¿Te parece interesante? ¡Compártelo!
aida castillejo

La alcaldesa de Rivas Vaciamadrid, Aída Castillejo, en su despacho (foto: Diario de Rivas)

A punto de cumplir tres meses en el cargo, la nueva alcaldesa de Rivas Vaciamadrid afronta un curso político marcado por numerosas inversiones y proyectos en la ciudad, pero también en un contexto de incertidumbre provocada por la inflación y la guerra de Ucrania. Con las elecciones municipales de 2023 en el horizonte, Aída Castillejo desgrana en esta entrevista sus planes para los próximos meses, que serán el final de la legislatura. Diario de Rivas arranca con esta publicación un nuevo ciclo de encuentros con todo el arco político representado en el Pleno de la ciudad, que continuará en las próximas semanas con las entrevistas a los portavoces de los diferentes partidos.

Banner Guisos con Recuerdos Ayto
Banner Ayuntamiento abril 2022
Somallao Día de la Madre

Usted ha llegado a la Alcaldía cuando apenas quedan unos meses para terminar la legislatura. Es un momento en el que hay dinero para invertir, buena parte procedente de fondos europeos y otras fuentes de financiación, pero también existe un contexto de máxima incertidumbre y de inflación. ¿Cuál es la hoja de ruta para afrontar estos meses?

Todavía nos quedan muchos proyectos de inversión en la ciudad, que vienen a través de fondos europeos y estatales, pero también, en una parte importante, de presupuestos municipales, porque este ayuntamiento hace bien los deberes y eso supone que al año siguiente tenemos siempre una pequeña hucha para seguir mejorando nuestra ciudad. Por no desglosar todo lo que hay y nos queda por hacer, podemos resumir nuestra hoja de ruta con el ‘Párate a pensar’, ligada a la revisión de nuestro Plan General de Ordenación Urbana (PGOU). Y ahora estamos en esas: diseñando nuestra ciudad con todas las aportaciones que nos han llegado de los vecinos y vecinas y tratando de plasmar en la realidad de un mapa y de nuestro PGOU cómo queremos que sea esa ciudad. Eso se cruza además con algo muy importante, que nos atañe a todas las ciudades, que son nuestras agendas urbanas. Nuestro ‘Párate a pensar’ era el diagnóstico maravilloso que muchas ciudades quisieron externalizar, y que nosotros hicimos con nuestros vecinos y vecinas: quién mejor que ellos para ese diagnóstico. Esos son los ejes, sin dejar de lado los que sabemos que son los principales problemas de la ciudad, que tienen que ver con la educación, la sanidad y el transporte.

Comenzamos por las licencias, entonces. En noviembre se cumplirá un año desde la paralización de licencias en toda la ciudad. El pasado mes de julio ya se cumplió un año desde que se frenó el desarrollo del Cristo de Rivas, y se optó por un levantamiento parcial de la suspensión, en una zona concreta que ya se sabía que no iba a quedar afectada por cambios futuros de planeamiento. Sin embargo, queda la incógnita de qué pasará con el resto de la ciudad en noviembre. Además, para prorrogar otro año más la suspensión, es necesario que se someta a información pública la propuesta de revisión del PGOU, y aún no se ha llevado a cabo ese trámite. ¿Cuál es el plan ahora?

Estamos redactando el avance del PGOU. La Ley del Suelo lo que nos posibilita es suspender las licencias durante un año prorrogable a otro más, y estamos trabajando en ese avance. Vamos a ver en qué condiciones llegamos, y si no, tenemos la herramienta de parar un año más para poder plasmar todo eso. Hay muchas propuestas vecinales, sindicales y de los partidos que quisimos participar en ese proceso, y se merecen que lo hagamos con toda la calma del mundo. Casar lo que tiene que ver con la iniciativa y el deseo ciudadano con otros actores que también tienen influencia e ideas que aportar no es tarea sencilla, y el Ayuntamiento no se lo tomará con prisas. La idea es que el próximo PGOU sea el definitivo y cierre la ciudad, de manera que en un par de años no tengamos que ver que alguna cosa podríamos haberla hecho mejor. Y eso solo se consigue haciéndolo con la tranquilidad que llevan esos procesos. Los procesos urbanísticos, y los vecinos y vecinas que participaron en los paseos ciudadanos se llevaron casi un máster en la materia de la mano de los técnicos municipales que quiso acompañarles, no son sencillos y deben ir acompañados de toda la parte jurídica y técnica que los acredite. Y en esas estamos.

Una persona corre en el sector Cristo de Rivas

Una persona corre en el sector Cristo de Rivas (©Fernando Galán)

Es decir, ¿que lo más probable es que se paralicen las licencias un año más en toda la ciudad?

Tendremos que verlo con el avance que hagamos.

Y ese avance, ¿se conocerá antes del Pleno de noviembre?

Estamos haciéndolo ahora; todavía no lo conoce ni el equipo de gobierno. Estamos trabajándolo directamente con el arquitecto José María Ezquiaga y estamos terminando de perfilar el avance.

Este avance, ¿quiere decir que finalmente se va a optar por hacer un nuevo plan, en lugar de por modificaciones parciales?

Ese avance es lo que nos va a decir si vamos a acometer modificaciones parciales o un nuevo Plan General.

Y mientras tanto, ¿el Cristo de Rivas seguirá paralizado hasta julio de 2023?

No, y quiero aclarar esto: hay una paralización desde noviembre de 2021 que abarca toda la ciudad. El Cristo, el barrio de La Luna, no es un quesito; el barrio de la Luna es un barrio de la ciudad de Rivas, y si la paralización de licencias afecta a toda la ciudad, incluye todo su territorio. Lo que hicimos en aquella zona fue levantar tres licencias que estaban muy avanzadas y sabíamos que no iban a tener afección en esta revisión cuyo avance estamos elaborando. Pero las licencias de vivienda de obra nueva están suspendidas al menos hasta noviembre; y en noviembre, veremos qué haremos.

Rivas Vaciamadrid está presentando numerosos proyectos a los Fondos Europeos. ¿Cuáles van a ser los principales destinos de las inversiones NextGeneration?

Vamos a tener inversiones de fondos procedentes de Europa y también estatales. Grosso modo, el dinero del Mitma (Ministerio de Transporte, Movilidad y Agenda Urbana) va centrada en temas de movilidad, sostenibilidad e intentar paliar lo que tiene que ver con la subida de los suministros a través de la eficiencia energética, y a eso es a lo que está destinando ese dinero el Ayuntamiento de Rivas. Algunos proyectos ya los hemos llevado a Junta de Gobierno, como lo que tiene que ver con carriles bici, pasos de cebra, entornos escolares seguros… Y el segundo lote, Mitma 2, el propio Ministerio lo encamina a estos temas, por lo que cada Ayuntamiento identifica los proyectos que puede subvencionarlos. Vamos a hacer comunicaciones para que la ciudadanía sepa a qué nos referimos cuando hablamos de fondos europeos y de fondos estatales, y también de los fondos municipales que destinamos a inversiones.

Ahora mismo, con fondos europeos, se están instalando semáforos con lectores de matrícula en las Zonas de Bajas Emisiones de algunos colegios, en aquellos en los que hay prohibición de acceso en el horario de funcionamiento. También se van a adaptar entornos escolares. ¿Qué implican estas actuaciones?

Se van a adaptar los entornos de numerosos colegios. No son obras que se vayan a ejecutar a la vez, porque cada empresa ha licitado en un momento concreto, pero se irán haciendo de manera continuada. Los centros escolares ya tienen la calendarización de la instalación de semáforos y de las obras que se vayan ejecutando en su entorno, en cada caso concreto. Y son semáforos que vienen a regular el tráfico. Ahora, para controlarlo, tendríamos que tener prácticamente a un agente de policía en cada uno de esos puntos, y lo que hacemos es poner un semáforo que virará a rojo durante el tiempo en el que no se pueda acceder, acompañado de un lector de matrículas que emitirá la correspondiente sanción, igual que si el vehículo se saltara cualquier otro semáforo en rojo de la ciudad.

¿Cómo se van a controlar las Zonas de Bajas Emisiones en las que se puede circular, pero no parar en horario de entradas y salidas escolares? Por ejemplo, la del colegio El Parque.

Se va a controlar como hasta ahora; para eso tenemos a nuestra Policía Local. Pero no solo en el entorno de los colegios, sino en el resto de calles. Parece que nos centramos en los coles, pero hay otros espacios de nuestra ciudad en los que sistemáticamente se aparca en doble fila, y eso tiene que controlarse.

Zona de Bajas Emisiones de El Parque

Zona de Bajas Emisiones de El Parque (©Diario de Rivas)

Por ejemplo, la rotonda de Covibar 2…

O la avenida de Pablo Iglesias. Todos sabemos que hay algunas calles donde eso sucede, y se seguirá controlando como hasta ahora, con efectivos de la Policía Local.

También están planeando establecer una Zona de Bajas Emisiones que abarque toda la zona urbana. ¿Esto tiene que ver con los planes de limitar la velocidad a 30 kilómetros por hora en todas las vías urbanas, o habrá más medidas?

Por partes: la limitación a 30 kilómetros por hora es algo que ya establece la DGT. Tiene que ver con las zonas de bajas emisiones porque va acompañando esa medida, pero esto es algo que ya regula la DGT: ya hay que circular a 30 kilómetros por hora en las vías de un carril por sentido, es decir, prácticamente en toda la ciudad excepto en las grandes avenidas, que tienen más de un carril por sentido de circulación. Otra cosa es el plan mediante el cual todas las ciudades tienen que establecer zonas de bajas emisiones. Y, para que la ciudadanía esté tranquila, es un plan a largo plazo; no quiere decir, ni mucho menos, que mañana no se va a poder entrar a la ciudad; todo el mundo residente va a poder llegar a su casa sin problemas, igual que sus invitados o invitadas. Es un plan que vamos a implementar poco a poco. El otro día en la FEMP solicitamos que se amplíe el plazo de implantación de las ZBE, pero no obstante quiero tranquilizar a la ciudadanía, porque vamos a ir poco a poco y con la tranquilidad de que todo el mundo va a poder llegar a su casa, los comercios van a poder recibir clientes, etcétera. Por eso vamos a implementarlo con calma y mucha pedagogía, y explicando en cada momento lo que estamos haciendo. Lo que acabamos de hacer es solicitar esa subvención, pero entendiendo que no es un plan para hoy, ni para mañana, sino poco a poco.

¿Afectará al tipo de vehículos que podrán acceder a la ciudad, o a determinadas zonas?

Vamos a ver lo que se nos va marcando en cada momento. Nosotros nos hemos presentado a la subvención y nos irán marcando los pasos, y además es lo que ha ocurrido en Madrid: ahí tenemos el mejor ejemplo. Y todo se hace con unos plazos: eso no significa que quienes tenemos un coche más antiguo no podamos entrar en Rivas de aquí a seis meses. Mucha tranquilidad porque es un tema en el que estamos todas las ciudades inmersas.

El Ayuntamiento de Rivas está promoviendo el uso de la bicicleta, tanto con una fuerte inversión en BicinRivas, más estaciones y más bicicletas, y también la extensión de la red de carril bici de la ciudad. También se han incrementado las incidencias por usos inadecuados de las bicicletas…

Esta apuesta está funcionando mucho mejor de lo que esperábamos. Es un gusto ver cómo la gente joven se mueve con la bici por este municipio. En cuanto a los malos usos, es como todo: hay gente que puede hacerlo, como hay gente que deja la bolsa de basura fuera del cubo o que no recoge los excrementos de sus mascotas. La realidad es que se está dando uso a las bicicletas, que es lo importante; que vamos a seguir ampliando la red pública de bicicletas… Los vecinos y vecinas también se planteaban en el ‘Rivas, párate a pensar’ cómo nos movemos por nuestra ciudad, y eso no siempre implica que el Consorcio de Transportes haga su parte en lo que tiene que ver con el Metro, la cuarta estación, la unificación tarifaria o de horarios con el resto de la red, intentando que sea un servicio público y no concesionado… Esa batalla tendremos que seguir dándola, pero también podemos hacer otras cosas para fomentar nuevas formas de movilidad. La bici está siendo una alternativa no solo para la gente joven, sino que cada vez más se ve a personas usando la bici para sus desplazamientos habituales.

Servicio de BicinRivas

Servicio de BicinRivas (foto: Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid)

¿Hay noticias del Consorcio de Transportes sobre el Metro o mejoras del transporte público de la ciudad?

La última noticia fue una reunión entre la portavoz del Partido Popular, Janette Novo, con el consejero, y dijo que nos íbamos a llevar una sorpresa con las zonas tarifarias. Y la sorpresa se la llevaron otros municipios, pero no Rivas Vaciamadrid. Así que esas son las buenas nuevas del Consorcio… Siempre estamos intentándolo y ahí nos quedamos. Ahora tenemos un avance con las marquesinas, que ha sido una lucha continua para que nos pongan marquesinas con bancos y en las que se puedan resguardar las personas, y no tengan que estar esperando el autobús junto a un palo; eso ya debería estar superado. Y parece que, con el compromiso de que el Ayuntamiento de Rivas ejecutara la obra civil, ellos se han comprometido a poner las marquesinas. Hasta ahora lo están haciendo, y es verdad que ahí notamos un avance. En lo que tiene que ver con las líneas y sus recorridos, seguimos esperando a que algún día se den cuenta de cómo crece esta ciudad y lo necesaria que es la reestructuración de autobuses.

