¿Te parece interesante? ¡Compártelo!
Jornadas Rivas en la encrucijada. Ideas para una ciudad sostenible

Jornadas Rivas en la encrucijada. Ideas para una ciudad sostenible (foto: Fernando Galán)

Las jornadas ‘Rivas en la encrucijada: ideas para una ciudad sostenible’ continuaron este martes con la mesa de debate ‘Estrategias económicas para un Rivas sostenible’, en la que participaron expertas y expertos como Ana Castañeda, Ana López, Luis Domercq, Jesús Montero, Borja Vargas-Zúñiga Corsini, Daniel González y José Ignacio de Diego, moderada por el alcalde de Rivas Vaciamadrid, Pedro del Cura.

Banner Ayuntamiento abril 2022
Banner Ayuntamiento abril 2022
Somallao Día de la Madre

El alcalde de Rivas Vaciamadrid, Pedro del Cura, introducía la mesa poniendo el foco en que Rivas necesita una estructura económica «con músculo» en la que aparezcan dos elementos fundamentales, como son los ingresos que sostienen los servicios públicos y la generación de puestos de trabajo: «sin una estrategia de inversión, la ciudad no es que no sea sostenible, es que no es viable». 

Ana Castañeda, gerente de la Asociación de Empresarios de Arganda, Rivas y Comarca (ASEARCO), tomaba la palabra a continuación. Castañeda proponía iniciativas económicas de futuro desde varias perspectivas para conseguir convertir a Rivas en una ciudad sostenible, entre las que se encuentran un importante peso del sector servicios y la microempresa, donde «a buen seguro podrían adquirir un mayor protagonismo las tecnológicas». En su opinión, «no es posible el desarrollo ni el crecimiento de Rivas sin el buen funcionamiento del pequeño comercio», que «pone el alma de un municipio que busca un futuro compartido».

Ana Castañeda, gerente de ASEARCO; y Ana López, presidenta de la Asociación de Autónomos, Pymes y Comercios de Rivas Vaciamadrid, durante su intervención en 'Rivas en la encrucijada: ideas para una ciudad sostenible'

Ana Castañeda, gerente de ASEARCO; y Ana López, presidenta de la Asociación de Autónomos, Pymes y Comercios de Rivas Vaciamadrid, durante su intervención en ‘Rivas en la encrucijada: ideas para una ciudad sostenible’ (foto: Fernando Galán)

A su juicio, «el futuro de Rivas pasa por apoyar a aquellas personas que tienen una idea de negocio y buscan llevarla a cabo de manera eficaz«, y «apoyar a los emprendedores». El refuerzo del intercambio comercial entre las empresas locales o la digitalización de autónomos y pymes, para la que existen numerosas ayudas en este momento, son algunas de las recetas que propuso. Además, el desarrollo del polígono norte (con el desarrollo del acceso de Rivas Vaciamadrid a la M-50), «con sectores que podrían ser estratégicos como el tecnológico», la logística verde o el industrial, además del desarrollo de la ciudad inteligente, un «atractivo importante» para atraer inversión, con la creación de oficinas de análisis de datos (Big Data).

También avanzar en la simplificación de los trámites administrativos, el fomento de la cultura emprendedora y contemplarse con otros municipios del Sudeste de Madrid en clave comarcal. Castañeda también indicó que sería necesario «atender demandas» como la unificación de la zona tarifaria de transporte y poner en marcha una comunidad energética local, proyecto en el que se encuentra embarcado el Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid.

Por su parte, Ana López, presidenta de la Asociación de Autónomos, Pymes y Comercios de Rivas Vaciamadrid, exponía algunas de las fortalezas de las que dispone la ciudad para seguir avanzando en materia de sostenibilidad, como son la cercanía a Madrid, la oferta comercial de ocio y restauración y la presencia de espacios naturales.

