¿Te parece interesante? ¡Compártelo!

El colegio Hipatia es un centro laico concertado en todas sus etapas, situado en Rivas Vaciamadrid, que promueve un proyecto educativo ecosocial basado en la innovación, el rigor académico, el desarrollo integral de la persona y la promoción de los valores. ¿Estás buscando un centro diferente, donde el alumnado sea el protagonista de su propio aprendizaje y donde se practique el ‘arte’ de educar acompañando? Te invitamos a conocer Hipatia-FUHEM a través de este reportaje.

 

Accede aquí a las jornadas virtuales de puertas abiertas de CEM Hipatia-FUHEM

Proceso de admisión de alumnado para el curso 2020-2021 en Hipatia-Fuhem Rivas

Las señas de identidad de Hipatia, entre las que se construyen profundas interconexiones que representan su proyecto educativo, son las siguientes.

Hipatia apuesta por una educación que nos haga conscientes de nuestra ecodependencia y donde seamos conscientes de las interdependencias que nos permiten estar vivas. Se trata de una educación construida sobre los pilares que permiten sostener la vida: la educación ecosocial.

El proyecto de Hipatia persigue una efectiva inclusión educativa que no sólo garantice el acceso y la presencia de cualquier alumno o alumna, sino que remueva las barreras que puedan dificultar su participación, su aprendizaje y su éxito académico. Hipatia potencia el aprendizaje activo a través de la utilización de metodologías que fomentan la construcción colectiva del conocimiento, la cooperación y la inclusión. A través de ellas se incorporan dos factores que son claves para el aprendizaje: el fomento de las interacciones y la participación de la comunidad. De esta manera se fomenta el aprendizaje significativo (es decir, con comprensión). Estas metodologías activas además favorecen el fomento de una convivencia en positivo, entendida desde un enfoque proactivo que se caracteriza por estar basado en la prevención y la inclusión, por estar dirigido a toda la comunidad educativa y por tener un carácter educativo y recuperable.

Hipatia considera la competencia comunicativa en lenguas extranjeras como un elemento de gran importancia en nuestro modelo educativo, para lo que aporta recursos materiales, metodológicos y humanos. Por último, en Hipatia se entiende que las tecnologías de la información y la comunicación deben estar al servicio de la inclusión y el aprendizaje de todo el alumnado y deben no solo ampliar las posibilidades didácticas, sino también promover procesos que ayuden a los alumnos y alumnas a autorregularse y a hacer un uso más adecuado de los recursos tecnológicos.

Las familias, en Hipatia, son un pilar importante del centro. Además de las reuniones con las personas tutoras, la Asociación de Familias de Alumnado (AFA), etcétera, contamos con comisiones de familia a las que están invitadas todas las personas interesadas además de miembros del equipo directivo, profesorado y resto del personal del centro. Así, existen comisiones de convivencia, inclusión, ecosocial, comunicación o actuaciones educativas de éxito, donde toda la comunidad educativa trabaja por proyectos comunes. La ‘construcción’ conjunta de la biblioteca de Infantil, ayudando en los talleres propuestos por el centro o proponiendo el desayuno para los almuerzos colectivos, que funcionan como un foro diario de convivencia, un momento agradable para compartir… Las familias participan en la vida del centro de mil y una maneras. Además, Hipatia está ultimando, precisamente, uno de los grandes proyectos que han nacido en estas comisiones: el plan de convivencia del centro, llamado a convertirse en un pilar fundamental en la vida escolar.

 

Primer ciclo de Infantil en Hipatia (1-2 y 2-3 años)

Hipatia cuenta con aulas del primer ciclo de Educación Infantil, en los niveles de 1-2 y 2-3 años, donde desde el primer momento el alumnado más ‘peque’ encuentra un entorno cálido y agradable para experimentar con materiales naturales y desestructurados, para que ellos y ellas dirijan su propio juego. En Hipatia, los ritmos evolutivos de cada alumno y cada alumna son los que van marcando el aprendizaje y la construcción de su personalidad, confiando en su capacidad y con una actitud de escucha y de cuidado en su aspecto emocional, ofreciendo seguridad y confianza. Las aulas se dividen en ambientes con propuestas que el alumnado va seleccionando y aceptando, de manera que ellos mismos van marcando sus propios retos y tomando sus propias decisiones para abordarlos. «A partir de ahí, la observación cobra una importancia fundamental, ya que en función de los intereses del alumnado se van creando nuevas propuestas», explica Marta Cañadilla, jefa de estudios de la etapa de Infantil.

En esta etapa, el período de adaptación se cuida con especial mimo. Tanto la salida como la entrada del alumnado cuentan con 30 minutos para que las familias puedan acompañarlos a las aulas, entrar con ellos y ayudarles a vivir estos procesos de manera individualizada, no solo al comienzo del curso, sino durante todo el año escolar. Es el propio profesorado quien se encarga de cambiar al alumnado, sin delegar esta tarea en auxiliares, como parte del día a día y de la convivencia. Al igual que en el resto del centro, la comida se elabora con productos ecológicos, en un entorno adaptado para hacer de ese momento algo placentero. El alumnado del primer ciclo de Infantil cuenta con su propio patio y una sala exclusiva de psicomotricidad, actividad que se realiza de manera vivenciada.

Todos estos ingredientes van dando como resultado un ambiente de confianza y creando lazos en la comunidad educativa. El aspecto emocional es clave en esta etapa del desarrollo de las personas, y por eso Hipatia cuida las relaciones entre profesorado y alumnado, pero también entre iguales y las familias. A lo largo del curso se preparan las instalaciones en comunidad: la instalación que se realiza en el primer trimestre tiene el objetivo de crear comunidad, ya que, al contar con la participación de familias, alumnado, equipo docente y personal de servicios ayuda a conocerse entre sí y sentirse parte del colegio.

Accede aquí a la web de Educación Infantil de Hipatia-FUHEM Rivas

 

 

Segundo ciclo de Infantil en Hipatia (3-6 años)

En esta etapa educativa, el alumnado de Hipatia continúa buscando su propia identidad a través de la experimentación en el aprendizaje. «Para nosotros, lo más importante es que los niños y las niñas sean felices durante este proceso», explica la jefa de estudios de Infantil de Hipatia. Esta tarea comienza desde el principio, cuidando el proceso de adaptación de todo el alumnado, tanto si continúa en el centro tras haber cursado allí el primer ciclo de Infantil como si procede de otras escuelas infantiles o no ha sido escolarizado hasta este momento: todos ellos, al igual que sus familias, son acompañados en este proceso con cariño y con absoluto respeto a los ritmos evolutivos de cada niño o niña.

Durante el curso, se trabaja por proyectos en torno a un tema, siendo ellos y ellas quienes construyen su propio aprendizaje, y donde todos los miembros de la comunidad educativa están implicados en ayudar a descubrir, aprender e investigar. Una vez transcurrida la entrada del alumnado —acompañado por sus familias, que aprovechan este momento para intercambiar información con el tutor o tutora de su hijo o hija—, se celebran las asambleas, que también tienen lugar en otros momentos de la jornada escolar y ayudan a trabajar las habilidades socioafectivas, lingüísticas, etcétera. La música tiene un especial protagonismo en Hipatia, al igual que la psicomotricidad vivenciada, la lengua extranjera… y, por supuesto, el juego libre. Este último es fundamental, porque el alumnado construye su aprendizaje a través de él: jugando se conocen y entienden el mundo que les rodea, les permite liberar miedos, tensiones, deseos y comunicarse y relacionarse con los demás.

A través de los proyectos se van trabajando competencias; también la lectoescritura, aunque «no se trata de conseguir objetivos en un tiempo determinado: nosotros vamos a ayudar a cada niño o cada niña en función del momento en el que se encuentre, para que siga su propio ritmo, desde el respeto a su propia evolución», indica Cañadillas. La implicación y participación de las familias continúa siendo un aspecto clave: desde las lecturas y actividades o talleres hasta las visitas de papás, mamás u otros familiares como ‘expertos’ para explicar aspectos relacionados con los proyectos que se trabajan en el aula o contar a qué se dedican.

Accede aquí a la web de Educación Infantil de Hipatia-FUHEM Rivas

 

 

Educación Primaria en Hipatia

La Educación Primaria en Hipatia continúa aplicando los principios que rigen este centro educativo ecosocial: que el alumnado sea el protagonista de su propio aprendizaje. «Aquí el alumnado no es un mero recipiente donde volcamos contenidos, sino que ellos y ellas son actores de su propio proceso», apunta Josefina López, coordinadora, junto a Lourdes Delicado, de esta etapa en el centro. Tras el proceso ‘rampa’ en el que se cuida la adaptación desde Infantil a esta nueva etapa, el alumnado continuará con muchas de las rutinas que ya le resultan familiares: los desayunos compartidos, donde se trabaja la alimentación saludable, las responsabilidades, las alergias como expresión de la diversidad…

