¿Te parece interesante? ¡Compártelo!

Edificio del paseo de Capa Negra, junto a las vías del Metro

Edificio del paseo de Capa Negra, junto a las vías del Metro (imagen: Google Maps)

Un gesto tan sencillo como abrir la ventana para ventilar el salón o una habitación es una «pesadilla» en las viviendas del número 4 del paseo de Capa Negra de Rivas, cuyas viviendas tienen ‘vistas’ a las vías del Metro. Algunos vecinos comentan a Diario de Rivas que «la ampliación del horario hasta más allá de la medianoche ha empeorado notablemente nuestra calidad de vida, porque no podemos descansar. Además, «como los trenes pasan a gran velocidad, hacen mucho ruido desde primera hora hasta la madrugada». Por ello, han empezado a recoger firmas para que se busque una solución «con urgencia», ya que temen que «con la llegada del verano la situación pase a ser insoportable«. 

Emilio José Gallardo, vecino del paseo de Capa Negra, 4, explica que «el pasado 24 de marzo el Ayuntamiento de Rivas habló del proyecto de soterramiento de las vías del Metro y de la cesión de la parcela para la construcción de la cuarta estación en Rivas», pero «sabemos que se trata de un proyecto de gran envergadura y por lo tanto a largo plazo. Soterrar las líneas a corto o medio plazo es imposible», asegura. Mientras tanto, consideran necesario que «se reduzca la velocidad de los convoyes a su paso por las zonas habitadas, y que se coloquen pantallas acústicas que reducirían el impacto sonoro sobre las viviendas». Desde que en el mes de enero que amplió el horario del servicio de Metro en Rivas y Arganda, «todo ha ido a peor», porque «ya no hay casi margen de descanso: la revisión de vías suele hacerse a las 2 de la madrugada, y a las 5 están pasando los primeros trenes camino de Arganda», añade el vecino. Estos días la vecindad de las comunidades afectadas por esta situación está recogiendo firmas para pedir soluciones.

En el último pleno, el Partido Popular se hizo eco de esta denuncia vecinal. «Es un problema grave al tratarse de una molestia continua en las viviendas donde se supone que tienen que tener descanso» y que «afecta a distintos barrios de la ciudad», afirmó la edil Gemma Mendoza, que añadió que «es cuestión de empatía que nos tomemos en serio este asunto, porque algunos se han planteado vender su vivienda y trasladarse de municipio». La edil de Urbanismo, Ana Reboiro, manifestó que solo le constaba la queja de un vecino y recordó que desde que empezó a funcionar el servicio del TFM «se sabía que iba a haber molestias«, y que «la administración competente es la Comunidad de Madrid«. Reboiro aseguró que «el gobierno regional no ha cumplido sus compromisos adquiridos de que haya cuatro estaciones de Metro en Rivas y que se soterren las vías, como estaba previsto en el plan de infraestructuras autonómico y está también contemplado en nuestro Plan General de Ordenación Urbana». En cuanto a las medidas que están tomando, explicó: «hemos redactado un concurso de ideas que contemple las soluciones para eliminar la brecha que tiene el territorio de Rivas», en referencia al tramo de Metro que discurre al descubierto por la ciudad. «Además estamos siguiendo puntualmente el impacto del ruido, y en el estudio que se hizo en su momento no se superaban los límites de decibelios», añadió.

Noticias relacionadas:

Rivas cede a la Comunidad una parcela para construir una nueva estación de Metro en la calle de José Saramago

El Metro de Rivas y Arganda abrirá hasta la 1.30 a partir del 1 de enero y todos sus convoyes tendrán tres vagones

La dotación de todos los trenes del Metro de Rivas y Arganda con tres vagones, todavía sin concretar

¡Tenemos canal en Telegram!

Además de seguirnos en Facebook y Twitter, puedes enterarte de todas las novedades de Diario de Rivas en nuestro canal de Telegram. Suscríbete y recibirás las actualizaciones directamente en tu móvil. ¿A qué esperas?

¿Te parece interesante? ¡Compártelo!