¿Te parece interesante? ¡Compártelo!
CEM Hipatia

CEM Hipatia-FUHEM de Rivas (foto: Colegio Hipatia).

En el último año, tras la suspensión del pasado curso escolar por la pandemia que marca nuestras vidas desde hace doce meses, se ha puesto mucho el foco en la salud emocional. Se ha hecho en todos los ámbitos de la vida. Hasta en el Congreso de los Diputados se ha tratado la necesidad de ampliar la inversión en la Sanidad Pública destinada a ella. Y la educación no podía ser menos. En el colegio Hipatia FUHEM saben mucho de esto, pues allí el bienestar emocional y el cuidado mutuo es una prioridad desde que abrió sus puertas en el barrio de La Luna de Rivas hace ya una década.

Entendemos la educación como una apuesta por la consecución del bienestar de todos y todas. Si las niñas y los niños son cuidados y respetados en sus necesidades, deben aprender que el resto de las personas también deben ser cuidadas y respetadas en las suyas. Por lo tanto, en la centralidad de la escuela no se situaría solo el alumnado, sino en la comunidad educativa en su conjunto”, explica Pilar Rodríguez, directora y orientadora de Formación Profesional.

Para el centro educativo ripense, es fundamental “habilitar la conciencia del cuidado en profesionales, alumnado y familias, además de crear las estructuras, planes y momentos que lo hagan posible”, expone Rodríguez, que pone el foco en uno de los pilares esenciales de la vida en el colegio, el departamento de orientación.  “Está formado por psicólogas, pedagogas, profesoras de apoyo —especialistas en audición y lenguaje y en pedagogía terapéutica— e integradoras sociales, y trabaja de manera conjunta con todo el equipo docente y directivo, velando para que todo el alumnado sea reconocido, atendido y valorado en toda su diversidad”, destaca la directora.

Vestíbulo de Hipatia decorado por los alumnos

¿Cómo funciona el departamento de orientación en Hipatia?

Aunque no lo sea ya para las familias y el alumnado que dan vida al colegio Hipatia, porque el centro siempre ha dado la visibilidad y la trascendencia que para su proyecto educativo ecosocial tiene, el departamento de orientación de los centros docentes sigue siendo un gran desconocido para muchos padres y madres. Esto hace que en ocasiones se infravalore por parte de las familias una labor que tiene un impacto decisivo en la actividad del centro en general, y en el bienestar de cada estudiante en particular.

Sin embargo, CEM Hipatia FUHEM lleva muchos años invirtiendo tiempo, dedicación y presupuesto en el departamento de orientación: de ahí que sea uno de sus valores diferenciales con respecto al grueso de los centros docentes. “Si tuviera que resumir en una sola función las tareas múltiples del departamento de Orientación de CEM Hipatia FUHEM, diría que tratamos de atender a la diversidad desde una perspectiva inclusiva en la que nadie se quede atrás por culpa de barreras u obstáculos, pero en la que todo nuestro alumnado desarrolle al máximo sus potencialidades”, define Jesús Menes, orientador de 3º, 4º y bachillerato de CEM Hipatia.

Una de las grandes fortalezas educativas de Hipatia es que su equipo de orientación no es un recurso externo, sino que conforma un departamento de centro, que abarca desde las primeras etapas evolutivas (infantil 0-3 años) hasta el bachillerato y la Formación Profesional, pasando por las etapas obligatorias como primaria y secundaria. De esta forma, cuenta con orientadores específicos para cada etapa educativa que están presentes todos los días de la semana, y no de forma parcial, como ocurre en otros centros, en especial en los públicos de infantil y primaria. “El que podamos contar con un orientador u orientadora para cada una de las etapas educativas es un lujo que nos permite hacer seguimiento del alumnado prácticamente a lo largo de toda su vida académica. Este seguimiento o acompañamiento nos permite conocer bien al alumnado y poner en marcha, junto con el equipo docente, la atención individualizada y las medidas de atención a la diversidad en el momento en el que se requieran”, cuenta Irene Santos, orientadora de desde 1º a 4º de primaria.

Los beneficios de que el departamento de orientación sea parte intrínseca del colegio Hipatia son múltiples, ya que esta estructura “permite que el equipo de orientación conozca muy bien al alumnado y a sus familias, lo que facilita la colaboración con el conjunto de la comunidad educativa en la atención del alumnado y en las necesidades de las familias”, tal y como señala la propia Santos, que también hace hincapié en que al trabajar así, “no se ralentizan los procesos de evaluación psicopedagógica que permiten ajustar la respuesta educativa más acertada al alumno o alumna en concreto“.

Y no acaban aquí las fortalezas del colegio Hipatia en lo que respecta al departamento de orientación porque, además de todas las descritas, Irene Santos valora de forma muy positiva que el equipo de orientación de la ciudad educativa ripense, “mediante su asesoramiento al equipo directivo y al equipo docente, está presente en las decisiones pedagógicas del centro y en el ajuste de las propuestas metodológicas que se llevan a cabo en el centro para garantizar la presencia, la participación y el aprendizaje de nuestro alumnado”, concluye.

Departamento de Orientación del CEM Hipatia-FUHEM

El departamento de orientación de Hipatia para conmemorar el día Mundial del Autismo (foto: Colegio Hipatia).

¿Cómo es el trabajo entre el equipo docente y el departamento de Orientación de CEM Hipatia?

El equipo de orientación del centro educativo ripense no es un departamento aislado en su estructura, sino que forma parte del eje de esta al trabajar de forma coordinada con el equipo docente. “Pretendemos que el asesoramiento del departamento de orientación llegue a todos los niveles […] Es importante para nosotras que el tutor, la tutora o el docente nos sienta y entienda como un recurso de ayuda; que oriente su trabajo, le ofrezca seguridad, mejore su práctica docente y favorezca la comunicación con el alumnado y las familias”, afirma Marta Sánchez, orientadora de 1º y 2º de ESO.

Esto que explica Marta Sánchez se plasma en el trabajo cercano y coordinado de ambos equipos, que es posible gracias a dos aspectos diferenciales: las reuniones periódicas que se establecen entre los orientadores de las distintas etapas educativas y los equipos de tutores y tutoras donde se realiza un seguimiento de los grupos y del alumnado con distintas necesidades, y la intervención directa en las aulas del equipo de orientación a través de las profesoras de apoyo.

“Entran en las aulas con el objetivo de minimizar aquellas barreras que impiden la presencia, participación y aprendizaje de todos y todas. Lo hacen compartiendo con el profesorado del aula y apoyándoles para crear un espacio de máximo aprendizaje e inclusión”, detalla la orientadora de 1º y 2º de ESO, que también señala la importancia que tiene la primera de las dos medidas mencionadas, las reuniones entre ambos equipos: “Es fundamental cuidar y aprovechar estos momentos para recoger observaciones o poner en marcha intervenciones que repercutan en el grupo o en un estudiante en particular”, señala.

Un pasillo decorado del colegio Hipatia

Interior del colegio Hipatia (©Jimena Marcos)

La educación en tiempos de pandemia

Pese a que en Hipatia la creación de entornos seguros para las familias y el alumnado es un rasgo de su identidad desde su fundación, las consecuencias que la pandemia ha dejado en nuestra forma de vivir y relacionarnos también marcan el día a día en el centro. “La fatiga pandémica no sólo nos afecta a los adultos, se nota el cansancio también entre nuestro alumnado. […] Este año se está haciendo muy largo”, dice Nuria García, orientadora de 5º y 6º de primaria, que reconoce que al recibir de nuevo al alumnado tras el largo parón en la actividad educativa presencial provocado por el confinamiento y las vacaciones de verano, “detectamos miedos, tristeza y en algunos casos, pudimos ver una autoestima muy afectada”, afirma.

Este contexto extraordinario y complicado no ha dado más peso al departamento de orientación de Hipatia, porque siempre ha ejercido una labor primordial en el centro, según explican sus miembros, pero está siendo más visible y prioritaria si cabe. “Los equipos se esfuerzan en compensar las posibles consecuencias desfavorables que esta situación pueda desarrollar en el proceso de enseñanza aprendizaje y desarrollo del alumnado”, apunta Ana Serrano, orientadora de Educación Infantil.

Pero no se trata solo de limitar los efectos sociales y educativos de la pandemia o hacer que la situación sea, simplemente, más llevadera para el alumnado, sino que el equipo docente y de orientación de Hipatia va un paso más allá: “Nos enfocamos en convertir esta experiencia social en una experiencia de aprendizaje que invite a reflexionar sobre los valores, habilidades y competencias (resiliencia, responsabilidad social, creatividad, sentido crítico, empatía…) necesarias actualmente para seguir siendo nuestra mejor versión”, añade Serrano.

Vestíbulo del módulo de Secundaria y FP de Hipatia.

La importancia de alimentar la autoestima en los niños

Este trabajo diario que desarrollan de forma coordinada el personal docente y de orientación del centro educativo de Rivas incide especialmente en la autoestima de cada menor, aspecto que CEM Hipatia considera “más determinante que el coeficiente intelectual porque determina cómo nos presentamos ante el mundo, cómo actuamos y cómo nos valoramos personalmente”, argumenta Nuria García.

La orientadora describe así el impacto positivo que tiene la autoestima alta en el alumnado: “Un niño o una niña con autoestima alta es un niño/a seguro o segura de sí mismo/a, que se acepta cómo es y que tiene relaciones sociales saludables, que gestiona bien sus emociones, que sabe valorar sus capacidades y que tiene herramientas para afrontar las dificultades”.

Para el departamento de orientación de CEM Hipatia FUHEM, se puede aprender a alimentar la autoestima, y el aula es un espacio ideal para potenciar dicho aprendizaje si se crea el ambiente adecuado para ello. “El profesorado trabaja mucho en la cohesión grupal y en conseguir un ambiente seguro, donde los conflictos, el malestar o las necesidades individuales se pueden hablar sin miedo a ser juzgado/a o excluido/a”, explica Nuria García.

La orientadora de 5º y 6º de primaria de CEM Hipatia señala dos claves para conseguir que el alumnado tenga una autoestima alta: qué valores y cómo se trabajan en clase, y la labor de las familias. Esta última, en su opinión, es fundamental porque “Saber acompañar las emociones de sus hijos e hijas y cuidar los mensajes que les damos en el día a día con los que los niños y niñas van creando su autoconcepto es esencial”. Para ello, Hipatia abre las puertas de su Espacio Educativo Familiar a las familias, donde se crean sesiones de orientación sobre distintas cuestiones de interés.

Todas las temáticas de estas sesiones están íntimamente relacionadas con los valores en los que el personal docente del centro trabaja con especial ahínco y dedicación en el aula. Es el caso de la tolerancia a la diversidad, la igualdad o el feminismo, entre muchos otros, que son los que “propician que el alumnado crezca en un contexto seguro donde poder desarrollarse con sus individualidades y en total libertad”, expone Nuria García.

“Los trabajamos a través de actividades con las que el alumnado aprende a conocerse, a reconocer sus capacidades, a expresar y gestionar bien sus emociones; y usamos dinámicas en las que aprenden a comunicarse de manera asertiva, a entrenar habilidades sociales, a desarrollar la empatía y a solucionar conflictos”, añade la orientadora de CEM Hipatia. Es así, concluye García, como los alumnos “aprenden a tener interacciones positivas y un autoconcepto positivo de sí mismos/as”.

Alumnos del colegio Hipatia

Sobre Ciudad Educativa Municipal Hipatia-FUHEM

El colegio Hipatia es un centro laico concertado que atiende todas las etapas educativas, desde el primer ciclo de Educación Infantil (de 0 a 3 años), hasta el Bachillerato y Formación Profesional (FP).

Hipatia pertenece a FUHEM (Fundación Hogar del Empleado), institución independiente que desarrolla y promueve un proyecto educativo ecosocial basado en la innovación, el rigor académico, el desarrollo integral de la persona y la promoción de los valores.

Los aspectos que marcan la vida educativa del colegio Hipatia son la cooperación, la experimentación, la inclusión y la diversidad. En este sentido, el proyecto de la CEM Hipatia, en el cual las familias tienen una importancia capital, persigue una efectiva inclusión educativa que no sólo garantice el acceso y la presencia de cualquier alumno o alumna, sino que remueva las barreras que puedan dificultar su participación, su aprendizaje y su éxito académico.

Calendario de las Jornadas de Puertas Abiertas virtuales para la escolarización 2021/2022

Estas son las fechas y los horarios de las jornadas de puertas abiertas virtuales de CEM Hipatia en función de cada etapa educativa de cara a la escolarización del curso 2021/2022, cuyo plazo de entrega de solicitudes arranca el día 8 de abril. Todas ellas se podrán seguir en el canal online del colegio.

  • Educación Infantil: miércoles 24 de marzo de 16:30 a 18:00 horas. Enlace, aquí.
  • Primaria: miércoles 7 de abril de 16:30 a 18:00 horas. Enlace, aquí.
  • ESO: miércoles 17 de marzo de 16:30 a 18:00 horas. Enlace, aquí.
  • Bachillerato: lunes 22 de marzo de 16:30 a 18:00 horas. Enlace, aquí.
  •  

 

Otras noticias:

Una alumna de Hipatia, aspirante a los premios Promesas de la Alta Cocina de Le Cordon Bleu

El alumnado de 5 años de Hipatia ‘rediseña’ el parque frente a su colegio

Así es Hipatia-FUHEM Rivas: conoce sus valores y su proyecto educativo

¡Tenemos canal en Telegram!

Además de seguirnos en Facebook, Twitter e Instagram, puedes enterarte de todas las novedades de Diario de Rivas en nuestro canal de Telegram. Suscríbete y recibirás las actualizaciones directamente en tu móvil. ¿A qué esperas?

¿Te parece interesante? ¡Compártelo!