública de alquiler. ¿Qué están haciendo en este sentido?

Vamos a cambiar la web, para que sea más accesible y transparente, y agilizar que la gente cuando entra vaya directamente a lo que le interesa: alquilar, una plaza de garaje, etcétera. Incluso, habrá una visita virtual por las tipologías de viviendas en alquiler que tenemos, evitando que las familias tengan que desplazarse a ellas para verlas y que puedan hacerse a la idea de cómo son. Con esto cumplimos también la normativa Covid y es todo más transparente. Esperamos que os guste la nueva página web, y sí que se va a mirar todo, para evitar comentarios de si se salta o no la lista…

También ha habido críticas en este sentido.

No se salta la lista. Lo que ocurre es que hay un sistema que cuenta con muchos datos. Tienes que aportar tus condiciones laborales, las nóminas, tu situación familiar…

¿Cuál es el tiempo medio de espera para acceder a una vivienda pública de alquiler de la EMV de Rivas?

Depende de si hay viviendas disponibles para la tipología de vivienda que necesita cada uno. A lo mejor estás en el puesto 19, pero tu tipología de vivienda está totalmente ocupada. Y yo estoy en el 25, pero hay una vivienda libre para mis necesidades. Y no es que me hayan adelantado, pero a lo mejor el de más atrás tiene más suerte y se libera antes una vivienda que le encaja. Yo entiendo a la gente, y más aquí, que vemos que piso que se pone en alquiler se ocupa enseguida, sin importar su precio.

La ciudad ha crecido mucho. ¿Se ha quedado corto el parque de viviendas de alquiler para las actuales necesidades?

Una de las razones por las que vamos a hacer estas 83 viviendas en alquiler es porque ponemos el foco en las personas jóvenes, que son las que más demandan esta tipología de vivienda, y la necesidad de esta franja de edad. No es que con ellas se vaya a solucionar todo, pero en este recorrido vamos a ir viendo. Creo que podremos entregarlas para el verano de 2023; lo hará mi sucesor o sucesora. Lo que sí que queremos es no promocionar más viviendas en venta. En una promoción de viviendas en alquiler tienes que adelantar la parcela, un importe… Todo esto, mientras sucede, no lo ven los ripenses: tienes que ir pagando un importe para ir menguando la deuda, pero tenemos que hacer las cosas teniendo en cuenta el dinero del que se dispone, sin dejar mal la tesorería. Yo prefiero hacer las cosas despacio, pero sin atarnos las manos de cara al futuro, y con estudios previos y pudiendo solventar los posibles problemas que pueden surgir.

De hecho, en el Pleno de mayo, cuando se votó la autorización para que la EMV pidiera el préstamo de 7,9 millones para poder hacer esta promoción de 83 viviendas en alquiler, la oposición criticó el elevado endeudamiento que supondría. ¿Tienen ya el informe favorable de Hacienda?

No nos ha llegado, pero en cuanto nos llegue, eso se hará público. Pero creo que todo va a salir adelante. Si no, no se podría hacer la promoción. Por eso hay que hacer las cosas despacio. A lo mejor es que, cuando nos pasó lo que nos pasó en 2008 o 2009, es porque se hacían las cosas al libre albedrío, sin demasiada reflexión. Tenemos que hacer las cosas pudiendo hacernos cargo de esos costes, porque hacer una promoción de 83 viviendas no es como si te vas a comprar una, que ya cuesta; una vivienda cuesta 200.000 euros quedándonos cortos, así que multiplicado por 83 viviendas. No sale lo mismo si la vas a comprar a un promotor que si es en alquiler, pero tienes que meterte en un proyecto, sacarlo adelante, y luego las licitaciones, con sus plazos, etcétera. Todo, poco a poco. Yo, dentro de mi desconocimiento, intento ponerme al día y voy asentando el paso.

La deuda que la EMV tenía con una comunidad de vecinos, por la que recibió usted críticas de la oposición, ¿se solucionó?

Se solucionó. Yo no suelo responder en redes, y si lo hago que sea en el Pleno y a todo el municipio; no voy a entrar en dimes y diretes. Todo está aclarado. Fue una pequeña divergencia que hubo con el IBI y con el impuesto de vados. Eso se solucionó, y no sé si al traspasarse los datos en Hacienda no lo tenían como entrada y salida única, y no se valoró igual para pagar el vado. Pero todo hablándolo y con buena predisposición, tiene solución.

Hay otra comunidad de vecinos de la EMV, la de Pilar Miró 78, que reclama que se arregle la entrada y salida de bomberos, ya que se construyó otro edificio que impide el paso de los servicios de emergencias.

Estamos en ello. Eso también se volvió a solicitar otro informe actualizado a los bomberos, los técnicos vieron dos soluciones posibles, y nos pusimos en contacto. Además, la que lleva la comunidad de propietarios de Pilar Miró 78, es la misma que lleva la otra comunidad, que supone el obstáculo. Se les van a presentar alternativas, y que decidan. Está en manos de los técnicos. Nada más entrar me encontré con este problema y enseguida me puse con él para solucionarlo.

Hace poco se instauró la aplicación de avisos para las viviendas de alquiler. El PSOE viene reclamando desde hace años que se mejore el mantenimiento de las viviendas de la EMV, porque había muchas quejas…

Sigue habiendo muchas quejas. Es normal, porque la gente se queja de todo. Luego tenemos además gestión 24 horas al día y se está actuando incluso los fines de semana. Yo no creía que las 664 viviendas fueran a generar tantas quejas, pero sí que las hay. Tienen problemas recurrentes, y vas, se los solucionas, y vuelven a poner la misma queja. Y les dices que está solucionado, y te dicen ‘ay, no me había dado cuenta’… Pero bueno, hay que dar respuesta a todos los vecinos para solucionar sus temas más tarde o más temprano, e intentamos ir mejorando todos los servicios. Cuando termine el proceso de las 83 viviendas, tendremos que ampliar el mantenimiento. Ahora mismo hay dos operarios de Rivamadrid y están hasta arriba de trabajo; yo veo los partes semanales y están solucionando cosas, pero es que salen a todas horas, desde la primera hasta la última de la mañana.

¿Se han planteado ampliar el personal dedicado a esta tarea?

Ahora mismo no podemos, pero lo tenemos presente para incluir en los presupuestos del año que viene la ampliación a una persona más, por lo menos. Tenemos que dar un servicio favorable tanto para el usuario como para la EMV, y un servicio óptimo tiene que dar una respuesta en la cual se dejen solucionadas las incidencias que pueden producirse en las casas. Pero estamos aquí para ir mejorando; para eso tenemos la app. Y en la nueva página web va a haber un enlace para que puedan enviarnos, además de quejas, sugerencias, porque no solo estamos para quejas; aceptamos también sugerencias para mejorar.

Urbanismo en el entorno de Los Montecillos

Construcción de viviendas en el entorno de Los Montecillos (foto: Fernando Galán)

Esta iba a ser la legislatura de la revisión del Plan General de Ordenación Urbana de Rivas. Su partido, año tras año, viene criticando las modificaciones puntuales que se han ido haciendo y reclamando una revisión integral.

Es que hay que modificarlo.

Pero hace poco, en el Pleno, usted dijo que iban a seguir haciendo modificaciones puntuales…

Hasta que se haga uno nuevo. A lo mejor me expliqué mal. Tenemos que hacer uno nuevo porque la ciudad que tenemos no es sostenible.

¿Pero están en ello?

Sí, pero esto lleva mucho tiempo. Hacer un nuevo PGOU supone cuatro o cinco años. Mientras se haga eso, tenemos que hacer modificaciones parciales para dar respuesta al municipio. Este PGOU es de 2004, el anterior era de 1993, y cuando se hizo el de 2004 se dijo que estaba hecho para una población de 100.000 habitantes. Y con las urbanizaciones que se están haciendo, vamos a llegar enseguida. Con el nuevo PGOU intentaremos que no se hagan, como se han hecho, modificaciones parciales para que al lado de chalets se construyan edificios en altura.

