¿Te parece interesante? ¡Compártelo!
Mapa de los territorios saharauis
Información elaborada con la colaboración del Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid

Una delegación ripense, compuesta por el alcalde, Pedro del Cura, y representantes de todos los grupos municipales (a excepción de Ciudadanos), además de un representante de la ONG local Rivas Sahel, viajó a los campamentos de refugiados de Tinduf el pasado 2 de marzo para conocer de primera mano la realidad del pueblo saharaui. Diario de Rivas ha hablado con algunos de los expedicionarios pare desvelar los detalles de este viaje.

El pasado 22 de febrero, Rivas Vaciamadrid se convertía en el primer municipio de España en reconocer oficialmente la República Árabe Saharaui Democrática (RASD), tras aprobarse en el Pleno municipal una moción en este sentido coincidiendo con el 42 aniversario de su proclamación. La medida suponía un paso másen la solidaridad de la población ripense con el pueblo saharaui, con quien el municipio mantiene una estrecha relación desde hace varias décadas, vertebrada a través de la ONG local Rivas Sahel. Los programas Vacaciones en Paz (mediante el cual 30 menores saharauis pasan el verano en Rivas, acogidas por familias de la ciudad) o la caravana solidaria (que salió a mediados de este mes cargada de alimentos, material escolar y sanitario rumbo a Tinduf) son solo dos ejemplos de las iniciativas a través de las cuales, a lo largo de las últimas décadas, el pueblo ripense se ha volcado con los saharauis desplazados de sus tierras que malviven en los campos de refugiados de Argelia.

En esta ocasión, han sido los representantes de las distintas fuerzas políticas, acompañados por un miembro de Rivas Sahel, quienes han viajado hasta allí. Fue la Delegación Saharaui en Madrid quien cursó la invitación para que los representantes públicos conocieran de primera mano esta realidad. Al llamamiento acudieron representantes de todos los grupos políticos del Ayuntamiento de la capital. Por parte del Consistorio ripense, viajaron el alcalde, Pedro del Cura; Aída Castillejo (Somos Rivas), en sustitución de su compañero de partido y responsable de Cooperación Curro Corrales, que no pudo acudir; Miguel Quesada, de Rivas Puede; José Antonio Riber, del PP; y Carmen Pérez, del PSOE ripense. Por su parte, Ciudadanos rehusó la invitación, con el argumento que su partido ya estaba representado por el edil del Ayuntamiento de Madrid de la formación naranja que acudió por parte de la capital. Además, estuvieron acompañados por Andrés Sesmero, de Rivas Sahel. «Todos los gastos han sido sufragados por los miembros de la expedición, a título particular, o bien a cuenta del presupuesto de sus respectivos grupos municipales, mientras que los míos han corrido por cuenta de Rivas Sahel: no ha habido, pues, coste para las arcas públicas», apunta Sesmero.

De esta forma, la expedición ripense partió el viernes, 2 de marzo, a las 11.30 horas de la mañana, y llegó a los campamentos saharauis de Tinduf sobre la 1.30 horas de la madrugada del 3 de marzo. «El viaje es largo, por lo que, en realidad, hemos podido estar allí el sábado 4, el domingo 5  y el lunes 6 de marzo», explica Castillejo. Una vez allí, los viajeron fueron acogidos por una de las familias que habitan el campo de refugiados. Durante el tiempo que duró la visita, la delegación fue recibida por el presidente del Parlamento saharaui, Jatri Adduh; el presidente de la República Árabe Saharaui, Adbelkader Taleb Omar, así como por diversas autoridades del lugar, entre ellas un Ayuntamiento dirigido por mujeres. «Nos contaron cómo habían llegado a esta situación, de la que España es uno de los principales responsables. Sin embargo, su actitud es positiva y no beligerante: quieren recuperar sus tierras, y desean hacerlo sin recurrir a la fuerza, por todo lo que ello supone», explica Castillejo.

