¿Te parece interesante? ¡Compártelo!
Mónica Carazo, vicealcaldesa y portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Rivas

Mónica Carazo, vicealcaldesa y portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Rivas (©Diario de Rivas)

La paralización de licencias, la seguridad ciudadana, los proyectos de ciudad y agenda 2030 son algunas de las cuestiones que Mónica Carazo, vicealcaldesa de Rivas Vaciamadrid y portavoz del PSOE de Rivas Vaciamadrid, analiza en esta entrevista con Diario de Rivas. Continúa así el ciclo de encuentros que este digital mantiene con los representantes políticos municipales de cara a la recta final de la legislatura.

Banner Guisos con Recuerdos Ayto
Banner Ayuntamiento abril 2022
Somallao Día de la Madre

El PSOE lleva en el Gobierno de Rivas Vaciamadrid desde julio de 2020. ¿Cómo se plantea el final de la legislatura?

La prioridad del equipo de gobierno, y por lo tanto también del PSOE de Rivas, es terminar aquellos proyectos que están en marcha y que entendemos que han sido o son beneficiosos para la ciudad. Continuar con el mismo objetivo que cuando entramos, que es dar estabilidad a este gobierno de progreso, y afrontar estos meses concluyendo proyectos que tenemos en marcha. Desde luego, el Partido Socialista entró en el momento en que más lo necesitaba la ciudad, en julio de 2020, y se dio estabilidad al Gobierno municipal en una situación muy compleja.

¿Cuáles son esos proyectos?

El proyecto fundamental y principal es ese rediseño compartido con la ciudadanía dentro del ‘Rivas párate a pensar’, para construir el Rivas del futuro entre todos los que vivimos y hacemos ciudad, teniendo en cuenta todas las propuestas ciudadanas, trabajos técnicos, y poder terminar ese diseño del municipio; y por otro lado todas las inversiones, proyectos y gestiones que en todas las concejalías se están poniendo en marcha.

Dentro de estas inversiones, muchas están en marcha. Por ejemplo, la conexión de Rivas con la M-50. ¿Se va a poder dejar encarrilada la primera fase del enlace en esta legislatura?

Desde luego que sí. La M-50 por fin, gracias al Gobierno del Estado, se pudo desbloquear, y a pesar de la Comunidad de Madrid se ha conseguido sacar adelante lo que era una obra ya urgente para la movilidad de esta ciudad y sobre todo para los vecinos y vecinas del barrio de la Luna. Están cumpliéndose los plazos establecidos, con los trabajos técnicos pertinentes, y la primera fase iniciará las obras cuando todos los aspectos técnicos estén concluidos. Y además, se está trabajando para que no falte esa inversión en los Presupuestos Generales del Estado, para que la viabilidad de esa segunda fase que conectaría con otro ramal sea también una realidad.

Se está haciendo una inversión en movilidad, en carriles bici, los entornos de los colegios…

En lo que respecta a movilidad, la agenda urbana, en el marco de la Agenda 2030, tenemos que apostar por la movilidad sostenible, y en esta ciudad lo hemos entendido y lo hemos colocado en el centro de la agenda política. Y a la vista está toda la apuesta que se ha hecho, con esas zonas seguras y de bajas emisiones en los entornos escolares, y esa apuesta real por la bicicleta como alternativa al vehículo privado, con más puestos de BiciRivas, la adquisición de 130 nuevas bicis y más de 20 kilómetros de carril bici que vamos a ejecutar con fondos europeos en los próximos meses.

Otros proyectos no se han iniciado. Hace poco usted dijo que el proyecto del futuro pabellón deportivo del barrio de la Luna se presentaría en cuanto sea posible. ¿Cuándo tienen previsto hacerlo?

Entendemos que existe la necesidad y avanzamos en el trabajo de este proyecto. Efectivamente, la intención es poder presentar el proyecto, que ya está aprobado con las modificaciones pertinentes y de reajuste, toda vez que no se pudo llegar a un acuerdo con la Comunidad de Madrid de vincularlo con la zona deportiva del CEIPSO La Luna. Ahora esperamos poder exponer a la ciudadanía cómo será. En los presupuestos no está la inversión inmediata de inicio de esas horas, y se está buscando la posibilidad de obtener distintos fondos para poder sacar adelante su construcción.

¿Este proyecto cabría dentro de los fondos europeos?

