¿Te parece interesante? ¡Compártelo!
Diablillos de Rivas

foto: Diablillos de Rivas.

En 1991, Rivas Vaciamadrid no llegaba, por muy poco, a la cifra redonda de los 15.000 habitantes según el Instituto Nacional de Estadística (INE). Entonces se fundó Diablillos de Rivas, el club de triatlón que ha crecido al mismo ritmo que lo ha hecho la población del municipio en su historia reciente. Tres décadas después, Rivas roza la frontera de los 100.000 habitantes y Diablillos es uno de los clubes más grandes de España de la especialidad.

Banner Guisos con Recuerdos Ayto
Banner Ayuntamiento abril 2022
Somallao Día de la Madre

Al igual que los Osos de fútbol americano, el CBS de beisbol y sóftbal o los clubes especializados en las distintas modalidades de patinaje como Club Patín en velocidad y UP Rivas en artístico, por citar algunos ejemplos, Diablillos es parte esencial de la cultura deportiva que caracteriza a Rivas, una ciudad donde los deportes minoritarios tienen un protagonismo al nivel de las disciplinas de masas.

En la actualidad, Diablillos ha alcanzado una dimensión que ni sus propios miembros podían imaginar hace unos años. “Jamás pensamos que llegaríamos a tener lista de espera en la escuela teniendo que dejar a nuestro pesar a niños sin practicar su deporte favorito”, dice Carlos Freijo, entrenador en categoría benjamín y miembro de la Junta Directiva de Diablillos de Rivas. “Este año ampliamos en 70 plazas más la escuela y tampoco fue suficiente para poder dar cabida a todas las peticiones”, apunta Rubén Ramiro, entrenador del Club, el otro área en el que está dividida la estructura de Diablillos de Rivas.

Esta circunstancia de la lista de espera tiene mucho que ver con la pandemia, que ha obligado al club a reducir los grupos de entrenamiento, pero también con el crecimiento que ha tenido en los últimos años Diablillos. “Antes, cuando nosotros éramos alumnos, éramos 15 en los grupos, y ahora hay grupos de 50 o 60 niños”, destaca Carlos Freijo. Y podrían ser más. “Más que la pandemia, que también, el problema es de infraestructuras; no podemos crecer más en este sentido”, reconocen al unísono los dos entrenadores de Diablillos.

Freijo pone como ejemplo los entrenamientos en bicicleta de la escuela: “Cuando quedamos a entrenar en el parque Bellavista, el punto fijo de salida, enseguida nos solemos desplazar al Cerro del Telégrafo para no masificar el parque, con todos los que somos”, resalta. Y algo parecido ocurre con la natación, ya que Diablillos utiliza las dos piscinas municipales climatizadas para los entrenamientos de la escuela y del club. “De otra manera sería imposible mantener esta estructura tan grande”, reconoce Freijo, que agradece en nombre del club al Ayuntamiento que ceda estos espacios.

Diablillos de Rivas en una competición por equipos

Diablillos de Rivas en una competición por equipos (foto: Diablillos de Rivas).

Niños desde los 4 o 5 años

La escuela de Diablillos da cobijo a niños desde los 4 o 5 años de edad hasta los 14, la edad cadete, un punto de inflexión porque los adolescentes de esta edad pasan automáticamente al club. “El club está donde está gracias a la escuela, gracias al grupo de entrenadores y al trabajo histórico de la junta directiva y de las personas que han apostado por la escuela”, afirma Calos Freijo. “La Escuela es muy importante porque sabemos que lo bueno lo tenemos en casa. Los entrenadores del club no tenemos que estar preocupados si este año no rendimos bien, porque estamos seguros de que viene talento por detrás en nuestra propia casa”, añade Rubén Ramiro.

Los dos jóvenes, ambos ripenses de toda la vida, son un ejemplo de la importancia que Diablillos le otorga a su escuela infantil, ya que forman parte del club desde que se enrolaron en sus filas para probar el triatlón alrededor de los 12 años. “La mayoría de los entrenadores hemos pasado por la escuela del club y ahora somos los que tratamos de inculcar esos valores que en su día aprendimos nosotros; es un trabajo muy importante este que se lleva a cabo desde las etapas iniciales porque afianza el sentimiento de pertenencia al club”, señala Rubén Ramiro.

No hay edad mínima para que entre un niño o niña en la escuela de Diablillos, si bien son los 4 o 5 años la edad de los pequeños más precoces en apuntarse. Esto es así porque es el momento vital en el que la mayoría de niños y niñas ya saben montar en bici sin ruedines y saben nadar, que son las únicas exigencias de la institución deportiva de Rivas para aceptar nuevos miembros si hay disponibilidad. “Aunque compiten algunos porque existen las competiciones infantiles en duatlón y triatlón, a partir de ahí el objetivo es que aprendan jugando, que se diviertan haciendo deporte en un ambiente sano y adquieran los valores propios de un deporte como este”, afirma Carlos Freijo.

