¿Te parece interesante? ¡Compártelo!
El exterior del centro de salud La Paz, este martes a primera hora de la mañana

El exterior del centro de salud La Paz, este martes 21 de diciembre a primera hora de la mañana (foto: Diario de Rivas).

La situación epidemiológica está empeorando por momentos en todo el país en general y en la Comunidad de Madrid en particular. Los datos de la incidencia acumulada en Rivas han pasado de 235 a 707 casos por cada 100.000 habitantes en tan solo 7 días y los científicos alertan de la velocidad de propagación de la variante ómicron de la COVID-19. En un contexto así, la atención primaria está muy demandada y en un municipio como Rivas Vaciamadrid, con tres centros de salud para una población de casi 100.000 habitantes, las consecuencias no se han hecho esperar: durante toda la semana, las largas colas se suceden en los centros de salud de la ciudad.

Banner Ayuntamiento abril 2022
Banner Ayuntamiento abril 2022
Somallao Día de la Madre

La situación más complicada se da en el centro de salud La Paz, en el barrio de Covibar. Desde primera hora de la mañana los vecinos y vecinas de Rivas que se acercan a sus instalaciones deben esperar una cola única fuera del edificio. El tiempo de espera en la calle puede alargarse más de una hora. Así era, por ejemplo, en la mañana de este martes 21 de diciembre. “Llevamos media hora esperando y lo que nos queda”, se lamentaban dos chicos jóvenes que todavía tenían por delante más de 10 personas hasta poder entrar en el centro de salud.

Muchas personas se daban la vuelta al ver la cola. Esta escena se repite en los últimos días mañana y tarde. Así lo denuncia una vecina que había intentado bajar en distintos tramos horarios durante los días previos: “Yo he bajado con mi hija varias veces y siempre nos vamos por la cola que vemos; la última vez ayer por la noche (lunes 20 de diciembre), a las 8 de la tarde”, dice. A la misma hora no pudo ser atendida una señora mayor que camina con ayuda de una muleta, según explica ella misma mientras espera de nuevo en la cola a las 9 y media de la mañana del martes: “Se están cargando la Sanidad Pública”, se lamenta.

Las personas que llegan al centro de salud se unen a las conversaciones que se entremezclan en la cola. La indignación y la frustración son sentimientos comunes en todas ellas. No solo por el tiempo de espera, sino también por el hecho de que la fila sea la misma para cualquier tipo de gestión, trámite o atención médica. “Solo venía a recoger un parte laboral y me han dicho que me olvide, que a la cola”, dice un joven. “Yo no puedo estar de pie parado porque estoy convaleciente de la espalda pero necesito mi parte laboral, ¿qué hago?”, se pregunta un hombre de mediana edad.

La cola en el exterior del centro de salud La Paz este martes 21 de diciembre por la mañana

La cola en el exterior del centro de salud La Paz este martes 21 de diciembre por la mañana (foto: Diario de Rivas).

Largas esperas también dentro

La espera en la calle es la imagen que más llama la atención cuando uno se acerca estos días a los centros de salud de Rivas. Es cierto que a primera hora de la mañana del martes no había gente esperando este martes personas esperando a la intemperie en los centros de salud Primero de Mayo y Santa Mónica, pero a medida que avanzaba la jornada iba creciendo la afluencia. En el centro de salud Santa Mónica, por ejemplo, las colas en la calle se han repetido los últimos dos días por la tarde, con “entre 10 y 15 personas que esperaban poder entrar en el edificio”, confirma a Diario de Rivas un vecino que reside justo al lado del centro médico.

Entrar en los centros de salud no garantiza que dentro la situación mejore. La espera para hacerse un test es muy larga. Lo atestigua Javier Tabares, vecino de la ciudad que además es miembro de la Plataforma Rivas con la Sanidad Pública. “El lunes (20 de diciembre) estuve con mi hijo para que se hiciera un test en el centro de salud Santa Mónica y nunca había visto tanta cola: entramos a las 9 de la mañana y salimos a las 12, y encima dio positivo así que pudo estar contagiando allí durante todo ese tiempo”, cuenta. Tabares, a título personal, lamenta que la ciudadanía “la tome con quien no la debe tomar, el personal sanitario, que no tiene culpa de que la situación sea caótica y distópica”, defiende.

En este mensaje incide también en calidad de portavoz de la Plataforma Rivas con la Sanidad Pública: “La Plataforma está con sus sanitarios y el personal de los centros de salud; hay que cuidarlos”, se reafirma.

