¿Te parece interesante? ¡Compártelo!
Pedro de Cura, alcalde de Rivas Vaciamadrid

Pedro de Cura, alcalde de Rivas Vaciamadrid, en una imagen de archivo (©Fernando Galán)

Los efectos de la borrasca ‘Filomena’ y el temporal de frío todavía se notan en Rivas Vaciamadrid, en cuyas calles todavía se acumulan toneladas de nieve y hielo. El alcalde de la ciudad, Pedro del Cura, ha atendido a Diario de Rivas, mediante conversación telefónica a última hora de este jueves, para analizar la situación de la ciudad y las perspectivas de los próximos días.

¿Cuál es el estado de la ciudad en este momento?

Rivas ha reaccionado bastante rápido. Hemos sido de las primeras ciudades en restablecer el transporte público y 24 horas después de que dejara de nevar ya había líneas de autobús operativas; el Metro ha estado funcionando, y la prioridad durante los primeros días ha sido liberar las principales vías de la ciudad y los accesos. Después hemos trabajado en el resto de las calles, las zonas de conexión con los transportes, las necesarias para poder restablecer la recogida de basuras, el acceso a farmacias, zonas comerciales, tiendas de alimentación, y ahora estamos también trabajando en las calles secundarias. Estamos distribuyendo el trabajo por todos los barrios, contratando maquinaria, pidiendo colaboración a las empresas y constructoras que trabajan en la ciudad, y movilizando todos los recursos públicos y privados con turnos de 24 horas, de noche y sin que pare la maquinaria que tenemos. No vamos mal: tenemos un mapa para que los vecinos vean qué calles están transitables, y cuando digo «calles» me refiero a las calzadas, porque las aceras van a tardar más. Todas las mañanas tenemos una reunión para ver el operativo, y por las tardes otra de carácter técnico. Las calles que se hacen hay que volver a hacerlas todas las noches, porque hay que echarles sal para que no se hielen. Por lo tanto, aunque una calle esté abierta, no podemos olvidarnos de ella, porque la nieve acumulada a los lados se va derritiendo y ese agua se hiela por la noche si no se aporta sal. Estamos en una ciudad con más de 200 kilómetros de calles (para hacerse una idea, Móstoles, con mucha más población, tiene 160): somos una de las ciudades con más trama urbana de la Comunidad, lo que complica más el trabajo. Hemos conseguido que viniera el Ejército, al que enviamos al barrio de Covibar, que es el que tiene más densidad de población y donde vive más gente en pisos, que no suele tener herramientas; quienes viven en chalets suelen tener palas, azadones, etcétera. Pero en Covibar hay muchas plazas interiores, ‘parkings’ pequeños… Además, era prioritario liberar el aparcamiento del metro de Rivas Urbanizaciones.

También estamos cuidando zonas como el Casco Antiguo, donde vive población muy mayor, limpiando los accesos de la calzada y las calles que tienen más pendiente; hemos llamado a todas las personas mayores y vulnerables para ver cómo están, y tratando de que el operativo funcione lo mejor posible. Hemos estado poniendo a todos los operarios que tenemos, hemos comprado palas para que los grupos de voluntarios puedan ser más eficaces, también para el personal, jardineros, toda la gente de limpieza viaria, que se están dedicando ahora a labores de limpieza de nieve. En cuanto a los árboles, ha sido una catástrofe: tenemos muchos caídos y los que crean peligro en las zonas de tránsito se están retirando, y los que no, balizando. Vamos a tardar aún bastantes días en recuperar la normalidad; yo creo que por lo menos hasta finales de la semana que viene no la habremos recuperado en cuanto al tránsito. Quitar nieve de algunas zonas de Rivas, parques y zonas que den al norte o tengan más necesidades nos va a llevar más tiempo, salvo que el tiempo acompañe, haga calor y nos lo haga todo más fácil.

¿Cuáles son las prioridades en este momento?

Queda todavía mucho trabajo por hacer. Ahora la prioridad es que los centros educativos abran el día 18. Todas las escuelas infantiles, colegios e institutos públicos, privados y concertados deben tener sus entornos accesibles. Hablamos de las zonas exteriores, el perímetro y el interior, porque aunque ya hemos hecho caminos en todos, hay que revisarlos. Están yendo los técnicos municipales para supervisarlo. En algunos se están organizando los equipos directivos con las ampas para hacer labores de limpieza, porque hay muchísima nieve. Algunas estructuras de algunos colegios han sufrido daños, sobre todo las pérgolas, que son las principales damnificadas de la ciudad. Por ejemplo, en el patio de Infantil del Mario Benedetti había cedido la pérgola, y eso que la habíamos instalado hace poco.

