¿Te parece interesante? ¡Compártelo!
Un niño muestra un cartel en protesta por la falta de luz en la Cañada Real (©Diario de Rivas)

Un niño muestra un cartel en protesta por la falta de luz en la Cañada Real (©Diario de Rivas)

Más de 4.500 personas malviven sin electricidad desde hace semanas a apenas 15 kilómetros de la Puerta del Sol. Los sectores 5 y 6 de la Cañada Real permanecen sin luz desde hace casi un mes, en el primer caso, y 56 días, en el segundo, debido, según las administraciones, a averías por picos de consumo causados por plantaciones de marihuana. Entretanto, sus habitantes continúan sin agua caliente, ni iluminación, ni energía para conservar alimentos en sus neveras o lavar su ropa, cargar sus móviles o alumbrar un rincón donde los niños y niñas hagan sus deberes. Las asociaciones que trabajan en el asentamiento alzan la voz: «Es un drama humanitario».

Dicen quienes llevan décadas trabajando sobre el terreno que en la Cañada siempre ha habido luz. Que la había ya en los años 50, que no son pocas las instalaciones eléctricas que tienen todo en regla —es un terreno rústico y «solo había que pedir el código de distribución»— y que, a día de hoy, «todo el mundo paga la luz». Cuando, a finales de los años 90, comenzó la llegada de la mayoría de las personas que hoy viven en este asentamiento ilegal, situado sobre una vía pecuaria, decenas de nuevas construcciones se ‘engancharon’ a las instalaciones eléctricas ‘legales’, pagando por el suministro a los titulares del servicio, que a su vez abonan las facturas a la compañía. «Hay familias que pagan hasta 3.000 euros de luz al mes, porque dan servicio a enganches de otras viviendas que les pagan su parte», explica Susana, de ICI, una de las entidades que trabajan en la Cañada Real.

Según su relato, los problemas de abastecimiento de electricidad comenzaron hace un año. Concretamente, en las Navidades de 2019, con cortes en el Sector 6 (Valdemingómez, al otro lado de la A-3) que se prolongaban durante dos o tres días. «Ahí empezó el primer mantra: que las averías se deben a las plantaciones de marihuana«, añade Susana. Aquello quedó en un episodio corto, y todo siguió tranquilo hasta el 10 de marzo de 2020, con nuevas interrupciones del servicio. «En pleno confinamiento por la Covid-19, casi 3.000 personas estuvieron una semana sin luz en el sector 6», relata. El 1 de abril volvió la electricidad, y el 15 de agosto regresaron las interrupciones. «En aquella ocasión, se produjo una importante operación policial , y el problema se solucionó», relata Susana.

Pero el 2 de octubre, todo cambió. El Sector 6 se apagó. Tras unos días inestables, la situación se cronificó. Hasta hoy. «Llevamos 56 días sin electricidad en el sector 6, y la luz no va a volver», lamenta esta trabajadora. Más aún: el problema comenzó a afectar también al sector 5, al otro lado de la A-3, que hace de ‘frontera’ entre Rivas Vaciamadrid y el distrito de Vicálvaro, desde el 19 de octubre. La luz iba y venía, hasta que el 16 de noviembre se apagó también en el Sector 5 para no encenderse más. «Y llegó el segundo mantra: que el sector 6 perjudica al 5, y viceversa», narra Susana.

Vecinos de la Cañada Real cortan la A-3

Vecinos de la Cañada Real cortaron la A-3 el 14 de octubre para protestar por los cortes de luz (imagen: Telemadrid)

Una situación «desesperada»

A día de hoy, tal y como denuncian las entidades que trabajan con la población de la Cañada, en plena pandemia, la situación es «desesperada». «Un anciano enfermo tuvo que abandonar el asentamiento. Un bebé prematuro, al que habían enviado a casa, tuvo que ser ingresado en el hospital para proteger su salud», afirma Susana. Agustín, párroco de la iglesia de Santo Domingo de la Calzada, situada en el Sector 6, añade: «No sé cómo están aguantando. La situación es muy desesperada y muy desesperante. Dependemos para todo de la luz: para alumbrarnos, para calentarnos, para cargar los dispositivos… Hay gente que no puede recibir llamadas, no tienen dónde lavar la ropa ni conservar los alimentos o medicinas. Y aunque consigan calentar el agua, sus viviendas están, en el mejor de los casos, a 10 grados. ¿Cómo van a asearse así?», se pregunta.