Ana López, presidenta de la Asociación de Comercios de Rivas, interviene en las Jornadas Rivas en la encrucijada. Ideas para una ciudad sostenible (foto: Fernando Galán)

Por ello, desde la asociación, lanzan propuestas como tener en cuenta a los comercios locales a la hora de ejecutar las obras y dotar de aparcamientos extras las zonas comerciales «para que a la gente no le dé pereza -Rivas tiene muchos micronúcleos comerciales que necesitan disponer de plazas ceranas- así como reforzar la parte de sostenibilidad» apoyada en el proyecto ‘MarketPlace’, que premie a las personas que reciclen con dinero o descuentos en sus perfiles del ‘marketplace’ para que consuman en el comercio local, o la creación de recorridos ecoturísticos. «Tenemos un gran potencial y para eso habría que cuidar las zonas naturales, limpiarlas, crear senderos y rutas para que la gente coja el Metro, que te deja en la puerta del medio natural, y coma en restaurantes o consuma en las tiendas o centros comerciales», dijo, atrayendo con la oferta cultural, comercial y natural a las personas que vienen a Madrid a hacer turismo, «que son muchísimas». «Si Rivas crece, al final los pequeños comercios salimos beneficiados», concluía.

Luis Domercq, consejero de Jarama Desarrollos Inmobiliarios, empresa promotora del sector Cristo de Rivas, indicó que «hay que buscar alternativas» en este enclave, ya que hay dotaciones que «han podido quedar desequilibradas». Expresó su preocupación por la paralización de licencias residenciales de obra nueva: «Estamos convencidos de que el crecimiento de esta ciudad va a seguir de una forma más racional y ordenada, pero este proceso no se puede parar». Domercq centró su ponencia en el desarrollo de una ciudad sostenible, «capaz de satisfacer las necesidades del presente sin comprometer las de las generaciones futuras, y desde el respeto al medio ambiente».

«Hay que contemplar a Rivas en sus relaciones exteriores: tiene una relación importante de interconexión no solo con Madrid sino con las ciudades de alrededor», indicó. Ello ha propiciado «un desarrollo que visto ahora puede parecer que se ha quedado obsoleto, pero en su momento fue pionero», agregó. Apostó por reforzar la interconexión con la Comunidad de Madrid y otros municipios de alrededor; con la apertura de una nueva vía de comunicación con el enlace de la M-50, «en una posición estratégica muy interesante», que acerque a los ciudadanos al aeropuerto y al Corredor del Henares; la potenciación del transporte y la movilidad, ya que «muchos habitantes están trabajando en Arganda, Alcalá de Henares, el Corredor o el aeropuerto». «Se debe potenciar el transporte público», indicó, con el refuerzo del Metro («tenemos uno, pero con carencias»), la creación de nuevas estaciones y la inclusión de Rivas Vaciamadrid dentro de la Red de Cercanías.

Luis Domercq, consejero de Jarama Desarrollos Inmobiliarios, interviene en las Jornadas Rivas en la encrucijada. Ideas para una ciudad sostenible (foto: Fernando Galán)

En este sentido remarcaba que para tener una «ciudad comprometida con su entorno y que facilite la interacción del ciudadano», también se deben puntualizar algunas iniciativas en relaciones internas, como desincentivar el uso del vehículo; la potenciación de una red de transporte público interna «eficaz y limpia», con autobuses eléctricos, o los desplazamientos a pie o en bicicleta; así como la proximidad de las viviendas a todos los servicios de la ciudad. También propuso «reflexionar» sobre las zonas en las que «hay locales comerciales, pero muchos de ellos están cerrados»; campañas de concienciación para que todos los habitantes sean conscientes de que los residuos deben ser los menos posibles y, si los hay, que sean reciclables; que las empresas de reciclaje estén lo más próximas posibles a Rivas; o promover distintos tipos de empresas en los polígonos nuevos: empresas limpias o de economía circular, que produzcan productos pensados desde el principio para que los residuos sean reciclables.

