¿Te parece interesante? ¡Compártelo!
Amaya Gálvez, concejala del Barrio Este de Rivas Vaciamadrid

Amaya Gálvez, concejala del Barrio Este de Rivas Vaciamadrid (©Diario de Rivas)

El barrio Este de Rivas Vaciamadrid se extiende desde la zona del Casco Urbano —lo que se conoce como ‘el pueblo’ de Rivas— hasta la avenida de Aurelio Álvarez. La concejala del barrio Este, Amaya Gálvez, repasa la actualidad y algunos de los temas que preocupan a la ciudadanía de esta zona de la ciudad en esta entrevista, la última del ciclo de encuentros con los ediles responsables de los barrios de Rivas Vaciamadrid.

José Alfaro, concejal del barrio Oeste: «Habrá que reflexionar sobre cómo se cierra la ciudad en esta zona»

Juan Manuel Callejas, concejal del barrio Centro: «Están llegando muchos nuevos vecinos, y necesitan más servicios»

Usted lleva más o menos un año como concejala del barrio Este. ¿Cuál es su percepción de la zona?

El barrio Este es muy amplio y hay dos zonas muy diferenciadas. Una es el Casco Histórico, que tiene una identidad propia, mucha historia: son los orígenes de Rivas Vaciamadrid, y luego está la zona entre Aurelio Álvarez y el pueblo. Son dos perfiles totalmente diferentes.

En esta legislatura se ha acometido la remodelación de la zona del Casco, la zona conocida como el ‘pueblo’. ¿Qué han supuesto estas obras?

Este es uno de los proyectos urbanísticos más importantes de esta legislatura, con una inversión que supera el millón de euros. La finalidad del proyecto era hacer un espacio más amable; de hecho se han peatonalizado zonas para que el peatón gane más espacio. También se le ha dado una mayor funcionalidad y además se ha cumplido con la ley de accesibilidad, ampliando las aceras, eliminando barreras arquitectónicas… Así se han cubierto esos tres objetivos. Más allá de eso, esta obra tiene otra función, con el objetivo a largo plazo de poder hacer más actividades al aire libre en la plaza, reactivar el comercio local y celebrar encuentros de la ciudadanía; es decir, se ha buscado que ese espacio esté más acondicionado para poder llevar a cabo esas actividades.

Estamos hablando de eventos tradicionales como las fiestas de Mayo por San Isidro, la concentración motera, la fiesta de la tortilla… ¿Se van a incrementar estas actividades?

Ha habido un parón por la situación de pandemia, pero la zona se va a ir reactivando según se vayan levantando las restricciones por el Covid. Se recuperarán las actividades que se venían realizando y queremos incorporar otras para incrementar la participación de los vecinos y vecinas en el barrio. Y además, la comisión de dinamización vecinal nueva está haciendo un montón de propuestas de actividades que quieren llevar a cabo en el pueblo y creo que van a funcionar muy bien; y en el momento en que la normativa nos lo permita se sumarán a las que ya se venían realizando.

¿Qué propuestas hay encima de la mesa?

Una que ha surgido en la comisión de dinamización del barrio Este, aunque es transversal y se ha trabajado en todas las comisiones, se va a llevar a cabo aquí: es el mercadillo de trueque. Es una actividad que han trabajado los vecinos y vecinas y ya tiene fecha de celebración: el 19 de junio. Y será una de tantas que se han propuesto ahí. Esta actividad es nueva y nos va a dar una idea de cómo instaurar nuevos eventos en un espacio que ahora está mejor acondicionado para llevarlos a cabo.

Farola fernandina en el pueblo de Rivas Vaciamadrid, en la plaza de la Libertad

Farola fernandina en el pueblo de Rivas Vaciamadrid, en la plaza de la Libertad (©Diario de Rivas)

¿Cómo es la relación con las asociaciones vecinales del barrio Este?

Estoy encantada porque en los últimos meses, desde que se eligieron los nuevos consejeros y consejeras de barrio y se pusieron en marcha las comisiones de dinamización vecinal, estoy notando un empuje en los espacios de participación. También hay personas nuevas que se han incorporado a la coordinadora de la Casa de Asociaciones y que también participan en estas comisiones de dinamización vecinal, y están haciendo muchas propuestas. Tenemos dos líneas de trabajo: las de vecinos y vecinas, que a su vez también pertenecen a asociaciones y proponen actividades como asociación. Estoy contenta porque no solo estamos incrementando las actividades, sino también aumentando la participación de vecinos, vecinas y asociaciones en el barrio Este.

