¿Te parece interesante? ¡Compártelo!

OPINIÓN

Antonio de la Peña

Antonio de la Peña

Doctor en Ciencias Biológicas, licenciado en Ciencias Geológicas y diplomado en Medio Ambiente

He leído en Diario de Rivas una interesante entrevista a Dña. Mónica Carazo donde delimita el concepto confrontación. Afirma en su entrevista que “Hay quienes entendemos que tenemos que ir a ciudades sostenibles y hay quienes entienden que lo mejor que se podía ejecutar en un momento determinado era el ladrillazo”. Uno concluye, después de su lectura, que son “los otros” los que han generado un monstruo urbanístico como el de Rivas. Esta vez seré breve. Se lo prometo.

Supongo conocen la excelente película de Alejandro Amenabar ‘Los otros’. Peliculón, peliculón. Esta protagonizado por una mujer, apenas aparecen hombres en el metraje. Nicole Kidman esta extraordinaria. Ella sola ante “los otros”. No contaré la historia por si no la han visto. El argumento va de fantasmas. Se la recomiendo, pasarán un muy buen rato

La señora Carazo es una persona inteligente y formada. Es arquitecto y tiene un máster específico sobre gestión urbanística (comunicación personal). Es evidente que es competente y tiene capacidad suficiente y, adecuada, para el análisis de problemas relacionados con el ladrillo. Ojalá existieran muchos más políticos con su cualificación. Cada vez que vota en un asunto de política territorial tiene herramientas suficientes para realizar un análisis crítico y técnico de lo que vota.

Quien siga mis columnas conoce que me gusta aportar datos. La humanidad, avanza gracias a los datos verificados por la ciencia. Curioso, no a la confección de estimaciones. He revisado las veces que los distintos grupos políticos han votado a favor, abstención y en contra del desarrollo urbanístico de Rivas Vaciamadrid. Mi argumento es sencillo: quien haya favorecido el actual desarrollo urbanístico de Rivas con su voto, habrá hecho crecer el monstruo. En definitiva, será el responsable del ladrillazo en nuestra ciudad.

Para ello he analizado la totalidad de los Plenos desde la legislatura 2003-2007 hasta la actual 2019-2023. He revisado los puntos del orden del día relacionados con urbanismo, y verificado el sentido del voto de cada formación. Expondré resumidamente varios ejemplos, creo significativos.

Desde junio de 2003 a diciembre 2003 se realizaron un total de doce plenos. Se trataron temas urbanísticos en 6 ocasiones. El nombramiento de representantes en el complejo de urbanístico de Rivas fue el primero de ellos. El 100% de los miembros nombrados pertenecían a IU y/o PSOE. También, enajenaciones de parcelas (2 ocasiones), en ambas ocasiones con un 100% de votos favorables de IU y PSOE y la abstención del PP. Un caso de estudio de detalle de parcela con idéntico resultado. Otro elemento relevante fue la constitución de la Empresa Municipal de la vivienda con voto unánime de la Corporación.

Otro caso singular, por los temas tratados, es el año 2004. La ciudad crece muy deprisa y tiene que legislar. En los catorce plenos del año, los 10 estudios de detalle del PGOU vuelven a tener un 100% de voto favorable del IU+PSOE y la abstención del PP. Las ordenanzas de “proyectos urbanísticos” y “licencia urbanística” tienen idéntica resultado en Pleno. En cambio, si hay unanimidad para cesión de suelo a la CAM para distintas infraestructuras. También, existe unanimidad para la alteración del término municipal, y para rehabilitación de un sector urbanísticamente dañado. Es un año en el que Madrid presenta su candidatura Olímpica, y el Pleno, por unanimidad, aprueba un desarrollo específico de un sector para la inclusión de una infraestructura para esos JJ.OO.

Realizado este análisis para el resto de años y legislatura, se puede verificar que IU (o sus variantes coaliciones por legislatura) siempre votan a favor del desarrollo urbanístico propuesto por el gobierno municipal de turno. El PSOE en más del 80% voto a favor y un 20 % abstención. También, una vez en contra (no llega al 1%). El PP vota abstención, aunque con el paso de los años pueden comprobar que cada vez emite más votos en contra. El resultado final está en el entorno del 90% en contra y/o abstención. Sólo vota a favor en cesiones de parcelas a la CAM, o cambios en la alteración de los términos municipales con Madrid. No entro en la valoración concreta del voto. Pretendo fijar el impulso al modelo general de desarrollo urbano de la ciudad. En este sentido, si la ciudad a colapsado y debe “repararse” a pensar (con R de Rivas), será proporcionalmente responsable a la emisión del sentido del voto de cada formación política. No califico de ladrillazo o no la actuación en nuestra ciudad. En todo caso será responsable el que voto a favor de esas decisiones.