Agustín narra cómo algunos cargan sus móviles en los coches, «eso si disponen de un vehículo, pero si tienen un ordenador, olvídate». En un curso en el que los centros han apostado por las nuevas tecnologías, semipresencial para algunos niveles educativos, y en el que se contemplaba la posibilidad de volver en caso de confinamiento a la educación a distancia, el alumnado llega a clase, día tras día, con las tareas sin hacer. «No es por falta de dispositivos, porque a quienes no pueden permitírselo se les han repartido ‘tablets’, móviles o tarjetas de conexión a Internet. Es que no tienen dónde cargarlos», relatan. Entretanto, las familias hacen cola en las lavanderías autoservicio de Covibar y de Vallecas para hacer la colada. «Eso, si se lo pueden permitir», matizan las asociaciones. Hace un par de días, alguien pergeñó un ‘enganche’ de electricidad a la caja de luz de una comunidad de vecinos de Covibar, que fue desmantelado por el Ayuntamiento de Rivas.

Las causas, sin diagnosticar

Lo peor, asegura Agustín, es que «no se sabe a ciencia cierta dónde está el problema»: «Nos dicen que es por las plantaciones de marihuana. Supongamos que así sea, y que si hay una operación policial contundente, vuelve la luz. Eso será una solución transitoria: entretanto, habría que buscar medidas estructurales que impidan que esto pueda volver a pasar, pero no parece fácil», añade. Susana va más allá: «Creo que no van a devolverles la electricidad porque quieren que se vayan, por un tema de especulación urbanística. El sector 5 ‘molesta’ a Los Berrocales y Los Ahijones, y el 6 ‘estorba’ para la edificación de una zona comercial o de servicios», asegura. Las asociaciones se han dirigido a Naturgy, la compañía eléctrica, «pero no tienen problema en dar luz si la pagan, y el hecho es que la estaban pagando. Y si el problema son las cuatro plantaciones de marihuana que hay, que el juez ordene que las desmantelen. Pero, claro, ese no es el problema«, insiste.

Habitantes de la Cañada Real protestan en Cibeles por los cortes de luz

Habitantes de la Cañada Real protestan en Cibeles por los cortes de luz

Tras las protestas de los últimos días, el Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid ha solicitado una reunión con la Consejería de Vivienda y el Comisionado de la Cañada Real para «que se cumpla el Pacto de la Cañada» y se lleven a cabo los realojos previstos. A día de hoy, del Sector 6 apenas se ha realojado a 150 de las 700 familias que lo habitan, y está por concretar la solución específica para el sector 5. «La administración es muy lenta», corrobora Agustín, «y sabemos que estos planes llevan mucho tiempo, pero hay que agilizarlos. Yo ‘compro’ la propuesta de Rivas, pero hay que ser realista: no va a ser una solución rápida», continúa.

El Pacto de la Cañada, que suscribieron todos los partidos políticos, administraciones implicadas y asociaciones y entidades del asentamiento, contempla que, mientras se da la solución definitiva, se garantizarán unas condiciones de vida básicas. «Y cita específicamente la luz: página 47», apostilla Susana. «A mí me da vergüenza ajena oír hablar a los políticos. No se puede tener a más de 4.000 personas sin luz. Es vergonzoso. Exigimos a los políticos que sean coherentes y honrados. Que lleven a cabo los realojos y, entretanto, den a la gente unas condiciones de vida dignas. Esto es una vulneración de los derechos humanos, es maltrato psicológico y tortura a unos barrios a los que quieren desalojar, y como tal lo estamos denunciando con escritos y denuncias a Ginebra, al Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo y donde haga falta», concluye. Entretanto, han puesto en marcha una recogida de firmas a través de Change.org. Las familias anuncian que continuarán con las protestas en los próximos días: «El secreto de la paz está en el respeto a los derechos humanos».

Otras noticias:

Unas 200 personas se manifiestan en la Cañada, a su paso por Rivas: «Llevamos 8 días sin luz»

Operación policial en el sector 6 de la Cañada Real: desmanteladas 7 plantaciones ‘indoor’ de marihuana

Disturbios en el entorno de la Cañada: unas 300 personas cortan la A-3 y lanzan piedras contra la policía

Rivas denuncia el «incumplimiento» del Pacto Regional por la Cañada Real

Acuerdo para mejorar el suministro energético en la Cañada Real

¡Tenemos canal en Telegram!

Además de seguirnos en Facebook, Twitter e Instagram, puedes enterarte de todas las novedades de Diario de Rivas en nuestro canal de Telegram. Suscríbete y recibirás las actualizaciones directamente en tu móvil. ¿A qué esperas?

¿Te parece interesante? ¡Compártelo!