En Primaria, las Actuaciones Educativas de Éxito —grupos interactivos con las familias cada 15 días, lecturas compartidas con alumnado de cursos superiores, que actúa como ‘patrinos’ y ‘madrinas’ con los más pequeños, tertulias literarias dialógicas en las que se comparten, sin juzgar y en clave de igualdad, aspectos de alguna obra clásica— se conjugan con otras metodologías. En Hipatia, durante la etapa de primaria, se trabajan grupos de expertos: el profesorado propone temas sobre los que realizar investigaciones, hacer resúmenes, buscar información, y el alumnado desarrolla todo el proceso acompañado por el equipo docente. La lectoescritura se aborda desde el punto de vista de la comunicación, trabajando a través de textos y proyectos que permiten ir desarrollando las distintas competencias de manera activa y dinámica. «Además, empoderamos el trabajo en grupo igualitario, por encima de la competitividad, para que el alumnado aprenda a ponerse de acuerdo, escuchar y llevar a un final en grupo», añade López. El bilingüismo adquiere un especial protagonismo, con auxiliares de conversación nativos que entran a las aulas con el profesorado que imparte las materias en inglés.

Fuera del centro, se proponen actividades semanales de corta duración —nunca más de una hora en total— cuyo objetivo es, más que hacerlas ‘perfectas’, que el alumnado aprenda a organizarse y a encajar esta responsabilidad con sus horarios y sus actividades, de manera que adquiera competencias para funcionar de manera autónoma. Después, con las familias, el alumnado se autoevalúa y comprueba si ha sido capaz de organizarse y cumplir con los objetivos marcados. El refuerzo al alumnado que necesita apoyo, en coordinación con un equipo de orientación muy potente» y la figura de la integradora social —encargada de la convivencia y de prevenir conflictos en el recreo o la pausa del comedor— ayudan a trabajar la empatía, el respeto, la gestión de las emociones y la resolución de conflictos.

Accede aquí a la web de Educación Primaria de Hipatia-FUHEM Rivas

 

 

Educación Secundaria Obligatoria (ESO) en Hipatia

La atención al alumnado de Hipatia durante la etapa de ESO se centra, según explica Yolanda Castilla, jefa de estudios en esta etapa junto a Belén Montero, en cuatro pilares. El primero de ellos, la formación mediante metodologías activas, con materiales manipulativos y multidisciplinares, creados por FUHEM —la fundación que gestiona el centro— o el propio profesorado de Hipatia. Las propuestas didácticas se rigen por los principios transversales del proyecto educativo del centro: la construcción colectiva del conocimiento y la atención a la diversidad, apoyada por el departamento de orientación, que adquiere un papel protagonista en la vida del centro. La atención a la diversidad y los apoyos se realizan dentro el aula, lo que permite atender todo el abanico de necesidades que pueda presentar el alumnado.

En cuanto a la convivencia, Hipatia dispone de numerosos mecanismos para resolver los conflictos que puedan producirse. «Nosotros entendemos que el conflicto es necesario y ayuda a la convivencia, y por eso no lo ocultamos», apunta Castilla, «sino que lo trabajamos desde el diálogo y la ayuda entre iguales». Hipatia cuenta con diferentes figuras —ayudantes, mediadores, tutorías…— para garatizar una convivencia en positivo desde todos los ámbitos y espacios.

Por último, Hipatia es un centro conectado con el entorno: las actividades complementarias no se limitan a actuaciones ‘internas’, sino que buscan conectar el alumnado con todo aquello que le rodea. Así, se organizan desde actividades con el alumnado del aula Aleph hasta salidas complementarias —que se abordan desde la perspectiva de ‘aprendizaje y servicio’ en los viajes de 1º, 2º y 3º de ESO— o la conmemoración de efemérides importantes (Día de la Mujer, Día de la Diversidad…).

Accede aquí a la web de Educación Secundaria (ESO) de Hipatia-FUHEM Rivas

 

 

 

Bachillerato de Artes, Ciencias o Ciencias Sociales y Humanidades en Hipatia

Si hay algo que destaca Ricardo Martorell, jefe de estudios de esta etapa en Hipatia, es la «cercanía entre profesorado y alumnado». «El alumnado siente que aquí se le tiene en cuenta: esta es una vivencia que destacan cuando vienen aquí, y es una de las señas de identidad de FUHEM», añade. El secreto: valorar la participación y los espacios de toma de decisiones, donde el alumnado está representado y se consensúan desde las normas de convivencia hasta las fechas de los exámenes.

El Bachillerato es una etapa educativa que, al igual que el segundo ciclo de Infantil y Primaria, está concertada en Hipatia. Es el único centro de Rivas que cuenta con todas las modalidades: Ciencias Sociales y Humanidades, Ciencias y Artes. «La sensibilidad artística», prosigue Martorell, «lo empapa todo: se nota estéticamente y en el clima que se respira. Incluso contamos con asignaturas optativas, como artes escénicas, a las que se apuntan no solo el alumnado de Artes, sino también de las otras dos ramas», afirma.

Hipatia aborda esta etapa educativa, que suele estar marcada por la EVAU, con una visión amplia, dejando al profesorado autonomía para que desarrolle su propia metodología. «La EVAU no es lo único; no somos una academia y tenemos que trabajar muchos otros aspectos de la educación. Por supuesto que buscamos que el alumnado llegue a esta prueba bien preparado, pero no perdemos de vista que no todos tienen que someterse a ella de manera obligatoria. Sin embargo, sí se lo recomendamos, porque aunque no quieran ir ahora a la universidad, nunca van a estar mejor preparados que ahora para afrontarla», añade Martorell.

Accede aquí a la web de Bachillerato de Hipatia-FUHEM Rivas

 

 

Formación Profesional (FP) en Hipatia


La Ciudad Educativa Municipal (CEM) Hipatia-Fuhem cuenta con dos familias de Formación Profesional. Por un lado, Informática y Comunicaciones, donde se imparten FPB de Informática de Oficina y Grado Medio de Sistemas Informáticos y Redes; y, por otro, Hostelería y Turismo, a través de la FPB de Cocina y restauración y el Grado Medio de Cocina y Gastronomía. De esta forma, se dan los dos primeros niveles de cada una de las especialidades de Formación Profesional.

Según explica Silvia Giménez, jefa de estudios de FP en Hipatia, se trata de enseñanzas muy enfocadas a la práctica. En el caso de la familia de hostelería, esta práctica se desarrolla en la propia cocina y el restaurante del centro. Los martes, miércoles y jueves, el alumnado hace el servicio de cafetería durante los recreos, elaborando y sirviendo sandwiches, frutas preparadas, bebidas y otros productos, y preparan los ‘biopacks’, que ofrecen a toda la comunidad educativa una alternativa saludable a la hora del almuerzo. También sirven desayunos para el profesorado, por ejemplo, cuando un docente invita al resto por su cumpleaños, o se celebra un evento con ponentes invitados. Los viernes, el restaurante Bitácora se abre al público —previa reserva— y el alumnado de FP de Hostelería gestiona el restaurante, desde las reservas, el servicio de mesas, la cocina o el cobro a los clientes, en una práctica totalmente real que les prepara para la realidad profesional que van a vivir en el futuro.

En cuanto a la FP de la familia de informática, Hipatia también ofrece al alumnado la posibilidad de hacer prácticas reales a través de revisiones de móviles, pizarras digitales, ‘tablets’ y equipos informáticos de todo el centro educativo, además de ofrecer un servicio técnico a toda la comunidad educativa con el que pueden poner en práctica sus habilidades.

Por otro lado, en la parte de FP de contenidos académicos, se trabaja con materiales manipulativos de elaboración propia, al igual que ocurre en el resto de enseñanzas de Hipatia. Ello permite al alumnado de formación profesional huir de los ‘métodos tradicionales’, consiguiendo una mayor motivación a la hora de fijar sus conocimientos. «La actitud cobra especial importancia, llegando a alcanzar el 40% de los criterios de evaluación, ya que el respeto a los compañeros, la asistencia, la autonomía y el trabajo en equipo so fundamentales a la hora de desenvolverse en el entorno laboral», concluye Giménez.

Accede aquí a la web de Formación Profesional (FP) de Hipatia-FUHEM Rivas

¿Quieres saber más sobre Hipatia-FUHEM?

 

Conoce las instalaciones de Hipatia

Así funciona el departamento de Orientación de Hipatia

Gerencia: cómo se gestiona Hipatia

Accede aquí a las jornadas virtuales de puertas abiertas de CEM Hipatia-FUHEM

Más información:

Hipatia: el arte de educar acompañando

Hipatia: ocho años educando en la diversidad

Hipatia: una ciudad educativa ecosocial

Galería: Rivas en imágenes

¡Tenemos canal en Telegram!

Además de seguirnos en Facebook, Twitter e Instagram, puedes enterarte de todas las novedades de Diario de Rivas en nuestro canal de Telegram. Suscríbete y recibirás las actualizaciones directamente en tu móvil. ¿A qué esperas?

¿Te parece interesante? ¡Compártelo!