¿Te parece interesante? ¡Compártelo!

José Antonio Martínez Páramo

José Antonio Martínez Páramo, comisionado de la Comunidad de Madrid para la Cañada Real (©Planeta Rivas)

El Pacto de la Cañada Real ya está firmado y en marcha. El responsable de coordinar esta tarea, que involucra a distintas administraciones con la participación de vecinos y asociaciones, es José Antonio Martínez Páramo. En esta entrevista, el comisionado de la Comunidad de Madrid para la Cañada Real aclara cómo se van a llevar a cabo los realojos, qué pasará cuando se desmantele el sector 6 (que alberga el mayor foco de venta de droga de la región) o qué políticas sociales se van a llevar a cabo para conseguir que el asentamiento ilegal de 14 kilómetros de largo se convierta en historia.

¿Qué supone el Pacto de la Cañada Real?
Es un hito histórico. Nunca antes se había conseguido que todos los partidos políticos con representación en la Asamblea de Madrid y cinco administraciones, cada una de un color político completamente distinto, llegasen a un acuerdo. El equivalente más cercano son los Pactos de la Moncloa, porque no hay ningún acuerdo que haya tenido tal consenso político. Por lo tanto, yo creo que es un punto de partida histórico para dar solución a la Cañada Real.

El primer objetivo es desmantelar el sector 6, el más conflictivo, en Vallecas. ¿Cree que es factible hacerlo en dos años, tal y como se han comprometido?
Si todo va bien, vamos a intentar que se termine esta tarea en dos años. Ya estamos en negociaciones con el Ayuntamiento de Madrid para firmar el convenio de desmantelamiento, a ser posible antes del verano; de septiembre a diciembre queremos empezar a recoger la documentación de las familias de este sector para ver si cumplen los requisitos para acceder a una vivienda, y empezar en 2018 con los realojos, comenzando desde Perales del Río. Si conseguimos cumplir y no nos surgen en el camino muchos impedimentos, lo veo factible.

Al tratarse del sector más conflictivo, el desmantelamiento del sector 6 ha generado inquietud en Rivas Vaciamadrid, cuyo ayuntamiento ha pedido más coordinación policial para evitar que la delincuencia se traslade al municipio. ¿Son fundados estos temores?
Antes de nada, hay que tener en cuenta que el sector 6 son sierte kilómetros, de los cuales uno y medio concentra la venta de droga y la conflictividad; pero el resto son familias como en cualquier otro municipio, trabajadoras, integradas, normalizadas… Es verdad que ese kilómetro y medio genera conflictividad porque se dedica a la venta de drogas, pero no todo el sector 6 puede identificarse como conflictivo. Por lo tanto, no va a haber problemas en dar una vivienda a quienes cumplan los requisitos. De hecho, muchas viviendas de este sector son absolutamente normales, bien construidas en sus parcelas, con proyecto arquitectónico, etcétera. Yo creo que el miedo a que suban no es fundado, y lo digo por experiencia: antes trabajé en el Instituto de Realojamiento e Integración Social (IRIS), y en el IVIMA, y lo que hacíamos era desmantelar poblados chabolistas, algunos de ellos dedicados a la droga, como Barranquillas. Según esta experiencia, lo que creo que va a ocurrir es que, cuando empecemos a desmantelar el sector 6 desde Perales del Río, que es la zona sin asfaltar, los propios vendedores se van a buscar otra ubicación, porque no van a poder desarrollar su actividad ilícita teniendo máquinas, policía, etcétera, en la zona. Dudo mucho que se desplacen hacia arriba porque la Cañada en esa zona está colmatada y no hay espacio, con lo que probablemente se irán a otros sitios; además, los propios vecinos no les van a dejar hacerlo. Ha habido algún intento de subir por parte de clanes de venta de droga y han sido los propios vecinos los que lo han denunciado, y las administraciones han derribado rápidamente esas parcelas. Por eso este pacto es muy beneficioso para Rivas, porque la conflictividad que puede generar ese kilómetro y medio va a desaparecer al desaparecer el sector. De hecho tuvimos una reunión con Covibar, que en un principio eran quienes estaban más recelosos de que se regularizase la Cañada al no conocer el contenido del pacto; y cuando les contamos que queríamos quitar el sector 6, dijeron que, si hacíamos eso, apoyarían la firma.

Cañada Real a su paso por Rivas

Cañada Real a su paso por Rivas (© Planeta Rivas)

El pacto contempla el derecho a la vivienda, no a la propiedad. ¿Qué quiere decir esto exactamente?
Lo que garantizamos es que, si tienes derecho a una vivienda, la tengas, pero no tiene por qué ser en propiedad, sino que hay otras fórmulas, como el alquiler. Nadie que esté censado antes de 2011 y cumpla otra serie de requisitos se va a quedar sin vivienda: eso es lo que garantiza el pacto. Había mucho miedo, sobre todo entre los vecinos del sector 6, de que les derribaran la vivienda y se quedaran en la calle, pero eso no es así. Quien cumpla los requisitos no se va a quedar sin vivienda; es más, no se le va a derribar la vivienda hasta que entre en la nueva: el mismo día en que se le derriba la vivienda actual se le dan las llaves de la siguiente. Por eso nadie va a quedarse desamparado en ningún momento: todo el mundo va a tener acceso a la vivienda.

