¿Te parece interesante? ¡Compártelo!

Operaria del servicio de limpieza de edificios de Rivamadrid (Fuente: Rivamadrid)

Operaria del servicio de limpieza de edificios de Rivamadrid (Fuente: Rivamadrid)

Información elaborada en colaboración con Rivamadrid

La empresa municipal de servicios Rivamadrid lleva a cabo la limpieza de los edificios municipales, de las instalaciones deportivas de la ciudad, tanto cubiertas como al aire libre, y de los quince colegios públicos de Rivas Vaciamadrid. Además, se encarga de la limpieza de pintadas. En ocasiones, se actúa de forma puntual en domicilios a petición de la Concejalía de Asuntos Sociales. Los últimos edificios públicos incorporados al servicio han sido el nuevo colegio del barrio de La Luna y la biblioteca Gloria Fuertes. Así mismo, tanto empresas privadas como comunidades de propietarios pueden optar a estos servicios de limpieza. Diario de Rivas habla con los protagonistas de este servicio que permite que todas estas instalaciones estén siempre en un estado óptimo.

Para todo este trabajo, se cuenta con un equipo de profesionales compuesto por 150 mujeres y 29 hombres, coordinados por cuatro mandos intermedios (dos hombres y dos mujeres), sumando un total de 183 personas que desarrollan su labor como limpiadoras, cristaleros, conductores o especialistas de instalaciones deportivas. Su trabajo permite que más de 368.000 metros cuadrados de espacios interiores y exteriores estén en perfecto estado para su uso por parte de la ciudadanía, el alumnado ripense y el personal municipal.

Operaria del servicio de limpieza de edificios de Rivamadrid (Fuente: Rivamadrid)

Los equipos de limpieza de los colegios públicos ripenses dividen el centro por zonas y labores diarias. Además, a principio de curso y en Navidad realizan limpiezas generales exhaustivas, empleando además equipos de ozono y vapor, e incluyendo al equipo de cristaleros, que se ocupa de los cristales y el abrillantado de suelos. También llevan a cabo la limpieza de los diferentes campamentos en épocas no lectivas. Francisca Merino y Enrique Serrano son dos de los siete trabajadores del servicio que se encargan de la limpieza del CEIP Hans Christian Andersen, el colegio público con más alumnos de la ciudad y uno de los más grandes en extensión. Merino se encarga ella sola de los exteriores y el pabellón deportivo. Trabaja en Rivamadrid desde hace 15 años y desde hace tres se dedica en exclusiva a este centro. Abre todos los días el colegio a las seis de la mañana. Tras limpiar el vestíbulo, comienza a trabajar en el pabellón, limpiando la pista y los vestuarios, pasando la mopa y la fregadora. Cuando los alumnos llegan a clase, sale a los patios. Allí, limpia y vacía las papeleras y deja limpios los suelos con la sopladora eléctrica portátil. “La tarea más delicada es el arenero de los más pequeños. Lo trabajo con sopladora porque se ensucia mucho y tiene que estar muy limpio”, explica, y añade: “Los exteriores son los espacios que ven los padres cuando traen o recogen a sus hijos, pero hacemos muchos más trabajos“.

Operario del servicio de limpieza de edificios de Rivamadrid (Fuente: Rivamadrid)

Hay que hilar muy fino en la limpieza de los centros educativos porque los niños no pueden correr el riesgo de aprender en un entorno con la más mínima suciedad, y eso que es un espacio que se ensucia a mucha velocidad cada día. “Al principio, me asusté. Nunca me había dedicado a la limpieza profesional y vi que es un trabajo muy físico que requiere mucho esfuerzo, mucha organización y saber muy bien lo que haces“, argumenta Serrano. Desde hace tres años, trabaja todas las tardes de lunes a viernes en limpiar los espacios interiores del colegio, desde aulas a despachos. “Tienes que estar muy atento de no dejarte ningún detalle porque al trabajar en entornos con niños nunca dejas de sorprenderte“, apostilla.

Ambos se sienten parte de la comunidad educativa. “Conoces a los padres y ayudas a los chavales en lo que puedes“, incide Serrano. Merino añade que ella se siente “una más y eso ayuda mucho a trabajar. Nuestra labor, como la de todos los que trabajamos en el centro, es importante para que el colegio funcione, sin olvidar cada uno nuestras funciones. Por eso, cuando hay un evento, como, por ejemplo, el último Carnaval, hacemos lo que podemos para que todo esté perfecto”. Esa filosofía ha llevado a que algunas trabajadoras hayan sido galardonadas y nominadas a los premios al Compromiso Educativo Julio Pérez, como fue el caso de Aurora Agüero, limpiadora del colegio El Parque, actualmente jubilada, o Estrella Casas, limpiadora del colegio José Iturzaeta, ambas en la categoría de personal no docente.

