¿Te parece interesante? ¡Compártelo!
Cipar Rivas Vaciamadrid (©Diario de Rivas)

Centro de Protección Animal (Cipar) de Rivas Vaciamadrid (©Diario de Rivas)

Una sentencia fechada el pasado 11 de mayo declara «no ser conforme a derecho» la aprobación del proyecto de construcción y ejecución de la obra del recién estrenado Centro Integral de Protección Animal (CIPAR) de Rivas Vaciamadrid, estimando así la impugnación presentada por un grupo de empresas cercanas a la ubicación de este nuevo recurso, en la avenida de la Técnica. El PP de Rivas Vaciamadrid pide explicaciones al gobierno local por ejecutar el proyecto «mientras había un proceso judicial en curso». El Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid ha recurrido la sentencia y asegura que ya está en marcha una modificación del PGOU que recoja el uso de la parcela, actualmente calificada como zona verde en suelo urbano, como centro de protección animal. El fallo judicial, además, «no afectará al funcionamiento del CIPAR», según ha aclarado el alcalde, Pedro del Cura.

El CIPAR (Centro Integral de Protección Animal de Rivas) Mary Tealby comenzó a funcionar el pasado mes de abril para acoger a los animales abandonados de la ciudad. En el centro, que se compone de módulos prefabricados donde se han instalado cheniles para perros, un edificio para gatos, quirófano y zonas de esparcimiento para los animales, entre otras dotaciones, se ha incluido un aparcamiento y una ‘pantalla’ arbórea que separan las instalaciones de la avenida de la Técnica. La inversión ha sido superior a un millón de euros y el Consistorio ya está preparando la segunda fase de las obras. Los animales que se encuentran bajo la protección del Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid ya se han trasladado al CIPAR, gestionado por Rivanimal, desde su antiguo ‘hogar’ en Los Cantiles, y el nuevo centro de protección animal ripense fue presentado a la ciudadanía en una jornada de puertas abiertas. Se trata de un recurso pionero a nivel nacional, según reconoció la ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra, durante una visita que realizó a la instalación. También fue a conocerlo, días antes, el ya exvicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias.

Ahora, un juez ha estimado un recurso interpuesto contra la aprobación de las obras del CIPAR por entender que vulneran la legislación urbanística. En concreto, y según consta en la sentencia, consultada por Diario de Rivas, el recurso fue interpuesto por Artes Gráficas Palermo, Profit Producción Integral, Inmalu y Sulzer Pumps Wastewater Spain. Ya en marzo de 2019, el abogado que representaba a varias de estas compañías anunció a este digital la intención de sus clientes de emprender acciones legales contra el CIPAR «porque entendemos que no se está cumpliendo con la normativa urbanística». Además, añadió, «creemos que no es una instalación adecuada para los propios animales por su cercanía a la autovía y los ruidos que van a tener que soportar, porque hablamos de construcciones prefabricadas». También se oponen «porque lógicamente una instalación de estas características genera un perjuicio evidente, afectando al valor de las empresas que ya están en el polígono. Pensamos que un polígono empresarial como este no es un lugar adecuado para tener un centro de este tipo». «La voluntad no es perjudicar a nadie; creemos que la adjudicación tiene vicios de nulidad, por cómo se ha desarrollado y por la parcela en la que se pretende instalar. Y vamos a recurrir a los tribunales si se mantiene esta decisión», añadió entonces el portavoz de las empresas demandantes.

Demostración de Agility en el Cipar de Rivas

Demostración de Agility en la jornada de puertas abiertas del Cipar de Rivas (foto: Diario de Rivas)

«Incompatibilidad con el PGOU»

Así lo hicieron. Según recoge la sentencia, a la que ha tenido acceso Diario de Rivas, en el recurso las empresas solicitaban que se revocase la aprobación de la construcción del CIPAR, aprobada por el Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid el 16 de diciembre de 2019, «por ser nula o en su caso anulable, al ser contraria al planeamiento urbanístico vigente, y no haberse atendido al procedimiento legal y reglamentariamente establecido para su aprobación». Sus argumentos se fundamentaban en que, «según el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) vigente, la parcela está calificada de espacios libres públicos, mientras que la inclusión de un vial en el proyecto del CIPAR habría requerido una modificación del PGOU de Rivas. Además, prosiguen los demandantes, la condición de «zona verde» de este espacio establece una «incompatibilidad con el uso asistencial» del centro de protección animal. Aportaban, además, como prueba un informe pericial que reflejaba que las parcelas sobre las que se ubica el CIPAR Mary Tealby forman parte «de la red general de zonas verdes y espacios libres», donde el PGOU preveía un itinerario peatonal que, de construirse, se vería interrumpido por la edificación del centro de protección animal.

