¿Te parece interesante? ¡Compártelo!
Un negocio de hostelería de Covibar, con un cartel que informa sobre la situación de las terrazas

Un negocio de hostelería de Covibar luce un cartel que informa sobre la situación de las terrazas (foto: Fernando Galán)

Desde hace varias semanas, en el barrio de Covibar de Rivas Vaciamadrid no se habla de otra cosa: un vecino ha solicitado que se vote la eliminación de las terrazas de verano de toda la Mancomunidad de Covibar, ya que, según afirma, «no se cumplen los horarios». La Cooperativa Covibar, vecinos y comercios muestran su preocupación, ya que supondría, aseguran, «eliminar la vida del barrio».

 

El próximo día 26 de marzo, en la reunión de la Mancomunidad de Covibar, se votarán varios temas relacionados con los veladores de bares y restaurantes, como la modificación de la tasa que estos deben pagar por cada mesa instalada, o la restricción de la temporada «estrictamente» del 15 de mayo al 15 de septiembre, de 10 a 23.30 (de lunes a viernes) o hasta las 00.00 en sábados y vísperas de festivos. Sin embargo, un punto del orden del día va más lejos y solicita que se vote «la retirada de las terrazas de hostelería».

La medida afecta a una docena de bares, cafeterías y restaurantes repartidos por varios puntos del barrio, que incluyen la plaza de León Felipe, conocida como ‘plaza de las Ranas’; la llamada ‘zona de Madrid’ de Covibar; las plazas situadas más al oeste, como la de Federico García Lorca; o la zona que concentra la mayor parte del comercio del barrio, junto a las plazas de Pablo Picasso o Pau Casals.

Cartel informativo con el mapa de la Mancomunidad de Covibar

Cartel informativo con el mapa de la Mancomunidad de Covibar (foto: Diario de Rivas)

Salvo las vías de comunicación principal, la mayoría de las terrazas de hostelería de esta zona se sitúan en zonas privadas de uso público. Es decir, los propietarios de las viviendas del barrio lo son también de las plazas y vías ‘interiores’, por lo que, como cualquier comunidad de vecinos, pueden decidir y regular las actividades que se desarrollan en ellas. Y eso incluye la instalación de terrazas de verano.

En esta zona ya existen condiciones más restrictivas que en el resto de Rivas Vaciamadrid (donde es el Ayuntamiento quien regula las terrazas de verano) para que bares y restaurantes instalen mesas y sillas en la calle. En la zona de la Mancomunidad de Covibar, por decisión de su junta de propietarios, la temporada de terrazas comienza cada año a mediados de mayo y concluye con la llegada del otoño. «Ahora, piden que ni siquiera eso», lamenta Óscar, propietario de uno de los bares afectados.

La clave: los horarios

Los hosteleros de la zona están preocupados. Aseguran que, aunque, «como en cualquier sitio, siempre ha habido algún vecino que se queja por el ruido, nunca habían ido tan lejos» como para solicitar que se eliminen totalmente, y aseguran que «los horarios se cumplen escrupulosamente». «No es que en verano empecemos a recoger a las doce de la noche, sino que a esa hora lo tenemos ya todo recogido», insiste otro hostelero.

En declaraciones a Diario de Rivas, una de las personas que piden que someta a votación la eliminación de las terrazas, que vive en un piso situado sobre una de ellas, argumenta que «llevan muchos años sin cumplir con el horario». «Yo estoy harto, pero no soy el único: somos varios vecinos los que opinamos así», agrega. Y a la pregunta de si estaría de acuerdo en mantener las terrazas de verano cumpliéndose los horarios escrupulosamente, dice que, a su modo de ver, «quitarlas es la única solución, porque hemos pedido muchas veces que se cumplan los horarios y no hacen caso. Y si una cosa está mal, hay que cortarla por lo sano«.

Los hosteleros insisten: «Los horarios sí se cumplen». «Entendemos que hay que molestar lo menos posible, pero tenemos que poder convivir todos. ¿O es que en otras zonas de la ciudad y del municipio no hay terrazas? ¿Por qué solo se van a prohibir aquí?», se preguntan. «De hecho, en otras zonas de Rivas se permite a los bares instalar veladores durante todo el año, siempre que se cumpla con los horarios y se respete a la vecindad, y entendemos que eso sería lo ideal», agrega el propietario de otro negocio afectado.

La alternativa: el cierre

De prosperar esta propuesta en la reunión de propietarios del próximo domingo, se eliminarían doce terrazas, es decir, todas las que se sitúan en suelo de la Mancomunidad de Covibar. En el barrio de Covibar (donde existen otras diez mancomunidades), si se aplicara esta medida, quedarían únicamente, además de los veladores del Centro Cívico, los que se sitúan en la plaza del Naranjo de Bulnes, y otras terrazas menores en la plaza de Castilla y León. En las plazas de Andalucía, Euskadi y Cataluña, donde existen varios negocios de hostelería más, las terrazas fueron eliminadas hace tiempo, en este caso tras un proceso judicial que dio la razón a quienes pidieron que se quitaran por completo.

