¿Te parece interesante? ¡Compártelo!
Aída Castillejo, alcaldesa de Rivas Vaciamadrid

Aída Castillejo, alcaldesa de Rivas Vaciamadrid (foto: Fernando Galán)

Banner Ayuntamiento abril 2022
Banner Ayuntamiento abril 2022
Somallao Día de la Madre

Acaba de ser elegida como alcaldesa de Rivas Vaciamadrid, tras la dimisión, anunciada este lunes, de su compañero Pedro del Cura. ¿Cómo afronta esta nueva etapa?

La afronto con mucho orgullo. Cuando tienes la mayor responsabilidad de gobierno, que en este caso es la alcaldía, de una ciudad a la que quieres y admiras tanto, el orgullo y el sentimiento de responsabilidad son enormes.

Rivas es la ciudad que la ha visto crecer, y usted ha visto crecer a Rivas…

Sí, hemos crecido casi a la par. De hecho, mis padres vinieron aquí antes de que yo naciera. Fui al colegio El Olivar, luego al Duque de Rivas, después salí a estudiar Magisterio, pero toda mi vida la he desarrollado aquí, a medida que la ciudad también crecía. Lo hemos recordado en muchos consejos de fiestas, cuando las hacíamos en el pueblo y había que volver andando hasta Covibar, cuando en medio solo había un cementerio.

La Rivas de ahora se parece poco a la de su infancia… ¿Qué es lo que permanece?

Yo creo que en realidad se parece mucho. Hoy en el pleno quise dedicar un recuerdo a los foros infantiles, y recordaba mi etapa como concejala de Infancia, cuando me despedí para dejar paso a José Alfaro y alguien me dijo que yo siempre sería la concejala de los derechos de la infancia, que es el nombramiento más bonito que me han hecho nunca. Recordaba también, cuando era niña, cómo mis padres y el resto de su generación peleaba por que tuviéramos coles, que no hubiera barracones, por que tuviéramos un centro de salud, y una serie de cuestiones que hoy seguimos peleando y reivindicando en esta ciudad. Hay cosas que han cambiado; la ciudad ha crecido y tenemos unos servicios que entonces no podíamos ni soñar, cuando yo nací, en 1985. Pero seguimos siendo esa ciudad que se construye a sí misma, que conquista todos y cada uno de sus derechos. Hoy estamos demandando que se termine el CEIPSO La Luna, que se construya el IES Margarita Salas y el colegio Mercedes Vera, nuestro centro de salud, centro de especialidades… Hemos cambiado, pero no hemos perdido la parte más bonita, que es construir la ciudad desde los vecinos y las vecinas.

Aída Castillejo, momentos antes de entrar al despacho de alcaldía tras su nombramiento como alcaldesa de Rivas Vaciamadrid

Aída Castillejo, momentos antes de entrar al despacho de alcaldía tras su nombramiento como alcaldesa de Rivas Vaciamadrid (foto: Fernando Galán)

Su primera medida será escribir al consejero de Sanidad para desbloquear el cuarto centro de salud…

Sí. Llevamos muchos años detrás de este centro de salud, y nos va a pasar como nos pasa con muchas infraestructuras: que, cuando llegue, ya necesitaremos uno más. Tiene que ser una realidad ya. Llevamos mucho tiempo trabajándolo; tenemos la parcela cedida, y tenemos que llegar a una solución, porque si algo hemos aprendido de la pandemia es que los servicios públicos son los únicos que nos salvan, y la importancia de la atención primaria. Lo estamos viendo ahora, con los SUAP (Servicio de Urgencias Extrahospitalarias) cerrados, cómo las urgencias de los hospitales cada vez están en una situación más límite, y eso pasa por esa falta de atención primaria. En el entorno del barrio de La Luna lo estamos viendo: cada vez son más vecinos y vecinas y se nos queda corto, y vamos a pasar de una emergencia educativa a una emergencia sanitaria. La parte educativa, pese a que no va en los plazos en los que nos gustaría como gobierno y a las familias, la tenemos un poco encaminada, pero la parte sanitaria, que quizá es la más urgente que tiene esta ciudad, va a ser objeto de la primera llamada que haga.