Por último, las empresas demandantes argumentan que la afectación acústica de la parcela —entre la A-3 y el polígono industrial Santa Ana, junto a los campos de fútbol— «lo hace no aconsejable para centro de protección de animales», y que la apertura de este nuevo recurso para la protección animal «genera perjuicios económicos a los propietarios e industriales de las parcelas colindantes».

El nuevo CIPAR de Rivas está a punto de inaugurarse (©Diario de Rivas)

El nuevo CIPAR de Rivas, poco antes de su inauguración (©Diario de Rivas)

 

Informe municipal favorable

En sus alegaciones, el Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid hace referencia a un informe de los servicios técnicos de Urbanismo que, asegura, indica que el uso como centro de protección animal («usos sanitarios sobre los animales», incluidas en las condiciones generales de uso de equipamiento) está previsto en una modificación puntual del PGOU aprobada en 2011 que afecta a la zona industrial de la ciudad, en la que la parcela donde se levanta el CIPAR consta como zona verde. Sin embargo el juez, en la sentencia, considera que esa modificación del PGOU a la que alude el Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid «no afecta a los espacios libres y zonas verdes existentes».

El Consistorio, además, argumentaba que las empresas no estaban legitimadas para interponer ese recurso, ya que, a su juicio, estas no lo interponían en defensa de la legalidad urbanística, sino con motivo de los perjuicios que «desde su punto de vista» podía causarles el CIPAR. El documento municipal alegaba que los demandantes tampoco habían cuantificado ni estimado los «perjuicios» a los que aludían en su recurso. Sin embargo, el juez desestima este argumento municipal, ya que «al margen de que sus argumentos se basan en la vulneración, en su opinión, de la legislación urbanística aplicable, la sola circunstancia de considerarse perjudicadas materialmente por la instalación de dicho centro en las proximidades de sus propiedades les atribuiría la condición de interesados«.

Así, en el fallo, el juez ha estimado el recurso de las empresas en el fallo judicial del pasado 11 de marzo, declarando no conforme a derecho y anulando la aprobación de la construcción del CIPAR, y sin imponer las costas causadas por el procedimiento judicial.

Centro Integral de Protección Animal (Cipar) de Rivas Vaciamadrid

Centro Integral de Protección Animal (Cipar) de Rivas Vaciamadrid (©Diario de Rivas)

El PP pide explicaciones

La portavoz del PP de Rivas Vaciamadrid, Janette Novo, pide al Gobierno municipal «que explique cómo es posible que se haya construido un Centro Integral de Protección Animal (CIPAR), en el que se ha invertido 1 millón de euros mientras había un proceso judicial en curso». «La red de espacios libres o zonas verdes está destinada a ser parques urbanos, jardines o plazas. Solo se admiten como usos compatibles los kioskos y equipamientos públicos de tipo deportivo, de ocio cultural o recreativo (espectáculos) o de garaje-aparcamiento de titularidad pública», insiste la edil.

Por su parte, el alcalde de Rivas, Pedro del Cura, indicó que «la sentencia, que ya está recurrida, no afectará al funcionamiento del centro de protección animal», cuya segunda fase ya se está preparando, y que el Ayuntamiento de Rivas ya había comenzado a tramitar una modificación puntual del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) relacionada con la parcela, que se aprobará «próximamente». «La obra se paralizó durante un año, atendiendo a los requerimientos de los empresarios, y de hecho el aparcamiento y la ‘barrera arbórea’ se planificaron para aislar el CIPAR aún más de las naves industriales, ante las objeciones de los empresarios», aseguran desde el Ayuntamiento. Las mismas fuentes añaden que los informes municipales de urbanismo indican que el uso del CIPAR «sí es compatible con lo que marca el PGOU».

 

Otras noticias:

El Centro de Protección Animal de Rivas se llamará Mary Tealby

El nuevo Centro de Protección Animal de Rivas se abre a la ciudadanía con una jornada de actividades y diversión

Rivas estrena su nuevo Centro de Protección Animal, pionero a nivel nacional

Los últimos de Los Cantiles

Zona de juegos al aire libre, área veterinaria, una ‘minigranja’ y grandes espacios para perros y gatos: los detalles del futuro Centro de Protección Animal de Rivas

Arrancan las obras del nuevo Centro de Protección Animal de Rivas

 

¡Tenemos canal en Telegram!

Además de seguirnos en Facebook, Twitter e Instagram, puedes enterarte de todas las novedades de Diario de Rivas en nuestro canal de Telegram. Suscríbete y recibirás las actualizaciones directamente en tu móvil. ¿A qué esperas?

¿Te parece interesante? ¡Compártelo!