¿Te parece interesante? ¡Compártelo!

Biblioteca Gloria Fuertes (Fuente: Diario de Rivas)

Biblioteca Gloria Fuertes (Fuente: Diario de Rivas)

La Comunidad de Madrid licitó el 21 de febrero el contrato de suministro de ordenadores y material tecnológico para la biblioteca Gloria Fuertes de Rivas Vaciamadrid, después de que el anterior concurso quedara desierto. Si se cumple el calendario previsto, el equipo informático podría estar disponible en verano.

El nuevo contrato cuenta con un presupuesto de 103.271 euros, adscritos a la prórroga del plan Prisma 2008-2011 del Gobierno regional. El fin del plazo para presentar ofertas concluye el 8 de marzo y el adjudicatario tiene la obligación de servir los productos en los dos meses siguientes a la formalización del acuerdo. Según fuentes de la Consejería de Medio Ambiente, responsable de dicha licitación, desde la presentación de ofertas, el plazo administrativo para proceder a la adjudicación se extiende entre seis y ocho semanas, por lo que, en teoría, los equipos tecnológicos consignados se servirían a la biblioteca, como muy tarde, en el mes de julio.

Según el pliego de condiciones técnicas, consultado por Diario de Rivas, el contrato, dividido en tres lotes, incluye el suministro de 35 ordenadores de sobremesa con monitor, 4 ordenadores portátiles, 5 tabletas digitales convertibles, 2 impresoras láser y 5 de carnés, equipos de sonido y de proyección multimedia, equipos de iluminación portátil, una cámara fotográfica digital y una videocámara de alta definición, monitores de cartelería dinámica y otros táctiles para servicios interactivos, además de los equipos de seguridad para el quehacer diario de la biblioteca en relación al control de préstamos.

Este contrato acarrea un largo retraso. La Comunidad de Madrid sufragó la construcción de la primera y segunda fases de la biblioteca, que se realizaron entre 2007 y 2011. El Gobierno regional entregó la obra al Ayuntamiento ese último año, pero hubo problemas relacionados con la documentación de una de las subcontratas, Innova. La adjudicataria del contrato, la empresa pública Nuevo Arpegio, quebró, dejando sin cobrar a Innova, que se encargaba de las instalaciones eléctricas. Como medida de presión para cobrar, la empresa retuvo los boletines técnicos que se requerían para la apertura del edificio. Esto desembocó en litigio judicial y el edificio quedó en el limbo mientras los gobiernos regional y municipal comenzaban un duro enfrentamiento político con acusaciones mutuas que dejó empantanado el equipamiento, a la espera de la decisión del juez.

Mientras tanto, la dotación de mobiliario y equipos tecnológicos, circunscritos al Plan Prisma 2008-2011, prorrogado posteriormente, quedó pendiente. El 16 de febrero de 2013, el edificio cerrado fue okupado y convertido en una ‘biblioteka okupada autogestionada’, en protesta por la demora del equipamiento. Con las elecciones a las puertas, los okupas abandonaron el edificio en febrero de 2015 con la promesa municipal de terminar la obra y poner en marcha la biblioteca en verano. Este compromiso fue prorrogado hasta noviembre de 2015.

Los operarios municipales trabajaron desde marzo de ese año en el acondicionamiento interior y los suministros de la biblioteca. Tras concluir el edificio, el Ayuntamiento reclamó el mobiliario y las instalaciones tecnológicas, que quedaron paralizadas por el riesgo de prórroga de los presupuestos regionales de 2016, manteniendo las puertas del equipamiento cerradas. Finalmente, la Comunidad decidió incluir ambos contratos de suministro en las cuentas de 2017 y, tras nuevos retrasos, se licitaron en septiembre, con la esperanza de que la biblioteca estuviera plenamente dotada para el mes de noviembre como muy tarde. El Gobierno municipal hizo una apertura parcial en el mes de octubre y en noviembre se recibieron los muebles de la biblioteca. Sin embargo, el material tecnológico e informático no llegó a suministrarse porque el contrato quedó desierto. De nuevo, ambas administraciones se enzarzaron en una polémica para dirimir culpas. El Ayuntamiento señalaba el enorme retraso para recibir ordenadores. La Comunidad, que son los técnicos municipales los que establecían la cuantía que se necesitaba para dicho contrato.

Finalmente, ha llegado una nueva iniciativa para adquirir los equipos informáticos, mientras los ripenses utilizan computadores municipales ‘rescatados’ de otras dependencias. Si el contrato prospera, la biblioteca Gloria Fuertes cerrará el último capítulo de un culebrón que ha durado once años.

Noticias relacionadas:

Contrato licitado

La Biblioteca Gloria Fuertes abre este lunes con jornada completa y servicio de préstamo

Gloria Fuertes, una biblioteca a medio gas

La biblioteca Gloria Fuertes abre sus puertas con talleres y cuentacuentos

La Biblioteca Gloria Fuertes abrirá sus puertas este martes sin muebles ni equipos informáticos

La Biblioteca Gloria Fuertes abrirá el 24 de octubre

Del Cura afirma que la Biblioteca Central Gloria Fuertes “abrirá en octubre pase lo que pase”

Así será la Biblioteca Central Gloria Fuertes, cuya apertura se retrasa otra vez: al menos, hasta otoño

La Biblioteca Central seguirá sin muebles ni equipos informáticos como mínimo hasta el verano, según la Comunidad de Madrid

Comunidad y Ayuntamiento de Rivas llegan a un acuerdo para adelantar la apertura de la Biblioteca Central

La Biblioteca Central no abrirá, al menos, hasta marzo

¡Tenemos canal en Telegram!

Además de seguirnos en Facebook y Twitter, puedes enterarte de todas las novedades de Diario de Rivas en nuestro canal de Telegram. Suscríbete y recibirás las actualizaciones directamente en tu móvil. ¿A qué esperas?

¿Te parece interesante? ¡Compártelo!