¿Te parece interesante? ¡Compártelo!
Laguna del Campillo

Laguna del Campillo (©Diario de Rivas)

El estado ecológico de las aguas de los humedales de Rivas Vaciamadrid (el Campillo y el Soto de las Juntas), integrados el Parque Regional del Sureste, es, a pesar de la mejoría de los últimos años, todavía «mala» o «deficiente», según el Plan de Actuación sobre Humedales Catalogados de la Comunidad de Madrid.

El documento, publicado por la Consejería de Medio Ambiente en abril de 2020 después de un largo período de estudios, especifica las características de dos ecosistemas del municipio, vinculados a la cuenca del río Jarama: la laguna del Campillo y el Soto de las Juntas. Para el Gobierno regional, el primero, catalogado en 1991, es relevante por sus características faunísticas y geológicas, mientras que el segundo, catalogado en 2004, lo es por su importancia para la investigación científica, las actividades educativas y su fauna.

Laguna del Campillo

La laguna de El Campillo

Según el plan, el Campillo, humedal creado artificialmente a raíz de actividades extractivas de áridos desarrolladas en la zona en los años 60 del siglo XX y alimentado principalmente por las aguas subterráneas del Jarama, es una laguna permanente que cuenta con 45,4 hectáreas de humedal y 12,27 hectáreas de zona protegida de transición. La calidad biológica de sus aguas es deficiente, ya que tiene una variedad muy escasa de plantas acuáticas, aunque ha habido una mejoría sustancial en los últimos años. Además de su extenso catálogo de avifauna, es el único lugar del Parque Regional del Sureste que cuenta con poblaciones de galápago europeo, especie en peligro de extinción. También cuenta con ejemplares de regaliz, planta de interés especial, según el catálogo regional.

El documento señala una serie de presiones y amenazas sobre el Campillo. Concretamente, indica que la fábrica de vigas de Pacadar limita el establecimiento de los ecosistemas de ribera asociados a la laguna y genera contaminación visual. A nivel acústico, la presencia de la vía ferroviaria de Metro de la línea 9B y la A-3 generan una alteración importante en el paisaje. Los técnicos responsables de los estudios concretan que existe una posible infiltración de aguas de riego de las zonas cultivadas limítrofes que albergan productos fitosanitarios y fertilizantes químicos. También existen riesgos de contaminación a causa de la pernoctación de gaviotas en el humedal que, previamente, se alimentan en el vertedero de Valdemingómez, lo que ocasiona aportes de nitrógeno a las aguas y podría constituir un vector de transmisión de enfermedades infecciosas.

Proliferan especies invasoras que afectan a la fauna del entorno, como el cangrejo americano –depredador de puestas, larvas y anfibios-, el galápago de Florida, la carpa, el percasol, el pez gato, la perca americana, el mapache boreal o el visón americano. También sufre una alta afluencia de visitantes, lo que conlleva vertidos y actos vandálicos. Por último, se ha observado pesca en zonas vedadas del perímetro de la laguna.

Los objetivos regionales sobre el ámbito se centran en mejorar la calidad de las aguas para fomentar una óptima composición y abundancia vegetal, mejorar la cubeta y las riberas de la laguna, rellenar con tierras limpias la orilla anexa a la fábrica de Pacadar para mejorar la ribera y plantar una barrera vegetal con árboles de hoja caduca y perenne que reduzca el impacto visual de la fábrica. Además, se pretende promover la creación de una zona aislada como recurso de educación y protección ambiental, así como islas para incrementar la acogida de especies de avifauna, instalar cerramientos para evitar la entrada de especies no deseadas, realizar un dragado en zona cerrada para la mejora de la cría del galápago europeo e instalar una pared artificial que facilite el anidamiento del avión zapador, que es una especie protegida asociado a este hábitat.

Laguna del Soto de las Juntas

Laguna del Soto de las Juntas, en Rivas Vaciamadrid

Laguna del Soto de las Juntas, en Rivas Vaciamadrid (©Diario de Rivas)

Por su parte, la laguna del Soto de las Juntas, creada artificialmente, al igual que el Campillo, cuenta con un espacio de humedal de 10,33 hectáreas y una zona de protección limítrofe de 8,04. Se encuentra en fase de recuperación, para lo que se está en proceso de modificación de la cubeta y de recuperación del entorno. El estado ecológico de sus aguas es deficiente por la poca variedad de plantas acuáticas, aunque ha mejorado sustancialmente en todos sus indicadores en los últimos años. Cabe destacar que es el hogar de numerosas especies animales amenazadas, según el catálogo regional, como el andarríos, el martín pescador, el ánade friso, la garza imperial, la cigüeña blanca, el aguilucho lagunero, la garceta común, la cigüeñuela, el avetorillo común, el pato colorado, el zampullín cuellinegro, el rascón europeo, la avefría europea y el galápago leproso. Así mismo, se investiga el uso del paraje por parte de la nutria, al encontrarse cerca del Manzanares y del Jarama. Cuenta con especies invasoras, como el cangrejo rojo americano, el galápago de Florida, el pez gato, el mapache y la gambusia. A nivel vegetal, también destaca la presencia de regaliz.

Entre las amenazas contempladas para la zona está la infiltración de aguas de riego contaminadas a través de sus fuentes fluviales y de acuífero, posibles contaminaciones por vertidos domésticos e industriales a los ríos Jarama y Manzanares aguas arriba, la proliferación de especies de vegetación alóctonas, la presión de visitantes durante todo el año que conlleva episodios de vandalismo y suciedad, y la creación de observatorios ilegales permanentes a orillas de la laguna, establecidos por aficionados a la ornitología, que afectan a la vegetación de la laguna.

Al igual que en el Campillo, se realizarán estudios hidrogeológicos y limnológicos, se trabajará en la mejora de la vegetación acuática de la laguna, se mejorará el vaso de la masa de agua y se crearán islas con tierras limpias, se retirarán la mota de tierra y los escombros de la ribera del Manzanares junto a la estación de medición del Sistema Automático de Información de Calidad de las Aguas (SAICA), se establecerán cerramientos y pantallas vegetales en la zona sur de la laguna para propiciar zonas tranquilas de cría de la avifauna e impedir el paso a personas y predadores. También se fomentará el asentamiento de colonias de avión zapador, se eliminará el ailanto –especie vegetal invasora- sustituyéndose por vegetación autóctona, se soterrará el tendido eléctrico que llega a la red SAICA y se mejorará la pantalla vegetal para disminuir el impacto visual de las ruinas de la Casa de Doña Blanca, entre otras medidas.

Otras noticias:

Piden que se corten los accesos a la Laguna del Campillo las noches de los fines de semana para evitar ‘botellones’

Castaño, director de Parques Regionales: «El Parque del Sureste concentra el 60% de aves acuáticas de toda España»

¡Tenemos canal en Telegram!

Además de seguirnos en Facebook, Twitter e Instagram, puedes enterarte de todas las novedades de Diario de Rivas en nuestro canal de Telegram. Suscríbete y recibirás las actualizaciones directamente en tu móvil. ¿A qué esperas?

¿Te parece interesante? ¡Compártelo!