¿Te parece interesante? ¡Compártelo!
Janette Novo, candidata del PP a la alcaldía de Rivas Vaciamadrid

Janette Novo, candidata del PP a la alcaldía de Rivas Vaciamadrid (foto: Diario de Rivas)

Janette Novo es la candidata del PP a la Alcaldía de Rivas Vaciamadrid. Repite como cabeza de lista después de presentarse al frente de la candidatura de su partido en 2019, cuando su formación consiguió dos concejales en las elecciones municipales. Ahora, tras cuatro años de trabajo como representante de los populares en el municipio, vuelve a optar a la alcaldía el próximo 28 de mayo. En esta entrevista, analiza la situación de Rivas Vaciamadrid y desgrana sus propuestas para la próxima legislatura. 

Usted se presenta por segunda vez como candidata a la Alcaldía de Rivas Vaciamadrid por el Partido Popular. En 2019, el PP obtuvo dos concejales. ¿Cómo afronta esta nueva cita electoral?

Con muchísima ilusión, porque tenemos un conocimiento profundo del municipio y hemos hecho un trabajo importante durante toda la legislatura. Hemos hecho un programa electoral concienzudo, reuniéndonos con vecinos anónimos y con entidades que nos trasladan sus necesidades, y este documento es el resultado del trabajo de todos durante muchos meses.

En las pasadas elecciones de 2019, el Partido Popular sacó dos concejales. ¿Cuáles son las expectativas esta vez?

Sabemos que vamos a subir bastante. Manejamos unas encuestas antiguas, pero sabemos que el resultado será muy bueno. Y además en las elecciones autonómicas de 2021, el Partido Popular fue la fuerza más votada en Rivas Vaciamadrid, y también aspiramos a ser la fuerza más votada en estas elecciones, a ganar y a gobernar. Hace dos años el Partido Popular obtuvo 18125 votos, y aunque sabemos que ese resultado no es extrapolable a unas elecciones municipales, pretendemos posicionarnos como la primera fuerza del municipio.

¿Qué balance hace de la legislatura que ahora termina?

Una de las cuestiones que han marcado la legislatura ha sido la paralización de las licencias de construcción, a la que nosotros nos opusimos desde el primer momento porque consideramos que es un cerrojazo que cercena la posibilidad de los jóvenes del municipio para quedarse a vivir en el lugar en el que han nacido y se han criado. El gobierno municipal lo justificó con un proceso que nosotros catalogamos como fraude, que fue el ‘Rivas, párate a pensar’. Pero fue un proceso manipulado que no se llevó ni se debatió en el pleno. Entendemos que la forma en la que se consultó a los vecinos no fue la correcta y además contraviene lo establecido en la ley. Y eso ha marcado un antes y un después en Rivas. La respuesta también fue contundente: se ocasionó un perjuicio a todas esas personas que tenían previsto comprar una vivienda, porque el precio que van a pagar ahora va a ser mucho mayor. Y ese perjuicio se lo ha ocasionado el gobierno municipal con esta medida que no tiene otro motivo que el político, después de que el Partido Popular se posicionara en 2021 como la fuerza ganadora. La izquierda que gobierna ahora el municipio teme un vuelco en las elecciones municipales y por eso paraliza las licencias de construcción, pensando que el vecino nuevo no les va a votar. El Tribunal reconoce la potestad del ayuntamiento para paralizar las licencias de construcción si está en trámite la modificación del planeamiento urbanístico, pero en estos momentos eso no ha ocurrido en Rivas porque ni siquiera se ha hecho la aprobación inicial. Y luego está la polémica del carril bici, que también va a influir en el resultado de estas elecciones. 

Por cerrar antes el tema de las licencias, recientemente una sentencia ha avalado la paralización de la obra nueva residencial por parte del Ayuntamiento, frente a ASPRIMA, la patronal inmobiliaria.

No decimos que el Ayuntamiento no pueda paralizar las licencias de construcción, porque cuando se está modificando un un Plan General de Ordenación Urbana lo puede hacer. Otra cosa es la pertinencia, es decir, si lo debe hacer. Nosotros consideramos que no, porque con esto lo que ha conseguido es disparar el precio de la vivienda. Ahora mismo no hay vivienda asequible en Rivas Vaciamadrid, y por tanto se está expulsando a los jóvenes del municipio.

¿Qué medidas llevan en su programa en materia de urbanismo y vivienda?

Nosotros continuaremos con la modificación del Plan General de Ordenación Urbana, que sí es necesaria, pero eso no lleva aparejado paralizar las licencias de construcción en la ciudad; y por lo tanto vamos a levantar la suspensión de esas licencias. Eso no es óbice para seguir tramitando la modificación del plan, que todos estamos de acuerdo en que debe cambiarse. De hecho hay zonas que están realmente muy tensionadas, pero ahí ya no hay marcha atrás, como puede ser Los Montecillos. Eso se podía haber previsto con antelación y no ahora, y allí ya no tiene sentido paralizar las licencias cuando esa zona ya está construida.

Ustedes han criticado el diagnóstico realizado por Ezquiaga Arquitectura como paso previo a la modificación del PGOU, y lo han calificado como “traje a medida” para el gobierno municipal. ¿Qué modelo alternativo proponen ustedes de cara al próximo plan general?

Yo creo que hay que hacer un estudio concienzudo de la mano de quienes están trabajando en urbanismo en el municipio. No es necesario paralizar toda una ciudad para acometer determinadas mejoras, como el traslado de la subestación eléctrica, los tanques de tormentas, los colectores, que también es necesario ampliar… Todo eso se puede hacer con modificaciones parciales. Hemos pagado miles de euros al despacho de arquitectura de Ezquiaga por el diagnóstico de la situación urbanística y de las zonas verdes del municipio, pero no se ha comenzado con la modificación del PGOU. El Gobierno municipal primero paralizó, perjudicando a cientos de familias y empresas, luego se inventó un proceso fraude que justificara su cacicada y por último contrató un despacho de arquitectura que le hiciera el traje a medida. Todo un fenómeno de manipulación y control férreo del municipio que garantice su permanencia en el gobierno.

La EMV de Rivas está construyendo 83 viviendas de alquiler para jóvenes. Hace unos días usted visitó, junto a la consejera de Medio Ambiente, Vivienda y Agricultura, Paloma Martín, una parcela de Rivas donde se preveía levantar viviendas del Plan Vive. El Consistorio asegura que la Comunidad nunca pidió licencia para construirlas…

El gobierno municipal está acostumbrado a confrontar permanentemente con otras administraciones y yo creo que es imprescindible trabajar de la mano. La Comunidad de Madrid tenía previsto construir en esa parcela que estuvimos visitando 116 viviendas de arrendamiento asequible. Es una parcela de 8.136 metros cuadrados que no se ha podido edificar porque se han paralizado las licencias de construcción, aunque estaba previsto acometer esas viviendas. También tenemos problemas con el Consorcio Urbanístico, es decir, los terrenos del Mirador Norte, y esa paralización es lo que ha llevado a que el Consorcio se pretenda liquidar y disolver.

Usted, entonces, ¿aboga por que el Consorcio Urbanístico no desaparezca y se edifiquen viviendas en el Mirador Norte?

Hay que hacer un estudio para que el urbanismo de nuestra ciudad sea un urbanismo sostenible.

El argumento del ‘Rivas, párate a pensar’ era precisamente que el urbanismo fuera sostenible, ya que hacen falta dotaciones en la ciudad. Por ejemplo, el cuarto centro de salud. Hace cuatro años, dos días antes de las elecciones, Comunidad y Ayuntamiento de Rivas anunciaron un acuerdo para construirlo, pero seguimos sin él y hace pocos meses la Consejería de Sanidad fijó 2027 como fecha de apertura. ¿Le parece aceptable esa fecha?

La génesis de todo el problema es la mala planificación del Gobierno municipal. Esto ya viene desde hace muchos años. En el actual Plan General de Ordenación Urbana estaba previsto el crecimiento de la ciudad, y en base a ese crecimiento hay que pedir con antelación las infraestructuras a la Comunidad de Madrid, porque no se hacen de la noche a la mañana. Es cierto que la Comunidad de Madrid ha dado la fecha de 2027. A nosotros, al Partido Popular, también se nos hace demasiado dilatada en el tiempo, y vamos a insistir, desde el diálogo y la colaboración, y siempre desde la lealtad entre administraciones, para que esos plazos se acorten. Vamos a trabajar para beneficiar que los vecinos de Rivas dispongan de todas las infraestructuras necesarias. Así lo hemos hecho con la unificación tarifaria: en esta legislatura autonómica tan corta, de sólo 2 años, desde el primer minuto nos pusimos a trabajar para que se unificara la tarifa en Rivas. Eso lo hemos conseguido desde el Partido Popular, y vamos a hacer lo mismo también con el centro de salud: intentar por todos los medios posibles que ese plazo que se ha dado se acorte, que ese centro de salud sea una realidad cuanto antes. A veces la izquierda nos acusa de que nosotros no queremos que haya otro centro de salud, o dicen que no nos preocupa la sanidad pública. Pues bien, nosotros también somos usuarios de la sanidad pública, no como otros casos de izquierda que defiende la sanidad y la educación pública, pero luego se van a la privada. Nosotros somos usuarios de la pública: ¿cómo no vamos a tener interés también en que nuestros vecinos dispongan de un centro de salud que alivie el resto de centros de salud del municipio? Somos plenamente conscientes de que es muy necesario.

En Rivas Vaciamadrid se han producido numerosas manifestaciones no solo para pedir ese cuarto centro de salud, sino también más recursos para la sanidad pública.

Este tema de la sanidad pública está totalmente politizado. La plataforma que dice defender la sanidad pública es una plataforma totalmente politizada, que se dedica a insultar a los dirigentes del Partido Popular. Y mienten, porque cuando dicen que nosotros hemos votado en contra del centro de salud, no es verdad. Nosotros propusimos una enmienda a la totalidad a una moción que presentó la izquierda. La suya se refería solo a la construcción del edificio del cuarto centro de salud, y nosotros pedíamos que se acortaran los plazos instando a la Comunidad de Madrid para que se construyera cuanto antes, pero además que se dotase de profesionales. Y eso no depende del Gobierno regional, sino del Gobierno estatal.

En cuanto a la educación, las obras de la segunda fase del CEIPSO La Luna o del colegio Hispanidad – Mercedes Vera están en marcha mientras hay niños y niñas que siguen estudiando en barracones. Usted visitó esas aulas modulares. ¿Qué opina de esta situación?

Nosotros nos movemos por todo el municipio, visitamos los centros educativos y estamos al pie de la calle. Hemos estado visitando el Dulce Chacón, donde están instaladas las aulas modulares del colegio Hispanidad. Es cierto que había un problema para acceder a los baños, porque el recorrido que tenían que hacer los niños era quizás demasiado largo. Es verdad que necesitaban un acceso más directo, y eso se pidió y se iba a hacer. Todos sabemos que para tener un colegio nuevo hay que pasar etapas en las aulas modulares, igual que pasó en pandemia, con las aulas modulares que puso el Ayuntamiento. Es cierto que algunas no tenían baño dentro, pero hay otras que reunían todos los requisitos de un aula, con baño dentro. No es lo ideal: queremos que todos los niños tengan su cole, su aula y su baño, pero en breve van a poder disfrutar de esas nuevas instalaciones, en un colegio de última generación.

El instituto de educación secundaria queda todavía lejos, y es otra reivindicación de la comunidad educativa, al igual que el aumento de plazas de FP no solo en Rivas, sino en todo el Sureste. ¿Se suma a estas peticiones?

En Rivas se han ampliado los ciclos formativos, y también tenemos ahora el centro de HM. El tema de la FP es algo que a lo largo de la legislatura se puede plantear. Tenemos un problema, y es que no todas las plazas de FP se cubren. Por eso creo que tiene que estar asociada también a la empleabilidad; no se trata de ampliar nuevos ciclos formativos que luego no tengan salida laboral. Nos hemos reunido también con los empresarios del municipio y nos trasladan que no encuentran mano de obra; por eso es necesario hacer ese estudio de la mano de las empresas, para saber cuáles son aquellas profesiones más demandadas, y que los ciclos formativos estén encaminados a cubrir esas necesidades.

Hablando de actividad económica, está previsto un nuevo polígono industrial en el norte de la ciudad. ¿Qué haría usted para atraer empresas a Rivas?

Hay mucho por hacer en el polígono actual, como asfaltar sus calles, que es algo que también se podía haber solicitado a la Comunidad de Madrid porque había una serie de subvenciones para revitalizar y modernizar los polígonos industriales, y el Ayuntamiento de Rivas no las ha pedido. Eso es lo más básico para que ese polígono sea atractivo. También es necesaria una política fiscal que incentive la atracción de empresas.

Por ejemplo, ¿con bonificaciones fiscales?

Se pueden estudiar algunas bonificaciones o incentivos, desde el IBI hasta el IAE, para que se instalen empresas en el municipio; y también incentivos a la contratación.

Janette Novo, candidata del PP a la alcaldía de Rivas Vaciamadrid

Janette Novo, candidata del PP a la alcaldía de Rivas Vaciamadrid (foto: Diario de Rivas)

En lo que se refiere al pequeño comercio, ¿qué propone para impulsarlo?

Ayudarles también pasa por ayudas en los alquileres, incentivos fiscales y determinadas bonificaciones que les alivien la carga que asumen estos pequeños comercios.

Hablando de fiscalidad, ustedes llevan mucho tiempo abogando por una bajada del IBI. ¿Han estudiado cuánto se puede bajar el IBI, y en qué plazos?

La rebaja del IBI es uno de nuestros compromisos prioritarios. Tenemos uno de los índices más altos de la Comunidad de Madrid, y nosotros planteamos una rebaja progresiva hasta el mínimo legal. Una vez que estemos en el gobierno, tenemos que hacer una auditoría y necesitamos saber hasta dónde podemos llegar, porque también vamos a mejorar las bonificaciones a las familias numerosas, que ahora se encuentran condicionadas al valor catastral de su vivienda. También vamos a modificar las bonificaciones a la instalación de placas solares, porque el ayuntamiento lo cambió: antes duraban 5 años y ahora son solo tres y, además, con un tope. Queremos que eso vuelva a quedarse como estaba, pero necesitamos saber antes qué nos vamos a encontrar en las arcas municipales. Y por último, proponemos congelar la ‘ecotasa’. Nos preocupa el nuevo impuesto aprobado por el Gobierno central por la gestión de residuos, y pedimos que eso no se repercuta a las familias.

¿Se refiere a la tasa de gestión de residuos que va a girar la Mancomunidad del Este?

Algunos municipios, como Torrejón, no se la van a repercutir a sus vecinos, y mi propuesta es que en Rivas Vaciamadrid la asuma el Ayuntamiento.

En cuanto a las obras del acceso a la M-50, está previsto que se pueda salir hacia la A-3 en junio…

Yo paso por ahí cada cuatro o cinco días y no veo que vaya a estar en junio. Aún así, es la primera fase, y queda otra por hacer. No entendemos por qué los partidos del gobierno municipal no han votado a favor de la enmienda del Partido Popular en el Congreso para incrementar la partida de la salida a la M-50 hasta los 12 millones de euros, frente a la partida inicial de un millón. La izquierda lo transaccionó hasta aumentar la dotación a seis millones y en los siguientes presupuestos del Partido Popular presentó otra enmienda por 14 millones de euros para terminar todo el enlace. Y la izquierda votó en contra.

Dijeron entonces que el Ministerio de Transportes se había comprometido a incrementar la partida en lo que hiciera falta…

Vamos a verlo, porque con esta fase se agotaría la cantidad transferida por el Ministerio, y queda otra fase por hacer.

¿Cómo mejoraría la movilidad hacia los municipios de alrededor?

Nosotros lo que proponemos es una red urbana propia, compuesta por cuatro líneas.

Eso es transporte interno…

Sí, urbano. Proponemos una red urbana propia compuesta por cuatro líneas de autobuses eléctricos. Con eso garantizamos una movilidad sostenible que cubra todo el municipio y conecte todas las zonas de interés, los centros educativos, los centros comerciales… Y eso a su vez permitirá agilizar el transporte interurbano.

Esta propuesta se alinea con la propuesta de red de autobuses municipal que está preparando el Gobierno de Rivas…

Pero nosotros ya propusimos eso en su día en los presupuestos municipales, y la izquierda votó en contra de esa propuesta del Partido Popular. Nosotros consideramos que la movilidad verdaderamente accesible a todas las personas no es la bicicleta, sino el autobús, que sirve para las personas mayores que no pueden ir en bicicleta o andando. El autobús es asequible para todas las personas, los niños, las personas con movilidad reducida, las personas mayores, y nosotros propusimos una enmienda a los presupuestos municipales que fue rechazada por toda la izquierda.

¿Apoyarán entonces esas nuevas líneas de autobuses?

Nosotros lo vamos a poner en práctica cuando lleguemos al gobierno, y si gobierna la izquierda lo que le pedimos es que cumpla con estos compromisos que está asumiendo ahora en periodo electoral.

Usted ha repetido en los últimos meses el eslogan de que, ‘con Janette, el carril bici se acaba’. ¿Cuál es su plan para conseguirlo?

Nosotros no estamos en contra del carril bici; de hecho, nos hemos adherido al Plan de Movilidad Urbana Sostenible. Nosotros queremos que haya carril bici, una red ciclista, pero lo que no queremos es una red ciclista como la que ha implantado el ayuntamiento, que ha sobredimensionado esa infraestructura en detrimento de la movilidad que utilizan la mayoría. Nosotros vamos a modificar los carriles bici allá donde sean peligrosos, donde ocasionen congestión del tráfico y donde ocasionen un perjuicio a los comercios. Claramente la avenida de Pablo Iglesias, por ejemplo, tiene que ser modificada, es decir, ahí hay que quitar el carril bici. Pero nosotros sí vamos a hacer un estudio, a diferencia del gobierno municipal, que no ha hecho ninguno. Un estudio previo que nos diga cuál es el mejor recorrido para los carriles bici; quizás una circunvalación alrededor del municipio, pero evidentemente no donde se congestiona el tráfico, como vemos a diario, discurriendo en paralelo por tres avenidas principales que se atascan y desvían el tráfico al polígono. Ahora el tráfico del polígono también es insufrible por las mañanas, y eso no se soluciona con crear más plazas de aparcamiento de 10 minutos o zonas de carga y descarga. Hay que modificar el trazado del carril bici, tal y como está concebido actualmente.

¿Y es posible modificar el carril bici habiéndolo implantado con una subvención de los fondos europeos?

Claro que es posible modificar el carril bici, de la misma manera que lo ha puesto el gobierno municipal. Evidentemente va a tener un coste, porque hay que volver a trazar las líneas, pero sí es posible modificarlo.

¿Y cuánto costaría hacerlo?

Tendría un coste infinitamente inferior a los 1,4 millones de euros que ha costado ponerlo, pero evidentemente seguiría siendo un coste para las arcas municipales, y no vamos a engañar a nadie.

¿Y ustedes lo asumirían?

Totalmente, claro. Hay que poner en una balanza si mejoramos la movilidad y descongestionar el tráfico, tal y como está ahora mismo. Pero el asfaltado también cuesta dinero, y habría que volver a pintar las calles que se modifiquen.

El Partido Popular también se ha posicionado en contra de las zonas de bajas emisiones escolares. Si llegara al gobierno, ¿las revertiría?

Nosotros sabemos que por ley estamos obligados a crear zonas de bajas emisiones, porque hay una normativa europea que nos obliga a ello en las ciudades de más de 50.000 habitantes. Pero tenemos previsto en el programa electoral adaptarlas a los protocolos de contaminación; es decir, que solo se activarían cuando así lo indiquen los niveles de contaminación. Además, eliminaríamos una medida totalmente absurda, y es que ahora mismo los vehículos ecológicos no puedan circular por las zonas de bajas emisiones.

A la derecha, junto a Janette Novo, Francisco José Gallardo

Janette Novo, junto a Francisco José Gallardo, número 2 de la candidatura, en una sesión plenaria (foto: PP Rivas).

Y esas zonas de bajas emisiones, ¿se quedarían en los colegios?

En principio se ha hecho una inversión importante y esas zonas de bajas emisiones se quedarían sólo los colegios. Y sólo se activarían cuando se activen los protocolos por contaminación. Para ello, vamos a poner estaciones medidoras, y cuando se activen los protocolos se activarán también esas zonas de bajas emisiones.

Hace poco estuvo en Rivas el delegado del Gobierno, que felicitó a la ciudad por los datos de criminalidad. ¿Qué opina usted y qué medidas lleva en materia de seguridad ciudadana?

Yo creo que la seguridad ciudadana en Rivas no es para felicitarnos. La comparativa no hay que hacerla con 2019; es que los datos de 2022 se comparan con 2021, que ya fue un año normal, y eso arroja un incremento de la criminalidad de un 4,4 %. Independientemente de lo que el delegado de gobierno quiera decir, a la vista está el incremento de la delincuencia, sobre todo en la zona de Covibar. Los comerciantes demandan constantemente que se mejore la seguridad y nosotros queremos que haya patrullas de policía a pie por esa zona. Hace un par de semanas tuvimos un fin de semana negro en el que robaron en varios comercios de Covibar, y la junta rectora de la cooperativa también nos demanda esa mejora de la seguridad.

¿Es posible incrementar la plantilla de Policía Local de Rivas?

El gobierno municipal siempre se escuda en la Ley Montoro, que les ha venido muy bien para decir que no se puede gastar más e impide al Ayuntamiento endeudarse más. Y esa ley ha posibilitado que nos quitáramos deuda, pero es que ahora es la izquierda la que está en el Gobierno central y, si quisiera, podría modificar esa Ley Montoro.

¿Qué hay de la línea 9b de Metro? El Consorcio se comprometió a que todos los trenes tuvieran tres vagones, pero a día de hoy no es así. Además, está prevista una nueva estación de la Línea 9b entre Ahijones y Berrocales, que incrementará el número de viajeros. ¿Qué proponen ustedes?

Nosotros en el programa electoral llevamos instar a la Comunidad de Madrid a que mejore la capacidad de de los trenes que pasan por Rivas Vaciamadrid. En concreto, ahora mismo hay 19 coches dando el servicio y nosotros pedimos que pase a 21, colocando precisamente los coches que son necesarios para completar esa cantidad de 3 convoyes en cada uno de los trenes.

En cuanto a la cuarta estación de Metro de Rivas, la Comunidad dijo que no estaba prevista. ¿Ustedes la van a demandar?

Nosotros vamos a trasladar a la Comunidad de Madrid todo lo que mejore la vida de los vecinos, pero primero vamos a estudiar la necesidad de esa cuarta estación de Metro.

Esta legislatura, el Gobierno de Rivas ha elaborado el proyecto Horizonte, que consiste en cubrir las vías del Metro hasta Rivas Futura para convertir ese espacio en un pasillo verde. Ese proyecto está ahora mismo sometido a visado urbanístico en la Comunidad y el Ayuntamiento ha solicitado a Metro que colabore. ¿Ustedes apoyan esto?

Pretender que la Comunidad de Madrid lo pague es una utopía, porque la Comunidad de Madrid ahora mismo está enfrascada en llevar las líneas de Metro allá donde no llega, es decir, a los desarrollos urbanísticos donde no hay Metro. Nosotros ya tenemos Metro y ponerlo bonito sería ideal; a mí me gustaría mucho, pero estamos hablando de una obra de 107 millones de euros para la que habría que buscar otras vías de financiación. Me consta que la Comunidad está en disposición de facilitar todos los trámites que sean necesarios, pero colaborar en la financiación ahora mismo no está previsto. Lo que está previsto ahora es ampliar kilómetros de Metro allí donde no hay, no ponerlos bonitos.

En los últimos meses ustedes han criticado la limpieza en el municipio. ¿Qué proponen?

Nosotros hemos contemplado en el programa contenedores inteligentes para hacer más eficaz la recogida, porque así recibiremos avisos si algunas zonas tienen que ser recogidas con más frecuencia; y en aquellas en las que los contenedores pueden estar a medias, recogerla más tarde. Se trata de organizar la recogida y aumentar la frecuencia donde sea necesario. Lo que no puede ser es que veamos contenedores o papeleras desbordados, que además se tardan días en recoger. Esto es inconcebible. De hecho, en zonas donde hay locales comerciales nos han trasladado incluso la presencia de ratas. Es imprescindible que mejore la limpieza del municipio, que desde hace año y medio ha empeorado muchísimo.

¿Y es necesario emplear más recursos?

Yo pienso que quizás es una cuestión de organización del trabajo. Es un problema de gestión.

¿Cuáles son sus propuestas en materia de parques y zonas verdes?

Hemos recogido una petición vecinal que solicita un anillo verde que una el paseo de las Provincias con la avenida de los Almendros y el Parque Lineal. Y también proponemos que se acometan determinadas zonas verdes que llevan pendientes toda la legislatura. Promesas que no se han cumplido, como la parcela 36, que tanto pide la Ladera del Almendro,donde se ha puesto el cartel; como se ha hecho en el Parque Lineal, donde también se ha puesto el cartel. No se trata de poner un cartel en elecciones, sino de que ha habido cuatro años para acometer estas mejoras en parques, en fuentes, en jardines y no se ha hecho. Nosotros tenemos previsto un plan de choque de jardines y de fuentes ornamentales, porque algunas, como la del Parque Lineal, llevan toda la legislatura en estado de abandono.

