¿Te parece interesante? ¡Compártelo!
Instalación de placas solares en Rivas Vaciamadrid

Instalación de placas solares en Rivas Vaciamadrid (foto: Urbi Solar)

Los cambios en las bonificaciones en el IBI del Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid para quienes instalen placas solares fotovoltaicas provocaron a finales del pasado año 2021 una avalancha de solicitudes para aprovechar al máximo las ventajas económicas vinculadas al autoconsumo. La buena noticia es que ahora, en 2022, continúa existiendo un amplio abanico de ayudas a particulares y empresas que aprovechen la energía del sol. Urbi Solar, compañía que ha realizado cientos de trabajos en Rivas Vaciamadrid y alrededores, resume en este artículo algunas de las ventajas que están vigentes, fruto de su experiencia a la hora de asesorar a sus clientes y tramitar las ayudas, subvenciones y bonificaciones para que saquen el máximo partido a su instalación.

Bonificaciones en el IRPF por aprovechamiento energético

El pasado 6 de octubre entraron en vigor las medidas urgentes aprobadas por el Gobierno para impulsar la actividad de rehabilitación edificatoria, entre ellas, la deducción del IRPF por la instalación de aerotermia y otras energías renovables en viviendas. Un cambio en la normativa que se enmarca en el contexto del Plan de Recuperación, Transformación y Resilencia del MITECO.

Así, se introducen tres nuevas deducciones temporales en la cuota íntegra del Impuesto aplicables sobre las cantidades invertidas en obras de rehabilitación y que contribuyan a alcanzar determinadas mejoras de la eficiencia energética de la vivienda habitual o arrendada, y también en los edificios residenciales.

Deducciones por aprovechamiento energético:

Hasta del 20% de la inversión

La primera deducción, por obras que contribuyan a la mejora de la eficiencia
energética de la vivienda habitual o arrendada para su uso como vivienda, permite una deducción de hasta un 20 por ciento del IRPF, desde que entró en vigor la norma y hasta el 31 de diciembre de 2022.

La base máxima de deducción ronda los 5.000 euros anuales, siempre que las obras realizadas contribuyan a una reducción de al menos un 7 por ciento en la demanda de calefacción y refrigeración –debe acreditarse a través de los indicadores de demanda de calefacción y refrigeración del certificado de eficiencia energética de la vivienda-.

Hasta el 40% de la inversión

La segunda deducción, por obras que contribuyan a la mejora de la eficiencia
energética de la vivienda habitual o arrendada para su uso como vivienda, permite una deducción de hasta un 40 por ciento del IRPF.

Para conseguir esta rebaja –hasta un máximo de 7.500 euros anuales- se debe acreditar que las obras han ayudado a reducir a menos un 30 por ciento del consumo de energía primaria no renovable. Otra vía para acceder a esta rebaja en el IRPF es mejorando la calificación energética de la vivienda para obtener una clase energética A o B, en la misma escala de calificación.

Hasta el 60 por ciento de la inversión

La tercera deducción se aplicará si el objetivo son obras de rehabilitación que mejoren la eficiencia energética en edificios de uso predominante residencial. En este caso, la normativa dicta que la deducción podría alcanzar el 60 por ciento de lo que se invierta – hasta un máximo de 15.000 euros- siempre que se demuestre una reducción del consumo de energía primaria no renovable de un 30 por ciento como mínimo o bien, la mejora de la calificación energética del edificio para obtener una clase energética ‘A’ o ‘B’, en la misma escala de calificación

Los plazos de realización de las obras, para obtener las deducciones del 20 y 40 por ciento, finalizan el 31 de diciembre de 2022. Sin embargo, en el caso de la tercera deducción, la del 60 por ciento, el margen para acometer los trabajos de rehabilitación se amplía, hasta el 31 de diciembre de 2023. La deducción se practicará en los períodos impositivos 2021, 2022 y 2023, en relación con las cantidades que se hayan pagado en cada uno de ellos.

Los gastos que podrán incluirse en la base deducible abarcan desde la obtención del certificado energético hasta los honorarios profesionales, costes de redacción de proyectos técnicos, dirección de obras, coste de ejecución en obras e instalaciones, inversión en equipos y materiales y otros gastos necesarios para su desarrollo. Según su director, José Urbina, “esta deducciones convierten una inversión, ya de por sí interesante, en una excelente oportunidad para quienes deseen amortizar rápidamente su instalación de energía fotovoltaica este año 2022”.