Operaria del servicio de limpieza de edificios de Rivamadrid (Fuente: Rivamadrid)

Operario del servicio de limpieza de edificios de Rivamadrid (Fuente: Rivamadrid)

Cristales, deportes y pintadas
Además de estas labores en colegios, las trabajadoras de limpieza de Rivamadrid (casi el 84 por ciento son mujeres) se encargan de la limpieza de las dependencias municipales. Bibliotecas, centros culturales y medioambientales, centros de mayores, edificios policiales, cantones, vestuarios, y hasta los dos auditorios de la ciudad. Además, Rivamadrid cuenta con un equipo de seis cristaleros especialistas que, además de los cristales, realizan el abrillantado de suelos y el fregado mecánico de moquetas, entre otras tareas.

Del mismo modo, este servicio se encarga de la limpieza de las instalaciones deportivas municipales: casi 153.000 metros cuadrados de instalaciones al aire libre y 32.000 metros cuadrados de instalaciones cubiertas, incluyendo pabellones escolares, gimnasios, piscinas y campos de fútbol, abarcando desde la limpieza de pistas, gradas, rejillas y desbroces hasta los gimnasios, vestuarios y zonas de spa y piscinas.

Por otro lado, dentro de este servicio está englobada la eliminación de pintadas en fachadas y mobiliario urbano: señales, papeleras, farolas y bancos. En 2017, según datos de Rivamadrid, limpiaron 1.807 elementos de mobiliario urbano (1.320 señales, 345 papeleras y 142 bancos) y 2.818 metros cuadrados de superficies con grafitis, repintando el 69 por ciento (1.936 metros cuadrados) y usando productos químicos para el resto (882 metros cuadrados).

Operario del servicio de limpieza de edificios de Rivamadrid (Fuente: Rivamadrid)

Avances tecnológicos
La mejora tecnológica es una constante en este servicio, ya que el uso de productos de primeras calidades garantiza la mejor labor posible, reduce el consumo de productos y optimiza las tareas de las trabajadoras, que son las que los prueban para certificar su eficacia. “Tratamos de utilizar productos de limpieza de reconocido prestigio, buscando la mejor relación calidad-precio y la última tecnología, como es el caso de las microfibras, el ozono, las últimas tendencias en celulosas y mopas, dosificadores de productos, dispensadores de papel higiénico y de manos, jabón de manos en espuma, equipos ligeros de trabajo que agilicen la labor de las trabajadoras, los últimos modelos de fregadoras y sopladoras eléctricas portátiles, y hasta mochilas que permiten suministrar los productos de limpieza a las superficies sin tener que depender de un cubo. El objetivo es estandarizar los procesos, asignando a cada tipología de edificio o instalación lo necesario para realizar una limpieza eficaz y eficiente, cumpliendo siempre con los máximos controles de calidad y de seguridad“, comenta Luis de la Barrera, director de Operaciones de Residuos y Limpieza. Esta apuesta tecnológica ha permitido, junto con la compra de otros elementos, como una lavadora y una secadora industriales, realizar la labor sin depender de terceros, reduciendo de forma notable el consumo de productos para redundar en un aumento de la calidad percibida por el usuario.

De la Barrera concluye explicando que “los integrantes de este servicio, que disfrutan de unas condiciones sociolaborales mejores que los estándares del sector, destacan por su responsabilidad en el trabajo, tratando de optimizar todo lo posible su labor. Además, el contacto con la ciudadanía hace que tengan una actitud de corresponsabilidad con lo público“. De tal forma, son las guardianas que velan para que los colegios públicos y los edificios e instalaciones municipales estén como nuevos siempre que los utilizan los ripenses.

Y tú, ¿qué opinas de los servicios de Rivamadrid? Participa en su encuesta de calidad de servicios

Noticias relacionadas:

Rivas estrena nuevos vehículos para la recogida de basura y limpieza de calles y zonas verdes

Así funciona la recogida de residuos en Rivas

Rivamadrid ‘echa el resto’ el 26 de diciembre y el 2 de enero para recoger los residuos navideños

Rivamadrid inicia las replantaciones de otoño introduciendo nuevas especies vegetales

De la freidora al biodiesel: así se recicla el aceite (y se crea empleo) en Rivas

Rivas municipaliza la grúa de vehículos, generando un ahorro del 67%

Los puntos limpios de Rivas abrirán todos los días desde el 1 de octubre

Rivamadrid y la EMV cerraron 2016 con beneficios

Rivamadrid contratará más personal y mejorará las condiciones laborales hasta 2020

¡Tenemos canal en Telegram!

Además de seguirnos en Facebook y Twitter, puedes enterarte de todas las novedades de Diario de Rivas en nuestro canal de Telegram. Suscríbete y recibirás las actualizaciones directamente en tu móvil. ¿A qué esperas?

¿Te parece interesante? ¡Compártelo!

Si continúas utilizando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar