¿Te parece interesante? ¡Compártelo!

Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid

Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid (©Planeta Rivas)

El proyecto de presupuestos del Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid para 2018 incrementará los gastos de personal y de servicios en lo que permita la regla del techo de gasto impuesta por el Ministerio de Hacienda. También reservará medio millón para pagar los recursos que se produzcan por la sentencia que afecta al impuesto de plusvalía a la venta de propiedades. La previsión de una menor venta de suelo reducirá en un tercio las inversiones municipales. La ciudad comenzará el año con casi un 20 por ciento menos de deuda.

La concejala de Hacienda, Sira Rego, y la directora general del área de Hacienda, Marta Valero, presentaron en la comisión de seguimiento de la gestión municipal las principales líneas del proyecto de presupuestos del Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid para 2018, a la espera de contar con el primer borrador que se ha entregado a los grupos municipales y se entregará este miércoles al Consejo de Ciudad.

Rego concretó que los planes del Gobierno municipal pasan por aprobar las cuentas municipales en diciembre para poder empezar a aplicar el nuevo balance en el mes de enero, evitando retrasos como el que se ha producido en este ejercicio. La edilexplicó que la situación del Consistorio es positiva, ya que se han obtenido remanentes de tesorería, y la tendencia es a la reducción y amortización de la deuda y la potenciación de los servicios.

A la espera de conocer el primer borrador de los presupuestos, el avance municipal contempla una reducción de algunos ingresos y una práctica congelación en el gasto. En concreto, en materia de ingresos, ya está anunciada la congelación del IBI (principal fuente de recursos para el municipio, actualmente con un coeficiente impuesto desde el Gobierno municipal cercano al 0,51) y se contempla la venta de parcelas por valor de entre 10 y 12 millones de euros, por debajo de los 15 millones que se han obtenido este ejercicio.

En cuanto a los gastos, muy condicionados por un techo de gasto que alcanza los 1,4 millones este ejercicio, el capítulo de personal recibirá un incremento de 300.000 euros, que es el máximo legal permitido y que irá destinado a cubrir la subida de la masa salarial de los trabajadores, fundamentalmente. Los costes de servicios se incrementarán en medio millón de euros, que responderán a las adecuaciones al convenio colectivo de Rivamadrid y a proceder a la contratación de diez nuevos puestos de trabajo en esta empresa pública. Por otra parte, las inversiones recibirán alrededor de diez millones de euros (los que se obtendrán por la enajenación de parcelas), de los que el 30 por ciento irán destinados a la amortización de deuda. Con respecto a la cuenta de gastos, Rego concretó que, a pesar de que las cuentas municipales están saneadas y las empresas están en números positivos y arrojando superávit, «podemos gastar menos de lo que queremos».

Conviene destacar que el Consistorio ha reservado medio millón de euros, a modo de fondo de contingencia, para poder responder a los efectos de la sentencia del Tribunal Constitucional que determinaba la inconstitucionalidad de tres artículos de la ley que rige el impuesto de plusvalías de la venta de propiedades. «A pesar de que aún no hay exigencia estatal de reservar de un fondo de contingencia, ni la Comunidad de Madrid ha legislado aún al respecto, nos adelantamos reservando una partida y elaborando un protocolo para dara respuesta a los recursos que ya se han producido y se van a seguir produciendo por este vacío legal», explicó Rego. Valero agregó, a consultas de Diario de Rivas, que las devoluciones por estas plusvalías en el municipio van a superar en los próximos años, con mucho, el fondo consignado en este ejercicio.

A consultas de este periódico digital, Rego avanzó que el último dato de deuda municipal, de julio de 2017, asciende a 48.099.970,13 euros, cuando el año 2016 se cerró con 52,51 millones de euros. No obstante, la previsión es que la deuda a final de ejercicio esté entre los 40 y 42 millones de euros. La deuda de la Empresa Municipal de la Vivienda de Rivas, por su parte, ha reducido entre el 31 de diciembre de 2016 y julio de 2017 su deuda, que es mayoritariamente de tipo hipotecario, de 42,79 a 32,30 millones. Por último, Rivamadrid, en esos mismos plazos, ha reducido su deuda de 2,81 millones a 2,52. La suma de todas estas partidas (el presupuesto consolidado) resulta en que la deuda municipal se ha reducido entre el 1 de enero de 2017 y el 31 de julio de 98,12 a 82,92 millones de euros.

Más información:

Rivas no tendrá presupuestos participativos para 2018

Viviendas protegidas, El Campillo y el CEIPSO La Luna centran las inversiones regionales en Rivas para 2018

El IBI y el Impuesto de Vehículos se mantendrán congelados en Rivas el año que viene

Ordenanzas fiscales de Rivas para 2018: suben las tasas de terrazas, quioscos, zanjas y grúas, y bajan las de vallas, eventos y venta ambulante

¡Tenemos canal en Telegram!

Además de seguirnos en Facebook y Twitter, puedes enterarte de todas las novedades de Diario de Rivas en nuestro canal de Telegram. Suscríbete y recibirás las actualizaciones directamente en tu móvil. ¿A qué esperas?

¿Te parece interesante? ¡Compártelo!