¿Te parece interesante? ¡Compártelo!

La portavoz socialista, Carmen Pérez, interviene en el Pleno

La portavoz socialista, Carmen Pérez, interviene en el Pleno (foto: @PsoeRivas)

En las últimas semanas, los desencuentros entre los socialistas ripenses y los partidos que ostentan el Gobierno de la ciudad —Somos Rivas y Rivas Puede— han salido a escena en varias ocasiones; la última, en el Pleno del pasado 22 de marzo, que culminó con un sonado enfrentamiento verbal entre el concejal de Seguridad, Rubén Tadeo, y la portavoz del PSOE, Carmen Pérez. Diario de Rivas analiza con sus protagonistas el estado actual de las relaciones entre las fuerzas políticas de izquierdas de la ciudad.

Desde hace tres años, en Rivas se viene cumpliendo una curiosa ‘tradición’ política: las vacaciones de Pascua coinciden en el municipio con un alejamiento entre las fuerzas de izquierdas representadas en el Pleno municipal. En 2016, el ‘pacto de izquierdas’ entre Somos Rivas, Rivas Puede y PSOE, con el que arrancó la legislatura para «garantizar el cumplimiento de las políticas de izquierdas» en Rivas dadas las coincidencias programáticas entre las tres fuerzas, se hizo añicos a cuenta del debate de los presupuestos. Somos Rivas—que entonces gobernaba en solitario y en minoría— los sacó adelante gracias al voto favorable del PP, y con los votos en contra de Rivas Puede y PSOE. Un año después, con el pacto organizativo de gobierno ya a punto, el PSOE comunicó, también en plena víspera de Semana Santa, que se descolgaba de un hipotético ‘tripartito’, un gesto que desembocó pocas semanas después en un gobierno compartido ‘a dos’ entre Somos Rivas y Rivas Puede. Y ahora, en 2018, la primavera llega con un nuevo deterioro de las relaciones entre el PSOE ripense y los otros dos partidos de izquierdas.

Y es que, en las últimas semanas, se han producido varios hitos que han contribuido al progresivo alejamiento por parte de los socialistas de las otras dos fuerzas políticas. Tres han sido los grandes desacuerdos que se han sucedido este 2018 en el Pleno de la ciudad. El primero, en enero, a cuenta de la reserva de la parcela destinada a la residencia pública de mayores. Los socialistas presentaron una moción, recogiendo la demanda de la Plataforma de Mayores, que pidió que el Pleno aprobara por unanimidad la reserva de la parcela. Pocas horas antes del Pleno, Somos Rivas y Rivas Puede presentaron una enmienda a la totalidad en la que incorporaron una reprobación al Partido Popular y Ciudadanos, que forzó los votos en contra de ambas formaciones, y la abstención del PSOE, que vio cómo su moción era desplazada por la de los partidos del Gobierno. El debate derivó en «palabras gruesas» y momentos de tensión, tras lo cual  se impuso la mayoría absoluta que suman los ediles de Somos Rivas y Rivas Puede [vea aquí el vídeo completo del debate sobre la reserva de suelo para la residencia de mayores].

Un mes después, ya en febrero, el motivo de la discordia fue la modificación parcial de la Relación de Puestos de Trabajo (RPT) municipal que llevó al Pleno la concejala de Recursos Humanos, Carla de Nicolás. Los cuatro ediles socialistas fueron los únicos que votaron en contra —PP, Ciudadanos y los dos no adscritos se abstuvieron— y pusieron de relieve dos aspectos para motivar su decisión: la firma «no conforme» de todos los sindicatos excepto CPPM y la realización en paralelo de la Valoración de Puestos de Trabajo municipal, a la que consideran que «habría que esperar» antes de empezar a modificar la RPT [vea aquí el vídeo completo del debate sobre la RPT]. A esto se sumaron quejas por haber recibido «documentación incompleta», algo que, a juicio del PSOE, no refleja el «trato preferente» que asegura mantener el Gobierno con ellos. «Si de verdad contaran con nosotros, nos darían la documentación en tiempo y forma y tendrían en cuenta nuestra opinión. Nosotros incluso les señalamos algunos errores que detectamos en los documentos, pero ellos se limitan a enseñárnoslos un poco antes que a los demás, sin admitir nuestras aportaciones. ¿De qué sirve eso?», se queja la portavoz socialista, Carmen Pérez.

Cuatro días más tarde de esta sesión plenaria, el alcalde de la ciudad, Pedro del Cura, notificó al portavoz adjunto del PSOE, Rodrigo Parra, la revocación de la dedicación exclusiva con la que venía contando hasta ahora. «Alzar la voz y denunciar esta [la modificación de la RPT sin el acuerdo de los sindicatos] y otras situaciones anteriores, a nuestro grupo le ha costado que nos quitaran a una persona con dedicación exclusiva acordada a principio de legislatura», escribía la portavoz socialista, Carmen Pérez, pocos días después, en un artículo de opinión titulado ‘Pensamos, luego estorbamos’ para Diario de Rivas. Por su parte, el portavoz del Gobierno de Rivas, Curro Corrales, a consultas de este diario digital, niega que exista conexión entre uno y otro hecho y asegura que «el recurso vulnera el principio de proporcionalidad del Pleno, ya que el Grupo Municipal Socialista ha venido disfrutando de más recursos que los grupos Ciudadanos y Popular, que sin embargo obtuvieron más apoyo electoral en las pasadas elecciones municipales que el propio PSOE. Como Gobierno municipal no nos corresponde hacer valoraciones de las relaciones políticas entre los grupos de la Corporación, pero constatamos que, nueve meses después de la firma del acuerdo de gobierno compartido entre los grupos de Somos Rivas y Rivas Puede (con el acuerdo inicial programático del propio grupo socialista), después de ese tiempo el grupo socialista no tiene ningún marco formal de relación desde la oposición con el Gobierno y, por tanto, no existe motivación objetivable que justifique que puedan disponer de más recursos que PP y Ciudadanos«.