Hay personas que se han construido casas en la Cañada y tienen otra vivienda en propiedad. En estos casos, ¿qué ocurrirá?
Eso es lo que va a establecer el futuro convenio que estamos negociando ahora con el Ayuntamiento de Madrid. Todavía no hemos determinado el resto de requisitos, pero habitualmente, en este tipo de convenios, se establecen condiciones como no superar X ingresos anuales, no haber sido adjudicatario de una vivienda de protección oficial y haber renunciado a ella o haber sido expulsado por conflictividad, no tener otra vivienda en propiedad dentro de la Comunidad de Madrid… Lo que dice el pacto es que vamos a garantizar el derecho a la vivienda, pero a quien ya tenga una vivienda normalizada y legal es obvio que las administraciones no le pueden dar otra vivienda más. Aun así, a la espera de redactar el convenio con el Ayuntamiento de Madrid, el único requisito establecido a día de hoy es estar censado antes del 31 de diciembre de 2011.

El asunto de los realojos es uno de los aspectos que más preocupan, tanto a los vecinos de la Cañada como al resto de ciudadanos. ¿Cómo va a llevarse a cabo esta tarea?
La política de realojos debe hacerse dentro del principio de equilibrio territorial. No vamos a hacer concentraciones, ni promociones en la cual se alojen a todas las personas juntas, ni se van a reunir todas en un mismo municipio ni en un mismo distrito… Es decir, se va a realojar bajo el principio de equilibrio territorial entre todos los municipios y distritos de la Comunidad de Madrid. No tiene que ver el municipio al que pertenezcan los vecinos de la Cañada con el municipio o distrito donde van a ser realojados. Esta política es la que se suele realizar en el desmantelamiento de poblados chabolistas y es la que vamos a llevar a cabo según establece el pacto. Probablemente se adquirirán viviendas en el mercado de segunda mano, no más de una por bloque, para favorecer la integración, y por toda la Comunidad de Madrid.

¿Podría haber realojos en la propia Cañada?
Podría haberlos. El pacto deja abierta esa posibilidad, porque es verdad que si sobrasen parcelas que el día de mañana el plan general determine que puedan tener uso residencial, se podría edificar ahí para acoger a familias en la propia Cañada. Como no lo sabemos aún, porque en los sectores 2 al 5 hay un año para establecer qué solución se les da, es posible que en esos sectores se hagan algunos realojos. En el 6 no podrá ser, porque vamos a desmantelarlo: por las afecciones urbanísticas, no es apto para uso residencial, por lo tanto, ahí no se podría realojar a familias. Y en el 1 tampoco, porque está colmatado.

En los sectores 2 al 5 hay muchas afecciones: urbanísticas, infraestructuras… ¿Existe alguna estimación de las viviendas que habría que derribar en esta zona?
Hay una serie de afecciones insalvables, pero hay otras que han invalidado que existan tramos de uso residencial, que son las acústicas. Esas afecciones se han sacado de los mapas estratégicos de las infraestructuras; es decir, tú cuando adjudicas y edificas una infraestructura, estableces qué ruidos puede generar, pero no los has medido. Nosotros vamos a hacer mediciones, y con ellas en la mano se invalidará bastante suelo para uso residencial. Tanto Ayuntamiento como Comunidad hemos encargado un estudio de las afecciones de ruido, que se está haciendo ahora mismo. Se han colocado 40 ó 50 puntos a lo largo de todos los sectores y la Comunidad está colocando otros cien más, a diversas horas del día, mañana, tarde y noche, y esos resultados irán a la ponencia técnica que determinará en qué parte de los sectores 2 al 5 puede haber uso residencial. A día de hoy, no podemos decir una cifra exacta. Si cogemos los planes estratégicos, se quedaría fuera alrededor de un 70%, pero este es un dato que no está contrastado y que finalmente habrá que completar. Probablemente se quedará fuera más del 70%, pero ese porcentaje no incluye posibles medidas correctoras que se puedan adoptar y paliarían las afecciones de ruido, como mamparas, soterramientos… En el peor de los casos, y partiendo de la postura más negativa, el 70% del suelo de estos sectores no podría tener uso residencial, pero hace falta ver el estudio y las medidas correctoras. Vamos a hacer todo lo posible para que el mayor número de viviendas pueda quedarse en la Cañada.

José Antonio Martínez Páramo

José Antonio Martínez Páramo (©Planeta Rivas)

¿Es recuperable medioambientalmente la Cañada en algún tramo?
En muchos, y de hecho lo vamos a hacer. Uno de los pilares que establece el pacto es la regeneración de la Cañada en todo el sector 6. La mitad de esta zona es parque regional del Sureste y la vamos a recuperar.