«Nosotros, como promotores inmobiliarios, hacemos unas cuantas propuestas: vamos a desarrollar soluciones arquitectónicas no agresivas con el medio ambiente; la ampliación de zonas verdes colindantes con el Parque del Sureste; un corredor verde dentro de la zona residencial del Cristo de Rivas; un corredor comercial y productivo en la avenida de la Democracia, un vial fundamental que atraviesa el sector de este a oeste; una ampliación de los carriles bici, y una ampliación de los suelos dotacionales», para «una ciudad que facilite la interacción del ciudadano con su entorno, haciendo que la vida cotidiana sea más fácil».

Luis Domercq, consejero de Jarama Desarrollos Inmobiliarios; y Jesús Montero, director financiero de Larvin, durante su intervención en 'Rivas en la encrucijada: ideas para una ciudad sostenible'

Luis Domercq, consejero de Jarama Desarrollos Inmobiliarios; y Jesús Montero, director financiero de Larvin, durante su intervención en ‘Rivas en la encrucijada: ideas para una ciudad sostenible’ (foto: Fernando Galán)

Jesús Montero, director financiero de Larvin, propuso «un negocio para toda la ciudad, en el que estén representados vecinos, empresas, trabajadores de estas empresas, y el Ayuntamiento, que es el que tiene la capacidad de intervención y de ascendencia». «Hay dos grandes sectores a desarrollar: el Polígono Industrial Norte, que está situado estratégicamente, de manera que puede convertirse en uno de los mejores polígonos industriales de Madrid». «Por un lado, tendría que tenerse en cuenta la ordenación y distribución de sus naves para conseguir un mayor aprovechamiento energético, ya que podría ser autosuficiente por sus horarios de trabajo, y la creación de nuevas empresas». Montero apostó por un polígono «no logístico, sino multidisciplinar». «Hay un cambio de hábitos en la gente, que ya no compra, sino que alquila, siendo más fácil la inversión del negocio». «Es el momento de que los vecinos, empresas y trabajadores tengan una mesa en común para la creación de empresas, a través de una empresa mixta o independiente para poner en valor los activos inmobiliarios del polígono Norte y el Mirador Sur».

En su propuesta, el Ayuntamiento aportaría los terrenos, y las infraestructuras se alquilarían a empresas de distintos sectores bajo la fórmula de la «empresa mixta». En cuanto al Mirador Sur, la propuesta sería «la compra de estos terrenos por parte de esta sociedad mixta, para su posterior urbanización». Tendria participación de los vecinos en porcentajes a definir». El Ayuntamiento, dijo Montero, aportaría los terrenos y el socio privado, su capital y su conocimiento del sector, lo que implicaría que el Consistorio «no tendría que aportar dinero, que correría a cargo del socio inversor». «Se trata de unir los recursos necesarios para hacer frente al desarrollo de estos sectores con plazos más rápidos de los que tienen normalmente las administraciones». 

«Muchas personas se me acercan para comprar o invertir en la ciudad, porque es un sitio donde, a diferencia de los fondos, la gente puede controlar sus inversiones», agregó Montero, que propuso diversas fórmulas para llevar a cabo el proyecto propuesto, como la concesión o la aportación. «Eso es una economía participativa», añadió, ya que sería «una sociedad de todos en la que todos los beneficios caigan sobre la ciudad; puede ser una utopía, pero ¿por qué no intentarlo?».

A continuación intervenía Borja Vargas-Zúñiga Corsini, presidente de ParqueRivas y Valdemera, quien reflexionaba sobre los cambios y las nuevas tendencias,  como la deslocalización del trabajo debido al impulso del teletrabajo; el desarrollo electrónico, el cual implica mucha demanda de suelo logístico a gran escala; el envejecimiento de la población; el crecimiento de la demanda de servicios ; la importancia a la calidad ambiental de las ciudades o la reducción del tamaño de las familias.