Además, hemos habilitado 17 puntos de recogida de sal para que los vecinos vayan colaborando, porque sin la colaboración ciudadana es imposible que quitemos toda esta nieve; esta nieve va a estar aún semanas con nosotros. A partir del fin de semana migraremos los puntos de recogida de sal a los colegios, que van a ser puntos neurálgicos, tanto para tirar la basura la gente que pueda llevar a sus hijos como punto de recogida de basuras, aunque está restablecida la recogida de contenedores en todas las zonas. Hay algunas calles a las que no pueden acceder los camiones y van a tardar un poco más, pero en las vías principales ya se puede tirar la basura. Y las líneas de autobuses van a tardar un poco más en recuperar la normalidad total, porque ya ha habido algún accidente en zonas muy angostas en las que se acumula mucho hielo.

El pueblo de Rivas Vaciamadrid, bajo la nieve

Nieve acumulada en el Casco Antiguo, a principios de esta semana

¿Van a estar los centros educativos en condiciones óptimas para abrir el próximo lunes?

Sí. Las calefacciones llevan puestas desde el jueves pasado, con lo cual van a estar a temperatura adecuada, limpios y desinfectados. Ahora vamos a despejar el entorno de todos los centros educativos, tanto públicos como privados, y vamos a hacer también el entorno de los institutos. Me consta que los directores de los institutos están llamando a las familias para que les echen una mano, porque la Comunidad de Madrid no va a limpiar, ni va a adecuarlos: si es necesario, haremos un refuerzo. Pero nosotros vamos a garantizar que al menos los que son de competencia municipal van a abrir el lunes sin problema. Estamos comprobando calderas e instalaciones, pero como estábamos en preaviso por la ola de frío y ya habíamos puesto la calefacción en los colegios el día 7 (y desde el día 5 en el pabellón de El Olivar, por si lo necesitara alguna familia de Cañada), podrán estar bien. Nos preocupan los aleros y estamos generando caminos alejados de los edificios, porque ahora el mayor peligro es el desprendimiento de nieve. Eso es lo que estamos trabajando para que las zonas de los patios sean seguras.

¿Será necesario que eche una mano la comunidad educativa?

Ya estamos trabajando con las ampas; varias de ellas ya se han organizado, y les estamos dando criterios de seguridad para que ningún padre o madre tengan accidentes por ir a limpiar su colegio de nieve. Hemos comprado palas para echar una mano a las familias; en algunos colegios están los equipos directivos y los claustros mano a mano con las familias quitando nieve, y nosotros nos vamos a ocupar de las zonas exteriores, de los caminos interiores, y si con la colaboración ciudadana se despeja alguna pista deportiva o alguna zona del patio sin que haya riesgo, bienvenido sea. Aquí la colaboración ciudadana y la implicación de los vecinos es clave.

Han llegado quejas de residentes en la zona del pueblo y de personas que viven en calles secundarias, que aún están intransitables.

Las calles secundarias, las más pequeñas, que no tienen paradas de autobús, rutas de recogida de residuos, comercios, farmacias o tiendas de alimentos cerca, lógicamente han sido las menos prioritarias. Ahí es donde necesitamos que los vecinos echen una mano. Vamos a intentar en la medida de lo posible abrir un acceso para que se pueda hacer rodaduras, pero he estado dando una vuelta por las calles que están peor. Lo prioritario era el transporte público. Hoy mismo he vuelto a hacer justificantes para la gente que no puede incorporarse al trabajo porque no puede sacar su vehículo, aunque el transporte público está garantizado. Hemos conseguido que el polígono industrial esté prácticamente al 100%, y la gente que trabaja allí tiene las empresas abiertas. Y las principales avenidas son las de mayor densidad de población. Es verdad que hay chalets, hay zonas en Rivas Centro y en la zona alta del Casco que hemos estado haciendo hoy; algunas tienen mucha pendiente, por ejemplo los chalets de arriba del Casco. Tenemos que cuantificar todavía los daños. Hemos bloqueado la partida de pedido de arbolado a los proveedores, porque en unos días van a estar todos los ayuntamientos solicitándolos: esto ha sido una catástrofe. Vamos a estar un tiempo, probablemente meses, retirando y reponiendo árboles, porque hemos tenido muchísimos daños en arbolado. Y también atendiendo urgencias de agua, roturas de tuberías… Esto es una catástrofe. La nieve es muy bonita el primer día, porque es algo a lo que no estamos acostumbrados, pero ha causado estragos. Hemos hecho una gestión ágil, y es que como no había sal, porque no nos la daba ni el Gobierno ni la Comunidad de Madrid, hemos hecho gestiones con las salinas de Torrevieja y entre el martes y el miércoles llegaron 30 camiones de sal. Tenemos casi 800 toneladas, que estamos distribuyendo por la ciudad; por eso pudimos poner los puntos de recogida el martes, y estamos valorando comprar 250 toneladas más para la previsión que tenemos. Como no parece que vayan a subir las temperaturas, tenemos que esparcir sal todos los días a todas las calles posibles.

Nevada en Rivas Vaciamadrid, 9 de enero de 2021

Personas abriéndose paso con esquís por la nieve en Rivas Vaciamdrid, el 9 de enero (©Fernando Galán)

También ha habido quejas por calles marcadas en verde en el mapa en tiempo real, es decir, que en teoría estaban despejadas y que, según los vecinos, no estaban transitables.

Hemos tenido un poco de descoordinación. Cuando colabora tanta gente, es difícil. Normalmente, Mantenimiento y Rivamadrid vuelcan toda la información junto a Policía Local, pero tenemos a muchas empresas colaborando, gente con maquinaria, autónomos, y no es sencillo. Y en calles que son transitables por la mañana, cuando pasa la maquinaria, si se han movido coches o se hielan por la mañana, ya no lo son. Por suerte no quedan muchas, y todos los vecinos tienen alguna vía principal y transitable próxima, a la que se puede ir andando, y tienen para tirar la basura, coger el autobús y acceso a las farmacias y tiendas de alimentación. Y tengo que pedir paciencia a quienes viven en zonas pequeñas de chalets, que están más lejos de colegios o calles principales, porque hemos querido priorizar lo que tiene que ver con el acceso a recursos o a servicios públicos. Cualquier urgencia de personas con movilidad reducida o en situación de necesidad se atiende y se trata de abrirles camino.

¿Ha habido que lamentar alguna desgracia en la ciudad por culpa del temporal ‘Filomena’?

Un vecino falleció por un infarto. Tenía ya antecedentes de problemas cardíacos; intentamos reanimarle e incluso llamamos a un vecino que es médico, porque los servicios sanitarios tampoco podían acudir. Los primeros en llegar e intervenir fueron agentes de la Policía Local, y Protección Civil estuvo haciéndole la RCP, pero no salió, y finalmente falleció. También ha habido alguna noticia feliz, como una mujer que se puso de parto en Cañada y pudo ser trasladada al hospital. Y el mismo sábado teníamos a un médico y una enfermera del centro de día en un vehículo con conductor para poder atender urgencias. El fallecimiento de ese vecino que tuvo el infarto, que pudo recibir asistencia porque teníamos a los sanitarios de Protección Civil en la ciudad movilizados en todo momento, ha sido la nota triste. Y luego, en el plano material, hay muchas empresas con daños, en especial aquellas que tenían estructuras con terrazas, pero de momento es pronto para hacer el análisis de daños. Por suerte, desgracias familiares no ha habido. Incluso con población de Cañada, de la que estamos haciendo seguimiento, sobre todo de la población infantil, la situación ha estado controlada. Pero estamos deseando que suban las temperaturas, porque cada día que pasa continuamos con los riesgos de caídas, traumatismos, suelos helados… Y hay gente que tiene que ponerse a trabajar. Y a todo esto, la subida generalizada de los casos de Covid, con los efectos de las navidades, que sabíamos que iba a ocurrir. Y estamos preocupados también por eso. La zona de La Paz está confinada, pero espero que cuando el gobierno regional vea los datos establezca el confinamiento de la ciudad, igual que otras tantas. Eso sería lo recomendable, porque los datos son altísimos.

Un vehículo abriendo camino entre la nieve en las calles de Rivas

Un vehículo abriendo camino entre la nieve en las calles de Rivas (imagen: Rivamadrid)

¿Se ha reforzado la plantilla municipal para las tareas?

No; estamos movilizando todo el personal que tenemos. Hubo unos días, hasta el domingo, en los que la gente que estaba trabajando no podía volver a su casa y encima tenía que doblar, porque los que estaban en turnos de tarde o de noche no podían llegar hasta sus puestos de trabajo. Así que ‘bloqueamos’ habitaciones en hoteles de la ciudad, de forma que han podido dormir en el alojamiento para luego volver al trabajo, porque algunos han estado doblando turnos e incluso con turnos de 24 horas, o incluso yendo a buscar a conductores de camiones o de maquinaria para que se pusieran a trabajar. Después, para las tareas de reconstrucción, necesitaremos contratar personal. Ni siquiera nos ha dado tiempo a gestionarlo: hay que tener en cuenta que no hemos llegado ni a arrancar el curso, ni siquiera tenemos el presupuesto operativo. Así que estamos con el personal que tenemos. Por ejemplo, los operarios de Deportes han estado por los colegios y han dejado los polideportivos, y tenemos a todo el mundo trabajando en la calle, porque la prioridad es liberar el tránsito para facilitar el acceso a los servicios públicos y tiendas y comercios de primera necesidad. Una vez que tengamos esto hecho, vamos a necesitar mucho trabajo de refuerzo en jardinería y arbolado, y una parte importante de labores de mantenimiento, reformas o ampliaciones.