¿Y cómo van a evitar nuevos asentamientos?
Regenererando la zona ya los vamos a impedir. Luego también tenemos que vigilar todas las administraciones para que no vuelva a ocurrir esto, y en colaboración con la Delegación del Gobierno y los tres Ayuntamientos se ha creado una mesa de seguridad, donde uno de los puntos que se van a estudiar es impedir nuevos asentamientos, y yo creo que con buena voluntad y trabajo se va a conseguir.

En la Cañada también hay empresas.¿Qué va a pasar con ellas?
El sector 6 no es apto para uso residencial por las afecciones urbanísticas, pero sí para el industrial en la parte que no es Parque Regional del Sureste, que sí se va a regenerar y a la que no se puede dar ningún uso. Si son industrias ecológicas, medioambientales, que no contaminen, se recoge la posibilidad de que se establezcan en la parte del sector 6 que quede liberada.

¿Qué partes se van a asfaltar dentro del plan de choque que ya está en marcha?
La parte del Parque Regional del Sureste no se puede asfaltar, porque sería una ilegalidad. Ahí lo que vamos a hacer es echar caoba compacta, en tanto en cuanto ya regeneremos en su día la zona, porque en el mejor de los casos vamos a tardar dos años. Lo que no podemos es tener a los habitantes del sector 6 y del resto en unas condiciones pésimas. Vamos a hacer labores de asfaltado en toda la Cañada, excepto en el último tramo que es parque del Sureste, y el último tramo se va a desmantelar.

El pacto también recoge medidas sociales: una oficina de empleo, autobuses… ¿Cuándo se va a poner en marcha la segunda línea de EMT que conectará la Cañada con Vallecas?
De forma inmediata. Estamos ahora ajustando horarios y estudiando el uso de la primera (Puerta de Arganda-Cañada Real)., y tendremos en cuenta esos datos a la hora de configurar el servicio de la siguiente.

Existe un proyecto de cambio de lindes entre Rivas y Madrid. ¿Qué va a suponer esto?
En los sectores 3, 4 y 5 el eje que parte los municipios es la Cañada: una acera es Rivas y la otra, Madrid. Los dos ayuntamientos están negociando cambiar las líneas de sus municipios por temas competenciales, porque muchas veces los ciudadanos de Rivas tienen más cerca los servicios de Madrid o viceversa. Como este cambio va a dignificar más las condiciones de vida, por ejemplo, para que los vecinos puedan ir al centro de salud que tienen al lado y no al que les pertenezca por municipio. Lo haremos con ese fin: mejorar las condiciones de vida de los habitantes de la Cañada.

¿Se ha hecho algún cálculo del coste de poner fin a la situación actual de la Cañada?
No existe un cálculo porque el sector 1 es un asunto urbanístico y por lo tanto los costes van a ser mínimos; en los sectores 2 al 5 no sabemos cuál va a ser la solución, porque si la conclusión a la que llegan los técnicos es que se consolidan el 80% de las viviendas no tiene el mismo coste que si lo que se dice es que se edifiquen las parcelas que queden liberadas en altura o que se realoje a toda la población. Y en el 6, hasta que no sepamos cuánta población va a tener derecho al realojo, no podemos hacer cálculos. Por eso en el pacto no se han consignado en ningún momento costes económicos, porque sería dar unas cifras que desconocemos.

¿Cómo está siendo la relación con los vecinos de la Cañada?
Las asociaciones de vecinos de la Cañada no tienen que firmar el pacto, porque quien tiene que hacerlo es quien tiene competencias para ello, pero sí que es verdad que una buena parte está hecha con sus aportaciones, así que yo les invité a firmarlo. Al final tomaron la decisión de emitir una nota de apoyo al pacto y vigilar si se cumple. Es evidente que las administraciones han desconcertado durante muchos años a los vecinos, y nos va a costar recuperar la confianza.

Noticias relacionadas:

Radiografía de la Cañada Real: todos los datos, sector a sector

El convenio de colaboración policial entre Madrid y Rivas, en el aire tras ser impugnado por la Delegación del Gobierno

Rivas pide más presencia policial para evitar que la delincuencia del Sector 6 de la Cañada, a punto de ser desmantelado, se traslade al municipio

‘Día cero’ para la solución a la Cañada Real

Trece detenidos por tráfico de drogas en el sector 6 de la Cañada Real, en Vallecas

Madrid y Rivas ratifican nuevas vías de colaboración policial en la Cañada

La linde entre Rivas y Madrid se ‘moverá’ a la M-50

El foco de droga y delincuencia de la Cañada, en Vallecas, será desmantelado en dos años

La Comunidad prevé destinar este año 1,5 millones a acondicionar la Cañada Real

 

¡Tenemos canal en Telegram!

Además de seguirnos en Facebook y Twitter, puedes enterarte de todas las novedades de Diario de Rivas en nuestro canal de Telegram. Suscríbete y recibirás las actualizaciones directamente en tu móvil. ¿A qué esperas?

¿Te parece interesante? ¡Compártelo!

Si continúas utilizando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar