¿Te parece interesante? ¡Compártelo!

Audiencia Provincial de Madrid (foto: Google Street View)

Audiencia Provincial de Madrid (foto: Google Street View)

La Audiencia Provincial de Madrid ha declarado culpable de asesinato a J.C., el autor confeso de la muerte de un joven de Rivas Vaciamadrid en agosto de 2016, a quien quitó la vida tras una discusión entre ambos en un piso de la localidad para posteriormente quemar su cuerpo y deshacerse de los restos en una finca de El Pardo.

 

Un jurado popular ha emitido el veredicto en relación a este caso por el cual han sido juzgados cuatro acusados, uno de los cuales (la expareja de uno de los procesados) ha quedado en libertad sin cargos tras no poderse acreditar su participación en el encubrimiento del crimen.

De este modo, el jurado considera que ha quedado acreditado durante el juicio el delito de asesinato, y no el de homicidio que manejaba en un principio el fiscal, atendiendo de este modo a las peticiones de la familia de la víctima.

El principal acusado, por tanto, será condenado por asesinato, a lo que además se unirá una condena por profanación de cadáver.

Los otros dos procesados declarados culpables responden a las iniciales de F.G. y D.T. Ambos serán condenados por un delito de encubrimiento.

Los hechos se produjeron en la madrugada del 10 de agosto de 2016 cuando el asesino y su víctima se encontraban en un piso de Rivas, propiedad de uno de los procesados. Tras una fuerte discusión, al ahora condenado mató a la víctima “por sorpresa” y pidió ayuda posteriormente a dos personas más para deshacerse del cuerpo, que fue quemado y esparcido en una fina de El Pardo, según ha quedado acreditado en el juicio.

En su declaración, el acusado admitió la autoría del crimen, si bien alegó defensa propia tras una noche de consumo de drogas, negando además haber descuartizado y quemado el cadáver.

Sin embargo, el Jurado no cree su versión y determina que lo mató por sorpresa «haciendo uso de un instrumento cortante”, según consta en el escrito de la Fiscalía. Tras cometer el crimen, se personó en el domicilio D.T., quien presenció la escena y se marchó sin poner los hechos en conocimiento de las autoridades.

Posteriormente, J.C. pidió ayuda a  F.G. para deshacerse de los restos de la víctima, trasladándose ambos a una finca de El Pardo donde, tras rociar el cuerpo con gasolina, “prendieron fuego y tamizaron las cenizas, no quedando restos del cadáver».

Noticias relacionadas:

Rivas, ciudad madrileña en la que más bajó la criminalidad en 2018

La Guardia Civil esclarece el homicidio de un joven desaparecido en Rivas en agosto

 

Galería: Rivas en imágenes

¡Tenemos canal en Telegram!

Suscríbete y recibirás las actualizaciones directamente en tu móvil. ¿A qué esperas?

¿Te parece interesante? ¡Compártelo!