Ayudas autonómicas: Comunidad de Madrid

La Comunidad de Madrid abrió en el mes de noviembre de 2021 la convocatoria para solicitar la nueva línea de ayudas de hasta 3.000 euros para la instalación de paneles solares, baterías de almacenamiento de energía y sistemas térmicos renovables dirigida a particulares y comunidades de vecinos. El objetivo no es otro que es reducir las emisiones en el ámbito residencial, el cual causa el 32 por ciento de C02 lanzado a la atmósfera.

Esta partida presupuestaria, dotada con 87.350.000 euros, está incluida en el Plan de Descarbonización y Cuidado del Medio Ambiente del Gobierno regional. Los interesados podrán solicitarla hasta el 31 de diciembre de 2023 con la activación de la web www.ayudasrenovablesmadrid.com.

Así, serán subvencionables la instalación de nuevos equipos de generación fotovoltaica y eólica para autoconsumo, con o sin almacenamiento, la incorporación de sistemas de acumulación en instalaciones ya existentes y la implantación de solar térmica, biomasa, geotermia, hidrotermia o aerotermia para climatización y agua caliente sanitaria en las viviendas.

Las subvenciones beneficiarán también a empresas, autónomos, gestores de polígonos industriales, proveedores de servicios energéticos, comunidades de energías renovables y ciudadanas de energía, personas jurídicas sin actividad económica, entidades locales, administraciones públicas y organizaciones del tercer sector.

El coste medio de la instalación de los paneles solares en una vivienda unifamiliar ronda entre los 5.000 y 7.000 euros. Con estos incentivos ese precio se reducirá aproximadamente a la mitad. Además, logrará un ahorro de entre un 50 y un 70 por ciento en el consumo eléctrico de una vivienda unifamiliar.

La cuantía de las ayudas -procedentes del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia de la Unión Europea- estará determinada en función de la potencia instalada, las características técnicas de cada instalación y la naturaleza del beneficiario. En el caso de la implantación de autoconsumo fotovoltaico, los incentivos alcanzan los 600 €/kWp, para actuaciones en el sector residencial, y los 1.000 €/kWp para administraciones públicas y tercer sector. La incorporación de sistemas de almacenamiento en instalaciones existentes está subvencionada con ayudas de hasta 490 €/kWp.

En el caso de los servicios y otros sectores productivos, los programas establecen ayudas en base a un porcentaje sobre el coste total subvencionable, que dependerá de la potencia de la instalación.

En cuanto a la implantación de renovables térmicas en el sector residencial, las ayudas varían en función de la tecnología instalada. La realización de instalaciones de aerotermia está subvencionada con 500 €/kW, hasta un máximo de 3.000 € por vivienda; la solar térmica recibe ayudas de hasta 900 €/kW (hasta 1.800 €); la implantación de calderas de biomasa recibe hasta 250 €/kW (con un máximo de 3.000 € por vivienda), y las ayudas para instalaciones geotérmicas pueden alcanzar los 2.250 €/kW (hasta 13.500 €/vivienda).

Además, para todas las líneas de actuación de estos programas, se contempla la concesión de ayudas adicionales a aquellas intervenciones que se realicen en municipios de menos de 5.000 habitantes.

Toda la información sobre estas ayudas, requisitos y trámites de solicitud pueden consultarse en la web de la Fundación de la Energía de la Comunidad de Madrid.

 

Bonificaciones en el IBI de Rivas Vaciamadrid

Aunque la normativa ha cambiado para las instalaciones que se realicen este 2022, todavía es posible beneficiarse en Rivas Vaciamadrid de bonificaciones en el Impuesto sobre Bienes Inmuebles si se instalan paneles solares en las viviendas o empresas. Estas ayudas se distribuyen en tramos en función del valor catastral de la vivienda y pueden llegar hasta los 250 euros anuales, durante tres años. Además, como novedad, las viviendas en altura pueden también acogerse a estas bonificaciones instalando sistemas de autoconsumo energético. [Más información, aquí].

 

Calcula tus ayudas y tu ahorro

El equipo de Urbi Solar se ocupa de mantener actualizada la información sobre ayudas para placas solares y de la tramitación de las mismas para sus clientes.

Para conocer el alcance de estas ayudas, que varían en función de la localidad donde se ubique la vivienda, el momento en el que se realice cada instalación y sus características, se recomienda solicitar un presupuesto personalizado. De esta forma, cada familia o empresa podrá calcular y reducir al máximo el plazo de amortización de sus paneles solares.

¿Te parece interesante? ¡Compártelo!