¿Te parece interesante? ¡Compártelo!

Carlos Gómez Torrijos candidato de Vecinos por Rivas Vaciamadrid

Carlos Gómez Torrijos candidato de Vecinos por Rivas Vaciamadrid (©Diario de Rivas)

Carlos Gómez (Madrid, 1981) emprende en estas elecciones municipales de 2019 de Rivas Vaciamadrid su primera experiencia política. Es ingeniero técnico en informática de sistemas, graduado en ingeniería de sistemas de la información y cuenta con un máster en formación del profesorado por la complutense, y ha participado durante años en la vida deportiva del municipio, en concreto en el club ADC Parque del Sureste. En los últimos meses, ha centrado sus esfuerzos en apuntalar Vecinos por Rivas Vaciamadrid, una nueva formación política inspirada en Vecinos por Torrelodones y que no se define «ni de izquierdas ni de derechas», sino como una iniciativa que persigue una administración municipa, «hecha por y para los vecinos de la ciudad». En esta entrevista resume para Diario de Rivas algunas de las propuestas de su candidatura para Rivas Vaciamadrid.

Vecinos por Rivas Vaciamadrid es una nueva formación que se ha creado recientemente. Usted es el cabeza de lista. ¿Cuál es su motivación para presentarse como candidato?
Nuestra motivación, porque yo siempre hablo de equipo, es intentar solucionar los problemas que creemos que ya se alargan mucho tiempo en Rivas. Es decir, tratar de revertir un poco la situación actual de la ciudad.

Se han definido como una formación que no es de izquierdas, ni de derechas. Hay quien les sitúa en una determinada posición política. ¿Qué es Vecinos por Rivas Vaciamadrid y cómo se ha formado?
Vecinos por Rivas surge cuando varias personas tenemos como idea común solucionar problemas del municipio. Y, aunque cada persona podemos tener cada ideología en nuestra casa, tenemos claro que el bien común por el que trabajamos es solucionar el problema de los vecinos. Nos definimos por ello como un partido vecinal porque creemos que en un municipio no hace falta tanto un partido político, sino buenos gestores. Y creemos que, actualmente, la situación está controlada por partidos políticos que se deben a una serie de mandatos superiores que luego se olvidan de lo realmente importante, que es solucionar los problemas de los vecinos de Rivas.

¿Cuáles son esos problemas que consideran que no son capaces de solucionar los partidos actuales?
Ahora mismo, en Rivas siempre se habla de los mismos problemas: el transporte, la seguridad, la excesiva fiscalidad, olores, quemas y contaminación, entre otros.

El transporte sigue siendo, según una encuesta municipal, el problema que más preocupa a la ciudadanía ripense. ¿Qué propone su formación?
El transporte es un problema complejo por la propia distribución geográfica alargada que tiene Rivas. En primer lugar, hay que distinguir las rutas de autobuses internas y externas. Para solucionar las rutas de transporte interno hay que analizar el convenio que tiene el Ayuntamiento con el Consorcio de Transportes, que es el que está dando el servicio de circular, y analizar, según los estudios de flujo de viajeros, qué necesidades existen. Proponemos un estudio en base al cual se aumenten las frecuencias en horas concretas como las de entrada al trabajo y a los institutos. Y también sabemos que mucha gente que trabaja en el polígono de Santa Ana, cerca de Carrefour, tiene muchas dificultades porque ninguna parada deja bastante cerca y el circular no lo abastece lo suficiente. Una de las propuestas que tenemos es un servicio de lanzadera desde las zonas de Covibar y el pueblo hacia el polígono en horas concretas.

¿Han calculado cuánto va a costar esa propuesta?
Entendemos que el tema económico es transversal, porque el dinero se necesita para cualquier acción política. Nosotros, en el aspecto fiscal, queremos estudiar todos los gastos del Ayuntamiento, intentar reducir los que no sean importantes y aumentar los ingresos del Ayuntamiento.

¿Y cuáles son los gastos que, para ustedes, no serían importantes?
Consideramos que un gasto no importante es el personal de confianza. Por lo que cobra un asesor de un asesor, ahora mismo se puede contratar un policía más. Entendemos que es más importante un policía que un asesor de imagen.

Uno de los principales escollos para aumentar plantilla que alegan los ayuntamientos es la regla del techo de gasto. ¿Han visto ustedes alguna manera de salvar ese obstáculo?
El techo de gasto lo impone la ‘Ley Montoro’ y se ha flexibilizado. Creemos que hay posibilidad de recursos económicos para contratar más funcionarios a nivel policial y administrativo, pero que se está invirtiendo en otro tipo de contratación personal que no es la que realmente necesitan los vecinos de Rivas. Pero para eso tenemos que aumentar ingresos y reducir gastos para quitarnos la losa del techo de gasto.

