¿Te parece interesante? ¡Compártelo!

OPINIÓN

Antonio de la Peña

Antonio de la Peña

Doctor en Ciencias Biológicas, licenciado en Ciencias Geológicas y diplomado en Medio Ambiente

He leído en Diario de Rivas dos artículos, fechados el 28 de abril de 2023. Rivas exige responsabilidades por el estado de los árboles recién plantados en el Bosque Olímpico. Además, me congratula saber que la señora Millán propone en el programa morado un anillo “verde”, refugios climáticos y un pulmón verde en el Cristo de Rivas. Es una excelente idea que nadie negará potenciar. Los dos escritos de Diario de Rivas tratan de temáticas verdes. La lectura combinada de ambos muestra la capacidad de responsabilizarse, prometer y gestionar estos asuntos de colores. Me explicaré.

Las responsabilidades son indelegables. No se trata de leyes, que también (Ley de Régimen Local). Se trata de puro sentido común.

Si el Comité Olímpico Español (COE) nos premia con una acción de este estilo, quiero creer, que nosotros, por pura cortesía, nos comprometemos a cuidar y mantener. No tiene que venir el presidente de del COE todos los días a Rivas a ver cómo está el bosque, inspeccionarlo, revisar árboles y regarlos. Por si no estuviera claro para nuestros gestores, el COE declara que “La plantación la ha hecho Eulen y es responsabilidad del Ayuntamiento de Rivas el mantenimiento del Bosque Olímpico”. Nos han puesto “colorados”. Regar los árboles de un municipio es ámbito de ejecución de la entidad local. La responsable de ese asunto es la concejal de Transición Ecológica. Suena “poco ejemplar”, y menos responsable, exigir o culpabilizar a Eulen, de nuestro ámbito de competencias. Mal asunto si discutimos lo obvio. Punto.

Añadir que todos los años se celebra el día del árbol. Una fiesta verde en toda regla. En tal efeméride se plantan árboles de diferentes especies en distintos puntos de nuestro municipio. He participado activamente en esta celebración todos los años. Habré plantado unas decenas de ellos. No exagero, cinco o seis cada año durante doce años. Una ocasión, en lo que es hoy el Parque Lineal. También, al otro lado de la A3, en el Parque Regional del Sureste. La más de las veces en la zona del Cerro del Telégrafo, junto al parque “Barca Vieja”, por detrás de las calles Segovia y Ávila. Todo municipal, todo concejalía. No quedan apenas unos pocos ejemplares de todos los participantes, no ya de los míos, de ninguno. A tenor de lo leído y argumentado por nuestro ayuntamiento en el primer artículo, supongo que el culpable soy yo. Lo cierto es que nadie me ha exigido que los cuide. Lo lamento. Pido disculpas. Ahora sé que debo ser yo. Es a mí a quien se le han subido los colores.

Por otro lado, generar ciudades amables para sus ciudadanos es un deber, una obligación de los ocho partidos políticos que participan en los comicios municipales del 28 de mayo. Eso es bueno. Es tan bueno que ya existe ese Plan estratégico desde hace años. Fue aprobado en Pleno, en el año 2019. Su nombre es “Plan estratégico de zonas verdes, arbolado y biodiversidad del Municipio de Rivas-Vaciamadrid”. El borrador, que dispongo para estudio, se fechó el 5 de noviembre de 2018. Se encargó de su redacción la empresa “Creando redes-NatCap, S.L.”, con la colaboración de la concejalía de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Rivas. La mencionada concejalía estaba al mando de D. José María Álvarez, portavoz y secretario general de Podemos. Un hombre honesto y trabajador. Existe, además, un plan director que establece el año 2030 como meta. Como es habitual en este Ayuntamiento sin memoria económica.

Se trata, de un viejo plan estratégico -otro más- que comprende el intervalo 2020 al 2030. Es difícil saber cuántos llevamos para ese intervalo. Pero como es obvio, sin memoria económica, sin la economía, no existe el desarrollo sostenible de nada. Se realizaron mejoras en el escrito de entrada, ENTAYTO-201912020, por parte del Partido Popular. Este Plan ha muerto. ¡Viva los nuevos Planes! ¡Vivan los programas electorales!

El arbolado es algo que ocupa y preocupa a los ripenses. En la encuesta realizada al amparo de “REPÁRETE a PENSAR” (con R de Rivas) es la primera de las prioridades de actuación. Como consecuencia todos los partidos políticos abordaran el tema. Plantarán más árboles y dispondrán de más, y mejores, zonas verdes. Sería un suicido electoral decir lo contrario. Al respecto, con escrito de entrada en el ayuntamiento, ENTAYTO-2017028166, el Partido Popular redactó una propuesta normativa (ordenanza) para gestionar el arbolado de la ciudad. Existen aproximadamente 50 municipios en la Comunidad de Madrid que han legislado el asunto. Grandes y pequeños. De izquierdas y de derechas. Si quieren ver el paradigma de actuación busquen la ordenanza de Aranjuez. Es un Real sitio, pero si está bien, aprendamos.

Así que la preocupación por “anillos verdes”, “pulmones verdes” o la biodiversidad viene de lejos. No tiene color verde, rojo, azul, naranja o morado. Bueno, sí. Algunas de las nuevas tapas de registro de riego son moradas. Miren todas las que han puesto en la salida hacia el Cristo de Rivas estos días. Además, la “chapita” imantada circular de Rivas Recicla con su inmensa “R” (Premio Rivas Recicla 2020) está apoyada en una combinación tricolor republicana. Me la dieron en la presentación del Plan estratégico de residuos y sostenibilidad alimentaria. La tengo con cariño en mi nevera. Todo ello casual, sin duda. Los Morados llevan, al menos, 7 años al mando de las concejalías verdes en Rivas. No existe excusa para desarrollar el Plan redactado en 2018-2019. Finalicen el que tienen. Además, todos apoyaron la iniciativa. Propongo dotarla de una memoria económica, con carácter plurianual, y gestionar responsablemente.

Concluyo, repitiendo (con R de Rivas), mi párrafo sobre ecología y libertad. “Rivas tiene una amplia oferta de planes estratégicos relacionados con el medio ambiente y la sostenibilidad: PGOU para urbanismo, PMUS para movilidad, Plan Estratégico de Economía Circular, Plan estratégico de residuos para las basuras, Plan estratégico de sostenibilidad alimentaria para la nutrición”. Añadan el Plan estratégico de zonas verdes, arbolado y biodiversidad del municipio de Rivas-Vaciamadrid. Muchos de ellos con meta del 2030. Por cierto, 3 de ellos iniciativas moradas. Pongámoslos en marcha, gestiónense, flexibilícense y modifiquemos, en aras a mejorar lo que sea necesario, finalizando los mismos. Si son inviables deróguense. Ruego se añadan las dos propuestas realizadas en este escrito [memorias económicas a todos ellos y normativa de arbolado]. Entiendo que, al haber sido aprobados en Pleno, son de todos los ripenses. La culpa no es del COE, ni de Eulen, ni de la CAM. Es nuestra. El responsable máximo su alcalde y, por delegación de funciones, la concejal del gremio.

Finalizo disculpándome ya que es posible que con tantos Planes estratégicos verdes de colores diversos sientan mareos, pero es normal. No se asusten. Todo tiene solución en el 2030.

Más artículos de opinión en Diario de Rivas

¿Te parece interesante? ¡Compártelo!