En este sentido, Rubén Ramiro, que durante muchos años compaginó triatlón y fútbol, tiene claro en base a su propia experiencia en cuál de las dos disciplinas es más saludable el ambiente que rodea a los niños y sus familias. “Tengo amigos desde que empecé en el triatlón. Y algunos de ellos a lo mejor no los veo nada más que en las competiciones, pocas veces al año, porque son de fuera de Madrid, pero están ahí siempre y son amigos de verdad”, dice. “En el triatlón, salvo excepciones, no tenemos problemas con los padres y la competitividad mal entendida por su parte”, expone Carlos Freijo.

La escuela de Diablillos es el pilar sobre el que sustenta el éxito del club

La escuela de Diablillos es el pilar sobre el que sustenta el éxito del club (foto: Diablillos).

La mayoría de los niños y niñas de la escuela de Diablillos son ripenses, pero el entrenador de los benjamines de Diablillos reconoce que también hay peques que vienen desde localidades cercanas como Arganda del Rey o de barrios del este de Madrid como Vallecas o Moratalaz. El boca a boca sigue siendo la mejor herramienta para dar a conocer el club, pese a que el triatlón lleva ya varios años de moda. “Aunque a comienzos de curso nos llegan muchas solicitudes de padres, es durante el año escolar cuando los entrenadores acumulamos muchísimos mensajes de padres y madres que nos contactan interesados para que sus hijos se sumen al club porque algún conocido o amigo les ha hablado bien de nosotros y de este deporte”, apunta Freijo. En el club, el panorama cambia: “Hay adolescentes y adultos que vienen a Rivas a entrenar de todos los puntos de la Comunidad de Madrid, e incluso hay gente que entrena fuera de Rivas siguiendo los entrenamientos que preparamos nosotros”, cuenta Rubén Ramiro.

Los dos triatletas locales dejan claro que no es necesaria tener una vocación competitiva para ser miembro del club de Diablillos ni tampoco hay una edad tope para engancharse a este deporte. “Hay gente que empieza ya siendo adulta. Nosotros luego organizamos los grupos por niveles y objetivos, para que sean homogéneos y la calidad del entrenamiento y la preparación sea la más adecuada. Y dejamos total libertad a la hora de competir o no”, comenta Rubén Ramiro.

En total, entre escuela y club, Diablillos está formado por alrededor de 400 deportistas y una veintena de profesionales, la mayoría, como Rubén y Carlos, formados a nivel deportivo en el propio club ripense del que ahora son entrenadores.

Diabillos de Rivas

Diabillos de Rivas, en el podio de una competición por equipos (Foto: Diabillos de Rivas).

Diablillos, imagen de Rivas a nivel nacional

No se entendería el concepto de “Rivas, Ciudad del deporte” sin Diablillos. Y de hecho, pocas instituciones deportivas de la ciudad representan a Rivas a nivel nacional como lo hace el longevo club de triatlón. Diablillos de Rivas es actualmente uno de los mejores clubes de este deporte en España y prueba de ello es que lidera el ranking de clubes provisional de la Federación Española de Triatlón (Fetri).

Después de un par de temporadas atípicas, donde la pandemia ha modificado buena parte de las características de las competiciones nacionales de triatlón, en este 2022 se recupera el calendario habitual. Este, según reconoce Rubén Ramiro, “es una locura; viene muy cargado de pruebas importantes”.

Para Diablillos, las competiciones por clubes son las más valiosas, aquellas que están marcadas en rojo en el calendario y en la preparación de sus entrenadores y triatletas. “Son las dos ligas nacionales, la de duatlón y la de triatlón”, señala Rubén Ramiro, que se conoce como la palma de su mano el complejo calendario de este deporte a nivel competitivo en nuestro país. “Las dos ligas nacionales se componen de 6 pruebas cada una. Se llevan a cabo en un fin de semana, durante tres días, y hay tres pruebas en cada una de las fechas. Pueden competir los mismos seis deportistas por club o se puede llevar un equipo más amplio y rotar. En función de la importancia de la competición, estas puntúan más o menos según queden los triatletas de cada club, y así es como se suman los puntos para la clasificación general”, explica.

En total, cada liga nacional está compuesta además por una primera división con 15 equipos, los mismos que tiene la segunda división, y una promoción en la que participan el resto de clubes de la especialidad inscritos. Diablillos compite por ser el mejor de la máxima categoría.

Este es el objetivo para el club en 2022, cuyo calendario competitivo dio comienzo con el duatlón celebrado en Rivas en febrero. Esta, al igual que otras pruebas recientes, ha servido a Diablillos para llegar en las mejores condiciones posibles a la primera cita puntuable para el Campeonato de España de Clubes, donde el club ripense consiguió subir al podio en cada una de las tres pruebas celebradas.

Dos semanas después, este el último fin de semana de marzo, se disputó en Valladolid la prueba que más puntos reparte del calendario, el Campeonato de España de Duatlón por Clubes y Relevos Mixtos, donde Diablillos se alzó con el título por relevos mixtos de talentos en categoría cadete y juvenil, además de la plata por relevos mixtos en categoría absoluta. Así, en ambas, al igual que en el resto de pruebas programadas en el calendario nacional del año 2022, está presente Diablillos representado a la ciudad de Rivas Vaciamadrid.

 

Otras noticias: 

Galería: así ha sido la 32º edición del Duatlón de Rivas

Así ha sido el Cross de Rivas 2022: más de 800 participantes

¿Te parece interesante? ¡Compártelo!