¿Te parece interesante? ¡Compártelo!
Nisrin Bousbaa, en el campeonato de España de judo 2021

Nisrin Bousbaa, en el campeonato de España de judo 2021 (foto: RFEJYDA).

El pasado 6 de diciembre, Nisrin Bousbaa Dab se convirtió a sus 21 años en la primera yudoca del Judo Club Rivas que se proclama campeona de España absoluta de este deporte. Diario de Rivas ha hablado con esta joven atleta que ha hecho historia para el deporte la ciudad en la que lleva residiendo toda su vida, desde que nació hace 21 años, con sus padres y sus cuatro hermanos.

Banner Guisos con Recuerdos Ayto
Banner Ayuntamiento abril 2022
Somallao Día de la Madre

Nisrin, que compite en la categoría de +78 kilos, partía como favorita en un campeonato donde no estuvo por lesión Sara Alvarez Folgueira, la yudoca española en activo de su categoría con mejor palmarés. No en vano, fue campeona de España en la edición del año 2020, competición en la que Bousbaa consiguió la medalla de bronce. “Sara se lesionó antes de los Juegos Olímpicos y con su ausencia sabía que, aunque todas las rivales son duras, el título estaría entre Moira Morillo, a quien gané en la final, y yo”, dice Nisrin.

Cuenta Bousbaa que no fue sencillo para ella gestionar la presión de ser favorita en las semanas y días previas al campeonato: “Mucha gente te dice que vas a ganar, que entrenas más que ella, que si lo haces bien le ganarás, pero yo había competido con ella una vez solo hasta ahora, en la final del campeonato de España junior hace 3 años, y perdí”, apunta. Esta derrota ha sobrevolado su cabeza desde entonces, y reconoce que le ha afectado en los últimos años: “La falta de confianza en mí misma, que es en lo que más me insiste mi gente de confianza, me viene en parte por aquella derrota. Las semanas previas solo estaba pendiente de ella; sabía que era la rival a batir”, explica.

Nisrin Bousbaa, segunda por la izquierda, con la medalla de oro de campeona de España absoluta de judo

Nisrin Bousbaa, segunda por la izquierda, con la medalla de oro de campeona de España absoluta de judo (foto: RFEJYDA).

Unos días antes del campeonato de España, Nisrin estaba “muy, muy nerviosa”, y la presión le hizo estallar. “Apareció en el club llorando porque se sentía muy presionada con comentarios que aunque se hagan sin maldad no ayudan nada, así que intentamos ayudarle a calmar esa ansiedad que sentía”, describe Paco Lorenzo, fundador de Judo Club Rivas en 1987 y actual campeón de España de veteranos de la disciplina en la categoría -73 kilos. Él y María Cabas, también entrenadora del club ripense, siguen siendo personas de máxima confianza para Nisrin aunque ya no entrena habitualmente con ellos. Desde hace cuatro años, Bousbaa compagina el deporte con el estudio de un grado superior de informática en el Centro de Alto Rendimiento (CAR) de Madrid, en Ciudad Universitaria, junto a la sede del Consejo Superior de Deportes.

Hasta este punto de Madrid acude cada día, de lunes a sábado, en transporte público desde Rivas. Su rutina entre semana es una prueba de lo duro que es ser deportista de élite: “Me levanto de lunes a viernes a las 6:30 de la mañana, tengo clase de 8 de 11 de la mañana y entrenamiento de 11 a 1. Descanso de 1 a 3 de la tarde para comer y vuelvo a clase desde las 3 hasta las 5 y media de la tarde. Y después entreno otra vez de 6 a 8 y media de la tarde”, detalla Nisrin. Además, los sábados tiene que ir al CAR por la mañana para entrenar, por lo que solo tiene libre el sábado por la tarde y el domingo. “Me da tiempo a llegar a casa, ducharme, cenar y a dormir. Así cada día entre semana”, indica.

Preguntada por si le merece la pena el esfuerzo, sostiene lo siguiente: “Merece la pena y la prueba es que llevo casi 5 años así, pero sí lo veo como un sacrificio porque a mí no me gusta estudiar; yo siempre digo que esto lo hago porque me gusta mucho el judo”.