Fuentes socialistas aseguraron, por su parte, que la decisión marcaba «un antes y un después» en las relaciones de su grupo con el Gobierno de la ciudad. «¿Por qué merman nuestros recursos ahora, tres años después? ¿Se han enterado ahora de la proporción de los votos de las últimas elecciones?«, se pregunta Pérez. «La decisión no guarda relación con el sentido de su voto en los Plenos, pero todavía estamos esperando a que el PSOE nos justifique por qué debería tener más recursos que, por ejemplo, PP o Ciudadanos», insisten desde Somos Rivas.

El último episodio de este desencuentro desembocó en el Pleno del pasado 22 de marzo, precedido de un nuevo roce entre el Gobierno y el PSOE a cuenta de la firma del Pacto Local por el desarrollo económico de Rivas. «Nosotros, al igual que el resto de grupos municipales, hems venido trabajando juntos por el empleo y la economía de la ciudad. Ahora se celebra la firma del Pacto Local, con la presencia de representantes sindicales y empresariales a nivel regional, y nos dan de lado. Únicamente se acercaron por la mañana para invitarnos a la comida que tendría lugar después, no al acto en sí», explica Pérez. El PSOE envió una comunicación al Gobierno que después difundió a través de sus redes sociales, en la que lo acusaba de «deslealtad institucional», «una vez más».

 

Al día siguiente, en el Pleno, los presentes asistieron a la escenificación de un nuevo enfrentamiento. Esta vez, el motivo fue la contestación que Rubén Tadeo, concejal de Seguridad, daba a una interpelación del Grupo Municipal Socialista sobre el incremento de la delincuencia en Rivas. Tadeo respondió a Pérez recriminando al PSOE que no hubiera apoyado una propuesta de declaración institucional para que el Pleno solicite a Interior una comisaría de Policía Nacional. El debate subió de tono: Tadeo acusó al Grupo Socialista de «desfachatez» y Pérez pidió al edil que «no les dieran lecciones». «Ustedes no saben si vamos a apoyar esa declaración o no. Lo que pedimos es que traigan la propuesta para su debate», asegura Pérez. Desde Somos Rivas zanjaron: «Aquí no ha habido una declaración institucional porque PSOE y PP no han querido» [vea aquí el vídeo completo del debate]. Tras el Pleno, la portavoz socialista, en declaraciones a Diario de Rivas, insistía en que «un asunto tan serio como un posible cambio a Policía Nacional y la seguridad ciudadana debe ser debatido en el Pleno. No dijimos en ningún momento si votaríamos a favor o en contra: lo que solicitábamos era eso, un debate, y nos llevamos una sorpresa muy desagradable con la respuesta a nuestra interpelación».

Con todo, desde Somos Rivas niegan que estos hechos sean síntomas de un deterioro general de las relaciones entre el PSOE y los dos partidos que conforman el Gobierno ripense. «No entendemos bien su postura. Primero alcanzamos un acuerdo programático; luego deciden descolgarse de un posible gobierno a tres, y ahora, en determinadas cuestiones, se alinean con el PP en el sentido del voto. Nosotros continuamos trabajando con ellos de forma preferente respecto al resto de grupos, por deferencia», apuntan las mismas fuentes. La opinión del PSOE es distinta: «Nosotros no hemos cambiado y votamos cada asunto en función de lo que creemos que es mejor para la ciudad. Nuestro comportamiento sigue siendo el mismo. Sin embargo, ellos [Somos Rivas y Rivas Puede] ya no nos necesitan desde que han formado el Gobierno compartido, al sumar la mayoría en el Pleno y, por tanto, el espíritu de diálogo con el que comenzó la legislatura se ha terminado«, apunta Pérez. Por su parte, Rivas Puede ha declinado realizar valoraciones sobre este asunto.

Otras noticias:

La reserva del suelo para la residencia pública de mayores, aprobada sin consenso en el Pleno de Rivas tras un duro debate

El Pleno de Rivas muestra su apoyo a la huelga feminista del 8 de marzo

El PSOE Rivas se ‘descuelga’ del futuro gobierno compartido; Somos Rivas y Rivas Puede siguen negociando para un ‘gobierno a dos’

OPINIÓN: Pensamos, luego estorbamos, por Carmen Pérez

 

¡Tenemos canal en Telegram!

Además de seguirnos en Facebook y Twitter, puedes enterarte de todas las novedades de Diario de Rivas en nuestro canal de Telegram. Suscríbete y recibirás las actualizaciones directamente en tu móvil. ¿A qué esperas?

¿Te parece interesante? ¡Compártelo!