¿Te parece interesante? ¡Compártelo!

Plaza del Conde de Casal

Plaza del Conde de Casal (©Diario de Rivas)

La Comunidad de Madrid estudia prolongar la línea 11 de Metro de Madrid desde Plaza Elíptica a Conde de Casal para descongestionar el arco sureste de la línea 6 del ferrocarril metropolitano. El nuevo diseño de la estación de Conde de Casal, cuyas obras empezarán en 2020, la dejará preparada de cara a la futurible construcción de un intercambiador en el ámbito, cuya demanda se incrementaría en unos 12.000 viajeros diarios, según prevé el Gobierno regional. El proyecto de esta nueva área intermodal, que conectará de esta forma las líneas 6 y 11 de Metro con las dársenas de los autobuses que dan servicio a Rivas Vaciamadrid, Arganda del Rey y resto de municipios del eje de la A-3, contempla iniciamente la instalación de dársenas en superficie y una zona comercial.

Así consta en un estudio informativo hecho público por la Secretaría General Técnica de la Consejería regional de Transportes, Vivienda e Infraestructuras, consultado por Diario de Rivas. La intervención más viable (marcada en rojo en el mapa), que baraja un presupuesto total de entre 450 y 470 millones de euros, consistiría en prolongar la línea verde oscura (11) desde la estación de Plaza Elíptica hasta Conde de Casal creando una nueva estación en Madrid Río y conectando con la línea 3 en Palos de la Frontera, con la línea 1 en la estación de Atocha y creando un nuevo engarce con la línea 6 en Conde de Casal para descongestionar la línea gris en su arco sureste.

De producirse esta modificación de esta última estación, se incrementaría el número de usuarios hasta en 12.000 personas diariamente, según el estudio de demanda del proyecto.

Alternativas para la prolongación de la Línea 11 de Metro, dos de las cuales contemplan una estación en Madrid Río (imagen: Comunidad de Madrid)

El túnel de Metro, procedente de Atocha, tras pasar por la calle de Cavanilles, se posicionaría en la avenida del Mediterráneo. Tras superar un aparcamiento subterráneo, el túnel se situaría bajo el paso viario inferior de Conde de Casal, antes de entrar en el recinto de la estación bajo su homólogo de la línea 6. Además de las vías principales, se construirían dos vías adicionales paralelas para el estacionamiento de trenes, así como dos bretelles para girar los convoyes, al tratarse de una cabecera de línea. En los taludes próximos de ambas márgenes de la M-30 se instalarían dependencias e infraestructuras auxiliares. Como intervenciones adicionales, se tendrían que inyectar productos de refuerzo en la sustentación del paso elevado de la A-3 sobre la M-30 y en ese tramo de la propia circunvalación. También se realizarían inyecciones de compensación para no comprometer la estabilidad de ninguna de las viviendas cercanas.

En cuanto a la disposición de la estación, se crearía un nuevo vestíbulo común a dos cotas distintas para las dos líneas de Metro, reconfigurando el existente y suprimiendo el acceso desde la calle del Doctor Esquerdo, que sería sustituido por uno nuevo en la semiesquina de esta calle con la plaza de Conde de Casal y otro desde una isleta central en la avenida del Mediterráneo, que tendría gran relación con la futura estación de autobuses. En este vestíbulo común estarían las barreras de acceso al servicio de transporte. De ahí se accedería al nivel de andenes mediante dos escaleras mecánicas y ascensores para personas con movilidad reducida.

La intervención que se plantea para Metro —cuyas obras empezarán en 2020, según fuentes de Transportes— no supone como tal la creación de un intercambiador en Conde de Casal, aunque el Gobierno regional establece que el redactor del proyecto debe contemplar la nueva estación intercambiador para su futurible construcción, cuyo proyecto recuperó hace poco tiempo el Consorcio Regional de Transportes, tal y como avanzó este periódico digital. De hecho, aporta nuevos datos para esta infraestructura, al especificar que, en caso de construirse, sería un intercambiador en superficie con un inmueble de dos plantas sobre rasante con una dársena de autobuses en el nivel bajo del mismo y una zona comercial en el superior. 

Proyecto de estación de autobuses de Conde de Casal (imagen: Comunidad de Madrid)

Su construcción —según el proyecto hecho público, que podría sufrir modificaciones en el futuro— supondría que el paso rodado inferior a la plaza tendría que ser modificado, prolongando la longitud del túnel en dirección M-30 para poder ubicar la dársena. Bajo el vial se situaría la estación de Metro, a unos 22 metros de profundidad, reconfigurando los vestíbulos del ferrocarril metropolitano para acoger a los usuarios de las líneas 6 y 11.

Abierta por vacaciones: Clínica Luna Nueva lanza ofertas irrepetibles en tratamientos dentales para este verano

Noticias relacionadas:

La Comunidad ‘resucita’ el proyecto del intercambiador de Conde de Casal

 

Galería: Rivas en imágenes

¡Tenemos canal en Telegram!

Además de seguirnos en Facebook y Twitter, puedes enterarte de todas las novedades de Diario de Rivas en nuestro canal de Telegram. Suscríbete y recibirás las actualizaciones directamente en tu móvil. ¿A qué esperas?

¿Te parece interesante? ¡Compártelo!