¿Y el Metro?

El problema es que, al estar concesionado, la comunicación es mucho más difícil: es TFM quien tiene la concesión y lo que tiene que ver con unificación tarifaria y de horarios, que a las horas punta vengan más trenes con más vagones… Lo vemos a diario: en twitter siempre hay algún vecino o vecina que nos etiqueta y nos muestran cómo está el Metro. Si en Madrid ya van como sardinas en lata, en Rivas ya las hay dentro del Metro y en el andén, porque son trenes con menos convoyes. Tenemos un metro de segunda división siendo parte de la corona metropolitana. Seguimos haciendo el transbordo en Puerta de Arganda, una tarifa que es distinta en función de dónde vivas dentro de la misma ciudad… Es que son cosas que a cualquiera que se lo cuentes, alucina. Esa es la realidad.

Acaba de celebrarse la primera Junta Local de Seguridad desde que es usted alcaldesa, y en ella se analizaron los últimos datos de criminalidad. El Ministerio insiste en que los datos no son comparables aún a 2021, pero también han subido desde 2019 un 4%, y la tasa sigue siendo alta en comparación con otros municipios.

El otro día en la Junta Local de Seguridad nos felicitaban por esos datos: un 4% es irrelevante y tiene que ver con que seguimos creciendo como ciudad, y eso implica crecer en lo bueno y en lo malo. Son datos que tendrá que dar Delegación del Gobierno, pero el otro día nos adelantaban que no podíamos comparar con 2021 ni 2020, y nos decían que nuestros datos son muchísimo mejores que la media de la Comunidad de Madrid y que el resto de los municipios. Vamos a esperar a que estén negro sobre blanco y los analizaremos. Los delitos que suben son esos asuntos que tratamos con Policía y con Guardia Civil y que tratamos de atajar. Este verano hemos tenido un repunte en personas sin techo que dormían en la zona de Covibar y se ha establecido un protocolo entre Policía y Rivamadrid para acercarse, ver si esa persona necesita algo y ofrecer solución social y habitacional. Y en cualquier caso se les dice que no se puede pernoctar ahí, se levanta y Rivamadrid limpia la zona. No podemos negar que la cercanía a Cañada es un elemento importante: que vaya desapareciendo todo lo que tiene que ver con los hipermercados de la droga hace que estas situaciones se vayan desplazando, y hay una coordinación de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado. De hecho, se ha visto con operaciones como las últimas que hemos visto de Cañada: lo que tiene que ver con negocios a gran escala va desapareciendo, pero el menudeo y los actos delictivos menores se trasladan a nuestra ciudad. Ahí tenemos una colaboración con Guardia Civil y Policía Local para evitarlo.

La oposición planteó en el Pleno por qué se creaban puestos de trabajo para gestionar subvenciones, y no en Policía Local…

Policía Local ha aumentado en seis agentes. Creo que lo que no entendieron bien es lo que significa el plan de estabilización, y es llamativo, porque algunas de las personas que lo plantean se presentaron a la alcaldía de este municipio. Yo lo que puedo decir es que el proceso de estabilización ha contado con el acuerdo de todos los sindicatos y es algo que merecen nuestros empleados públicos. Que nuestros servicios públicos estén tan bien valorados por nuestros vecinos y vecinas es gracias a ellos y ellas, y eso es algo que viene a devolverles el plan de estabilización: eso es lo importante.

A principios de legislatura, el Ayuntamiento de Rivas se dirigió al Ministerio para solicitar un incremento de plantilla por el crecimiento de la ciudad, y la respuesta fue negativa. ¿Van a volver a intentar esa vía?