¿Cómo van a garantizar mantener los ingresos en las arcas municipales bajando, además, el IBI, tal y como recoge su programa?
Tenemos varios compromisos con doce puntos que son fundamentales. Uno de ellos es la bajada del IBI en hasta tres puntos básicos. Así, bajaríamos el tipo del 0,57 al 0,54. Bajar una centésima significa que el Ayuntamiento deja de ingresar 316.000 euros. Entonces, ¿cómo podemos compensar esa pérdida? Hay muchas maneras. Además de reducir gasto, por ejemplo, según las mismas cuentas del Ayuntamiento, la revista municipal cuesta 350.000 euros. Podemos estudiar una reducción de la tirada y su digitalización, de tal manera que no se suprime y solo se llevaría a zonas concretas donde sabemos que hay gente de mayor edad que usa menos internet. No se trata de suprimirla, sino de buscar estrategias intermedias.

¿Qué otros gastos recortarían?
No me gusta hablar de recortes, sino de ajustes. Por ejemplo, hoy hemos sabido que los asesores del alcalde cuestan el salario de tres policías. Creemos que se pueden reducir los cargos de confianza.

Ha mencionado el asunto de la Policía Local, que se encuentra en movilizaciones en las últimas semanas. ¿Han hecho suyas sus reivindicaciones?
Sí. Tuvimos una reunión con el sindicato mayoritario, CPPM. Al conocer sus reivindicaciones y hacer números, adquirimos el compromiso de responder a las demandas que tienen. Una de ellas es la aplicación de la Ley que entró en vigor en abril de 2018 y eso implica un carácter retroactivo. Es decir, cuanto más tiempo pase hasta que alguien aplique esa Ley, más grande se está haciendo la deuda que el Ayuntamiento tendrá que afrontar con la Policía Local de Rivas. Necesitamos recuperar la Unidad Canina, que fue suprimida. Necesitamos recuperar las clases de educación vial en los colegios, que es algo que los centros demandan. El agente de enlace, la patrulla por barrios… No puede ser que una noche cualquiera haya cuatro policías patrullando, de los cuales dos están en la Cañada. Hay noches que damos las gracias por que no pase nada. Estuvimos hablando también con ellos sobre el número de agentes en función de la población, que está muy por debajo de la ratio que establece el Ministerio del Interior. Harían falta unos 25 más. Quiero anunciar que vamos a convocar plazas de policía, no como comisión de servicio sino como bolsa de empleo para paliar la falta de dotación. Queremos solicitar a la Dirección General de la Guardia Civil que amplíe el número de agentes en Rivas porque también estamos por debajo de la ratio.

El alcalde acaba de anunciar que ha iniciado los trámites para la creación de una comisaría de Policía Nacional. ¿Están de acuerdo?
Tenemos que estudiar cuanta policía es necesaria y si se va a traer. No podemos decir eso y luego no ser capaces de mantener las dotaciones que ya tenemos. En nuestro programa tenemos compromisos, acciones e iniciativas. Una de las acciones, aunque no dependa de nosotros, será promover que haya un aumento del número de agentes de Guardia Civil.

Carlos Gómez, candidato de Vecinos por Rivas Vaciamadrid

Carlos Gómez, candidato de Vecinos por Rivas Vaciamadrid (©Diario de Rivas)

¿Qué proponen en materia de Cañada Real?
Nosotros no llevamos ningún punto destinado a la Cañada Real por un motivo: hay un pacto firmado por todas las administraciones en el que se propone que se va a hacer con la Cañada. Nosotros nos podemos comprometer a velar y a realizar las acciones necesarias para que se cumpla lo comprometido y dentro de los plazos establecidos, porque se suponía que este año iba a haber una oficina de empleo que venía en el pacto y tenemos que velar por que se cumpla.

La conexión con la M-50 es una competencia no municipal. ¿Quién tiene que pagar el acceso a esta circunvalación?
La M-50 es un tema que está en boca de todos. Es muy necesario para que Rivas siga creciendo en viviendas y a nivel industrial. El problema es que, a causa de las ideologías, cuesta todo muchísimo más. Estamos de acuerdo en que Rivas, cuando ha gobernado el PP en la Comunidad de Madrid, no ha salido muy beneficiada. Pero la gente olvida que cuando ha gobernado el PSOE en la Comunidad, tampoco. Por eso, seguimos pensando que hay que llegar a un acuerdo entre las tres administraciones y que, si como ha dicho el alcalde, hay el compromiso de promotoras y constructoras para aportar una parte de la financiación, habrá que estudiar bien si con esa financiación y con lo que se pide a las partes, se hace o por qué no se hace.