Otra infraestructura que nunca termina de llegar es la comisaría de Policía Nacional: se hablaba en la campaña de 2019 y estamos igual que hace 4 años.

Volvemos a esta estrategia de poner carteles en las parcelas. Así han hecho con la cuarta estación de metro o con el centro de salud: ponen el cartel y no hacen ninguna otra gestión. Con la comisaría de Policía Nacional no contemplaron luego en los Presupuestos Generales del Estado ninguna partida presupuestaria para acometerla comisaría. Y no sólo eso, sino que el Partido Popular en el Congreso presentó una enmienda para que se hiciera esa comisaría y votaron en contra. No se trata de poner un cartel, sino de dar continuidad a esa promesa que han hecho.

Pasa lo mismo con la residencia pública de mayores. En este caso, la Comunidad ha dicho que no piensa construirla. Si fuera alcaldesa, ¿intentaría que se hiciera realidad?

Intentaría, no: haría una residencia pública, pero municipal. Volvemos a la política de los carteles y las pancartas. Nosotros queremos la política de los hechos y consideramos que la única manera de garantizar una plaza para los vecinos de Rivas es que la residencia sea municipal cien por cien, porque en las residencias de la Comunidad de Madrid hay una lista de acceso única, y a la residencia que se construyera en Rivas podría acceder cualquier persona de la Comunidad de Madrid que la necesite. Así que lo mismo, cuando un ripense necesite plaza en esa residencia, no la hay, y se la adjudican en Colmenar de Oreja. Nosotros queremos una residencia pública municipal, porque sólo siendo municipal se garantiza cien por cien que sea para los vecinos de Rivas.

¿Qué otras medidas destacaría de su programa para Rivas?

Proponemos un centro acuático, porque son varios los clubes de Rivas que se quejan de la falta de piscinas; creemos que es muy necesario hacer un centro acuático para que haya más piscinas climatizadas, para la práctica de deporte durante todo el año.

¿Y dónde se podría hacer ese centro acuático?

Cuando gobierne, veré las parcelas que hay disponibles.

¿Qué más medidas proponen?

También proponemos una nueva biblioteca en el barrio de La Luna, así como fomentar el camino de Uclés, creando un albergue de peregrinos, que es algo que puede revitalizar el casco antiguo. Y por supuesto está el tema del cementerio municipal. Se ha tenido que volver a firmar el convenio con el Ayuntamiento de San Fernando de Henares, lo cual tiene un coste anual. Pero los vecinos de Rivas no quieren que sus familiares sean enterrados en una ciudad en la que no tienen ningún arraigo.

¿Creen que la mejor ubicación para el cementerio sería la última propuesta, al otro lado de la A-3?

Una vez que estemos gobernando tendremos que estudiar cuál es el sitio más idóneo, porque nosotros no podemos contar con esa ubicación, que al estar dentro del Parque Regional del Sureste requiere pedir autorización a la Comunidad de Madrid, y a lo mejor podemos valorar otras zonas del municipio. Para eso necesitamos también terminar el cambio de lindes entre el Ayuntamiento de Rivas y el Ayuntamiento de Madrid, para saber precisamente dónde se pueden acometer infraestructuras como el cementerio.

Si se diera el caso de poder gobernar pactando con otras fuerzas políticas, ¿con cuáles estarían dispuestas a hacerlo?

Ahora mismo no nos planteamos ese horizonte, porque estamos enfocados en salir a ganar las elecciones y a gobernar con la cantidad suficiente de concejales que nos permitan aplicar nuestras propias políticas y no tener que hacer concesiones. Ya hemos visto lo que ha pasado con Vox en la Comunidad de Madrid, que incluso nos quedamos sin presupuestos regionales. Pero que nuestros vecinos tengan la tranquilidad de que vamos a facilitar el cambio en la ciudad.

Otras noticias:

El PP de Rivas reclama de nuevo las ‘facturas’ del carril bici y el Ayuntamiento insiste en que no se ha producido la recepción definitiva de la obra

El PP de Rivas presenta su lista para las elecciones del 28M: esta es la candidatura completa

Isabel Díaz Ayuso visita Rivas: “Somos la esperanza de esos ciudadanos que nunca han conocido otra política”

MÁS  En defensa de viviendas a precios asequibles y el respeto a la propiedad
¿Te parece interesante? ¡Compártelo!