El PSOE ha sido muy crítico con estas modificaciones parciales, en la legislatura pasada, pleno tras pleno…

Es que es verdad. Lo he estado viendo Tuvimos muchas quejas en la zona de Los Montecillos en la legislatura pasada y yo me lo recorrí a pie. He visto cómo al lado de los chalets se han hecho edificios en altura… pero estaba en el plan. Tú cuando te compras una casa, tienes que mirar lo que hay ahí. Otra cosa son las modificaciones que se hagan a posteriori, pero si estaba ahí, tampoco puedes quejarte mucho. De todas formas, tenemos que intentar evitar que esto ocurra. Estamos en una población donde casi todo son casas unifamiliares y eso es mucho más gasto en mantenimiento y sostenibilidad de la ciudad. Tenemos unas zonas verdes muy grandes, los jardineros tienen que estar desbrozando continuamente, cada vez hay más puntos de recogida de basura y los camiones cargan por la derecha, y esto hay que tenerlo en cuenta para ubicar los contenedores cuando se abre una calle. La movilidad: hay que hacer un estudio previo de cómo va a ser, porque la movilidad de Los Montecillos cuenta con calles muy estrechas. Hemos hecho el vial de subida para los camiones

¿Está concluido ya?

Ese vial va a estar funcionando un tiempo, pueden venir lluvias, y es una zona de bajada de tierras, con lo que había que hacerlo con cuidado. Y hemos solicitado que nos precintaran la parque que da al parque infantil que hay al lado. Esa es la subida y los camiones bajarán por el otro lado, con lo que el tráfico de camiones se va a descongestionar. Aparte ya se han entregado algunas promociones y ya no es el tránsito que había, que yo lo grabé y vi que no podía ser así. En esa zona las calles son más estrechas…

Sí, porque estaban pensadas para viviendas unifamiliares. Vecinos y vecinas de la zona nos han comentado que algún concejal, cuando vio cómo había quedado la zona de Los Montecillos, se había «echado las manos a la cabeza». ¿Fue ese su caso?

No tanto, pero yo no conocía esa zona ni la problemática. Yo entré el 13 de julio de 2020 y me recorrí todo a pie. Hay una parcela, la 36, que iba a utilizarse para el proyecto Cohabita Rivas. Y al verlo, yo comenté con el alcalde que podíamos dejarla como una zona verde, porque allí además no llega el transporte público como a otras. Y para las personas mayores que vivieran en las viviendas de Cohabita no sería muy práctico, así que ahora estamos viendo parcelas en el barrio de La Luna para ese proyecto. Y lo bueno de esta parcela 36 es que la Asociación Ladera del Almendro nos presentó un proyecto, que estamos valorando con los técnicos. Está muy bien ideado, se lo trabajaron mucho, y eso puede suponer 800.000 euros, aparte de la parcela. La gente tiene que tener en cuenta el coste que tienen las cosas, porque no es solo decir que se hace un parque o un espacio para que se reúna la gente… Hay que hacerlo cumpliendo con las normas de urbanismo. Teniendo en cuenta lo que nos presentaron, están los técnicos con ello. A lo mejor tenemos que hacerlo por fases, pero al menos en esa parcela no va a haber viviendas.

Pilar Gabina Alonso, concejala de Urbanismo, en su despacho

Pilar Gabina Alonso, concejala de Urbanismo, en su despacho (©Diario de Rivas)

¿Qué pasó con el proyecto Cohabita Rivas?

Tuvo un parón con la pandemia. Hemos vuelto a retomar todo, hemos mantenido una reunión con las tres asociaciones que lo forman, y ha habido bajas por fallecimientos. Estamos intentando que vaya de una forma acelerada dentro de nuestras posibilidades. Hay que tener en cuenta lo que supone el proyecto cohousing dentro de la normativa. Anteriormente el alcalde y yo estuvimos con la consejera de Servicios Sociales, porque tienen que hacer cambios en la normativa para poder ubicarlo en zona pública. En aquel momento les pareció muy bien, se interesaron mucho por el proyecto, pero desde el 10 de marzo se nos ha paralizado todo por la convocatoria de las elecciones. Casi todos los consejeros de Urbanismo eran también de Ciudadanos y nadie ha estado tomando decisiones. Eso nos ha afectado también con el tema del enlace a la M-50. En abril fuimos el alcalde y yo a Demarcación de Carreteras, pero hay una parte que afecta a la M-823, que es de la Comunidad de Madrid, y esperamos que lo puedan solventar lo antes posible. Estamos llamándoles y en cuanto nos den respuesta, adelante con ello. Hay que dar una salida al municipio que no solo sea por la A-3: la zona norte y la del Cristo de Rivas necesitan una salida. Rivas es el único municipio colindante con la M-50 que no tiene acceso.

El concejal del barrio Oeste, José Alfaro, comentaba en una reciente entrevista con Diario de Rivas que habría que reflexionar cómo se cerraba la ciudad por esa zona. No solo está pendiente ahí el tema de la M-50, sino también la resolución de la Cañada Real, el cambio de lindes con Madrid, el polígono industrial norte, el futuro cementerio…

Hay que reflexionar y pensarlo todo.

Usted, como concejala de Urbanismo, ¿qué idea tiene?

Por ahora quiero que se acelere lo de la M-50, y luego ya teniendo esto encarrilado, ver lo del cambio de lindes. Hasta donde sabemos, tenemos un equipo de técnicos a quienes designamos para que trabajaran el tema, y el Ayuntamiento está haciendo todo lo que está en su mano para acelerar todos estos cambios. Y también ver cómo afecta la Cañada.

¿Qué planes tienen para esa zona cuando se desmantele la Cañada Real?

No lo sé, porque esto afecta a Madrid, Coslada, aunque ya lo ha consolidado; y en nuestro caso, urbanísticamente nos afecta mucho. Tenemos que estar pendientes de que no construyan más por la zona norte porque nos puede frenar el desarrollo de la ciudad. La Policía va todas las semanas y estamos pendientes de que no entren más personas de las que ya están, muchas ilegalmente.

¿Cuántas construcciones se tiran cada semana en la Cañada Real?

Desde que yo estoy, hemos hecho solo tres derribos.

¿Esa cifra es porque se ha frenado el efecto llamada que denunciaba el Ayuntamiento?

Porque se han cogido a tiempo y se han parado. La Policía está haciendo su labor de inspección y desde que estoy yo, solo se han derribado tres construcciones.

¿Cómo va el asunto de los realojos, que corresponden a la Agencia de Vivienda Social de la Comunidad de Madrid?

Sé que están colaborando y queríamos hacer un cambio de una parcela por otra para usar esa parcela para realojos, pero la Comunidad de Madrid nos dijo que no. Nos frenan proyectos que nos beneficiarían a todos…

Pero el Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid siempre ha defendido que los realojos se produzcan no en bloques enteros, sino en viviendas sueltas distribuidas en distintos bloques y municipios para facilitar la integración social…

No, pero esto era exclusivamente para una parte. Con el cambio de lindes era una permuta que se quería hacer una parcela, pero nos dijeron que no.

¿Se refiere a una de las parcelas donde la Comunidad de Madrid quiere construir las viviendas del Plan Vive?

Ahí es, eso es lo que pasó. A esa parcela me refiero.

Parcela RS-VIV-1, en el sector Cristo de Rivas, donde se edificarán viviendas del Plan Vive

Parcela RS-VIV-1, en el sector Cristo de Rivas, donde la Comunidad tenía previsto construir viviendas del Plan Vive. De momento, solo se edificarán en la otra parcela de avenida de Víctimas del Terrorismo, quedando paralizada la construcción en este terreno del Cristo de Rivas

Usted es la representante de Rivas Vaciamadrid en el Consorcio Urbanístico con la Comunidad de Madrid, relativo a los terrenos del Mirador Norte que hay detrás del auditorio Miguel Ríos. La Comunidad quería disolverlo, pero Rivas se oponía. ¿Cómo están las cosas?

Muy bien, no se ha disuelto. Está parado temporalmente. Tuvimos un consejo hace poco, que no se reunía desde 2018, y estuvimos hablando sobre aprobar las cuentas y ver qué hacíamos. No se va a disolver por ahora. En su momento, el Consorcio se hizo en tres zonas: dos de ellas se terminaron y el Mirador Sur, que tiene un proyecto de más de 2.600 viviendas, está ahora parado.Esto viene a colación de que no podemos construir en una nueva zona si aún no tenemos desarrollada la zona norte.

¿Pero la Comunidad quiere construir ahí?

