¿Te parece interesante? ¡Compártelo!
Nuevo carril bici segregado en Ángel Saavedra.

Nuevo carril bici segregado en Ángel Saavedra.

El Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid está realizando estos días obras en el barrio Centro para instalar los primeros tramos de los nuevos carriles bici que ampliarán la red de la ciudad. La medida ha despertado críticas en la ciudadanía, incluida una petición en Change.org para que se retiren estos nuevos carriles bici que acumulaba casi 4.000 firmas a mediodía del jueves 24 de noviembre. El Consistorio, por su parte, ha reaccionado con una nota pública en la que explica la intervención desde un punto de vista técnico y asegura «entender las dudas iniciales». También ha anunciado que, «al igual que con las Zonas de Bajas Emisiones Escolares, se realizará un seguimiento» para detectar posibles «medidas de mejora».

Banner Guisos con Recuerdos Ayto
Banner Ayuntamiento abril 2022
Somallao Día de la Madre

La ampliación de la red de carril bici de Rivas, intervención financiada con fondos europeos que estará terminada antes de que acabe el año, está generando controversia entre la ciudadanía. Los vecinos y vecinas del barrio Centro, donde se están llevando a cabo las primeras modificaciones en la red vial para dar cabida a los carriles bici segregados del tráfico, están mostrando públicamente su malestar a través de los grupos de Rivas en redes sociales y de un Change.org que acumula casi 4.000 firmas. “Las mejoras deberían realizarse para beneficiar a los ciudadanos y no para simplemente ‘vender’ que Rivas apuesta por el “medio de transporte alternativo” a cualquier precio, porque cuando se plantean cambios, antes hay que estudiar las consecuencias que pueden traer esos cambios”, explica Johanna Valera García en la petición digital.

Valera denuncia que la instalación del carril bici, al reducir a un carril por sentido el espacio para vehículos en avenidas como Ramón y Cajal, Ángel Saavedra o José Saramago, está provocando “aumento significativo del tráfico, incremento del tiempo de desplazamiento y paralización del tráfico” ante incidencias relacionadas con “mensajeros, repartidores, taxistas o vehículos en doble fila”. Esta vecina de Rivas argumenta la existencia previa de otro carril bici, en acera, en varias de las calles donde se ha implantado el nuevo carril bici en la carretera.

Nuevo carril bici segregado en la avenida Ramón y Cajal. Al fondo, el carril bici existente en la acera.

Nuevo carril bici segregado en la avenida Ramón y Cajal. Al fondo, el carril bici existente en la acera (foto: Diario de Rivas).

Alejandro es uno de los vecinos que vive en una de las calles donde se ha instalado ya el nuevo carril bici segregado —separado del tráfico con separadores y balizas verticales—. En concreto, en la calle José Saramago. “En esta zona hay muchas plazas a las que ya no podemos acceder directamente si venimos desde Madrid porque ahora el carril bici nos impide girar, teniendo que subir hasta una rotonda para dar la vuelta y acceder a nuestras viviendas”, lamenta. Dice, además, que esto mismo ocurre, pero al revés, cuando salen y quieren subir.

Este vecino también denuncia que en las inmediaciones del IES Europa se vive «mucho caos» a la salida del alumnado, a las 2 de la tarde. “En la rotonda antes había dos carriles; ahora uno solo y carril bici, y pasan dos líneas de autobuses por ahí. Con la doble fila, el autobús no pasa y, si eres de los que ha llegado pronto y has aparatado bien, estás bloqueado”, señala Alejandro. “Ya he visto coches subidos por encima de los bolardos del carril bici, bajos dañados…”, añade.

El giro a las plazas anexas a la calle José Saramago ya no se puede realizar desde el carril contrario.

El giro a las plazas anexas a la calle José Saramago ya no se puede realizar desde el carril contrario (foto: Diario de Rivas).

Respuesta del Ayuntamiento

Ante esta situación durante los primeros días del nuevo carril bici de Rivas, en Ayuntamiento ha emitido un comunicado público con el objetivo de explicar a la ciudadanía la intervención. “El Ayuntamiento de Rivas ha hecho una apuesta clara por promover una alternativa sostenible y segura con la construcción de 21 kilómetros de carril bici, mediante un modelo que incide en reforzar la seguridad y la protección de las personas usuarias”, informa el consistorio, que pone como ejemplo a las ciudades de Londres o Barcelona, con modelos similares ya implementados.

Explica el Ayuntamiento por qué están segregados del tráfico y dispuestos en la parte izquierda de la calzada. “Es la opción más segura y apropiada”, incide. “Entre otras cosas, este trazado en el margen izquierdo de las calzadas, junto a la mediana, evita que la persona que circula en bicicleta tenga que enfrentarse a las puertas abiertas de los vehículos estacionados junto a las aceras y evitar la proximidad a los cruces por los que otros vehículos se incorporan a la calzada”, añaden.

En cuanto al motivo por el cual se utilizan separadores y balizas verticales, el Ayuntamiento hace hincapié en la seguridad de los ciclistas. “Las personas ciclistas no tienen que compartir el espacio con los vehículos a motor, que en ningún momento podrán invadir el carril destinado a ciclistas”, indica.

Por último, desde el punto de vista técnico, el consistorio ripense también justifica la intervención en que reducir a un carril las vías donde había dos es una manera de evitar el estacionamiento en doble fila. “Es una forma más de evitar infracciones que pueden resultar muy peligrosas para las personas que se mueven en bicicleta”, dice la nota publicada por el Ayuntamiento en la que se remarca también el cambio vial más importante: “Los carriles bici que discurren por intersecciones reguladas por rotondas están siendo pintados de rojo, remarcando así la prioridad del ciclista en este tipo de cruces”, concluye.

En las rotondas con carril bici la prioridad es de los ciclistas (foto: Diario de Rivas).

Cambio de mentalidad

Más allá de estas razones técnicas, fuentes municipales consultadas por Diario de Rivas exponen también las razones de carácter medioambiental que obligan a las ciudades a transformar su movilidad, entre otros aspectos. “Debemos asumir la ciudadanía que las ciudades tienen que tomar exigidas por el cambio climático. […] La bici ya es un medio de transporte más y por eso tiene que estar en la carretera, un espacio que ya no es solo para el vehículo”, señalan.

A nivel humano, desde el consistorio ripense «entienden el nerviosismo» de la ciudadanía ante un cambio en la ciudad como este que implica la red de carril bici sobre el asfalto, pero están convencidos de que una vez implementada, y con la experiencia y el paso del tiempo, la ciudadanía podrá comprobar que funcionan con eficacia. “Entendemos las dudas iniciales, pero cuando se implantaron las ZBE se habló de convertir la ciudad en un caos y se ha demostrado que no ha sido así. Fue una medida tomada para fomentar la seguridad vial y ciudadana y reducir la contaminación, y la ciudadanía ya está habituada”, argumentan fuentes municipales.

Además, dichas fuentes destacan que la implantación del carril bici no concluye una vez acabe su instalación antes de fin de año, sino que el Ayuntamiento garantiza que se hará un seguimiento de la medida en los meses posteriores a su puesta en marcha. “Ya lo hicimos con las ZBE, y si se detecta algún punto donde se deba tomar alguna medida alternativa para mejorar su funcionamiento, se verá con qué medidas se soluciona”, aseguran desde el Consistorio.

Otras noticias:

Rivas ampliará y mejorará su red de carril bici con fondos europeos

Rivas construirá 26 nuevos carriles bici segregados: estas son las calles por las que discurrirán

¿Te parece interesante? ¡Compártelo!