Se tiene todo previsto para que, si en algún momento existe la viabilidad de que aterrice alguna inversión destinada a infraestructuras deportivas, poder licitarlas o solicitar las subvenciones a las que se pueda acceder.

Ahora mismo se está elaborando el diagnóstico de la ciudad, como fruto de las reflexiones que tuvieron lugar en el ‘Rivas, párate a pensar’. Hace un año, usted dijo que la idea era que las licencias de obra nueva residencial estuvieran paralizadas el menor tiempo posible. La realidad es que en julio se ha prorrogado la paralización en el Cristo de Rivas, con la excepción de un área en la que se sabe que no se van a producir modificaciones futuras, y ahora en noviembre toca decidir si se prorroga en toda la ciudad.

Lo dijimos y lo mantenemos: era absolutamente necesaria la paralización de licencias para repensar una ciudad que, a todas luces, tenía zonas con una tensión urbanística que no era ni aconsejable para los vecinos y vecinas ni para la propia ciudad en cuanto a dotaciones, servicios, etcétera. Era obligado de verdad parar para sentar nuevas bases. En este tiempo, se ha visto que había algunas licencias que se encontraban en ese momento en tramitación y que se han visto más afectadas que otras zonas más consolidadas de la ciudad donde esto no ha tenido incidencia. Y se ha querido que fuera en el menor plazo posible. Hemos tenido la suerte de que hubiera una gran participación y una apuesta por hacer un proyecto ambicioso de ciudad, que de verdad recoja lo que tiene que ver con esos estándares de ciudad del siglo XXI, que afronte los retos que existen. Lo que entendemos que es beneficioso para la ciudad se tiene que trabajar con la ciudadanía, y eso es lo que hemos intentado con el ‘Rivas, párate a pensar’. Y los plazos, cuando se trata de hacer un trabajo más global, a veces son más largos de lo esperado. Pero la realidad es que se está trabajando mucho y bien y se van a sentar las bases de una ciudad que va a responder tanto a las demandas de la ciudadanía como al enfoque de la ciudad del futuro. Y en noviembre estará terminado ese trabajo técnico, que es el que hace viables o no tanto las propuestas ciudadanas como la visión política de la ciudad. Hay quienes entendemos que tenemos que ir a ciudades sostenibles y hay quienes entienden que lo mejor que se podía ejecutar en un momento determinado era el ladrillazo. Nosotros trabajamos aunando los intereses de la ciudadanía y los objetivos políticos de sostenibilidad, de respeto ambiental, de la ciudad más amable con el peatón, y ese trabajo técnico nos dirá las herramientas, paralización o no, prórroga o no para continuar avanzando en la línea de lo que todos queremos, que es el diseño de la mejor ciudad para el futuro.

La decisión deben tomarla en el Pleno de noviembre, a finales de ese mes. ¿El diagnóstico llegará a tiempo?

Se está trabajando dentro de los plazos marcados para poder trasladar el documento resultante en el plazo correspondiente.

¿Y cabría la posibilidad de reeditar la fórmula de julio, es decir, mantener la suspensión general pero con excepciones en determinadas zonas que no se verán afectadas?

Por respeto a los trabajos técnicos, que son los que nos van a asesorar en qué es o no viable, vamos a esperar a ese documento final que hacen quienes técnicamente participan del proceso. Cuando tengamos las conclusiones, daremos las explicaciones pertinentes y se informará de lo que se puede o no hacer.

Mónica Carazo, vicealcaldesa y portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Rivas

Mónica Carazo, vicealcaldesa y portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Rivas (©Diario de Rivas)

El PSOE fue uno de los partidos políticos que aportaron ideas en el ‘Rivas, párate a pensar’. ¿Cuáles fueron sus propuestas?

Se hicieron compartidas, porque entendíamos que había habido un trabajo de ciudad compartido, pero las líneas generales eran para reequilibrar los servicios y las dotaciones de los distintos barrios para que no hubiese desigualdades dentro de las posibilidades existentes; la parte de movilidad y de seguir tejiendo esa red de comunicación en toda la ciudad. Era prioritario intentar seguir avanzando en un proyecto ambicioso de cubrimiento del metro, no por capricho, sino porque es una forma de elaborar un espacio de oportunidad que además teje la ciudad, la parte industrial, con la parte residencial y de nuevos espacios; y, sobre todo, la parte más importante era la de repensar todo, haciendo que las personas sean la prioridad, entendiendo que los servicios básicos del día a día estén al alcance del peatón, lo que ahora se llama la ‘ciudad de los 15 minutos’. Queremos una ciudad amable con las personas.

Se han adoptado varias medidas en materia de movilidad. El año pasado se pusieron en marcha las zonas de bajas emisiones de los colegios… ¿Cree que hay que seguir profundizando en nuevas zonas de bajas emisiones?

No solo se ha hecho esto sino también el carril bici, y ensanchamiento de aceras para seguir ganando espacio para el peatón frente al vehículo. Las zonas de bajas emisiones escolares no solo se han venido consolidando, sino también ajustando e incluso copiando por algunos ayuntamientos, que quieren seguir el modelo en sus municipios. Por lo tanto, eso es garantía que de una forma y otra está sirviendo de modelo y es positivo, porque no solo permite reducir las emisiones en esas zonas, sino también ganar seguridad donde hay niños y niñas en un momento determinado. La línea a seguir es que las ciudades tenemos que tender a incrementar estas zonas de bajas emisiones y lo iremos haciendo en la línea de las directrices que nos vayan llegando.

Se lo preguntaba porque la anterior concejala de Movilidad, Marisa Pérez, siguiendo declaraciones previas del exalcalde, Pedro del Cura, dijo que se reduciría la velocidad en toda la ciudad a 30 kilómetros por hora en todas las vías. ¿Piensan implementar esta medida?

Vamos a ir adaptándonos a los requerimientos y a las mejores decisiones para la ciudad. Efectivamente hay proyectos como el Rivas ciudad 30, como las zonas de bajas emisiones, que se irán estudiando y planificando en tiempo y forma para poder hacer tanto la pedagogía como el desarrollo de cada proyecto.

Toda la legislatura, y especialmente en los últimos tiempos, se ha venido manteniendo un conflicto con la Comunidad de Madrid a cuenta de las infraestructuras educativas. ¿Esto seguirá siendo un caballo de batalla?

Yo me niego a decir que esto es un caballo de batalla o una confrontación con la Comunidad de Madrid: es una exigencia necesaria para la ciudad. No es confrontar por confrontar, sino pedir a la Comunidad de Madrid que asuma sus competencias y que cumpla sus compromisos. Porque la situación que están viviendo ahora mismo los niños y niñas de Rivas no es por un caballo de batalla de este ayuntamiento, sino por una mala gestión y planificación e incumplimiento de los compromisos de la Comunidad de Madrid. Ya dijo que el CEIPSO La Luna estaría concluido para el curso 20-21; no llegó al 20-21, ni al 21-22, sino que ahora están los niños y las niñas conviviendo, no sin problemas, con las obras, en un patio lleno de barracones, de polvo, de maquinaria y ruido en horario lectivo. La Comunidad se comprometió a que estaría concluida la primera fase del Mercedes Vera para el curso 21-22, pero dijo que temporalmente pondrían unos barracones que el curso siguiente ya no estarían. Pues bien, en el curso 22-23 hay más barracones aún. Con lo cual no es que vaya a continuar el caballo de batalla: es que este ayuntamiento va a seguir exigiendo a la Comunidad de Madrid que construya las infraestructuras educativas que necesita el alumnado de Rivas. No podemos volver a un inicio de curso en el que haya falta de plazas escolares, se sigan incrementando los barracones, haya colegios inacabados, otros que ni siquiera se han empezado a construir, como el Margarita Salas o el centro de FP… No es caballo de batalla, es que queremos que la ciudadanía de Rivas no sea tratada como ciudadanía de segunda y tenga los recursos necesarios en materia educativa, y también sanitaria.

El centro de salud fue anunciado justo antes de las elecciones, en un comunicado conjunto del Ayuntamiento de Rivas y la Comunidad. Estamos a punto de abordar otras elecciones, y el solar sigue ahí.