Para la plataforma ripense, hay que exigir responsabilidades al gobierno regional. “Lejos de que la pandemia haya servido para destinar recursos médicos en una situación crítica como esta, ocurre justo lo contrario”, afirma Javier Tabares. “Es una huida hacia delante del consejero de Sanidad de la Comunidad y de la presidenta Ayuso”, añade.

Pone como ejemplo el portavoz de la Plataforma la situación del centro de salud La Paz, cuyo personal “está extenuado”, asegura Tabares. “La Paz atiende a 33.000 usuarios, lo que da como resultado un ratio disparatado, imposible de asumir: 2.100 pacientes por enfermera y 1.700 por médico. Y si se dan de baja, no hay nadie que les cubra”, argumenta el portavoz de la plataforma ripense.

Con el objetivo de apoyar al personal sanitario y exigir una reacción por parte de la Comunidad de Madrid, la Plataforma Rivas con la Sanidad Pública organiza una concentración el próximo lunes 27 de diciembre a las 18.00 horas precisamente frente al centro de salud La Paz. El eslogan de la misma es “Si colapsa Atención Primaria, colapsa todo”. A su vez, el alcalde de Rivas Vaciamadrid, Pedro del Cura, solicitó este lunes una reunión con la Consejería de Sanidad para abordar la necesidad de nuevas infraestructuras, como el futuro centro de salud del barrio de La Luna, y calificó de «colapso» la situación de la atención sanitaria en la ciudad.

Respuesta de la Comunidad de Madrid

Consultada al respecto de la situación que vive la atención primaria en Rivas con motivo de la sexta ola de la pandemia, la consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid informa de que “actualmente la Gerencia Asistencial de Atención Primaria está trabajando en nuevas medidas organizativas”.

Hasta que se concreten estas nuevas medidas, Sanidad se remite a lo publicado en una nota de prensa el pasado viernes 17 de diciembre. En ella explica que “ha prorrogado durante los tres próximos meses las contrataciones de los 1.500 profesionales de refuerzo COVID de Atención Primaria” y que también “ha ampliado la red de rastreo hasta alcanzar un total de 1.490 rastreadores: 1.000 en el Centro de Atención Personalizada (CAP), 450 en Salud Pública, y 40 procedentes del Ejército”.

Además, indica la consejería de Sanidad en el mismo comunicado de finales de la semana pasada que ha habilitado “más huecos de agendas para la atención COVID a través de la Cita Coronavirus disponible llamando por teléfono al Centro de Salud”.

Carteles informativos en la puerta de la farmacia Cristo de Rivas

Carteles informativos en la puerta de la farmacia Cristo-Rivas (foto: Diario de Rivas).

Sin tests en las farmacias

Finalmente, este miércoles ha comenzado la distribución de los tests gratuitos de la Comunidad de Madrid, que ya pueden retirarse, previa presentación de la tarjeta sanitaria, en las boticas del municipio.

El lunes 20 de diciembre, la consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid había informado de que a partir de este martes 21 estarían disponibles en las farmacias de la región “casi un millón de test” de antígenos para la detección del virus. Sin embargo, en esa fecha los test no habían llegado a las farmacias de Rivas. Además, tampoco se podían adquirir estos test de detección precoz a título particular porque las existencias estaban agotadas en boticas de toda la ciudad. Así lo anunciaban algunas con carteles en sus puertas porque la ciudadanía entraba constantemente preguntando por ellos. Finalmente, este miércoles ha comenzado la distribución de los tests de antígenos gratuitos.

La Comunidad de Madrid ha establecido un protocolo de actuación en caso de positivo con test de autodiagnóstico que dice lo siguiente: “la persona debe comunicarlo al teléfono 900 102 112 para que le recojan sus datos y le informen de las medidas que debe adoptar. La Consejería de Sanidad considerará este resultado verdadero positivo y se recomendará autoaislamiento durante 10 días, evitar recibir visitas y extremar las medidas de prevención habituales”.

Otras noticias:

Los contagios en Rivas crecen de forma espectacular: la incidencia pasa de 235 a 707 en una semana

Del Cura pide reunión con Sanidad: «La atención sanitaria en Rivas ha colapsado»

Rivas registra el peor dato de Covid desde finales de agosto

¿Te parece interesante? ¡Compártelo!