«La falta del derecho a la autodeterminación provoca, en el caso del pueblo saharaui, la merma de otros derechos como la integridad física, ya que sufren detenciones y torturas, o el derecho a la sanidad o a la vivienda», apunta Quesada. «Los saharauis refugiados en Tinduf se encuentran en una zona en la que parece imposible sobrevivir, con acceso muy limitado al agua o a los alimentos», añade. Una situación en la que se encuentran decenas de miles de personas, añade Sesmero, «aunque la ONU ha reducido el censo año tras año para reducir la ayuda». «Antes, la ONU registraba más de 200.000 personas en los campamentos de Tinduf. Ahora, Naciones Unidas reconoce que allí hay 120.000 personas, de las cuales, asegura, solo 90.000 están en riesgo. Pero esta cifra hay que incrementarla, porque son un pueblo nómada y es difícil contabilizarla». asegura. En estas condiciones, las caravanas de ayuda o el proyecto de huertos en el desierto que ha sacado adelante Rivas Sahel se revelan como claves para mejorar las condiciones de vida de los saharauis.

 

Otro aspecto que ha podido comprobar ‘in situ’ la delegación ripense es la situación de las mujeres saharauis, que pertenecen a una sociedad mucho más avanzada que la argelina o la marroquí. «Las mujeres saharauis nos han dado una lección de empoderamiento y feminismo», narra Quesada, «en un claro ejemplo de cómo la realidad puede derribar cualquier prejuicio». «Fue emocionante comprobar cómo estas mujeres se unían a la huelga internacional feminista que estaba convocada tan solo unos días después», añade Castillejo. El aprovechamiento de los mínimos recursos educativos con los que cuentan los saharauis para lograr una población bilingüe —con el español como segunda lengua— o la organización de las instituciones en un pueblo que vive exiliado en el desierto, en durísimas condiciones, son otros de los aspectos que se pusieron de manifiesto durante la visita.

«El viaje nos ha servido para conocer de primera mano aquello que, como representantes públicos, estamos apoyando desde las instituciones», añade Miguel Quesada. Un punto de vista que comparte Curro Corrales, concejal ripense de Cooperación. «Rivas tiene una larga tradición solidaria con el pueblo saharaui. El hecho de que treinta niños saharauis vengan, desde hace más de dos décadas, a pasar el verano a Rivas con el programa ‘Vacaciones en paz’ convierte a muchos de nuestros vecinos en embajadores de su causa», indica. Una iniciativa que ha derivado, para algunos de estos niños, en la posibilidad de que estudien en Rivas durante el curso, siempre que así lo deseen la familia biológica y la de acogida. El Consistorio mantiene un convenio con la ONG Rivas Sahel para ayudar en esta y otras iniciativas en favor del pueblo saharaui. «Este año se han destinado en torno a 21.000 euros. Además, los niños que vienen para sus ‘Vacaciones en paz’ disfrutan de plazas en los campamentos urbanos de verano y de actividades lúdicas facilitadas por el Ayuntamiento», añade. Por otro lado, el Ayuntamiento de Rivas también colabora en la logística de la caravana solidaria de alimentos y material escolar que cada año envía Rivas Sahel a Tinduf, vía Argelia.

En las próximas semanas, y en cumplimiento de la moción aprobada el pasado mes de febrero, un espacio verde de la ciudad recibirá el nombre de ‘Pueblo Saharaui’. «Esperamos poder inaugurarlo esta primavera, como una muestra más de la solidaridad de Rivas con la causa saharaui», concluye Corrales.

Otras noticias:

Del desierto a Rivas: 30 niños saharauis pasan unas ‘vacaciones en paz’ con familias ripenses

Las claves de la ‘expedición’ ripense a Colombia: el XX aniversario de San José de Apartadó

Una delegación de Rivas viaja a Colombia para apoyar a la comunidad de paz de San José de Apartadó en su vigésimo aniversario

 

 

¡Tenemos canal en Telegram!

Además de seguirnos en Facebook, Twitter e Instagram, puedes enterarte de todas las novedades de Diario de Rivas en nuestro canal de Telegram. Suscríbete y recibirás las actualizaciones directamente en tu móvil. ¿A qué esperas?

¿Te parece interesante? ¡Compártelo!