Lo dramático no es que vayamos a otras elecciones cuatro años después, es que esto viene de mucho atrás. Es que ya prometieron que el tercer centro de salud iba a ser un centro de especialidades, y también incumplieron. El cuarto centro de salud iba a estar construido con especialidades y no está ni lo uno ni lo otro, ni tampoco las urgencias de Atención Primaria. Por tanto, en lugar de avanzar, hemos ido en retroceso: en una ciudad que, lejos de reducirse, ha aumentado en población. La situación que viven los vecinos y vecinas de Rivas con el tema sanitario es dramática. Durante más de dos años, para pequeñas urgencias, es obligado desplazarse a los hospitales del Sureste o el Gregorio Marañón, pero no tenemos un servicio de atención inmediata, ni siquiera para las urgencias menores. Con el cuarto centro de salud, se supone que ya iba a estar iniciada la obra, pero tampoco está cumpliendo los plazos. Y más gordo aún es que este centro de salud, en el debate del estado de la región, brilló por su ausencia; la presidenta habló de muchos centros de salud en otros municipios, y el de Rivas ni estuvo ni se le esperó. Se ha pedido aclaración, y tampoco la hemos obtenido. No sé si es que se olvidan, lo cual sería grave, o no tienen intención, lo cual sería aún más grave.

La oposición, y en concreto el PP, es la que les acusa de confrontar con la Comunidad de Madrid, a ustedes y al resto del Gobierno municipal…

Si confrontar es exigir a quien tiene las competencias que cumpla con su responsabilidad, llamémoslo confrontar si así lo quiere el PP. Lo que sorprende es que no sean ellos los primeros que se ponen a la cabeza para exigir esto, como hemos hecho otros partidos en lo que compete, por ejemplo, a la M-50, que aunque haya un gobierno presidido por el Partido Socialista, hemos sido los primeros en exigir que eso se desbloquee y se reserve la partida presupuestaria. Lo que tendría que hacer el PP es ser los primeros que le digan al Gobierno de la Comunidad de Madrid que atienda las necesidades, que no caprichos, de la ciudadanía de Rivas.

En el transporte tampoco ha habido avances, ni con la zona única, ni con el servicio de TFM (Línea 9b de Metro), ni con las líneas de autobuses. Ustedes proponían mejoras a través de microbuses. ¿Siguen con las mismas exigencias?

Seguimos exigiendo lo mismo que exigen esta ciudad y su ciudadanía, y además no solo no es obviado sino que las excusas que han ido poniendo a lo largo de los años ya brillan por su ausencia. Dijeron que no hacían la unificación tarifaria hasta que no hubiera un rediseño global, y se modificaron zonas tarifarias en otros municipios y se olvidaron de Rivas una vez más. Por tanto, esa excusa que venían poniendo durante años no ha sido una realidad y nuevamente se han beneficiado otros municipios, pero en Rivas continuamos con una discriminación en un municipio dividido en dos tarifas. Eso hay que exigírselo a la Comunidad de Madrid, y no sé qué excusa tienen ya para no hacerlo. Y sorprende que no estén exigiendo al TFM (empresa concesionaria de la Línea 9b), en este caso, que cumpla con lo que dice el contrato. TFM tiene unas condiciones que cumplir, no lo hace, y la Comunidad como última responsable podría exigir el cumplimiento: de esta forma tendríamos mayor frecuencia de trenes, más vagones por tren, y sin embargo no solo no impulsan que haya más, sino que ni siquiera lo exigen. Seguimos esperando, pero es verdad que el sistema de transporte público que tenemos es deficitario. La línea 9b, que da servicio a Rivas y Arganda, no cumple ni siquiera con los mínimos que exige el contrato, y ahora anuncian que encima va a tener que dar servicio a una gran expansión de viviendas. Mucho me temo que según va el Metro ahora en horas punta, tal y como sale de Arganda, pasa por Rivas y llega a Puerta de Arganda, los viajeros de esa nueva estación lo máximo que van a poder hacer es decir adiós al Metro, porque vendrá lleno ya.

Cada tres meses se publica el balance de criminalidad. Toda la oposición asegura estar preocupada por los datos de delincuencia. ¿Cómo lo valora usted?

Pleno tras pleno, este Ayuntamiento está dando cumplidas cuentas de los datos, las medidas que se ponen en marcha. Estamos como en otros municipios pero por debajo de la media, lo que no es para felicitarnos sino para decir la realidad, y evitar que los vecinos y vecinas se alarmen por una realidad que no existe. Es verdad que los datos varían en función de los distintos momentos, pero se está trabajando en la línea de seguir mejorando, más allá de cada situación o momento puntual.