¿Debe aportar dinero también el Ayuntamiento?
Está claro que la competencia del Ayuntamiento es adecuar los viales para el acceso. Hace unos meses ya, el Gobierno municipal se apresuró a poner un cartel en el que se decía que se invertía más de un millón de euros para adecuar una calle a la conexión con la M-50. A día de hoy, la situación es que hay un camino de arena, han pasado seis meses y nadie sabe si han invertido nada. Ni hay enlace, ni hay nada, y eso que estamos en tiempo electoral.

Usted ha sido muy crítico en redes sociales con las obras que se anuncian y no se terminan en la zona del Cristo de Rivas.
No se puede entender que se hagan declaraciones públicas en medios de comunicación o en el propio Ayuntamiento anunciándose que se van a hacer cosas en unos plazos, lo que provoca que haya gente que compre o venda su vivienda o negocio, y esa situación nunca llegue. Nadie dice nada hasta que hay un grupo de personas que denuncian la situación y entonces se ponen excusas absurdas como que hay una subestación eléctrica que lleva muchísimos años y que, de repente, es un escollo para su construcción. Si ese es el caso, no se puede comprometer un plazo. Además, hay una zona en el plan parcial del Cristo de Rivas que está plagada de gasoductos que es conocida, en la que no se puede anunciar que se va a construir porque no se sabe si es viable, y mucho menos ponerle un plazo. Al final, es todo una cuestión de gestión. Más que buenos políticos, Rivas necesita buenos gestores. Si sumas la experiencia profesional de los diez primeros candidatos de nuestra lista, tenemos más que casi cualquier otro partido con el que competimos y experiencia real y de envergadura.

Rivas es una ciudad que ha crecido mucho en poco tiempo. Se habla de cambiar el Plan General de Ordenación Urbana de 2004. ¿Creen que hay que darle una vuelta?
En el plan de 2004 se planteó que se iba a estudiar en algunos casos parcela a parcela. Es decir, mientras en el plan se habló de que en determinado espacio iba una urbanización de chalés, luego se decidió que, por motivos seguramente económicos, fuese una urbanización en altura. No se puede hacer política urbanística parcela a parcela, sino por sectores. Evidentemente, la crisis económica ha influido mucho, porque no es lo mismo hacer tres chalés que ciento cincuenta casas en altura. La superficie es la misma, pero los ingresos, no. Hablamos de un crecimiento de población, porque Rivas es un municipio que está muy cerca de Madrid, rodeado del Parque Regional del Sureste. Mucha gente habla del crecimiento exponencial de Rivas, pero nadie habla de la gente que deja de estar en Rivas. Nos gustaría saber cuánta gente vende su casa en Rivas. Mucha gente se va del municipio porque es muy bonito venir y verlo pero, cuando estás aquí, te das cuenta que no todo es tan maravilloso.

¿Qué carencias son las que cree que empujan fuera de Rivas a esas personas?
Seguridad, transporte, fiscalidad, limpieza urbana… Sobre todo, el transporte y la fiscalidad. Y el precio de la vivienda, que está muy alto. Un amigo mío alquiló el otro día un ático dúplex en Arganda por 690 euros. En Rivas, si encuentras un piso con un dormitorio por 690 euros, es para mirarlo.

¿Qué creen que puede hacer el Ayuntamiento de Rivas en este sentido?
Destinar muchos más recursos a viviendas de la EMV y potenciar el alquiler mediante precios máximos en el parque de vivienda pública. Y que la población que viva en esos pisos sea gente que lo necesita, no que vivan en esos pisos de precio público concejales del Ayuntamiento.

Según trasladan desde el Consistorio, Rivas es una ciudad muy cara de mantener. ¿Qué proponen para paliar ese problema?
¿Cómo se ha llegado a esa conclusión ahora cuando el gobierno ha sido el mismo en los últimos veinte años? El tema del mantenimiento es muy complicado de resolver porque un chalé genera un IBI en el mismo terreno en el que, en un edificio en altura, recaudas ciento cincuenta ibis. Rivas tendría que haber dejado de ser una ciudad dormitorio hace mucho tiempo. Pero para eso tiene que tener una serie de servicios básicos que no tiene. Por ejemplo, la oficina de empleo, la Agencia Tributaria, centros médicos, escuelas e institutos…

Van a construir uno en la zona Centro.
Sí. Había más parcelas libres y la llegada del Metro ha facilitado que la gente vaya a vivir allí. También entendemos que la formación profesional es algo que está muy dejado y hay que estudiarlo y pelearlo todo lo posible.

