¿Te parece interesante? ¡Compártelo!
Sede central de la Policía Local de Rivas Vaciamadrid (Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid).

Sede central de la Policía Local de Rivas Vaciamadrid (Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid).

El oficial de Policía Local de Rivas Vaciamadrid que fue sancionado con tres años y cuatro meses de suspensión de empleo y sueldo por enviar un polémico email a toda la plantilla municipal en marzo de 2020, durante el estado de alarma, ha visto reducido el castigo a diez días por el juez. Así lo recoge la sentencia, que ha dado a conocer este martes el sindicato CPPM.

Atenea Óptica Optimetría

Así, y según fuente sindicales, de las tres faltas que se le imputaron en el expediente sancionador abierto tras enviar el correo —una muy grave y tres graves—, el juez solo aprecia que el oficial incurriera en una, y fija la sanción del trabajador en diez días de suspensión de empleo y sueldo.

La sanción había sido suspendida cautelarmente el pasado mes de febrero, tras el recurso presentado por la sanción inicial del oficial, que el Consistorio había fijado en tres años y cuatro meses de suspensión de empleo y sueldo.

El sindicato CPPM solicita la dimisión del jefe de Policía Local de Rivas Vaciamadrid, Leonardo Lafuente, tras conocer el fallo judicial. «Fue el instructor del expediente, y aparte de lo que llevamos arrastrando con las fiestas y el clima laboral que hay en la Policía Local, creemos que esto ya es demasiado. De las cuatro sanciones que pedían para el oficial, tres están directamente archivadas, y reconoce una, por la que solicitaban 45 días de suspensión de empleo y sueldo, y que ahora el juez deja en diez días», indican desde CPPM.

El Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid anuncia que recurrirá esta sentencia y destaca que el fallo reconoce que el oficial cometió una falta «grave». Además, fuentes municipales indican que el Consistorio «intentó llegar a una conciliación antes del juicio, pero el oficial no quiso, lo que demuestra que no tenía voluntad de llegar a un acuerdo».

Un email polémico

El oficial había enviado, el pasado 13 de marzo, un correo electrónico por el que le fueron imputadas una falta grave, tres faltas graves y una leve, entre ellas las de insubordinación y uso negligente de herramientas (correo corporativo).

El mensaje de correo electrónico, que el oficial sometido a expediente disciplinario envió a toda la plantilla municipal el día anterior a la entrada en vigor del primer estado de alarma por la pandemia de la Covid-19, reflejaba quejas sobre la falta de Equipos de Protección Individual (EPI). Además, calificaba de «penosa» la «gestión municipal contra el coronavirus» y acusaba al gabinete de crisis municipal de tomarse «a cachondeo la solicitud por parte de los policías de equipos de protección individual». Según indicó el sindicato CPPM en un escrito, «todo ello venía precedido de una comunicación de nuestro sindicato, en el que informábamos que no nos iban a dar mascarillas (pedida por el Comité de Salud desde el 25 de febrero) […]. En ese momento teníamos una Orden de nuestra Jefatura que solo permitía el uso de mascarillas, en caso de que la intervención fuera con un posible caso de Covid o acompañamiento a sanitarios, etcétera, pero no el resto de la jornada. Nuestro oficial, en ese mail, dijo que no iba a prohibir a sus subordinados el uso de las mascarillas, que demasiado estaba ya delicada la situación, como para encima prohibirles usar un medio de protección. Hay que recordar que tiene personas a su cargo y entre sus deberes, está velar por su seguridad», concluía el sindicato.

La Junta de Personal del Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid —formada por todos los sindicatos con representación municipal, es decir CCOO, UGT, CGT, CSI-F y CPPM— envió un escrito solicitando que se retirara la propuesta de sanción, o en su defecto que se aliviara. Además, en torno al 80% de la plantilla de Policía Local firmó un escrito de apoyo a su compañero, que se registró también en el Consistorio. Por su parte, el jefe de Policía ripense, Leonardo Lafuente, justificó en su momento la propuesta de sanción, argumentando: «Ahí había una falta muy grave de insubordinación colectiva e individual, y unas faltas graves como usar un email para algo privado, trasladar una información manipulada con datos falsos y la desconsideración a los superiores. Y todo ello aderezado por el hecho de que estamos en una pandemia, donde un oficial de policía no puede decir cosas que causen pánico a la gente, o al resto de los funcionarios, o a los familiares de los funcionarios. Esas afirmaciones, esas descalificaciones y, sobre todo, ese miedo que podía generar no se puede consentir en un mando de la policía», concluyó.

La sanción le fue comunicada oficialmente al agente el 3 de diciembre de 2020, pero el 5 de febrero de este año fue suspendida cautelarmente por el juez, tras admitir a trámite el recurso.

Otras noticias:

El juez ordena suspender cautelarmente la sanción al policía de Rivas que envió el polémico email

IU Rivas Vaciamadrid denuncia una «campaña de acoso y amenazas» a miembros del Gobierno por el expediente sancionador a un oficial de policía

La Junta de Personal del Ayuntamiento de Rivas muestra su “solidaridad” con el agente de policía sancionado por enviar un email

La oposición de Rivas tilda de «desproporcionada» la sanción de tres años y cuatro meses al policía expedientado por un email

Un oficial de Policía de Rivas se enfrenta a tres años y cuatro meses de sanción tras enviar un email por el que se le acusa de insubordinación, entre otras faltas graves

¡Tenemos canal en Telegram!

Además de seguirnos en Facebook, Twitter e Instagram, puedes enterarte de todas las novedades de Diario de Rivas en nuestro canal de Telegram. Suscríbete y recibirás las actualizaciones directamente en tu móvil. ¿A qué esperas?

¿Te parece interesante? ¡Compártelo!