La legislatura 2011-2015 se detecta un fuerte parón en la dinámica y desarrollo del PGOU. Pueden otras cuestiones, no medioambientales, ser la causa. El 2014 es paradigmático en este sentido. En sus 21 plenos celebrados, solo en cuatro de ellos se llevan en puntos del orden del día temas relacionados con cuestiones directas de urbanismo (estudios de detalle, modificaciones y el desarrollo de una nueva ordenanza). Sólo en el pleno del 24 de junio de 2004 se tratan, en un solo pleno (7), más cuestiones urbanísticas que todo el periodo final 2013 a mayo 2015.

En la legislatura 2015-2019 son varias las ocasiones que se solicita, formalmente, revisar y modificar el PGOU. El argumento empleado fue que el modelo urbanístico está seriamente agotado. Siempre existe la negativa del Gobierno Municipal (bloque de izquierdas). Además, la tramitación de los expedientes de detalle, reforma o modificación del PGOU son fuertemente criticados por su muy deficiente tramitación. En más de una ocasión fueron retirados del orden del día por esos motivos, aunque se justificaran otros.  Otra vez “los otros”. Como muestra un par de anotaciones: sumas de metros cuadrados de parcelas que no cuadran; o porcentajes de edificabilidad en parcelas, a nuestro juicio, incorrectamente aplicados.

Otras decisiones del Gobierno municipal liderados por las señoras Carazo y Castillejo han sido también fuertemente criticadas por la ciudadanía. Me refiero a las ZBE y a los nuevos carriles bici.

Respecto a las ZBE nadie aún a dado un valor del ahorro en emisiones de CO2 y otros gases GEI. Nadie. Se trata de un acto de fe. Tanto de la reducción de emisiones, como del subjetivo criterio del que los ripenses estemos a favor. En el último consejo de medio ambiente la justificación técnica más sobresaliente al respecto fue, y cito literalmente: “más vale una buena estimación que un dato corrupto”. Se trata de la constatación de que no existen datos. Sobre la adaptación ciudadana a la nueva situación, fue comentado en varios artículos de opinión de este diario, antes de ser empleada por el gobierno municipal “es pura selección natural”. Adaptarse o morir.

Respecto al carril bici, lean los 66 comentarios del articulo “más de  un millar de personas se manifiestan en Rivas contra los nuevos carriles bici”. También, analicen los 31 comentarios en “medio centenar de ciclistas pedalean en Rivas en defensa de los nuevos carriles bici; disfruten con los 21 comentarios de “Aida Castillejo, alcaldesa de Rivas -vaciamadrid: Los carriles bici vienen para quedarse”; y por último el comentario de, “los nuevos carriles bici de Rivas dividen a los representantes políticos: esto es lo que opina cada partido”. Independientemente de su opinión, es obvio que gana el comentario en contra del carril. Son 118 comentarios hasta las 17:30 horas del sábado 10 de diciembre. Se trata de un contundente 85.6% comentarios en contra del carril, frente al 14.4% a favor.

El estudio de impacto ambiental es un procedimiento técnico, con carácter legal y vinculante, diseñado para valorar los efectos y consecuencias de un determinado proyecto y/o actividad en sobre el medio ambiente. Da igual sea un ambiente natural, rural o urbano. Existe un texto legal que regula aplicación.  Uno de los parámetros que evalúa ese procedimiento es su aceptación social. Pues bien, salvando las distancias procedimentales, y con los datos extraídos de los comentarios de Diario de Rivas, este proyecto de carril bici, si se le hubiera aplicado la evaluación de impacto, no habría pasado la aceptación social. Tendría que ser revisado el proyecto y/o retirado. Resulta curioso que una actividad, que en principio se proyecto para un beneficio medio ambiental, haya logrado tal cantidad de ciudadanos en contra. Existe un fuerte movimiento, contrario a la instalación, con 9.000 firmas en Change.org. Es realmente sorprendente.

El principio “te rompo las piernas, te doy muletas, soy estupendo” a mí no me vale. Además, y la frase no es mía, “ell Urbanismo es compartido o es una ocurrencia”. Qué mentira más grosera sostiene la primera afirmación. Qué verdad tan evidente encierra la segunda. La culpa no es de los otros.

Más artículos de opinión en Diario de Rivas

¿Te parece interesante? ¡Compártelo!