Mónica Carazo, vicealcaldesa y portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Rivas

Mónica Carazo, vicealcaldesa y portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Rivas (©Diario de Rivas)

Tanto la seguridad ciudadana como los conflictos en Policía Local han sido objeto de crítica…

¿Hay margen de mejora? Sí, como en todo. En todos los ámbitos de gestión, áreas y concejalías siempre lo hay. ¿Por qué? Porque además el día a día es dinámico, las situaciones se van sucediendo en todas las áreas y siempre se está trabajando en mejora, en adaptación, en nuevos proyectos, y en ir adaptando el servicio a las nuevas situaciones. Sí, siempre hay capacidad de mejora y en ese objetivo se tiene que trabajar.

¿También en los protocolos de custodia de armas?

También…

La oposición llegó a decir que no existía protocolo de custodia de armas, y ustedes dijeron, tras la información reservada que abrió el Ayuntamiento por la pérdida de la pistola, que iban a mejorarlo…

Sí, había unas instrucciones para esa custodia de armas y lo que se está haciendo ahora es trabajar en un protocolo para que un hecho que es, a todas luces, muy grave, como la pérdida de un arma, no vuelva a ocurrir. En ese caso, a todas luces algo ha fallado y se trabaja en un protocolo mucho más exhaustivo para que no vuelva a ocurrir.

Ustedes, junto al resto de partidos del gobierno, votaron en contra de la creación de una comisión de investigación por este hecho. ¿Por qué?

Ante un hecho grave se adoptaron unas medidas, que han conllevado, por un lado, una denuncia ante Guardia Civil, que está haciendo una investigación muy exhaustiva para esclarecer lo importante, que es saber dónde está el arma; y, por otro lado, en lo que compete a la administración, esclarecer en qué se ha fallado para que algo que en este caso ha fallado, el protocolo de custodia de armas, mejorarlo. Por tanto, una comisión de investigación en algo que además está judicializado y en lo que se está trabajando no entendimos que en este momento tuviera el objetivo real de esclarecer lo ocurrido, cosa que además ya se está haciendo.

¿Qué diría a las personas que le preguntaran qué ha aportado el PSOE al Gobierno de Rivas? ¿Cuál es la impronta socialista?

Lo primero que ha hecho el PSOE es dar estabilidad y cohesión a un gobierno cuando más se necesitaba, con un acuerdo programático que está a la vista de los vecinos y las vecinas de Rivas, que es lo que se firmó. Hubo que trabajar además en las prioridades de la ciudad con un acuerdo compartido, y desde la lealtad más absoluta hacia los vecinos y las vecinas de Rivas, trabajar por esta ciudad. Con la intención de seguir haciéndolo, de cara a la próxima legislatura, con la esperanza de liderar el nuevo gobierno. Si es posible, con un mejor resultado que en 2019. La impronta del PSOE, desde luego, ha sido remangarnos para trabajar por la ciudadanía en el momento en que más se necesitaba y peor lo estaba pasando la ciudad para garantizar una estabilidad, una cohesión y un trabajo día a día para superar una pandemia que a todas luces nos ha cambiado la vida a todos.

¿La intención del PSOE es llegar al final de la legislatura con el acuerdo de gobierno?

Nada hace presagiar que no. Nos hemos comprometido con un programa y un objetivo, y a día de hoy no atisbo que se pueda concluir.

Usted ya es oficialmente la candidata del PSOE a la Alcaldía de Rivas Vaciamadrid en las elecciones de 2023. ¿Cuáles son sus expectativas?

No hay otra forma de afrontarlo que seguir trabajando, haciendo propuestas. El programa electoral del PSOE en solitario se conoce, el compartido con un acuerdo programático se conoce, y las medidas que podamos lanzar en la campaña también se conocerán. Atendemos esto poniéndonos al frente de las demandas de la ciudadanía, para hacerles ver que nuestra intención no es otra que ser una herramienta útil para ellos, para mejorar su día a día y seguir avanzando como ciudad.

 

Otras entrevistas:

Aída Castillejo, alcaldesa de Rivas: «Queremos que el próximo plan urbanístico sea el definitivo y cierre la ciudad»

José Alfaro (IU-Equo-Más Madrid): «Rivas necesita más espacios de encuentro para la gente»

¿Te parece interesante? ¡Compártelo!