«Nuestras casas ya no son el sitio donde dormimos, sino también donde trabajamos y nos relacionamos con proveedores: en nuestra casa estamos generando actividad constantemente», agregó. El presidente de ParqueRivas señaló el aumento de la demanda de determinados productos, como viviendas más pequeñas o logísticas de gran superficie, y una reducción de otro tipo de productos, como la oficina». «Si ya creo que e Rivas era complicado traer oficinas, y creo que es una pena, porque creo que a Rivas le ha faltado que viniera una gran sede social; no sabemos por qué es, pero eso es un hecho».

Por otra parte, el comercio, agregó, «está sufriendo». «Es verdad que la tendencia va un poco menos hacia el comercio tradicional y más hacia el ocio. En los centros comerciales siempre tiene que ocurrir algo, porque si uno va solo a comprar, parece un poco pobre», reflexionó.

«Es verdad que la economía de Rivas está basada en el sector terciario, pero estoy de acuerdo con Luis Domercq en que Rivas no es una isla; ninguna ciudad lo es», añadió Vargas-Zúñiga.»Tenemos que especializarnos en lo nuestro. Decía Jesús que hay una creciente demanda de industria, y es un buen momento para favorecer la industria sostenible. Hay cosas que no veo, como el tema logístico; quizá el de proximidad, pero a gran escala no es lo que debe buscar este municipio, porque requiere mucho terreno y da pocos puestos de trabajo», añadió. Y «como posibles ideas», propuso «agilizar los trámites», aunque «rompo una lanza a favor de los técnicos municipales, porque los plazos son bastante razonables».

Vargas-Zúñiga también sugirió mejorar la calidad ambiental de la ciudad, que «mejorará la atracción de inversores». Y otro punto es «flexibilizar las ordenanzas municipales, permitiendo una mayor compatibilidad de usos y buscando fórmulas alternativas», en referencia a una parcela donde «no hemos sido capaces de atraer a nuevas empresas, porque hay un exceso de oficinas en Rivas y no creo que la situación vaya a cambiar». «Así como en la industria hay una esperanza, y hay empresas que piensan en traerse la producción a Europa, flexibilizar los usos y las ordenanzas municipales ayudaría también en cuanto a características, usos, etcétera», finalizó.

Borja Vargas-Zúñiga, presidente de Parques Rivas; y Daniel González,director de operaciones de Iluscar y presidente de Fagenauto, durante su intervención en 'Rivas en la encrucijada: ideas para una ciudad sostenible'

Borja Vargas-Zúñiga, presidente de Parques Rivas; y Daniel González,director de operaciones de Iluscar y presidente de Fagenauto, durante su intervención en ‘Rivas en la encrucijada: ideas para una ciudad sostenible’ (foto: Fernando Galán)

Asimismo, Daniel González, director de operaciones de Iluscar y presidente de Fagenauto, intervenía para señalar que las empresas del sector «ya no vendemos coches: ahora ofrecemos servicios de movilidad», sentenció. «Este es un punto que tendremos que trabajar. No comparto que haya que desincentivar el uso del vehículo; vivimos en el mundo de la inmediatez. Habrá que mejorar el servicio de transporte público, pero también trabajar en los proyectos de movilidad».

Daniel González, durante su intervención en las Jornadas Rivas en la encrucijada. Ideas para una ciudad sostenible (foto: Fernando Galán)

«Además Rivas tiene muchas características para ser un ejemplo de movilidad sostenible, por su ubicación a 15 km de la Puerta del Sol», donde se aplican cada vez más restricciones a vehículos contaminantes. «Rivas además presenta mucha vivienda unifamiliar o garajes privados y comunitarios que facilitan la instalación de puntos de recarga», lo que «la hace una ciudad idónea para el vehículo eléctrico«, según González.

El presiente de Fagenauto y director de Operaciones de Iluscar agradeció la inversión en la red de carga de vehículos eléctricos: «creo que no hay nada parecido en el entorno, y de hecho venía gente de fuera de Rivas a cargar los vehículos». En el polígono de Santa Ana, «de manera espontánea, se ha generado una gran presencia del sector del motor», lo que hace que Rivas «tenga mucho más que ofrecer» en este sentido, agregó.

González lanzó tres propuestas, «fáciles de llevar a cabo porque no implican una gran inversión, porque se basan en los recursos que ya tenemos disponibles»: la creación de un servicio de movilidad al estilo de un ‘car sharing’, sin que le obligue a poseer un vehículo híbrido enchufable o eléctrico, que tienen precios elevados. «El cliente puede coger vehículos tanto de los centros de automoción como los que estén estacionados en la vía pública o puntos concretos», para «cerrar el círculo y beneficiar al vecino de Rivas, generando riqueza con los recursos ya instalados» en el municipio. La segunda propuesta de González fue «aprovechar en la misma línea los puntos de recarga ya instalados, subvencionados por parte del Ayuntamiento; y la tercera, crear un «proyecto de Rivas como ciudad de la movilidad, que generaría sinergias, colaboración y marca ciudad».

José Ignacio de Diego, presidente de la Asociación de Inmobiliarias del Sureste de Madrid (AISEM) y gerente de Bon Lar Asesores Inmobiliarios, ponía el broche final a esta mesa de debate mencionando algunos de los peligros a los que se enfrenta la ciudad de Rivas en relación con el pequeño comercio y los ejes empresariales, ya que «el usuario consumidor está cambiando sus hábitos de consumo».

Daniel González, director de operaciones de Iluscar y presidente de Fagenauto; y José Ignacio De Diego,presidente de la Asociación de Inmobiliarias del Sureste de Madrid (AISEM) y gerente de Bon Lar Asesores Inmobiliarios, durante su intervención en 'Rivas en la encrucijada: ideas para una ciudad sostenible'

Daniel González, director de operaciones de Iluscar y presidente de Fagenauto; y José Ignacio De Diego,presidente de la Asociación de Inmobiliarias del Sureste de Madrid (AISEM) y gerente de Bon Lar Asesores Inmobiliarios, durante su intervención en ‘Rivas en la encrucijada: ideas para una ciudad sostenible’ (foto: Fernando Galán)

En relación con esto, de Diego exponía algunas oportunidades de mejora de la sostenibilidad de los hogares, así como una «una mayor calidad de vida de los ciudadanos y no solo en el ahorro energético, sino también en un ahorro de consumo». «Europa destina a España 3.400 millones de euros para mejorar las viviendas. Eso quiere decir que ahí tenemos una oportunidad todos los vecinos de que en Rivas ahorren y puedan gastar en el municipio y en mejoras para sus casas», expresaba.

Además, señalaba que por parte del Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid también hay una oportunidad, aportando «una oficina de rehabilitación con información al consumidor o a las comunidades de propietarios para que se puedan beneficiar de estas ayudas», para conseguir así «una ciudad más joven y que esos edificios antiguos se conviertan en edificios sostenibles y habitables para los ciudadanos de Rivas», finalizaba.

Las jornadas ‘Rivas en la encrucijada: ideas para una ciudad sostenible’ están organizadas por Diario de Rivas con la colaboración del Ayuntamiento de Rivas VaciamadridJarama Desarrollos InmobiliariosCambio Energético, el centro comercial H2OUrbi SolarParqueRivas, el restaurante SomallaoSercotel AB RivasVilsa Grupo Inmobiliario y Bon Lar.

Otras noticias:

Los barrios de Rivas plantean sus inquietudes: qué les gusta, qué no, el futuro que quieren y lo que «no se debe repetir»

Del Cura apuesta por una agenda urbana hasta 2030 para promover el desarrollo sostenible de Rivas

Rivas para vivirla: soluciones urbanísticas para la ciudad que viene

 

 

¡Síguenos en las redes sociales!

¡Síguenos en las redes sociales!

¡Tenemos canal en Telegram!

Además de seguirnos en Facebook, Twitter e Instagram, puedes enterarte de todas las novedades de Diario de Rivas en nuestro canal de Telegram. Suscríbete y recibirás las actualizaciones directamente en tu móvil. ¿A qué esperas?

¿Te parece interesante? ¡Compártelo!