¿Te parece interesante? ¡Compártelo!

Obras del IES Profesor Julio Pérez, al comienzo de curso

Obras del IES Profesor Julio Pérez, al comienzo de curso (©Diario de Rivas)

Estos días, varios cientos de alumnos de Rivas Vaciamadrid regresan a las aulas rodeados de cascotes o con su centro inacabado: el nuevo aulario del IES Julio Pérez, cuyas obras arrancaron con retraso, no ha sido terminado a tiempo para el comienzo de curso. En cuanto al CEIPSO La Luna, nada se sabe de la construcción de su segunda fase, y los trabajos para levantar el gimnasio —que llevará anexo un gran pabellón deportivo— no arrancarán hasta dentro de unos meses. La FAPA de Rivas anuncia movilizaciones.

El alumnado del IES Julio Pérez regresó este lunes a las aulas con el ruido de las obras como ‘compañero’: a pocos metros del edificio principal del instituto se va levantando, ladrillo a ladrillo, el nuevo aulario que acogerá a seis clases de ESO y una nueva sala de profesores. La nueva construcción, que, según el calendario previsto en un principio, debería estar lista para el comienzo de este curso 2018-2019, sufrió un retraso que ha impedido el cumplimiento de este plazo, por lo que alumnado y profesores deberán convivir, hasta bien entrado el primer trimestre, con las obras.

Obras del nuevo aulario del IES Julio Pérez, al comienzo de curso

Obras del nuevo aulario del IES Julio Pérez, al comienzo de curso (©Diario de Rivas)

Esto, en la práctica, significa que el IES Julio Pérez comienza este curso igual que terminó el anterior: con un aula ‘provisional’ levantada en una de las zonas comunes del edificio principal —que en un primer momento no tenía techo—, parte de la cafetería mermada para dar cabida a más alumnos y sin sala de profesorado ni laboratorio. Fuentes de la Consejería de Educación afirman que esta circunstancia “no ha afectado a la escolarización de alumnado, puesto que el centro ya dispone de las aulas necesarias para un correcto comienzo de curso”. Según explica el director del centro, Juan Carlos Hervás, a Diario de Rivas, “aunque no estamos como queremos, podemos arreglárnoslas, ya que contamos con las mismas líneas de ESO y solo un grupo más de Bachillerato que el año pasado”. Una vez que concluyan las obras, se realicen las acometidas necesarias y se amueble el nuevo aulario, se trasladarán allí seis clases de ESO, aunque ya de cara al segundo trimestre, y el aula ‘provisional’ de reciente techado será utilizada para desdobles.

Caso distinto es el del CEIPSO La Luna, cuyas infraestructuras tampoco han variado desde el curso anterior. “Aquí ni siquiera hay obras”, se queja la madre de un alumno del centro. En efecto,  según denuncia Soledad, presidenta del AMPA del centro, “no sabemos nada de la segunda fase del colegio, que implicaba la construcción de otras 24 aulas”. Este año han comenzado su andadura escolar cuatro clases completas de niños y niñas de 3 años, lo que ha obligado a trasladar al primer piso, dotado con aulas de Primaria, las clases de varios grupos de 4 y 5 años. “Queremos que nuestros hijos e hijas cuenten con instalaciones adecuadas a su edad: ahora son muy pequeños y se ven obligados a subir escaleras, utilizar mobiliario y aseos para mayores…”, lamenta la representante de las familias. “No solo no hay nada acordado, es que ni siquiera parece que les interese”, añade Ana Lillo, presidenta de la FAPA de Rivas. En cuanto al gimnasio, previsto inicialmente también para este comienzo de curso, tardará también: aún hay que redactar el proyecto, que contempla también un gran pabellón deportivo junto al CEIPSO La Luna, de cara a un nuevo convenio entre el Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid y la Consejería de Educación que haga posible la construcción de la nueva infraestructura.

Estas no son las únicas dificultades con las que ha tropezado la comunidad educativa este mes de septiembre. “Por ejemplo, en el CEIP Jarama faltaban nada menos que cinco profesores al empezar las clases”, añade Lillo. A esto se añadía que, aún a un día de la vuelta a las aulas, todavía había “un número no desdeñable de niños y niñas que aún no saben a qué cole van a ir“, según el concejal ripense de Educación, José Alfaro, que criticó la falta de infraestructuras y la “masificación” de las aulas en un municipio que crece “a un ritmo de unos 500 alumnos y alumnas al año”. La FAPA de Rivas señala que la situación de los centros educativos de Rivas no es un “caso aislado” y se ha unido a la campaña #susmentirasVSnuestrasverdades, que denuncia distintos problemas en centros de toda la región al comienzo de curso. En las próximas semanas, Lillo anuncia “movilizaciones” en coordinación con la FAPA Giner de los Ríos.

Otras noticias:

Las obras de ampliación del IES Profesor Julio Pérez se retrasan tras el abandono de la adjudicataria inicial

El instituto Profesor Julio Pérez de Rivas se ampliará con un nuevo edificio para el próximo curso

Rivas construirá un pabellón deportivo para 2.200 espectadores junto al CEIPSO La Luna

El AMPA del CEIPSO La Luna anima a las familias interesadas a solicitar el colegio para que Educación conozca la demanda real y abra más aulas

Rivas propone adelantar dinero para construir ya el pabellón deportivo del CEIPSO La Luna

Casi 4.000 firmas contra la “masificación” de los centros educativos en Rivas

¡Tenemos canal en Telegram!

Además de seguirnos en Facebook y Twitter, puedes enterarte de todas las novedades de Diario de Rivas en nuestro canal de Telegram. Suscríbete y recibirás las actualizaciones directamente en tu móvil. ¿A qué esperas?

¿Te parece interesante? ¡Compártelo!