Una mujer, con bolsas de la compra, en Covibar

Una mujer, con bolsas de la compra, en Covibar (foto: Fernando Galán)

Los responsables de los bares y restaurantes de la zona lo tienen claro: «Si nos prohiben instalar la terraza, tendremos que cerrar. No podríamos sobrevivir. Gracias a las terrazas, aunque solo sea en temporada, podemos aguantar todo el año», aseguran. Su cierre supondría no solo la pérdida de numerosos puestos de trabajo, sino también, advierten la Cooperativa Covibar y la Asociación Comercios de Rivas, «la muerte del barrio», ya que gracias a las terrazas «hay vida en la calle, la gente pasea y compra en el resto de negocios, y eso es lo que nos mantiene vivos».

Entretanto, el Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid permite a algunos negocios instalar un puñado de mesas en las aceras de las vías principales, de titularidad pública, cuando esto es posible. Por ejemplo, es lo que ocurre con dos negocios de la plaza de León Felipe, donde la temporada de terrazas (regulada por la Mancomunidad de Covibar) aún no ha comenzado: en este caso pueden instalar algunas mesas en las aceras de la avenida de Armando Rodríguez Vallina.

Ante esta situación, vecinos de la propia Mancomunidad de Covibar han recogido 264 firmas (exclusivamente de propietarios y propietarias de viviendas y/o locales la Mancomunidad de Covibar, que son quienes tienen derecho a voto) en apoyo de la hostelería. Todos ellos, reza el documento, «se oponen de forma indefinida y hasta nueva orden a la denegación y/o no renovación del permiso de terraza para explotar bares, cafeterías, restaurantes y negocios similares en dicha Mancomunidad».

La Cooperativa Covibar, a su vez, ha hecho un llamamiento a la vecindad, a través de su revista de marzo, para que se «implique» en este asunto votando a favor de la permanencia de las terrazas de verano en la asamblea, ya que «supondrían la destrucción de puestos de trabajo y la ruina de los negocios, no solo los de hostelería». «Si negamos a los vecinos que puedan hacer sus compras en el barrio y después poder tomarse una cerveza o comer al sol, acabarán yéndose a hacer esto mismo a otras zonas comerciales de Rivas. Nos convertiremos en un barrio muerto, sin comercio y sin bares, envejecido y foco de insalubridad y delincuencia», continúa.

Además, advierten desde la Cooperativa que la decisión puede acarrear «consecuencias jurídicas graves para los vecinos mancomunados por los derechos adquiridos de los negocios», y calculan que, «en caso de demanda, la Mancomunidad de Covibar podría verse obligada a pagar entre 800.000 y 900.000 euros (unos 400 euros por vecino/a)».

«Esto se convertirá en un cementerio»

Vecinos y vecinas a pie de calle se muestran mayoritariamente a favor de mantener las terrazas de verano. «Yo vivo justo encima de una de ellas, pero entiendo que hay que vivir y dejar vivir«, argumenta uno. «¿Qué quieren, que esto se convierta en un cementerio? Este barrio ya cuenta con muchas personas mayores y no vamos a coger el coche o el autobús para irnos fuera del barrio a tomar un café o una caña. ¡Terrazas sí!», añade otra vecina. «Mientras cumplan los horarios y no haya excesivo ruido, las terrazas dan vida al barrio: es bonito ver a la gente disfrutar y relajarse en ellas. Y son muchos puestos de trabajo», agrega otro residente en la zona.

Terraza de verano en la plaza de León Felipe o 'plaza de las ranas' de Covibar

Terraza de verano en la plaza de León Felipe o ‘plaza de las ranas’ de Covibar (foto: Diario de Rivas)

Desde la Asociación de Comercios de Rivas, su presidenta, Ana López, argumenta que los comercios y negocios de hostelería «no deberían estar sometidos a la decisión de unos pocos vecinos». «Las terrazas suponen la mayor parte de los ingresos de los hosteleros, que hacen una fuerte inversión, de muchos miles de euros, para poder abrir un negocio. Si las quitan, además de la muerte de los propios bares y restaurantes, afectaría a otros comercios de la zona. ¿Y mañana, quién va a venir a montar un negocio a este barrio?», se pregunta. Además, «hace pocos años, un estudio sobre Covibar reveló que uno de sus puntos débiles era, precisamente, la escasez de bares y restaurantes en la zona. Y ahora no solo se apoya a quienes están, sino que se les invita a que se vayan: es demencial», agrega.

Ahora, con la sombra de la posible prohibición de las terrazas, desde el Gobierno municipal se muestran «preocupados» por la situación: «Los vecinos y vecinas de las Mancomunidades son soberanos en su zona, y obviamente pueden decidir y votar lo que crean mejor. No obstante, desde el Ayuntamiento creemos que una de las riquezas del barrio de Covibar son sus comercios y establecimientos hosteleros, y por eso nos parecería una mala idea que desaparecieran las terrazas de las plazas. Debemos trabajar conjuntamente para garantizar la mejor convivencia entre habitantes y hostelería», indican.

 

Otras noticias:

El Ayuntamiento de Rivas insiste en que no cobrará la tasa de terrazas 2020

 

¿Te parece interesante? ¡Compártelo!
MÁS  El barrio de Covibar de Rivas da la bienvenida al buen tiempo con su fiesta de la primavera