En febrero llegamos a un acuerdo de no disolución del Consorcio Urbanístico, sino dejarlo estar un tiempo. Les dijimos que no podíamos construir más, que necesitábamos muchas más dotaciones, y que tenemos que dejar bien la zona norte y el Cristo de Rivas, ver cómo va la zona Centro, y vamos a ir viendo si se reactiva o se disuelve, pero ahora mismo no se va a disolver.

¿Quieren frenar el crecimiento de la ciudad de momento?

Tenemos que seguir teniendo una calidad de vida que sea por la que la gente se viene a Rivas, porque con la pandemia se han disparado las viviendas, se vende todo, y sin perder esa calidad de vida poder seguir gestionando que se urbanice de la forma más sólida y sostenible posible.

¿Y qué ocurre con lo que ya está hecho?

Tenemos aceras más estrechas de lo normal en algunas zonas y se van a ir mejorando poco a poco, como hemos hecho en Covibar. Conservando el pasado, queremos ir hacia el futuro.

¿Cómo van a concretar eso?

El ARRU ha salido muy bien. Se van a hacer unos 50 nuevos ascensores en viviendas, salió una SATE, y creo que los resultados nos van a gustar mucho. Y como vamos a tener algunas cosas más, la zona de Covibar va a quedar muy bien. Y conservar la zona, el núcleo de Covibar, que tiene su solera; las fachadas, poner ascensores y rampas, va a favorecer mucho a esta zona.

¿Están trabajando ya en el nuevo Plan General de Ordenación Urbana?

Lo estamos mirando. Hay que hacer unas licitaciones para su estudio, pero aún no las hemos preparado, y tenemos que tener muy claro lo que queremos.

Pilar Gabina Alonso, en su despacho en el edificio Atrio

Pilar Gabina Alonso, en su despacho en el edificio Atrio (©Diario de Rivas)

¿Y tienen claros ya algunos aspectos?

Es que eso es más difícil. Ya tenemos los principios de una ciudad sostenible a la que siga viniendo gente por la calidad de vida. Rivas es muy lineal y supone mucho coste. La Empresa Municipal de Servicios Rivamadrid tiene que dar un buen mantenimiento de calles, jardines, limpieza, y eso hay que pagarlo, y hay muchas viviendas unifamiliares. Eso hace que la extensión obligue a invertir más dinero. Y eso con el cerramiento del Metro… Es que en 20 años hemos subido un 218%. Es una barbaridad. En habitantes empadronados el año pasado somos los segundos, solo por detrás de Boadilla. Además es un municipio al que viene gente muy joven, pero tenemos que pensar qué hacemos, por ejemplo, con el nuevo cementerio, porque el actual se ha quedado pequeño…

¿Y dónde piensan ubicarlo por fin?

Queremos que vaya al otro lado de la A-3. El problema estaba en los accesos y si tienes que pasar por fincas privadas; hay una parte por la que hay que pasar que pertenece al municipio de Madrid, y hay que atar muchos cabos. El cementerio que hay en el centro de Rivas se ha ampliado, pero con la pandemia ya no daba más de sí. El cementerio que queremos hacer tiene que tener ya unas salas, tanatorio, crematorio y servicios, que son los que necesita este municipio. El SEPE ya ha venido, pero necesitamos más colegios y otro centro de salud, porque la atención primaria ha decaído muchísimo, y no depende de nosotros. Y también necesitamos un centro de especialidades para no tener que irnos a Arganda ni a Moratalaz.

 

Otras noticias:

Rivas prevé abrir su propio ecoparque para gestionar sus residuos urbanos dentro de cuatro años

Rivas paralizará las licencias de vivienda nueva y llevará a la Comunidad de Madrid a los tribunales al «no poder garantizar las plazas escolares»

Pedro del Cura, alcalde de Rivas: «El modelo basado en el ladrillo no es sostenible»

Carlos Abad y Pedro López Nieva, conservadores: «La presión urbanística sobre el Parque Regional del Sureste es tremenda»

La Asociación Ladera del Almendro critica la planificación urbanística de la ciudad

¡Tenemos canal en Telegram!

Además de seguirnos en Facebook, Twitter e Instagram, puedes enterarte de todas las novedades de Diario de Rivas en nuestro canal de Telegram. Suscríbete y recibirás las actualizaciones directamente en tu móvil. ¿A qué esperas?

¿Te parece interesante? ¡Compártelo!