¿Te parece interesante? ¡Compártelo!

CEIP Dulce Chacón (Fuente: Diario de Rivas)

CEIP Dulce Chacón (Fuente: Diario de Rivas)

El exconserje del Colegio de Educación Infantil y Primaria Dulce Chacón de Rivas Vaciamadrid ha sido denunciado por la dirección del centro por, supuestamente, llevar a cabo, al menos entre los años 2011 y 2016, una estafa al apropiarse de las cuotas de comedor de varios alumnos. La Comunidad de Madrid ha iniciado una investigación para conocer la responsabilidad de la directora y la secretaria del centro, que se enfrentan a una posible suspensión. El Ayuntamiento del municipio ha expedientado al acusado y se ha personado en las diligencias judiciales sobre el caso. El funcionario se reincorpora en estos próximos días al trabajo en otro centro después de cumplir con la suspensión.

El caso fue destapado por la directora del colegio, Alicia Rivera, el lunes 3 de abril, apenas unos días antes de la Semana Santa. Según narraron fuentes del colegio a Diario de Rivas, la funcionaria fue al colegio un poco más pronto esa jornada y, al acercarse a conserjería, vio al conserje con un talonario encima de la mesa. Cuando este se dio cuenta de su presencia, lo escondió. Ella lo llamó a su despacho y le pidió el talonario para inspeccionarlo. Él fue a buscarlo y, cuando la directora fue a ver por qué tardaba, vio que lo estaba rompiendo.

Siempre según dichas fuentes, el conserje había estado cobrando a familias dinero del comedor desde septiembre de 2015, aunque esa labor no estaba dentro de sus atribuciones. Para ello, supuestamente, se habría valido de la información que tenía por manejar el listado de secretaría de los alumnos que iban al comedor. El equipo directivo le había ordenado gestionar este listado (atribución que es exclusiva de la dirección), que se enviaba al banco, porque tenían plena confianza en él. De tal manera, presuntamente, habría sacado de ese listado a unas trece familias, cuyos hijos se quedaban a desayunar en el colegio, y les cobraba en mano la cuota mensual de comedor (diez a las que cobraba de forma sistemática y tres a las que lo hacía de forma puntual; todas, al parecer, con dificultades para el pago). Es decir, que, supuestamente, fueron incluidas en una “contabilidad paralela”, según explicó el alcalde de Rivas Vaciamadrid, Pedro del Cura, en la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno de este 5 de octubre. Para dotar de verosimilitud a sus acciones ante los padres, les entregaba un recibo (procedente del citado talonario) estampado con el sello del colegio, como pudo cotejar luego el equipo directivo. En la conversación mantenida aquel 3 de abril, supuestamente, el exconserje, que había desempeñado su labor en ese centro durante 15 años y había ejercido previamente en otros colegios ripenses, reconoció que la cantidad sustraída ascendía a algo más de 6.000 euros y prometió que iba a devolver el dinero. Sin embargo, en el talonario, según fuentes del colegio, figuraban cobros por valor de 12.570,89 euros.

Como esas familias nunca entraron en el registro del banco, la entidad no denunciaba ningún impago. En un colegio en el que 350 niños se quedan a diario en el comedor y siempre hay veinte o treinta enfermos, no saltaba nunca la alarma, porque no se pasa lista nominal en el comedor. Desde el centro aseguran que, a pesar de esta situación, el servicio de comedor no se ha dejado de prestar a ninguna familia afectada y que el ejercicio económico registrado está correcto hasta el último céntimo.

Inmediatamente, la directora informó de la situación a la Dirección de Área Territorial (DAT Este) de la Consejería de Educación y al alcalde de Rivas. Puso la pertinente denuncia ante la Guardia Civil y el caso pasó al Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 3 de Arganda del Rey, donde se calificó el hecho como una posible estafa. Poco después, se halló otro talonario similar con cobros en el año 2011 por valor de 2.800 euros, por el que se interpuso otra denuncia.

Una posible suspensión

El Ayuntamiento envió al día siguiente operarios públicos para que sustituyeran al exconserje, para que no pudiera llevarse documentos ni elementos de su puesto de trabajo, y ordenó la apertura de un expediente disciplinario con una duración de seis meses, que ya ha expirado. En virtud de la legislación laboral y la presunción de inocencia, el funcionario acusado, a la espera de lo que determinen las investigaciones municipales y judiciales, se reincorporará en breve a su puesto de conserje, aunque ha sido trasladado a otro centro escolar del municipio. Según el concejal de Educación, José Alfaro, toda la información de la que dispone el Consistorio se ha puesto en conocimiento de la Fiscalía y el Ayuntamiento se ha personado en el caso tras aprobar esta decisión la Junta de Gobierno, tal y como admitió el regidor a consultas de este diario digital, ya que podría existir una responsabilidad patrimonial municipal por las acciones de uno de sus empleados públicos.

