¿Te parece interesante? ¡Compártelo!
Vista panorámica de Rivas Vaciamadrid

Vista panorámica de Rivas Vaciamadrid (©Fernando Galán)

El Pleno del Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid ha aprobado este jueves la paralización de las licencias de viviendas de obra nueva en toda la ciudad, durante un año prorrogable a dos, para abordar cambios en el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) vigente.

Atenea Óptica Optimetría

El freno a las licencias residenciales —que no afecta a las relacionadas con la actividad económica— se materializa después de la consulta ciudadana celebrada el pasado mes de octubre, en la que participaron 14.199 vecinos y vecinas de la ciudad. De ellos, 11.640 se pronunciaron a favor de suspender las licencias en todo el municipio para repensar el modelo urbanístico, frente a 2.559 que votaron en contra.

Se extiende, de esta forma, la paralización de la construcción de nuevas viviendas a toda la superficie del término municipal, después de que el pasado mes de julio el pleno frenara el crecimiento en un único sector, el Cristo de Rivas. Ahora, según anunció el Gobierno local en el Pleno de este jueves, se abrirá un proceso participativo en los próximos meses, abierto a toda la ciudadanía y a las entidades, para dar forma al futuro modelo de la ciudad. Además, el Gobierno de Rivas acaba de licitar, con un presupuesto inicial de 77.440 euros (IVA incluido), una asistencia técnica para redactar los documentos de información urbanística y diagnóstico de la situación actual, que sirvan como base para la futura revisión del Plan General de Ordenación Urbana.

La aprobación de la paralización temporal de las licencias residenciales fue aprobada este jueves por 13 votos a favor (IU-Equo-Más Madrid, PSOE y Podemos), 4 abstenciones (Ciudadanos) y 4 votos en contra (PP, Vox y el concejal no adscrito Bernardo González), con la ausencia justificada de José Manuel Castro (IU-Equo-Más Madrid), Amaya Gálvez (Podemos) y el edil no adscrito Antonio Sanz.

Debate en el Pleno

Durante el debate, la concejala de Urbanismo, Pilar Gabina Alonso, recordó que el actual PGOU fue aprobado en 2004 «cuando la ciudad tenía 30.000 habitantes y la realidad y la normativa urbanística eran muy diferentes», y recordó que este freno a las licencias de viviendas da paso a un proceso participativo «tasado en el tiempo» para abodar la revisión urbanística de la ciudad. Desde Podemos, Vanessa Millán indicó que «con este proceso respondemos a una demanda de la ciudadanía, que cree que es necesario pararse a pensar».

El concejal de Ciudadanos Luis Mas hizo hincapié en la necesidad de fijar plazos concretos y de proporcionar toda la información a la ciudadanía, que «está desolocada», asegurço: «‘Párate a pensar sí, pero con todos los datos», añadió, para advertir que si grupo estará «vigilante» y será «constructivo» durante el proceso.

La portavoz del PP, Janette Novo, aseguró estar de acuerdo con modificar el PGOU, «pero no creemos que para eso haya que paralizar las licencias», ya que esta medida, a su juicio, perjudicará el empleo en la ciudad, encarecimiento de la vivienda y subidas de impuestos como consecuencia de la merma de ingresos en las arcas municipales. Además, lo calificó de «enmienda a la totalidad de la política de su propio partido durante los últimos 30 años» y acusó al Gobierno de plantear la consulta para «blanquear una decisión unilateral», en relación a la paralización de licencias.

La concejala de Vox, María Ángeles Guardiola, argumentó que el freno a las licencias de viviendas se hace «por su continuo enfrentamiento con la Comunidad de Madrid» y acusó al gobierno ripense de «haber dejado atrás a muchos vecinos»: «podrían haber hecho los cambios urbanísticos con modificaciones parciales, como han hecho otras veces cuando les ha venido bien». A su vez, el concejal no adscrito Bernardo González, indicó: «Esta propuesta es un ejemplo de la pésima gestión que han hecho en este ayuntamiento durante los últimos 30 años. Esto lo hacen debido al recurso que les han puesto, o bien porque tienen miedo de que vengan nuevos vecinos a Rivas porque en 2023 se van a ir a su casa», añadió.

El alcalde, Pedro del Cura, cerró el debate invitando a todos los grupos políticos a «salir de la lógica gobierno-oposición» y sumarse al debate sobre el futuro urbanístico de la ciudad, «independientemente de lo que voten ahora», y a «hacer propuestas», ya que, aseguró, «estoy seguro de que va a haber muchos más consensos de los que pensamos».

Otras noticias:

Rivas concede licencia a 16 viviendas unifamiliares en el barrio Centro

El Ayuntamiento de Rivas aprueba la licencia de 56 unifamiliares en La Fortuna

Gana el ‘sí’: Rivas Vaciamadrid paralizará su crecimiento para reorganizar la ciudad

El Ayuntamiento congela el crecimiento del sector Cristo de Rivas y marca un punto y aparte en el urbanismo de la ciudad

¡Tenemos canal en Telegram!

Además de seguirnos en Facebook, Twitter e Instagram, puedes enterarte de todas las novedades de Diario de Rivas en nuestro canal de Telegram. Suscríbete y recibirás las actualizaciones directamente en tu móvil. ¿A qué esperas?

¿Te parece interesante? ¡Compártelo!