¿Te parece interesante? ¡Compártelo!
CEIPSO La Luna de Rivas

CEIPSO La Luna de Rivas (foto: Diario de Rivas).

La Comunidad de Madrid ha dado luz verde al inicio de las obras de la primera fase del colegio Hispanidad y las de la segunda fase del CEIPSO La Luna. Ambas construcciones arrancarán, según la consejería de Educación, entre febrero y marzo y las instalaciones estarán operativas el próximo curso. Además, el gimnasio del CEIPSO La Luna también empezará a construirse próximamente ya que el proyecto, que es una licitación diferente al módulo de secundaria y las zonas comunes que se va a empezar a construir de forma inminente, cuenta con la adjudicación provisional, por lo que está a falta únicamente de que esta sea definitiva. Diario de Rivas ha pulsado la reacción ante estas novedades de los diferentes actores de la comunidad educativa ripense.

Banner Ayuntamiento abril 2022
Banner Ayuntamiento abril 2022
Somallao Día de la Madre

Jaime de León, presidente de Fapa Rivas, reconoce que «nunca puede ser mala noticia que se avance en los proyectos de construcción de las instalaciones educativas pendientes, en este caso en Rivas». Sin embargo, vuelve a denunciar el «lamentable retraso de años que venimos padeciendo en el municipio entre la detección de la necesidad de plazas, la proyección de los centros y su apertura».

Para el presidente de Fapa Rivas, la gran preocupación una vez anunciados el comienzo inmediato de las obras en los dos centros educativos ripenses es la definición de los plazos, «pues ‘el curso próximo’ se puede alargar hasta el verano de 2023”, advierte. Por ello, demanda en nombre de la organización que preside que ambos centros estén operativos desde el primer día de clase del curso 2022 – 2023. «Y entendemos por ‘operativo’ un centro con las aulas necesarias para impartir las clases con garantías de seguridad y confortabilidad para el alumnado y el profesorado, así como el resto se dependencias necesarias», específica.

Sin embargo, se muestra pesimista al respecto: «Mucho nos tememos que no va a ser así», concluye el presidente de Fapa Rivas, que aprovecha la ocasión para reivindicar una vez más la construcción del IES Margarita Salas y la creación de nuevos módulos de Formación Profesional.

En la misma línea que Jaime de León se expresa Javier Tabarés, miembro de la Plataforma Emergencia Educativa de Rivas. «Escepticismo es la palabra que resume nuestra sensación al recibir esta noticia. Conocemos quién es el que tiene que construir esto y debe tener la voluntad de que esto funcione, y nos remitimos a años anteriores, donde lo poco que se hizo se llevó a cabo lento y tarde», comenta.

La plataforma denuncia una vez más la política de construir los centros por fases de la Comunidad de Madrid porque «antes se licitaba un centro y se hacía y ahora estamos 6-7 años hablando de lo mismo hasta que el centro está terminado, como vimos con el colegio José Iturzaeta y ahora con el CEIPSO La Luna». De hecho, Javier Tabarés pone en duda que este último centro educativo esté terminado a tiempo para el mes de septiembre. «Va a ser muy complicado», dice.

Para la Plataforma Emergencia Educativa de Rivas, la prioridad es empujar para que se construyan los proyectos en marcha en la ciudad. «No vamos a confrontar por confrontar con la Comunidad de Madrid, sino que lo vamos a hacer con hechos para que cumpla con los compromisos adquiridos con Rivas», apunta Tabarés, que llama a la movilización permanente para conseguir dicho objetivo. «La movilización de todos los actores de la comunidad educativa de la ciudad sirve y noticias como el inicio de las obras del CEIP Mercedes Vera y de la segunda fase del CEIPSO La Luna nos dan la razón, aunque sea todo más lento de lo que nos gustaría«, concluye.

Estado actual de la parcela destinada a la construcción del CEIP Hispanidad

Estado actual de la parcela destinada a la construcción del CEIP Hispanidad (foto: Diario de Rivas).

Reacciones de las familias de los dos centros educativos

«Incertidumbre» y «escepticismo» están presentes también a lo largo del discurso de Mavi López, presidenta del AMP-AFA Mercedes Vera – CEIP Hispanidad. «Es muy frustrante todo el proceso. Estamos siguiéndolo muy de cerca. Dice ahora la Comunidad de Madrid que el centro estará operativo en septiembre pero no especifica en qué condiciones: si entrarán el alumnado en aulas o barracones, si tendrán un patio en el que jugar los niños de forma segura, sin materiales de obra en medio… No tenemos ni idea y tenemos dudas de que de febrero a agosto dé tiempo a construir lo necesario», señala.

En opinión de Mavi López, la incertidumbre que las familias tuvieron al inicio de curso se repetirá a medida que se vuelva a acercar el mes de septiembre en el calendario. «Somos un centro de línea 3 (tres aulas por curso) con dos abiertas este curso, pero ya nos han confirmado que la intención es abrir tres aulas más el próximo año, por lo que serán 5 aulas que no sabemos realmente si, por mucho que inicien las obras en las próximas semanas, estarán listas para septiembre», cuenta.

La presidenta del AMP-AFA Mercedes Vera – CEIP Hispanidad incide en que lo ocurra en los próximos meses con las obras del CEIP Hispanidad también afecta al alumnado del colegio Dulce Chacón. «La dirección actual del Dulce Chacón, donde están tratando de maravilla a nuestros niños y niñas, ha derivado a los niños de penúltimo año a los barracones para que los niños y niñas de 3 años del CEIP Hispanidad puedan estar en aulas con baño dentro de ellas porque las prefabricadas ni siquiera lo tienen. Pero esto implica que niños y niñas con su plaza asignada en su colegio están estudiando en aulas prefabricadas actualmente. Y si en septiembre no llegan a tiempo y hay que meter tres aulas más, ¿qué van a hacer, quitarle la biblioteca, por ejemplo, al alumnado del Dulce Chacón?», se pregunta.

Además, López también se muestra muy preocupada por la segunda fase del proyecto, todavía sin fecha de construcción: «Todo el proyecto está mal planificado, y nos preocupa que se repitan los problemas de la primera fase con la construcción de la segunda«, dice. De momento, está deseando ver entrar la primera excavadora en el solar donde se construirá el CEIP Hispanidad: «Vivo delante del descampado donde se construirá el colegio, como muchas otras familias cuyos hijos están matriculados en el centro. El día que veamos una excavadora entrar aquí yo creo que todos nos vamos a poner a aplaudir desde nuestras terrazas y ventanas«, concluye.

Todavía no han entrado las excavadoras pero sí se ha vallado el perímetro del CEIPSO La Luna y se han instalado las primeras casetas de obra, por lo que el inicio de las obras de la segunda fase del centro educativo son inminentes. Leticia Pérez, del ampa La Luna, recalca que las obras que cuentan con la adjudicación definitiva son las de ampliación del centro, donde irán espacios comunes y las aulas de secundaria, entre otras instalaciones. «El proyecto del gimnasio es otra licitación diferente y actualmente va un poquito más retrasada; una vez se apruebe, las obras, que las llevará a cabo una constructora distinta, se solaparon con estas», explica. El plazo previsto para las obras del gimnasio es menor que el de las obras que están a punto de comenzar, las cuales deberán estar entregadas en el plazo máximo de 12 meses. «Es una obra muy grande y compleja que implica, entre otras cosas, unir la parte nueva a lo ya existente, por lo que no es un proyecto independiente de lo ya construido«, expone preocupada por los plazos de cara al próximo curso 2022-2023.

Este plazo y la dimensión del proyecto genera escepticismo en el ampa La Luna. «Es una buena noticia pero llega muy tarde el comienzo de las obras«, comenta Leticia Perez. «Actualmente somos más de los que cabemos, porque ya tenemos 615 alumnos para un espacio pensado para 375 alumnos aproximadamente; no disponemos de espacios comunes, tenemos el parking de profesores lleno de aulas prefabricadas y el próximo mes de septiembre tendremos 75 alumnos nuevos de 3 años y 90 más de 1ºESO. Seremos más y es muy difícil que el centro esté acabado para entonces«, argumenta.

«Es el problema de construir los centros por fases, que si no se respetan los plazos surgen complicaciones», finaliza.

El CEIPSO La Luna, vallado ante el inminente comienzo de las obras

El CEIPSO La Luna, vallado ante el inminente comienzo de las obras (foto: ampa La Luna).

El Ayuntamiento, preocupado por los plazos

En rueda de prensa, el alcalde de Rivas, Pedro del Cura, también se ha manifestado al respecto de la confirmación por parte de la Comunidad de Madrid del inicio de las obras del CEIP Hispanidad y de la segunda fase del CEIPSO La Luna.

Del Cura ha mostrado sus temores a que la Comunidad de Madrid dilate de forma intencionada la conclusión de las obras del CEIP Mercedes Vera con la intención de que abra sus puertas en el curso 2023-2024. «Nosotros dimos la licencia hace un año. Tardaron seis meses en hacer modificaciones y, si corren, podría estar abierto el próximo curso, pero nos tememos que no van a correr para no gastarse el dinero en este presupuesto 2022 y abrir el colegio en el curso 2023-2024″, ha dicho.

El regidor ha calificado este hecho de «barbaridad» y ha recordado que el Ayuntamiento de Rivas construyó «el colegio de La Luna en apenas seis meses». Asimismo, Del Cura ha explicado que el consistorio ripense seguirá reivindicando que el centro «tenga cocina y comedor, y no se preste ese servicio de catering en el centro que es desastroso como hemos visto en el único colegio que ha construido la Comunidad de Madrid en Rivas en los últimos 10 años».

A este respecto, la presidenta del AMP-AFA Mercedes Vera – CEIP Hispanidad, Mavi López, confirma que el pasado mes de diciembre emitieron un nuevo escrito a la Comunidad de Madrid para reivindicar lo que en su opinión es una «discriminación en comparación con el resto de centros del municipio», ya que solo un colegio no tiene cocina propia. «Nos dijeron que si incluían esta modificación ahora podría retrasarse la licitación y, en consecuencia, las obras, algo con lo que no estamos de acuerdo, de modo que volvimos a contestarles en diciembre para reclamarlo», explica.

Sobre el CEIPSO La Luna, Pedro del Cura ha subrayado que el Ayuntamiento «ha facilitado toda la documentación para que se agilice la obra y para garantizar que la cohabitación con las obras sea de la mejor manera posible, y que terminen a tiempo para que los dos centros puedan abrir en el curso 2022-2023 porque la ciudad está colapsada”.

«Si hubieran aceptado el convenio que el Ayuntamiento les ha puesto encima de la mesa desde hace dos años, ya estarían en funcionamiento estos centros», ha apostillado.

Otras noticias:

Las obras del nuevo colegio de Rivas y de ampliación del CEIPSO La Luna comenzarán en las próximas semanas

Aprobada la licencia de obra para la ampliación del CEIPSO La Luna de Rivas

¡Síguenos en las redes sociales!

¡Síguenos en las redes sociales!

¡Tenemos canal en Telegram!

Además de seguirnos en Facebook, Twitter e Instagram, puedes enterarte de todas las novedades de Diario de Rivas en nuestro canal de Telegram. Suscríbete y recibirás las actualizaciones directamente en tu móvil. ¿A qué esperas?

¿Te parece interesante? ¡Compártelo!