Lo intentamos todas las veces que podemos, sobre todo porque nos parece muy injusto. Yo puedo entender que los ayuntamientos que están en un plan de ajuste, o tienen una deuda contraída o problemas de salud económico-financiera, no puedan crecer, porque al final estás contratando a personas que tienen que cobrar todos los meses. Lo que no puedo entender es que ayuntamientos que tenemos una salud financiera óptima, y a los que contratar algún puesto más no nos supondría un problema, no se nos permita. La gente viene y tenemos que mantener los servicios públicos, y no puede ser que sobre las espaldas de las mismas personas recaiga la atención de cada vez más vecinos y vecinas que vienen y quieren hacer uso de esos servicios públicos. No se puede: va a llegar un momento en el que tengamos que empezar a cerrar servicios. Quienes somos vecinos y vecinas de aquí sabemos que en las bibliotecas nos viene atendiendo la misma persona desde hace muchísimo tiempo. Es que es como si en tu puesto de trabajo de repente te echan diez expedientes más de los que hacerte cargo, pero sigues siendo una persona: es inviable, no das abasto, y estamos llegando al límite. Por eso seguiremos solicitando que a los ayuntamientos que tengamos capacidad para ello, se nos permita crecer.

Policía Local de Rivas Vaciamadrid

Policía Local de Rivas Vaciamadrid (foto: Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid)

En el último pleno vivimos un nuevo capítulo a cuenta de la pistola perdida de la Policía Local. La oposición les acusa de falta de transparencia, e incluso el concejal no adscrito Bernardo González hizo alusión a un documento que asegura que desmonta la información reservada que proporcionó el Ayuntamiento. ¿Tenían ustedes constancia de esos datos?

El problema es que no sé a qué documento se refiere. De hecho, el portavoz, José Luis Alfaro, le preguntó hasta dos veces a qué se refería, y González hizo una gracieta diciendo que había aparecido en el parabrisas de su coche. Si no sé de qué documento habla, no puedo saber, primero, si lo tengo, y segundo, si yo no lo tengo y él sí, ¿por qué lo tiene? Con este asunto, creo que tenemos que dejar la demagogia a un lado. Lo importante es que ha desaparecido un arma, que a día de hoy no sabemos dónde está, que hay una investigación de Guardia Civil abierta y que son ellos los que tienen que seguir con esa investigación. Nosotros hemos hecho una información reservada, que es la herramienta que tenemos como administración, y fruto de ella se van a implementar medidas para evitar que esto vuelva a suceder. Ha pasado en muchos más ayuntamientos que tenían prococolos de custodia mucho mejores que los nuestros. ¿Significa que no va a volver a pasar? Significa que vamos a poner todos nuestros medios para que no vuelva a suceder. Pero lo importante de este asunto es que tenemos un arma desaparecida y, segundo, que tenemos que poner los medios para que no vuelva a pasar. Si hay alguien que, además de esto, cree que le va a servir para sacar rédito en otros términos, desde luego con este gobierno no va a contar.

¿Por eso han rechazado la comisión de investigación sobre el arma? ¿No la consideran necesaria?

Por esto que acabo de decir. Para nosotros lo importante es saber dónde está la pistola y eso es algo de lo que el ayuntamiento no puede hacerse cargo; para eso está la Guardia Civil. Y la parte administrativa ha quedado esclarecida con la información reservada, que nos ha dado también algunas pautas e incluso algunas aportaciones por parte de portavoces de algunos grupos municipales que trasladaron ideas de cómo se podía mejorar. Si se quiere construir, y que no vuelva a suceder esto, se pueden hacer aportaciones; pero nadie las hizo, salvo Ciudadanos. Por eso digo que algunos partidos lo que quieren es sacar rédito de lo sucedido, y en eso no van a contar con el equipo de gobierno.

Otro enfrentamiento político reciente se ha producido a cuenta de los barracones en los colegios. En su primera entrevista como nueva alcaldesa, nada más tomar posesión, a principios de julio, consideró que este asunto estaba “encarrilado”. ¿Ha cambiado de idea?