Lo segundo que ha mencionado en su discurso es la necesidad de infraestructuras educativas. Acaba de decir que la considera «encaminada»…

Efectivamente, pero a esta ciudad le cuesta mucho más que a otros municipios conseguir cosas cuando las competencias no son locales. Y hacía esta mención ligada a la niña que fui. Yo tuve la suerte de ser educada en nuestra escuela pública, disfrutar de unos profes maravillosos, y esa parte la tenemos: tenemos unos profesionales en los centros educativos que, cuando decimos que la joya de la corona es la educación pública, la responsabilidad es de los profes que hay detrás. Creo que esa es una bandera que tenemos que seguir alzando y defenderla, pero para eso los centros tienen que tener los espacios que merecen; no podemos seguir eliminando aulas de música ni bibliotecas, los espacios deportivos son una necesidad que está dentro de la propia legislación de la Comunidad de Madrid, y tenemos que seguir defendiéndola. Es un orgullo que las familias vengan a vivir a Rivas sencillamente porque piensan en cómo es nuestra educación pública.

Ha mencionado los colegios, el instituto… ¿y la FP?

La FP es una reivindicación histórica de esta ciudad. De hecho en los consejos de educación siempre sale, y lo que estamos teniendo al respecto son recortes; de hecho el curso pasado ya desapareció de nuestra ciudad la educación infantil. La FP no solo es una maravillosa herramienta educativa, sino que abre puertas profesionales a muchos adolescentes que en un momento dado no saben lo que quieren hacer, pero tienen una puerta de entrada al mundo laboral. Tenemos que seguir peleando por un centro de FP público que amplíe la oferta en nuestra ciudad.

Aída Castillejo, en un momento de la entrevista con Diario de Rivas

Aída Castillejo, en un momento de la entrevista con Diario de Rivas (foto: Fernando Galán)

Tercer objetivo que ha mencionado en su discurso: el transporte…

Es verdad que tenemos una ciudad que, por la trama urbana que tiene, es muy difícil de gestionar en lo que tiene que ver con la movilidad. Y cuando hablamos de transporte, no solo hablamos de autobuses, que también, y tenemos que seguir trabajando con el Consorcio; sino que además tenemos que seguir aprendiendo de otras ciudades en lo que tiene que ver con otro tipo de movilidad. Creo que la apuesta que hemos hecho al llenar la ciudad de bicis, y de bancadas de bicis, está siendo muy bien recibida: da gusto pasear por la ciudad y ver cada vez a más chicos y chicas paseando con las bicis. Y creo que está resultando y hay que seguir, con la fórmula del acierto, ensayo, error, explorando otros tipos de movilidad para movernos por nuestra ciudad y que sea cada vez más sencillo. Y si además se puede hacer de manera sostenible, mucho mejor.

¿Eso incluye profundizar en las zonas de bajas emisiones?

Eso incluye profundizar en las zonas de bajas emisiones, que han sido otro elemento que probamos y que ha resultado todo un éxito. Parecía que al día siguiente de poner en marcha las zonas de bajas emisiones en los colegios, Rivas iba a ser Jumanji, y todo lo contrario: hemos tenido un comportamiento ejemplar por parte de gran parte de la ciudadanía, por no decir de toda, y además lo que hemos recibido son muchas felicitaciones del ámbito escolar y de otras ciudades que han querido copiar nuestro ejemplo. Generar entornos escolares seguros pasa también por eso, por entender que esos espacios son de los niños y las niñas. Cuando yo era pequeña no había tantísimos coches; la ciudad era un lugar donde convivíamos niños, niñas con personas adultas o animales, pero el coche no ocupaba tanto espacio. Y de alguna manera estamos perdiendo parte de ese espacio público que teníamos para disfrutar.

Tenemos también la hoja de ruta de la agenda urbana, y la prórroga por un año de la moratoria de licencias que anunció hace algunos días su predecesor, Pedro del Cura.