Las fuentes escolares añaden que, durante esa Semana Santa, alguien entró en el colegio, se llevó los listados de comedor y formateó el ordenador del conserje. La directora solicitó al Ayuntamiento el registro electrónico de entrada y que se investigara el contenido de dicho aparato, pero aún no se ha obtenido respuesta. Según el concejal, la investigación municipal sobre los hechos está todavía en curso y los resultados serán recogidos en el expediente correspondiente. Después del período vacacional, fue informado de los hechos el claustro de profesores. La asamblea de la asociación de madres y padres de alumnos (AMPA) del Dulce Chacón se enteró de los hechos a finales de septiembre. La directora del colegio declaró el pasado 22 de junio en el juzgado y lo volverá a hacer el 31 de octubre ante el fiscal.

El hecho ha tenido una segunda derivada. Una portavoz de la Consejería de Educación confirmó a este diario digital que, a principios de este mes, tres inspectores se personaron en el colegio para realizar una investigación sobre los hechos y determinar si ha existido responsabilidad por parte de los empleados públicos y, en concreto, por parte de la directora y la secretaria, en el suceso. De momento, la DAT ha suspendido la gestión del curso anterior a ambas funcionarias, que se enfrentan ahora a la posibilidad de que se les abra un procedimiento disciplinario por encargar a una persona ajena una atribución que solo les corresponde a ellas como equipo directivo, como es la gestión del listado del comedor del colegio. De hecho, ya les han avisado de que es posible que sufran una suspensión.

La directora estudia dimitir con un escrito argumentado si cualquiera de las dos funcionarias es castigada nuevamente. La situación ha salpicado también a la comunidad educativa. La semana pasada, se informó del caso en el Consejo Municipal de Educación. Beatriz Martínez, presidenta del AMPA del centro, aseguró que su organización va a ser respetuosa con las decisiones judiciales, aunque ha emitido un escrito de apoyo a la gestión del equipo directivo, al que ha invitado a sumarse a otras AMPAS del municipio. “La directora ya ha sido apercibida, por lo que una posible suspensión es desproporcionada. Hemos pedido el apoyo de toda la comunidad educativa de Rivas para estas dos funcionarias porque han realizado un buen trabajo en el centro hasta ahora”, incide.

En el mismo sentido se manifiesta el claustro de profesores. Un portavoz del mismo asegura que emitirán un escrito secundando la labor de su directiva. “Fue una situación muy impactante porque el conserje era parte del grupo. Nos sentimos traicionados y vemos que, encima, unas compañeras salen muy perjudicadas en lo profesional y lo anímico por el suceso. Ellas han dado todas las facilidades para que la justicia actúe y están siendo castigadas de forma desproporcionada. Haremos lo necesario para que la suspensión no se produzca”, concreta dicho portavoz. “Independientemente de casos aislados, queremos poner en valor el excelente trabajo de los empleados públicos”, apostilla el concejal de Educación, que destaca el trabajo del equipo directivo del Dulce Chacón en su labor educativa y de apoyo a la comunidad en los últimos años. La Consejería de Educación afirma que todavía no se ha emitido dictamen definitivo sobre el hecho investigado.

A raíz de la publicación del suceso por parte de Diario de Rivas, el Ayuntamiento ha emitido un comunicado en el que anuncia que, la próxima semana, convocará a los equipo directivos de los colegios públicos de la localidad para instarles a que hagan auditorías internas sobre las cuentas del comedor. Desde el Ayuntamiento se entiende que, para que casos como éste no se repitan, en breve se va a organizar una reunión con los conserjes para aclarar qué tareas son de su competencia y cuáles no.

Otras noticias:

Los conserjes de los colegios de Rivas, en pie de guerra por la “reordenación” de sus tareas

Ocho centros educativos de Rivas estrenarán mejoras este curso

Noticias sobre Educación en Rivas

¡Tenemos canal en Telegram!

Además de seguirnos en Facebook y Twitter, puedes enterarte de todas las novedades de Diario de Rivas en nuestro canal de Telegram. Suscríbete y recibirás las actualizaciones directamente en tu móvil. ¿A qué esperas?

¿Te parece interesante? ¡Compártelo!

Si continúas utilizando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar