¿Te parece interesante? ¡Compártelo!

Curro Corrales, portavoz de Somos Rivas, en su despacho

Curro Corrales, portavoz de Somos Rivas, en su despacho (©Diario de Rivas)

Diario de Rivas arranca un nuevo ciclo de entrevistas con políticos de todos los partidos representados en el Pleno ripense. En esta ocasión, preguntamos a los representantes su valoración de los primeros 150 días de gobierno compartido entre Somos Rivas y Rivas Puede. Curro Corrales, portavoz de Somos Rivas, es el primero en analizar la marcha del acuerdo de gobierno vigente desde el pasado mes de mayo.

¿Cómo valora Somos Rivas el desarrollo del pacto de gobierno hasta ahora?
Nuestra valoración es positiva, en el sentido de que los objetivos políticos están cumpliéndose. Tenemos más compromisos programáticos en la acción de gobierno, pero además de eso teníamos una motivación política que tenía que ver no solo con traducir el entendimiento entre las dos fuerzas políticas en una mayor estabilidad y una mayor capacidad de poder sacar adelante las medidas que la ciudad necesita, sino también de entender la profundización en la relación política y la generación de un espacio de confianza que permita la acumulación de fuerzas y alternativas frente a los modelos imperantes, y la identificación de Rivas como un espacio de política diferente. Con este acuerdo de gobierno, esta perspectiva se ha visto claramente reforzada.

Hace unos días Rivas Puede valoró el desarrollo del acuerdo de manera “moderadamente satisfactoria”. ¿Comparten ustedes ese diagnóstico?
Sí, pero dentro de lo esperable; no lo digo, ni mucho menos, como si hubiera un vaso que está la mitad de lleno de lo que nos gustaría. La operativa siempre es más complicada. El acuerdo de gobierno se ha producido en mitad de legislatura, con una dinámica de funcionamiento y un día a día que tiene ya unas formas de funcionar, y la incorporación de las nuevas compañeras y compañeros de gobierno a esas dinámicas significa que ellos tienen que hacer el esfuerzo de subirse a un tren en marcha y nosotros, que ya estábamos en un tren en marcha, entender que hay cosas que en la relación del día a día tenemos que cuidar para que todo el mundo vaya con el mismo paso. Yo no diría que estamos moderadamente satisfechos como un elemento crítico, sino en el sentido de que en la aplicación de ese día a día tenemos que seguir mejorando. En todo caso, esta valoración yo la hago desde una percepción bastante positiva del roce del día a día y de la relación natural y cotidiana. Me parece que no es que existan problemas u obstáculos, sino que sencillamente tenemos que hacer que esto funcione, y en eso estamos.

Aun con esas coincidencias programáticas, hay asuntos que Somos Rivas y Rivas Puede ven de manera distinta. ¿Cómo se resuelven las diferencias en el día a día?
Los desacuerdos que han podido surgir los ubico en el despliegue de la operativa del día a día, en las dinámicas de relación y de respeto a los espacios, donde tenemos que tomar decisiones en las que cada uno, sea del partido que sea, tiene su ámbito de responsabilidad, y a la vez compartirlas para que todos tengamos la misma información. Los desacuerdos, acotados a esos términos, no los entendemos como obstáculos ni como problemas, sino como la vida misma, y tenemos que hacer ese camino. No hemos encontrado grandes problemas y mucho menos en lo político, que es lo importante. El cierto vértigo que nos daba contar no solo con más compañeros y compañeras para tomar decisiones, sino también con una visión política en ocasiones matizada, que tiene un histórico diferente al nuestro y que en determinados asuntos hemos tenido en el pasado algunas diferencias, al final, cuando lo hemos puesto de forma concreta encima de la mesa, es lo que ha generado menos problemas. La política funciona y la parte más burocrática es lo que hay que engrasar, y la valoración solo puede ser positiva.

Hasta ahora, ¿qué ha sido, a su juicio, lo más positivo del gobierno compartido?
El acuerdo de gobierno coincide con la aprobación del presupuesto de este año y es innegable el esfuerzo en las inversiones, que además es compartido, no solo por el gobierno en su conjunto sino en las distintas áreas afectadas. Por tanto, creo que se está notando un impulso importante en la ciudad. Hay una inyección en mejoras que tiene que ver con el desarrollo del plan de viales, las instalaciones deportivas y educativas, y en esta parte las decisiones que hemos ido tomando con la incorporación de Rivas Puede al gobierno refuerzan algo que la ciudad necesitaba, y mucho. En parte estamos en el momento económico que permite abordar esa responsabilidad, pero también es verdad que llegan en un momento de entendimiento que hace posible que en la política se puedan traducir ese esfuerzo inversor. En ese sentido, veo el plan municipal de inversiones como un ejemplo de que la ciudad no solo sigue funcionando, sino que las apuestas políticas se ven reforzadas. Y luego, hay elementos muy tangibles: tenemos un CEIPSO público en el barrio de la Luna que ha llegado en tiempo y forma para el inicio del curso escolar, frente a la Comunidad de Madrid, que no ha sido capaz de cumplir con sus compromisos a este respecto en otros lugares. Aquí sí ha sido posible por el trabajo del Ayuntamiento, y en esa recta final compartimos como gobierno conjunto ese logro.

¿Hay algún asunto que no termine de arrancar?
Muchos, pero no tienen que ver con la dinámica del gobierno. Tenemos prevista el día 24 una jornada de puertas abiertas en la biblioteca Gloria Fuertes; nos gustaría que hubiese podido coincidir con una entrada a pleno rendimiento del funcionamiento de la biblioteca y todos sus servicios, y no ha podido ser por problemas de licitaciones y contrataciones y plazos de la Comunidad de Madrid. Pongo este ejemplo muy concreto, pero que no tiene que ver con la relación de trabajo conjunto en el gobierno. Como eso hay un montón de cosas que están en marcha y en las que tenemos que ponernos las pilas; unas nos tocan un poco más, y otras habrá que seguir peleándolas.

Curro Corrales, portavoz de Somos Rivas, en su despacho

Curro Corrales, portavoz de Somos Rivas, en su despacho (©Diario de Rivas)

Desde que se firmó el pacto de gobierno, varios ediles de distintos grupos de la oposición han repetido varias veces que el diálogo de la etapa anterior se ha terminado y se ha transformado en un “rodillo”.¿Cómo lo ven desde Somos Rivas?
A mí me hace un poco de gracia esa perspectiva. He sido portavoz de un gobierno en absoluta minoría, con 7 de 25 concejales, durante dos años, y no deja de chocarme que cuando los grupos políticos consiguen llegar a acuerdos para hacer valer sus posiciones en aritméticas mayoritarias en el pleno, es una cosa que tiene que ver con el consenso y la voluntad de diálogo de todo el mundo, a veces dejando al gobierno en minoría en las votaciones en el pleno; y sin embargo, cuando es el gobierno el que da pasos en base a acuerdos políticos para sacar adelante compromisos en la ciudad, que sí tienen una mayoría en el pleno, dicen que esto es «un rodillo». No deja de ser paradójico. En el último pleno, por ejemplo, fue aprobada con el voto favorable de toda la corporación una iniciativa que trabajó el Grupo Socialista en relación al estado y la gestión del arbolado y las zonas verdes de la ciudad, y eso es casi más rodillo: 25 votos son más que 13. Y no se me ocurre interpretarlo en esa clave, porque entiendo que es legítimo en política poder contar con acuerdos que sean lo más mayoritarios posible para sacar adelante las posiciones y las propuestas. Otra cosa es si hay una menor calidad democrática en la relación con los otros grupos respecto a la gestión o la relación para sacar adelante algunos temas. Y, francamente, creo que tampoco es una percepción justa. Con el Grupo Socialista hemos seguido compartiendo muchas votaciones en el Pleno y con el resto de los grupos hablamos todos los días, no solo para ver qué se vota en un pleno o se deja de votar, sino para tener compromisos concretos que son asuntos de ciudad y que tratamos de abordarlos en esa clave. Por ejemplo, la semana pasada se aprobaron los presupuestos de las empresas públicas sin ningún voto en contra; yo mismo fui elegido consejero delegado de la Empresa Municipal de la Vivienda con el voto favorable de todo el consejo de administración, y creo que eso también es el resultado de que en la dinámica del día a día seguimos teniendo una actitud abierta a que el conjunto de la corporación esté lo más presente posible en los asuntos estratégicos de la ciudad, y vamos a seguir haciéndolo.

En cuanto al marco político, este acuerdo se enmarca en un proceso que también se da a nivel nacional por IU y Podemos. ¿Cree que es factible caminar, a nivel local, hacia una candidatura conjunta, tal y como ha ocurrido en el Congreso?
Creo que es un escenario perfectamente factible. Otra cosa es que quede mucho por andar en la relación cotidiana en esta ciudad y en este ayuntamiento, y también en los acuerdos posibles, las políticas de alianzas y cómo se desarrollan entre las organizaciones de IU, de Equo, de Podemos en el ámbito de la Comunidad de Madrid y más allá. No se nos puede escapar que las elecciones municipales, en el caso de la Comunidad de Madrid, coinciden con las autonómicas, y con las autonómicas de la mayoría de comunidades autónomas, y esto tendrá que trabajarse desde la reflexión de que es necesaria una acumulación de fuerzas capaz de fortalecer una alternativa de cambio, mediante procesos que se retroalimenten desde lo general hasta lo local y viceversa. Rivas, en ese sentido, ha abierto un camino con el acuerdo de gobierno en el mes de mayo, pero queda mucho por hacer. En IU, más allá de Rivas, y también para IU de Rivas, la política de alianzas con los acuerdos del cambio y con Equo es una cuestión debatida, aprobada y asumida por el conjunto de la organización: es la apuesta. Veremos si es capaz de concretarse o no en función de factores tan diversos y tan complejos, pero factible, lo veo.

El alcalde ha dicho públicamente, en varias ocasiones, que no hay otro camino.
Eso es. Aquí estamos gobernando juntos y tenemos una relación cada vez mejor. En ese sentido, no encuentro impedimentos a un desarrollo hacia esa línea, pero es verdad que queda mucho tiempo, que pueden pasar muchas cosas y que además hay un elemento fundamental que no depende solo de lo que decidamos y con que estemos o no cómodos en el ámbito local, sino que tiene que ver con lo que decidan las organizaciones a nivel más amplio. No hay otro camino, pero no ha pasado tanto tiempo como para que se hayan dado pasos más sustanciales.

Si las elecciones fueran en 2018, ¿sería factible ese acuerdo?
La lógica invita a pensar que, si la dinámica es esta y pasa el tiempo, podrán darse mayores y mejores condiciones. Sin embargo, si fuesen en 2018 las elecciones probablemente tendríamos una agenda diferente en las organizaciones, también más allá de lo local; los procesos estarían más avanzados, pero como no depende solo de lo que queramos hacer aquí, de momento caminaremos hacia 2019. Lo que nosotros representamos como candidatura, que es a IU y a Equo, creo que tienen una percepción positiva en el ámbito local como para poder trabajar en esa dirección y, por otra, un compromiso asumido más allá de lo local de que ese es el camino.

 

Otras noticias:

Rivas estrena nuevo gobierno compartido con la incorporación de seis ediles de Rivas Puede

Las bases de Somos Rivas y de Podemos dicen ‘sí’ al gobierno compartido en Rivas

Cuenta atrás para un futuro gobierno compartido entre Somos Rivas y Rivas Puede

El PSOE Rivas se ‘descuelga’ del futuro gobierno compartido; Somos Rivas y Rivas Puede siguen negociando para un ‘gobierno a dos’

Acuerdo ‘de mínimos’ entre los grupos IU-Equo-Somos Rivas, Rivas Puede y PSOE

¡Síguenos en las redes sociales!

¡Tenemos canal en Telegram!

Además de seguirnos en Facebook y Twitter, puedes enterarte de todas las novedades de Planeta Rivas en nuestro canal de Telegram. Suscríbete y recibirás las actualizaciones directamente en tu móvil. ¿A qué esperas?

¿Te parece interesante? ¡Compártelo!