Todo esto ha tenido que pasar por una serie de profesionales que elaborarán informes que avalen la decisión que tomemos, pero recordemos que esto lo iniciamos con una pregunta a nuestros vecinos y vecinas, como hacemos las cosas en Rivas: preguntándoles si parábamos la construcción para repensar qué ciudad queríamos ser. Más de 600 propuestas merecen ser estudiadas y atendidas con mucho detenimiento para decirles si se pueden hacer, cuándo se puede hacer, cuánto nos va a costar, en qué plazo podríamos tenerla ejecutada, pero también las que no sean posibles tienen que tener esa respuesta justificada y lógica. Y precisamente por ese trabajo que hacen nuestros vecinos y vecinas necesitamos hacerlo con la mayor calma, pero sin olvidar que también hay gente esperando a que se reanuden las licencias. A esas familias que estuvieron reunidas con Pedro del Cura, les digo que todos los acuerdos a los que llegaron siguen en pie, y seguiremos en ese estudio de todo lo que tiene que ver con la redacción del PGOU. Y eso enlaza, y tenemos mucho ya adelantado, con la agenda urbana: tenemos muchos deberes hechos con el proceso ‘Rivas, párate a pensar’. Hace poco nos decían en el Ministerio que Rivas era un ejemplo por ese proceso, porque esa parte de diagnóstico ya la teníamos hecha: eso es lo que ha sido ‘Rivas, párate a pensar’.

Aída Castillejo, nueva alcaldesa de Rivas Vaciamadrid, frente al edificio de Alcaldía

Aída Castillejo, nueva alcaldesa de Rivas Vaciamadrid, frente al edificio de Alcaldía (foto: Fernando Galán)

En este sentido, recordamos una entrevista que usted concedió a Diario de Rivas, en aquel momento como portavoz de IU-Equo-Más Madrid, en la que dijo que Rivas no había crecido de manera desmesurada.

Y lo mantengo. La ciudad no ha crecido de manera desmesurada: el problema es que los servicios no han crecido de manera acompasada con el crecimiento urbanístico que tenía nuestra ciudad. ¿Tiene un límite? Sí: por suerte, el 72% del término municipal de Rivas Vaciamadrid pertenece al Parque Regional del Sureste y tenemos ese límite de crecimiento. Y como alcaldesa, lo que hago es vincularme a todas y cada una de las propuestas que nos llegaron en el proceso ‘Rivas, párate a pensar’. Eso fue a lo que nos comprometimos con la ciudadanía y me comprometo hoy.

Su mensaje es de continuidad respecto a la etapa de Pedro del Cura.

Como alcaldesa y como responsable política de IU me sigo vinculando al acuerdo de gobierno. Hoy lo decía en el pleno: esa votación de Podemos y de PSOE, en la que han votado a favor de mi toma de posesión como alcaldesa, nos hace más fuertes como gobierno. Firmamos un acuerdo que no solo hablaba de competencias, sino de lo más importante: de qué queríamos para este municipio. Y a eso es a lo que nos vinculábamos ayer y seguiremos vinculados mañana, con muchísima lealtad, a ese acuerdo de gobierno.

La seguridad ciudadana es una de las preocupaciones de la ciudadanía. ¿Cómo va a abordar este asunto?

Es un área que nunca he llevado, y justo ahora lo hablábamos: que precisamente por ser una de las áreas que nunca he manejado, es de las que más interés tengo que dedicar al principio. Primero, para escuchar esa posible sensación de inseguridad ciudadana, es decir, poder vivir nuestra ciudad con tranquilidad y seguridad, y creo que hemos avanzado mucho en eso. Tenemos seis nuevos agentes incorporados, pero no solo en lo que tiene que ver con personal en la policía, sino generando espacios seguros. El poste que colocamos en el Parque de Asturias es un ejemplo de aquello en lo que tenemos que seguir trabajando, no solo en materia de seguridad y movilidad sino también desde la transversalidad. El feminismo tiene mucho que aportar en esto: ese poste nació de una excursión de Marzo Mujeres en la que se identificaron posibles puntos negros de nuestra ciudad; en el Foro Infantil los niños tienen mucho que decir, y todo eso tiene que ver con la percepción de seguridad en nuestra ciudad. Tenemos que abarcarlo con una mirada 360 de nuestra ciudad, de nuestros vecinos y vecinas: eso es lo que hemos intentado y en eso vamos a seguir.

La ciudadanía pide más policías y más recursos, y es sabido que la Guardia Civil necesitaría más efectivos… ¿Van a seguir demandando la comisaría de Policía Nacional?

No descubro ningún secreto si digo que los medios que tiene Guardia Civil en nuestra ciudad son escasos, para la población que tenemos. Eso no impide que tengamos una coordinación absoluta con el cuartel y sus responsables, y también con nuestra policía local. Hacen un trabajo maravilloso, pero efectivamente los medios de Guardia Civil no son los que deberíamos tener. Seguiremos intentando que la Comisaría de Policía Nacional sea una realidad, y por eso cedimos la parcela, para que nos traigan más recursos a la ciudad.

aida castillejo

Aída Castillejo, nueva alcaldesa de Rivas Vaciamadrid, en un momento de la entrevista (fotos: Fernando Galán)

En materia de limpieza viaria o mantenimiento de la ciudad, ¿cuáles serán las líneas a seguir?

Vanessa Millán bromeaba en el pleno sobre los ‘suquis’ (avisos de incidencias en la calle mediante la app Rivas Ciudad, antes Servicio de Quejas y Sugerencias) del ya exalcalde, que durante su mandato enviaba a través de este sistema cualquier anomalía que encontraba en la vía pública, algo que continuará haciendo. Pero creo que es una herramienta muy útil para testar dónde están los ‘puntos negros’ de nuestra ciudad, de la mano, una vez más, de nuestros vecinos y vecinas, que quieren aportar a su ciudad desde la crítica constructiva. Algo tan sencillo como, cuando se ve algo sucio o en mal estado mientras se va paseando, enviar una foto a través de la app Rivas Ciudad con un comentario para avisar a los servicios municipales, nos ayuda a mejorar. Y en lo que tiene que ver con Rivamadrid, que no solo limpia papeleras, que también, sino que tienen la ciudad lo más limpia posible, solo hay que mirar los presupuestos participativos: queremos más zonas verdes, más árboles, pasear y disfrutar nuestra ciudad, y ese es el empeño que me consta que hay en la Concejalía de Transición Ecológica. Así que, una vez más, la receta es caminar de la mano de la ciudadanía.

Este relevo se ha producido por sorpresa y con rapidez, y a pocos meses de las próximas elecciones municipales. Usted acumula una larga trayectoria como responsable de áreas como deportes, cultura, fiestas, infancia, juventud o hacienda, pero para parte de la ciudadanía es una persona desconocida. Según la última encuesta de Metroscopia, usted contaba con un porcentaje de conocimiento de la ciudadanía del 28%, por detrás del 94% de Pedro del Cura o el 36% de Mónica Carazo…

No creo que lo importante no es tanto que la ciudadanía me conozca o no; creo que una alcaldesa tiene que conocer su ciudad. Y trabajar desde ahí, no tanto porque conozcan tu nombre sino porque identifiquen tu trabajo con un proyecto: esto no va de nombres o de personas, sino de un proyecto colectivo. Yo me debo a mi organización, y haré lo que me marque mi asamblea, y estaré donde me diga que esté la asamblea en cada momento.

¿Qué puede esperar la ciudadanía de su nueva alcaldesa?

Muchas ganas, mucha ilusión y mucho trabajo como hasta ahora; ahí está la clave de todo. En trabajar, escuchar mucho, estar cerca de los vecinos y vecinas y hacer que cada problema que tenga un vecino o vecina sea un problema mío. Y trabajar para que ese problema se solucione lo antes posible, o por lo menos que sienta que tiene el respaldo de su ayuntamiento. En esto tengo unos predecesores maravillosos; he podido aprender mucho y creo que el éxito se basa en eso: trabajar, trabajar y trabajar.

 

Otras noticias:

Aída Castillejo, nueva alcaldesa de Rivas Vaciamadrid

Pedro del Cura: «Seguiré contribuyendo a este proyecto como vecino y como militante»

Pedro del Cura dimite como alcalde de Rivas Vaciamadrid

 

¡Síguenos en las redes sociales!

¡Síguenos en las redes sociales!

¡Tenemos canal en Telegram!

Además de seguirnos en Facebook, Twitter e Instagram, puedes enterarte de todas las novedades de Diario de Rivas en nuestro canal de Telegram. Suscríbete y recibirás las actualizaciones directamente en tu móvil. ¿A qué esperas?

¿Te parece interesante? ¡Compártelo!