¿Cuál es la situación en la Cañada Real?

Paralelamente al dispositivo de la nevada, estamos intentando asistir a una población que, aunque muchos de ellos no sean vecinos de Rivas, la de Cañada, hablando con las demás administraciones e intentando que tengan su suministro de luz. Hemos puesto la calefacción en el pabellón de El Olivar desde antes de que empezara a nevar por su fuera necesario para alojarles, y ‘bloqueado’ habitaciones en hoteles para poder alojar a familias. Hemos alojado en ellas a algunas familias de Cañada, pero también a policías municipales que no podían volver a su casa, guardias civiles, operarios…

¿Cuánto tiempo calcula que va a tardar la ciudad en volver a la normalidad?

Cuanta más gente se implique, antes volveremos a la normalidad. Las quejas son todas legítimas; todas llegan al alcalde, porque los trabajadores están haciendo un trabajo bestial por poner la ciudad en condiciones. Vienen de hacer un trabajo bestial en el confinamiento y lo están haciendo ahora, porque el equipo de profesionales es magnífico, pero también hace falta un compromiso. Nuestra propia ordenanza regula que en caso de nieve, cada vecino debe limpiar su puerta y, al menos, un metro y medio a cada lado. Con que cumplieran la ordenanza la mitad, la ciudad estaría mucho mejor. La verdad es que esto nos ha desbordado a todos. Yo he hablado con el alcalde de Arganda y con el de Madrid, y estamos todos igual: esto ha desbordado cualquier servicio público o cualquier demanda. Ahora mismo, los colegios son prioritarios: que el alumnado pueda llegar, que los entornos estén despejados, que la gente que no puede ir en coche pueda coger el transporte público, limpiar por si tiene que entrar alguna ambulancia, y yo creo que en pocos días no habrá ninguna calle que no sea transitable. Ahora mismo hay calles que no están transitables. En el plano intentamos ser conservadores y no decir que hay alguna calle transitable que no lo esté.

El pronóstico es que la nieve va a quedarse todavía un tiempo con nosotros. Si no cambia el tiempo y suben las temperaturas, tendremos nieve y hielo aún durante bastantes días, algo que genera molestias, sobre todo en una ciudad y una región, como la nuestra, que no está acostumbrada a esto. Tenemos que ser conscientes de ello. Y luego la implicación vecinal: la crítica y la queja son legítimas, pero a veces toca arrimar el hombro y luego pedir todas las responsabilidades que sean. Nosotros estamos teniendo a los portavoces políticos informados en todo momento y están trabajando y respondiendo de manera positiva.

Yo todas las mañanas me recorro las calles que están peor. Estamos bastante bien, pero no es suficiente, porque el vecino que lleva toda la semana con su calle sin poder pasar, es normal que se impaciente. Pedimos paciencia y colaboración, y no hemos parado de trabajar. Y no tenemos ni un recurso público ni privado ocioso: hemos buscado tractores, retroexcavadoras, palas, y luego la sal, que hemos tenido que ir a buscarla por nuestra cuenta porque no hay sal prácticamente en ningún lugar de la Comunidad de Madrid. Y los grupos de voluntarios están respondiendo, están coordinados con nosotros para hacer calles en zonas en las que saben que no vamos a llegar, y esto también es Rivas: colaboración. Esto desborda a los servicios públicos, y cualquier previsión y capacidad de actuación. Conseguimos abrir los primeros caminos el mismo domingo gracias a que los vecinos se pusieron a autoorganizarse y hacer accesos seguros, y eso ha reducido muchos accidentes.

Otras noticias:

El Ayuntamiento de Rivas repartirá 350 palas entre las personas voluntarias para despejar de nieve la ciudad

75 militares ayudan a retirar nieve de las calles de Rivas Vaciamadrid

Mapa en tiempo real: estas son las calles de Rivas Vaciamadrid despejadas de nieve

Rivamadrid reanuda la recogida de residuos orgánicos, envases y cartón en las vías transitables

 

¡Tenemos canal en Telegram!

Además de seguirnos en Facebook, Twitter e Instagram, puedes enterarte de todas las novedades de Diario de Rivas en nuestro canal de Telegram. Suscríbete y recibirás las actualizaciones directamente en tu móvil. ¿A qué esperas?

¿Te parece interesante? ¡Compártelo!