Estaba encarrilado porque lo había dicho el consejero de Educación; no es que como gobierno pudiéramos afirmar que en el mes de septiembre estaría, como sí ocurrió con la primera fase del colegio La Luna, que construyó el Ayuntamiento. Esto era lo que nos decía el consejero; la hemeroteca está ahí, hasta en cuatro o cinco ocasiones lo hizo. Pero la realidad es que la Comunidad de Madrid no ha cumplido los plazos que ella misma se ha puesto. Es un poco sangrante. Y además les hace gracia. La intervención que hizo el consejero en la Asamblea de Madrid no es solo que no tuviera gracia, es que parece que se ríe de los vecinos y vecinas de Rivas. Cuando saca un barracón, diciendo que es un aula maravillosa, que tiene aire acondicionado… Hombre, solo faltaba. Cuando los visitamos, no estaba el aire acondicionado puesto y al entrar casi te daba un soponcio. Y lo vendía como si esto fuera la maravilla. Yo no sé si el consejero se ha parado a pensar lo que supone para un peque de tres años estar con un aire acondicionado sobre su cabeza ocho horas al día. Pero es que además saca un barracón que ni siquiera tiene comunicación con un baño; insisto, para personas de tres y cuatro años. Están en un parking; en el caso de la Luna, su patio es un pasillo. Es decir, adolescentes en pleno apogeo de sus hormonas, en una etapa tan delicada, tienen que salir a un pasillo, donde pueden generarse conflictos debido a ese espacio tan reducido. Entonces, que nosotras entendamos que es un problema real de nuestros vecinos y vecinas y que el consejero se eche unas risas es muy grave. No es ya que no cumpla sus plazos, que sistemáticamente no cumplan su palabra, sino que no llegan y ni siquiera ponen excusas. Y la respuesta no puede ser echarse unas risas cuando esos peques no tienen ni acceso al baño. Cuando empiece a llover, ¿qué van a hacer? ¿Van a salir mojándose, va a salir la profe con un paraguas cada vez que un niño o niña quiera ir al baño? De verdad que es una situación que ningún padre o madre querría para sus hijos en los primeros años de colegio.

Los miembros de la corporación municipal que han participado en la puesta de la primera piedra del enlace de la M-50 y Rivas

Los miembros de la corporación municipal que han participado en la puesta de la primera piedra del enlace de la M-50 y Rivas (foto: Diario de Rivas).

Después de poner la primera piedra de las obras del enlace de Rivas con la M-50, no ha habido cambios en los terrenos donde se desarrollarán las obras. La oposición ha criticado esto, pero ustedes pidieron información sobre la marcha de las obras a la empresa y sostienen que sí se ha avanzado. ¿Cuáles han sido, concretamente, estos avances?

En el pleno se explicó lo que se había estado haciendo; este no es un proyecto en el que se aprueba la obra y automáticamente entra la máquina y se pone a mover arena. Hay que hacer un trabajo previo para que empiece la parte visual: parece que entendemos que cuando se empieza a mover arena es cuando comienza una obra. En esos terrenos hay un montón de afecciones que hay que tratar con diferentes empresas, como por ejemplo Enagás, y muchas otras. Y había también unos actos de replanteo que tenían que ser aprobados por la Dirección General de Carreteras, y ya lo están. A partir de este momento es cuando vamos a empezar a ver todas las máquinas. Mientras tanto se ha hecho esa labor, digamos, entre bambalinas que es necesario hacer. Cuando han afirmado algunos que las obras van con retraso, ¿en base a qué lo han hecho? No han pedido información ni calendarios. Lo que sabíamos era que había que hacer esa labor previas, y ahora comenzarán las máquinas. Lo que había que hacer es lo que se está haciendo, y desde luego se está cumpliendo el calendario previsto.

¿Alguna novedad sobre el futuro centro de salud del barrio de la Luna?

Ya va la tercera vez que le pido una reunión al consejero de Sanidad, y todas las mañanas el gabinete de Alcaldía llama al del consejero para recordárselo. Aunque sea, que me conceda la reunión por pesada, sobre todo porque nos pasa como con Ossorio, que fue él quien dio plazos y fechas para ese centro de salud. Cuando el otro día, en el debate del estado de la región, la presidenta no nombró a Rivas, saltaron las alarmas porque esto ya lo hemos vivido en esta ciudad. Y piensas que puede haber sido un error, o solo se han dado algunos ejemplos, pero es que al día siguiente ni siquiera se rectificó. Y ahí saltan las alarmas todavía más. Por eso queremos sentarnos con el consejero, porque los plazos que marcó en los medios de comunicación no nos los ha trasladado al Ayuntamiento de Rivas. No entiendo esta falta de lealtad institucional, y más cuando es para dar buenas noticias: si es por apuntarse el tanto, no tenemos problema, siempre sacamos notas conjuntas con la Comunidad cuando hay avances, y la obra es de la Comunidad, y… esto no va de ponerse un ‘pin’, sino de que el cuarto centro de salud sea una realidad. A este paso, si ya decíamos que cuando llegue el cuarto centro de salud ya vamos a necesitar el quinto, va a ocurrir que cuando se haga el de la Luna va a hacer falta el sexto. Lo único que queremos es sentarnos con el consejero, que nos diga que esos plazos son los establecidos, y que la presidenta no nombró a Rivas porque no podía decir todos, y yo lo entendería perfectamente. La realidad es que desde que fui nombrada alcaldesa, lo primero que hice fue enviarle una carta para pedirle una reunión, lo he hecho en dos ocasiones más y todos los días llamamos, pero no obtenemos respuesta.