Esta agenda limita mucho la posibilidad de visitar el Judo Club Rivas, pero la deportista ripense intenta acudir a sus instalaciones en el polideportivo municipal Cerro del Telégrafo siempre que puede para completar su entrenamiento. “Siempre aparece por el gimnasio después de un campeonato porque le ayudamos a corregir cosas que vemos; enriquecemos el entrenamiento que hace a diario y eso le ayuda”, asegura Morales. La propia Nisrin reconoce que incluso rechazó trabajar con el psicólogo que el CAR pone a disposición de sus deportistas porque “no lo necesito, tengo a mi familia y a la gente del club”.

Prueba del vínculo que tiene en Bousbaa con Paco es que en las competiciones nacionales, cuando no representa al equipo nacional, prefiere que sea él quien se siente en su silla de entrenador. Así fue, sin ir más lejos, en el campeonato de España donde Nisrin se proclamó campeona de España absoluta de su categoría.

Nisrin Bousbaa y Paco Lorenzo se abrazan después de la victoria de la deportista ripense

Nisrin Bousbaa y Paco Lorenzo se abrazan después de la victoria de la deportista ripense (foto: RFEJYDA).

Un sueño y un deseo para el futuro

Nisrin Bousbaa, primera campeona de España de judo del Rivas Judo Club, cuenta que empezó “a los 11 o 12 años” a practicar este deporte en el club ripense porque una hermana suya lo hacía. “Iba a sus competiciones y entrenamientos, me animó a probar y me gustó”, dice, así que se apuntó a clases que compaginaba con sus estudios en el IES Profesor Julio Pérez de la ciudad.

Al principio, recuerda Nisrin, “me lo tomaba un poco a cachondeo, era una cosa de niños”, pero hace un lustro se proclamó campeona de Madrid en su categoría. Este fue el punto de inflexión que le hizo cambiar el chip. “Me puse seria con esta victoria porque vi que podía y empecé también a entrar en las clases de adultos en el gimnasio”, añade. Con esta decisión tomada en común con los entrenadores del club elevó su nivel de exigencia: “Al principio alucinaba porque el ritmo era mucho más alto, pero me sirvió muchísimo para coger experiencia”, apunta.

Finalmente, solicitó la beca anual del Centro de Alto Rendimiento de Madrid hace 4 años y hace un año y medio pasó al centro de tecnificación a nivel nacional con sede en Madrid, que es donde entrena y estudia en la actualidad.

Aunque está formándose en la especialidad de informática, Nisrin solo tiene ojos para el judo. En el presente y también en el futuro. “Me gustaría dedicarme a dar clases a los niños y niñas que quieran practicar judo. Primero en otros gimnasios y tener, si es posible, mi propio gimnasio algún día”, asegura.

Este es su deseo de cara al futuro a medio y largo plazo. A corto plazo, la atleta ripense tiene un sueño que perseguir: los Juegos Olímpicos. “Yo lo veo posible; me gustaría incluso que fuera en este ciclo olímpico (París 2024) y en eso estoy ahora, luchando por ello”, afirma.

Para conseguirlo, Nisrin debe acumular los puntos suficientes en el ranking internacional. Por categoría, en judo acuden 20 deportistas, de los cuales no puede haber dos de la misma nacionalidad. La joven deportista tiene las dos primeras competiciones del año en el mes de febrero, puntuables ambas para la clasificación olímpica. “Necesito coger experiencia porque con la pandemia no hemos tenido casi campeonatos y yo los necesito para competir contra las mejores”, señala.

Esto es especialmente importante en el caso de Nisrin por dos detalles: por su juventud y por la COVID-19 ha competido muy poco contra las mejores del mundo, y porque en su categoría se puede encontrar con oponentes físicamente mucho más grandes que ella: “Yo peso 90 kilos aproximadamente pero puedo competir contra una rival de 120, por ejemplo”, explica.

Se lo tiene que creer. Yo la veo peleando por medallas en competiciones internacionales”, afirma Paco Morales, que reconoce sentirse “orgulloso y emocionado” por el éxito cosechado por su pupila en el campeonato de España. Nisrin, por su parte, tiene claro que esta es la victoria que necesitaba a nivel mental: “Me faltaba confianza en mí misma pero este resultado es muy importante porque ahora sé que puedo ganar”, dice.

El tiempo dirá si el sueño olímpico se hace realidad o no pero nadie le puede quitar a esta ripense de 21 años ser la primera ciudadana del municipio de Rivas Vaciamadrid en proclamarse campeona de España de judo.

 

Otras noticias:

Adrián Bajo, vecino de Rivas, subcampeón de España de agility

Las obras del enlace de Rivas con la M-50 arrancarán en 2022

¿Te parece interesante? ¡Compártelo!