¿Te parece interesante? ¡Compártelo!

Miembros de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) de Rivas y agentes del Cuerpo de Policía Local protagonizaron este jueves una sonada protesta en el Pleno ordinaro del Ayuntamiento de Rivas. Varias personas de la PAH fueron desalojadas de la sala tras interrumpir a gritos la sesión. La protesta se trasladó a las puertas de entrada al salón de Plenos, y a ella se sumaron varias decenas de agentes de la Policía Local, que regresaron a este foro para reclamar de nuevo la reclasificación de la plantilla.

En torno a las 10.15 horas, cuando el Pleno del Ayuntamiento de Rivas abordaba la liquidación presupuestaria de 2018 según lo previsto en el orden del día, varias mujeres entraron en la sala y ocuparon asientos en el área destinada al público. En un momento dado, se quitaron las chaquetas y mostraron camisetas verdes serigrafiadas con el logotipo de la PAH, e interrumpieron en voz alta el debate. «¡Queremos hablar!», interpelaron a los concejales. El alcalde —que ostenta también la presidencia del Pleno de la Corporación municipal—, Pedro del Cura, les indicó que no podían interrumpir la sesión, y que para intervenir debían solicitarlo en tiempo y forma, pero las aludidas continuaron insistiendo durante varios minutos. Después de solicitarles en varias ocasiones que guardaran silencio para poder continuar con la sesión, y ante las protestas en voz alta de las mujeres, el regidor solicitó a los agentes de la Policía Local que se encontraban de servicio en la sala que las desalojaran del pleno. Varias abandonaron la sala al grito de «¡Libertad, libertad!»; otras quedaron dentro.

Protesta de miembros de la PAH en el Pleno de Rivas

Protesta de miembros de la PAH en el Pleno de Rivas (©Diario de Rivas)

La sesión continuó, pero fuera los ánimos no se calmaron. Varias de las mujeres que habían acudido con miembros de la PAH explicaron a los medios de comunicación que atravesaban una «situación desesperada». «Tengo una enfermedad que me impide trabajar a jornada completa y estoy durmiendo en un local con mi hijo de 8 años», explicaba una de ellas. «Yo vivo en un piso que pertenece a un fondo buitre y me han subido el alquiler a casi 700 euros, más de 200 más de lo que estaba pagando, y no me lo puedo permitir. En la EMV me dicen que no tienen vivienda social y se van pasando la pelota unos a otros. No nos quieren recibir porque saben que lo están haciendo mal«, apuntaba otra de las afectadas. Ambas criticaron que «Servicios Sociales y la EMV no hacen nada por nosotras. Hemos pedido una reunión con el alcalde, con Curro Corrales [consejero delegado de la EMV] y con Servicios Sociales, pero no nos contestan«, añadieron. «También hemos pedido por registro que nos dejen intervenir en el Pleno, pero la primera vez nos dijeron que ya lo había solicitado otro colectivo antes, y después que teníamos que presentarles documentos con lo que íbamos a decir. No quieren escucharnos«, insistían.

 

Mientras las personas que vinieron con miembros de la PAH continuaban lanzando consignas y pidiendo el acceso al salón de Plenos, llegaron varias decenas de agentes de la Policía Local, que, al igual que en el Pleno anterior, acudían para solicitar la reclasificación de sus puestos de trabajo, «según la ley», así como mejora de sus condiciones laborales y aumento de la plantilla. Ambos colectivos coincidieron en la misma puerta del Salón de Plenos, protegida por agentes que se encontraban de servicio, que habían recibido la orden de no dejar pasar a nadie para garantizar el desarrollo de la sesión plenaria. «¡Queremos entrar, queremos entrar!», coreaban agentes y miembros de la PAH, entre pitos, algún que otro golpe a la puerta y consignas entremezcladas de «¡Vergüenza!», «¡Si esto no se arregla, guerra, guerra guerra!», «Cumple la ley y danos el C1» (en referencia a la reclasificación de la Policía Local), «Ni gente sin casa, ni casa sin gente», «Libertad» o «Si no nos quieren ver, nos van a escuchar». Mientras tanto, en el interior del Salón de Plenos, y a pesar del ruido que reinaba a las puertas, la sesión seguía su curso.

Minutos más tarde, llegaba un nuevo grupo a la calle del Grupo Escolar: esta vez se trataba de la Plataforma de Mayores, que venía a reivindicar la construcción de una residencia pública en la ciudad y a presenciar el debate de una moción sobre ese asunto. A esas alturas, y debido al guirigay que se había formado en el diminuto vestíbulo que daba acceso al Pleno, ya se había personado la Guardia Civil y se había prohibido el acceso de cualquier persona a la sala, formara o no parte de las protestas, hasta que los ánimos se calmasen.

La Plataforma de Mayores de Rivas se concentra a las puertas del Pleno de marzo de 2019

La Plataforma de Mayores de Rivas se concentra a las puertas del Pleno de marzo de 2019 (©Diario de Rivas)

Las personas mayores tuvieron que conformarse con desplegar su pancarta en el exterior, a las puertas del edificio, mientras comenzaban, poco a poco, a dispersarse los agentes de la Policía Local que protestaban y los miembros de Stop Desahucios. Los ánimos se fueron calmando, el acceso de público a la sala volvió a permitirse y, salvo algún que otro golpeteo de pancartas en las ventanas del Salón de Plenos o grito aislado de consignas, el Pleno pudo seguir su curso con normalidad. Al final, y antes de dar paso a los miembros de la plataforma Stop Casas de Apuestas —que, recalcó, habían solicitado su intervención «en tiempo y forma»—, el alcalde reiteró que «no se puede venir a interrumpir un Pleno con gritos«.

Desde el Ayuntamiento, y a consultas de Diario de Rivas, explicaron que la solicitud de las personas de Stop Desahucios para intervenir fue denegada para el Pleno anterior porque otro colectivo —el AMPA del colegio Luyfe— lo había solicitado primero, y que en esta segunda ocasión los solicitantes no aportaron, «tal y como establece el Reglamento de Participación Ciudadana«, la documentación relativa a las preguntas o exposiciones que se realizarían en la intervención, un trámite que sirve para que los miembros de la Corporación Municipal puedan contestar a lo que se les demanda bien en el momento, o bien por escrito. «Además, desde los servicios municipales recibimos a todas las personas que soliciten ayuda para informarles de los trámites a seguir en cada caso concreto», prosiguen desde el Ayuntamiento.

Otras noticias:

«Necesitamos al menos 30 agentes más»: los sindicatos de Policía Local de Rivas piden refuerzos

Vecinos de la calle Rosa Luxemburgo de Rivas, en pie de guerra contra un ‘fondo buitre’

El éxodo silencioso de Juan Gris, 26

¡Tenemos canal en Telegram!

Además de seguirnos en Facebook y Twitter, puedes enterarte de todas las novedades de Diario de Rivas en nuestro canal de Telegram. Suscríbete y recibirás las actualizaciones directamente en tu móvil. ¿A qué esperas?

¿Te parece interesante? ¡Compártelo!