Donde sí hay acuerdo con la Comunidad de Madrid es en el asunto de la Cañada Real. Acaban de firmar con el Gobierno regional un convenio para realojar hasta a quince familias. Parece que queda mucho para dar una solución definitiva al asentamiento…

Quince familias de la Cañada son las que se beneficiarán del convenio con la Comunidad de Madrid. Antes se ha hecho otro convenio con el Ministerio, que da para otras cuantas familias. Sabemos que va despacio, porque es fundamental que los realojos vayan bien, y cuenten con acompañamiento social, y esas familias se integren bien en sus nuevas vidas. Quiero recordar que Rivas no va a realojar a todas las familias en Rivas, sino que, como tenemos una Empresa Municipal de la Vivienda (EMV) que puede adquirir vivienda en todo el término de la Comunidad de Madrid, los realojos van a ser en todo su territorio. Porque ya está bien de que los realojos los vayamos concentrando en el sur. Y los realojos se van a hacer priorizando a las más vulnerables: el Ayuntamiento de Rivas tiene un censo muy tasado de cuál era la realidad de las familias en 2011, no de cuál es ahora, que esto también es importante, y en función de esos criterios de vulnerabilidad van a ir saliendo de la Cañada. Es muy importante que esos realojos se hagan bien, no solo por el conjunto de la ciudadanía sino para el resto de Cañada, cuyos habitantes deben entender que allí no se puede vivir. En esto siempre hemos sido muy claros siempre en Rivas, incidiendo en que habrá que ayudar a quien lo necesite con una solución habitacional para aquellas familias en situación de vulnerabilidad.

Acceso desde la Cañada Real hacia el barrio de la Luna

Acceso desde la Cañada Real hacia el barrio de la Luna (©Diario de Rivas)

Volvemos a proyectos de ciudad. ¿Qué ocurre con el futuro pabellón deportivo del barrio de La Luna?

Se va a presentar el proyecto. Tenemos varios proyectos muy ambiciosos, entre ellos este o el cubrimiento de las vías del Metro. Está bien saber lo que tenemos pensado para estos espacios de cara a buscar vías de financiación. En principio teníamos la idea de que este pabellón diera servicio al colegio de La Luna, y la Comunidad nos dijo que en ese caso toda la financiación tenía que ser municipal. Siempre estamos en las mismas: va a ser un gimnasio que tienes que tener, porque lo marcan los requisitos mínimos de los centros, y ofrecimos hacerlo con ellos, pero no hubo acuerdo porque la Comunidad no quería poner un euro. Así que ahora estamos buscando nosotros vías de financiación; ahora hay muchas abiertas y tenemos que estar atentos. Este es un proyecto ambicioso, aunque no tanto como el cubrimiento de las vías, que al ser más grande tiene también más vías de financiación o colaboración en el marco de agenda urbana. Qué mejor que coser la trama del Metro y generar un pasillo que comunique toda nuestra ciudad con un parque.

El auditorio Miguel Ríos cada vez se utiliza más: conciertos, el pasado fin de semana las Fiestas del PCE, las fiestas de Rivas y otros eventos se suceden en este emplazamiento. Algunas personas residentes en la zona se quejan de los ruidos y molestias que genera esta actividad, cada vez más frecuente. ¿Tiene la intención el Ayuntamiento de potenciar más el uso del auditorio?

La intención es acompasar la utilización de un espacio público, cuyo uso es albergar eventos, con el descanso de vecinos y vecinas. Hay vecinos y vecinas que se vinieron a vivir estando el auditorio, pero también los hay que vivían antes en ese entorno. Esto es como tener una terraza debajo de tu casa: que a veces te gusta porque la disfrutas y a veces menos, porque te toca sufrirla. Lo que hay que hacer es acompasar estas realidades. El año pasado tuvimos un ‘boom’ e incluso tuvimos que decir que no a varias propuestas, también porque venían con un tiempo muy justo para prepararlas, y también porque no queríamos que todos los fines de semana los vecinos y vecinas soportaran ese nivel de ruido cerca de sus casas. Pero la realidad es que es un espacio que tenemos que utilizar, como el resto de espacios de la ciudad, y que viene a dejar importantes aportaciones económicas a las arcas municipales y a dinamizar la economía: cuando hay eventos, los hoteles lo notan, los hosteleros lo notan… y eso dinamiza nuestra ciudad. Hay que acompasar la actividad en el Miguel Ríos con el descanso de los vecinos y vecinas.