Hablando de competencias estrictamente municipales, ¿qué nuevos servicios pondrían en marcha o cómo cambiarían los que ya hay?
En política social, queremos incrementar el presupuesto destinado a aquellas asociaciones que trabajan con personas en riesgo de exclusión. Además, hemos estado reunidos con Aspadir y hemos adquirido el compromiso de aumentar el número de casas tuteladas para personas dependientes. Seguir negociando con la Comunidad de Madrid para que construya una residencia de mayores en la que haya una parte que se destine a personas con discapacidad. En materia de deporte, llevamos dos décadas en la cresta de la ola en algunas disciplinas. El club Diablillos de Rivas, que tristemente acaba de perder a una de sus triatletas, es referencia nacional. Tenemos un club de tenis de mesa que está jugando la liga europea. Hemos tenido un equipo de baloncesto referente en España y Europa que ha dejado de competir a nivel profesional. Tenemos un equipo de karting que está entre los mejores. Tenemos muchísimas disciplinas. Proponemos seguir potenciando esa ciudad del deporte, crear becas para que todo el mundo pueda hacer deporte, aumentar las charlas con deportistas femeninas de alto nivel para fomentar el deporte femenino, potenciar las ligas locales porque hay algunas como la de baloncesto o las de veteranos que son mejorables, apostar por unos juegos municipales…

Carlos Gómez, candidato de Vecinos por Rivas Vaciamadrid

Carlos Gómez, candidato de Vecinos por Rivas Vaciamadrid (©Diario de Rivas)

¿Cómo pretenden dinamizar la economía de esta ciudad?
En materia económica, queremos que las grandes empresas vengan a Rivas y dejen ese dinero en las arcas municipales. No podemos entender que apenas a un kiómetro de Rivas, en Vicálvaro, se hayan construido de repente cuatro naves inmensas, una de ellas de Amazon; y en Rivas, la última empresa grande que vino fue hace años y es Sediasa. Tenemos que tratar de atraer a las grandes empresas con bonificaciones fiscales y facilitar que se queden. Además, tenemos una explotación de recursos municipales muy mejorable. Tenemos un auditorio, que es una envidia a nivel regional, que puede tener mucha más vida de la que tiene con festivales de música y teatro, por ejemplo. En materia de empleo, queremos potenciar el Centro de Iniciativas Empresariales, asemejándolo a los viveros de empresas de Madrid. Una oficina que ayude a emprender un negocio, haga estudios de mercado, facilite el posicionamiento web… Queremos mejorar la oficina municipal de Empleo, potenciándola con más medios y personal. Hay una situación muy grave en Rivas y es que hay unas siete mil personas desempleadas en la ciudad, de las cuales, más de un cincuenta por ciento, son personas de más de 45 años. Ese colectivo tiene un problema para acceder a un empleo. Proponemos hacer estudios con las empresas de Rivas, de forma que se vea qué se demanda en ellas, hacer cursos de formación en este sentido para poder integrarlas. El orden tendría que ser las personas necesitadas, parados de larga duración y mayores de 45 años, porque son las personas que van a pasarlo mal en un futuro cercano.

¿Y cómo dinamizaría esa oficina de empleo?
Dotándola de más personal y recursos, y, por ejemplo, utilizando las redes sociales. Poniendo una persona que se dedique a captar ofertas de empleo de empresas de Rivas o alrededores, y moverlo en las redes de Rivas Vaciamadrid. También debemos intentar que los currículos lleguen a esas empresas. Nos consta que, en vez de enviar esos currículos, pasa mucho tiempo en tareas burocráticas y entrevistas, que provoca que las empresas encuentran empleados. Además, tenemos el Parque Regional del Sureste, que tiene unas posibilidades de dinamización de una de las partes olvidadas de Rivas que es el pueblo. Pensamos que, si se potencia el senderismo, los itinerarios, las recreaciones históricas, visitas a los restos de la guerra, creemos que podemos trasladar esa dinamización económica al pueblo generando recursos. Esto se puede complementar en materia de empleo. Además, el Ayuntamiento debe proveer de soluciones a personas y empresas. La oficina de empleo no debe ser solo un sitio donde la gente llega y deja el currículo sino proponemos que sea un espacio proactivo, que conozcan qué perfiles necesitan las empresas y hacer la gran labor de adecuar esas necesidades a los perfiles de las personas que están en paro. Y, en función de eso, vamos a incentivar una adaptación curricular de esas personas para que tengan acceso a esos puestos. Se pueden hacer concursos de adaptación viendo las necesidades reales y hacer los cursos necesarios para dotar a esta gente de las habilidades para acceder a ellos.

¿Cuál es el modelo de ciudad que propone Vecinos por Rivas Vaciamadrid?
Una ciudad solidaria, generosa, limpia, deportista, en la que los valores humanos estén mucho más marcados, en la que se pueda mantener un crecimiento exponencial sin que la gente se vaya después, un crecimiento sostenible en materia de servicios.

Proponen menos políticos y más gestores. Un ayuntamiento tiene que poner en práctica la política para llevar adelante determinados proyectos. ¿Tienen experiencia política que pueda servirles esos casos?
Tenemos un catedrático de Derecho Internacional, por ejemplo. Tenemos, además, personas que han estado en otras iniciativas políticas a nivel de la Comunidad de Madrid.

¿Creen que puede jugar en su contra esa falta de experiencia política?
La suplimos con una mejora en la gestión. Nos planteamos tratar al Ayuntamiento como una empresa, pero una empresa que no va a sacar beneficios, sino a mejorar la calidad de vida de los vecinos. De todas maneras, no queremos entrar en el ‘y tú más’ de lo que hacen unos y hacen otros a nivel político. No creemos que eso sea bueno para la mejora del municipio. Conocemos la evolución política de los números uno de las otras listas, pero no la del resto de las listas. Todos tenemos un pasado y nadie nace siendo político. Lo difícil de explicar es que nuestro programa es muy transversal, porque está todo muy interrelacionado. Por ejemplo, no pensamos en recortes para reducir la deuda, sino en incrementar ingresos. Pensamos en integrar una red de centros de educación municipal, de hacer proyectos con gente de otros municipios, regiones y países, que pueden estar financiados con fondos europeos. Hacemos gestión del siglo XIX cuando podríamos estar haciendo gestión del siglo XXI. Queremos que Rivas sea mejor y una referencia cultural, por ejemplo, trayéndonos el Teatro Internacional de Mérida, que ahora es itinerante. Queremos ponerla en el mapa. Pero no porque seamos una aldea gala, sino porque queremos hacer muchísimas cosas. La política social que haremos será innovadora y va a cubrir las necesidades de las personas en riesgo de exclusión. Queremos crear una bolsa de voluntariado municipal con medios para funcionar.

¿Con qué expectativas salen a estas elecciones?
Salimos con la ilusión de unos novatos, con la ambición de quien quiere cambiar las cosas y con las expectativas de que la gente entienda de que ya es el momento de no votar por ideologías antiguas sino por programas, propuestas y otra forma de hacer política.

Si obtienen representación en el Ayuntamiento, ¿con quiénes estarían dispuestos a llegar a acuerdos o no?
Llevamos como compromiso irrenunciable que no vamos a votar a ninguna persona de otra formación política para la Alcaldía. Eso no significa que, llegado el momento de los plenos, no apoyemos ideas que creamos que son convenientes y beneficiosas para los vecinos de Rivas, independientemente de quién vengan esas ideas. Es el cambio que necesita la política actual.

Descargue aquí el programa electoral de Vecinos por Rivas Vaciamadrid

Otras entrevistas a candidaturas a la Alcaldía de Rivas Vaciamadrid:

Ignacio Checa, candidato de Contigo Somos Democracia: «Queremos que Rivas vuelva a ser comparada con las mejores ciudades de Europa»

Vanessa Millán, candidata de Podemos a la alcaldía de Rivas: «El polideportivo del barrio de La Luna ha sido un acierto»

Marcos Sanz, candidato de Actúa: «Cuando gobernaba José Masa, los servicios llegaban a Rivas antes que los vecinos»

Lucía Causo, candidata de Rivas Puede: «Rivas está expulsando a las personas con rentas bajas»

¡Tenemos canal en Telegram!

Además de seguirnos en Facebook y Twitter, puedes enterarte de todas las novedades de Diario de Rivas en nuestro canal de Telegram. Suscríbete y recibirás las actualizaciones directamente en tu móvil. ¿A qué esperas?

¿Te parece interesante? ¡Compártelo!