En la última Asamblea de barrio, algunos de los nuevos consejeros de barrio plantearon que venían produciéndose conflictos vecinales por los cables que discurren por las fachadas, y se preguntaban por qué no se aprovecharon las obras de la plaza de La Libertad para soterrarlos.

Las Asambleas de Barrio son los espacios donde la vecindad puede hacer propuestas o transmitir quejas. Como concejala de barrio lo recogí en ese momento, ya que antes no habíamos recibido quejas al respecto por parte de la ciudadanía. El Ayuntamiento de Rivas soterró el cableado que depende de él, pero hay otros cables, como los de telefonía, que dependen de las operadoras. Desde Urbanismo se pusieron en contacto con las operadoras para comunicarles que podían solicitar el soterramiento, pero no recibieron respuesta y las obras tenían que continuar. A día de hoy no tenemos solicitudes de ninguna operadora para soterrar más cables, pero si lo hacen, por supuesto que desde el Ayuntamiento colaboraremos en todo lo necesario.

Cables en el pueblo de Rivas Vaciamadrid (©Diario de Rivas)

Cables en el pueblo de Rivas Vaciamadrid (©Diario de Rivas)

Hay otro proyecto importante en el barrio Este, que es La Posada del Alcalde

Ya está en obras. El edificio se ha incorporado al patrimonio municipal con el objetivo de contribuir al desarrollo cultural y turístico del barrio. Desde Urbanismo me dicen que este verano comenzarán a ejecutarse las obras para convertirlo en un espacio multifuncional, es decir, un punto de información turística, espacio de ocio y cultura, como zona de exposiciones, y eso iría ligado a la reactivación del barrio, tanto en lo que concierne al desarrollo económico como a la participación vecinal.

El Casco Urbano está junto a la Laguna del Campillo, tiene el yacimiento de Miralrío y es la puerta de entrada al Parque Regional del Sureste. Más allá del proyecto de la Posada del Alcalde, ¿hay algún otro plan para dinamizar turísticamente la zona?

La Posada del Alcalde es un elemento de ese proyecto para difundir, por un lado, la historia del Casco, que es el punto ideal para divulgar la historia de Rivas. Y también se podría hacer un punto de información municipal sobre actividades y rutas que se pueden llevar a cabo en el entorno de la Laguna del Campillo.

La Posada del Alcalde, en el Casco Urbano de Rivas Vaciamadrid

La Posada del Alcalde, en el Casco Urbano de Rivas Vaciamadrid (©Diario de Rivas)

En el Parque Regional del Sureste se ha incrementado la afluencia de personas en los últimos meses, llegando a producirse aglomeraciones que han obligado a cerrar al tráfico el acceso a la Laguna del Campillo. ¿Cómo se conjugaría un uso sostenible de esta zona natural con la dinamización turística del barrio Este?

Somos conscientes de que tenemos un tesoro natural. Hay mucha afluencia últimamente, pero tenemos que proteger nuestro medio ambiente y el entorno del equilibrio. Estamos trabajando para alcanzar un equilibrio entre regular la afluencia a la Laguna del Campillo, dentro de las limitaciones que tenemos como ayuntamiento y con la normativa vigente que regula los parques regionales. Es un punto de interés, pero hay que regularlo. Se trabajará en esa línea de equilibrio y aunque sea un lugar de interés turístico, no vamos a permitir que se dañe. Hay que poder disfrutar de ese tesoro natural, pero preservando el medio ambiente.

¿Cómo ha influido en el barrio Este el cierre del acceso de vehículos a la Laguna del Campillo, y las indicaciones a los conductores para que aparquen en el polideportivo Parque del Sureste y alrededores?

Todo tiene su proceso. Al principio ha chocado un poco. Nosotros informamos previamente, pero hubo gente que no se había enterado de las limitaciones y se encontró con el acceso cortado. Se ha hecho una labor de difusión y cada vez más gente comprende que merece la pena regular el tráfico y cortar ese acceso por un bien común, que es preservar el medio ambiente; cuando lo entienden, lo ven bien.

¿La vecindad del barrio ha estado de acuerdo con la medida?

Como concejala de barrio, no he recibido ninguna sugerencia en ese sentido. Cuando sea la próxima asamblea de barrio, si algún vecino quiere acercarse a realizar alguna propuesta o manifestación, se recogerán y se trasladarán a la concejalía que tenga las competencias. Los concejales de barrio no tenemos las competencias de cada área, pero nuestra función es recoger las ideas, propuestas, quejas o inquietudes de la ciudadanía, del tema que sea. Hay unas decisiones que ha tomado la concejalía que tiene las competencias en ese tema, y nosotros recogemos la respuesta sobre cualquier tema y lo trasladamos, y damos un ‘feedback’ a los vecinos.

Ordenación del tráfico en la Laguna del Campillo

Nueva miniglorieta en el acceso a la Laguna del Campillo (foto: Twitter @Policiaderivas).

La avenida Profesionales de la Sanidad Pública está parcialmente cortada para facilitar el tránsito peatonal, lo que motivó quejas de algunos residentes de la zona…

Ese es otro tema que me trasladaron en la comisión de dinamización vecinal. En la última asamblea de barrio se recogió y nos pusimos en contacto con la concejalía que tiene la competencia. Me han dicho que lo están estudiando, porque, al igual que con la Laguna del Campillo, hay que encontrar un equilibrio. La avenida Profesionales de la Sanidad Pública fue un proyecto piloto que consistió en cerrar esa avenida en plena pandemia. Ese espacio dio la oportunidad a que muchos vecinos y vecinas pudieran usarlo cumpliendo las distancias de seguridad, las normativas vigentes, y se vio que había sido muy positivo. Se le dio mucho uso y muchos vecinos y vecinas aplaudieron la iniciativa.

Pero ahora las circunstancias han cambiado…

Claro, eso tenía una consecuencia, y es que a los vecinos de alrededor se les cambió la movilidad. Ahora están buscando la fórmula para que se sigan manteniendo estas propuestas que fomenten espacios de mayor peatonalización, que puedan favorecer otro tipo de actividades y con el menor impacto posible, y eso es lo que me dice la concejala de Movilidad que están estudiando. La idea es no perder esa idea, que fue muy bien recibida, pero sin perjudicar a los vecinos y vecinas del entorno.

Recientemente se ha cortado el acceso al aparcamiento del recinto ferial Miguel Ríos por las noches, como consecuencia de los botellones y episodios de conducción peligrosa. ¿Qué tal ha funcionado esta medida?

De momento, lo que nos comentan desde la Concejalía de Seguridad es que se cortó el acceso de manera provisional y se está valorando, al igual que otras actuaciones que ayuden a solventar el problema.

Los dos proyectos de nuevas infraestructuras educativas, es decir, el colegio Mercedes Vera y el IES Margarita Salas, se encuentran en el barrio Este. Es una de las zonas de la ciudad con mayor déficit de plazas en estos momentos…

Yo creo que la propia palabra lo define: emergencia educativa. Las necesidades las tenemos muy claras; las familias se han manifestado por activa y por pasiva, y tenemos la suerte de contar con un movimiento de ampas y asociaciones que estamos exigiendo a la Comunidad de Madrid que cumpla su función. La Plataforma Emergencia Educativa y la Fapa Rivas están haciendo una buena labor de reivindicación, al igual que el Ayuntamiento; otra cosa es que nos escuchen. Pero si no se da respuesta no será porque no se ha informado de las necesidades que tenemos y de que estamos en una situación de emergencia educativa.

La última gran ‘bolsa’ de suelo del municipio son los terrenos del Consorcio Urbanístico, propiedad de la Comunidad de Madrid, detrás de la zona del Miguel Ríos. Como concejala de barrio, ¿cree que sería una buena idea desarrollarlo?

No. Al igual que lo que hablábamos sobre la Laguna del Campillo, el Parque Regional del Sureste, que está ahí al límite, hay que preservarlo. Hay unos objetivos medioambientales mundiales que apoyamos y reivindicamos desde este ayuntamiento; tenemos que preservar nuestros entornos naturales. Algunas cosas no son nuestra competencia, pero podemos y debemos manifestar que estamos en contra de determinadas políticas urbanísticas y territoriales. Hay unas prioridades ambientales por encima y eso lo manifestaremos desde el Ayuntamiento y dejaremos nuestra postura muy clara.

Algunos vecinos y vecinas del Casco aseguran que se sienten “abandonados” por el Ayuntamiento. Incluso el traslado de los Juzgados de Paz al edificio Atrio ha sido visto por parte de la vecindad como la marcha de otro de los servicios que tenían aquí.

Soy consciente de que hay esa percepción, porque no creo que sea la realidad. El barrio Este, de hecho, está dotado con algunos recursos municipales que otros barrios no tienen. Por poner algún ejemplo, tenemos el polideportivo Parque del Sureste; la Casa + Grande, un espacio multifuncional enorme; al lado las pistas deportivas y el parkour construido recientemente; la Casa de Asociaciones, que además se encuentra en un proceso de reactivación. Hay tres patas: tenemos muchos recursos en el barrio, colegios, institutos, la antigua Casa Consistorial, estación de Metro… Es decir, tenemos muchos recursos en el barrio. Los juzgados se han trasladado pero se van a traer otros recursos y se van a hacer más actividades, en línea con lo que hablábamos: se ha adquirido la Posada del Alcalde, que va a incrementar el patrimonio municipal y dinamizar el barrio. Yo sé que a veces cuesta ver los objetivos a largo plazo, pero todos estos recursos que se están incrementando en el barrio van en la misma dirección. Es cierto que los juzgados de paz se han ido de aquí, pero no podemos quedarnos en eso.

Amaya Gálvez, concejala del barrio Este de Rivas Vaciamadrid, en la plaza de la Libertad

Amaya Gálvez, concejala del barrio Este de Rivas Vaciamadrid, en la plaza de la Libertad (©Diario de Rivas)

¿Qué se va a hacer con el espacio de los juzgados de paz, ahora que se han trasladado?

De momento se está reformando ese espacio. Es un edificio antiguo y han aprovechado el punto en el que está es que se han sacado los juzgados; se ha aprovechado ese vacío para hacer un lavado de cara a este edificio, que es antiguo, y el siguiente paso será dotarlo de lo que se considere oportuno.

Hace poco se ha anunciado la instalación del ascensor para la biblioteca y el Salón de Plenos, con parada en el bajo donde se encontraba en los bajos. Era otra de las reclamaciones ‘históricas’…

Ya se ha llegado a un acuerdo con la Iglesia, que ha cedido un terreno, y está a punto de instalarse ese ascensor.

¿Cuáles son las prioridades municipales para el barrio Este?

Una cosa son las pretensiones y otra la realidad, porque el Covid nos ha paralizado muchos proyectos. La idea es mejorar en general la vida en el barrio Este, y de ahí la inversión en las obras del entorno de la plaza de la Libertad; la reactivación del comercio local en colaboración con la concejala de Desarrollo Económico, con quien vamos a hacer otra ronda de visitas por los comercios del barrio para conocer sus necesidades; y el aumento de la participación de los vecinos y vecinas, que es fundamental, junto al impulso de actividades. Y potenciar los recursos que tenemos en el barrio, que son muchos, como la Laguna del Campillo.

¿Qué planes hay para la Casa de Asociaciones del Casco?

Hay un proyecto que se está ejecutando con la coordinadora de la Casa de Asociaciones y las entidades usuarias, que es la remodelación de la Casa de Asociaciones del Casco. Se va a cambiar el mobiliario y darle un lavado de cara. Es un proyecto que se está haciendo de manera participada: la idea no era que llegara el Ayuntamiento de Rivas y decidiera lo que va en cada sitio, sino que, igual que la plaza de la Libertad, se ha contado con los vecinos y vecinas. Se va a hacer una remodelación de mobiliario, pintura, arreglo de desperfectos, etcétera, a nivel interno, y también del entorno de la casa. Pero quien mejor puede decirnos qué es más práctico y útil en el día a día son los propios usuarios. Así que se ha creado una comisión de trabajo que ya está funcionando; nos reunimos semanalmente para hacer todo eso. Y es un proyecto que me ilusiona un montón, porque se está empoderando a las entidades y a las personas usuarias de la casa, y así es como hay que hacer las cosas: ellos nos dicen qué necesitan y nosotros lo ejecutamos.

¿Va a haber proyecto piloto de quinto contenedor en el barrio Este?

Me lo preguntó hace algunas semanas uno de los consejeros de barrio. Desde la Concejalía de Transición Ecológica nos dicen que se ha empezado a instaurar con un proyecto piloto en las zonas que consiguieron mayor índice de reciclaje en el proyecto Rivas Recicla.

Otras noticias:

Juan Manuel Callejas, concejal del barrio Centro: «Están llegando muchos nuevos vecinos, y necesitan más servicios»

José Alfaro, concejal del barrio Oeste: «Habrá que reflexionar sobre cómo se cierra la ciudad en esta zona»

¡Tenemos canal en Telegram!

Además de seguirnos en Facebook, Twitter e Instagram, puedes enterarte de todas las novedades de Diario de Rivas en nuestro canal de Telegram. Suscríbete y recibirás las actualizaciones directamente en tu móvil. ¿A qué esperas?

¿Te parece interesante? ¡Compártelo!