Aunque haya más vías de financiación, hace unos días vimos en el Pleno cómo hubo que detraer recursos de partidas presupuestarias, como la de las obras previstas en el Miguel Ríos, para pagar la factura de la luz. Ante este contexto de alza de precios, ¿habrá más proyectos que se retrasen?

Yo creo que con la modificación que acabamos de hacer tenemos cubierto 2022. Pero los presupuestos municipales son como los de nuestras casas: aunque haya más ceros, si se los quitas, se parecen mucho a las cuentas familiares. Y si tú tienes pensado un presupuesto para tu casa, pero se te estropea la nevera y tienes que cambiarla, tienes que dejar de hacer algún proyecto para afrontar ese gasto. Y eso es lo que nos ha pasado, y lo que va a pasar a las familias con el pago de la luz. Es verdad que desde el Ayuntamiento venimos de un trabajo previo, y la compra directa de energía nos ha hecho ahorrar mucho dinero, y estábamos en un proceso de implementación de algunas actuaciones que tienen que ver con la eficiencia energética. Aun así, y teniendo en cuenta ese ahorro, en junio ya habíamos gastado lo mismo que en todo el año anterior en suministros. Esto es algo que descabala cualquier presupuesto. Y lo estuvimos hablando el otro día en la FEMP: estamos todos los ayuntamientos igual, porque esto no tiene que ver con el color político ni con haber hecho mejor o peor los deberes. Tú presupuestas, sabes más o menos lo que te gastas en luz, y de repente eso se duplica, se triplica o se cuadruplica: y tienes que hacer reajustes que no te gustaría hacer. Nos habría encantado hacer la obra del Miguel Ríos, y ahora estamos pensando en nuevas vías de financiación o en algunas otras partidas de ahorro que se podrían destinar allí. Pero es fundamental que las entidades locales tengamos ayuda del Estado, y así lo vamos a solicitar al Ministerio a través del presidente de la FEMP, Abel Caballero. Porque no solo es lo que nos supone a nosotros pagar los recibos de la luz, sino con todos aquellos vecinos y vecinas a los que vamos a tener que echar una mano.

¿Está aumentando la presión en servicios sociales?

De momento no. Pero, como ha ocurrido en el Ayuntamiento, creemos que no, porque vas tirando. Llegará un momento en que se acabarán los ahorros, y entonces, ¿qué hacemos? Ahora llega el invierno, hay que poner las calefacciones en casa, necesitas más luz eléctrica… Todo esto tiene que ver no solo con que consumes más sino que además va a salir mucho más caro. Y como lo que hacemos a principios de año es un presupuesto, cabe la posibilidad de que los ayuntamientos tengamos déficit y además haya que afrontar las ayudas a nuestros vecinos y vecinas. Y tenemos que adelantarnos a eso.

Aída Castillejo, alcaldesa de Rivas Vaciamadrid, en su despacho

Aída Castillejo, alcaldesa de Rivas Vaciamadrid, en su despacho (foto: Diario de Rivas)

Estamos en período preelectoral. ¿Usted quiere ser cabeza de lista de su partido en las próximas elecciones municipales en Rivas Vaciamadrid, o de la coalición en que se integre su partido, IU?

Yo quiero que el gobierno de la izquierda en Rivas permanezca, y que sigamos siendo ejemplo de la unidad de la izquierda; creo que es fundamental. Y que además eso traspase los límites de Rivas. Rivas, cuando hablas con gente de fuera, con un equipo de gobierno en el que está IU-Equo-Más Madrid, Podemos y PSOE (aunque sabemos que el PSOE no va a estar en esa unidad de izquierdas), es un ejemplo para mucha gente. Y cuando tú les cuentas que se puede y tenemos buenos resultados, nos convierte en un espejo en el que mirarse, y eso da mucho orgullo. Pero también da mucha esperanza a muchos municipios que ahora están esperando a ver qué sucede con esa unidad de la izquierda. Yo, sobre todo, lo que quiero es eso, y estaré donde me mande mi organización, como estoy ahora aquí porque mi organización me encomendó que asumiera esta tarea.

Otras noticias:

Aída Castillejo, alcaldesa de Rivas Vaciamadrid: «El cuarto centro de salud tiene que ser una realidad ya»

Aída Castillejo, nueva alcaldesa de Rivas Vaciamadrid

¿Te parece interesante? ¡Compártelo!