¿Te parece interesante? ¡Compártelo!

Candela, Patricia y Mario son alumnos del Instituto Julio Pérez. Foto: Diario de Rivas.

Candela, Patricia y Mario son alumnos del Instituto Julio Pérez. Foto: Diario de Rivas.

Patricia, Mario y Candela van a la misma clase de 4º de ESO del Instituto Profesor Julio Pérez de Rivas. Son tres de los 154 alumnos que están probando Instigram, una nueva aplicación desarrollada con el objetivo de que los adolescentes pierdan la vergüenza y se digan cosas bonitas entre ellos, algo muy infrecuente, y no solo a esas edades.

Patricia tiene la aplicación justo al lado del icono de Instagram, la red social más usada por los jóvenes. En menos de un mes desde que empezó a usarla, ya se ha colado entre sus hábitos de uso del móvil. Reconoce que la consulta todos los días y, aunque no es la primera app que mira, sí es la segunda. “Primero veo Instagram y luego Instigram”, cuenta a Diario de Rivas.

Su tutor les propuso en clase que la probasen justo antes de las vacaciones de Navidad y desde entonces, los tres adolescentes se han vuelto asiduos. Aseguran que les gusta porque ahora son conscientes de las que cosas que sus compañeros piensan de ellos. “¿A quién no le gusta que hablen bien de ti?”, se pregunta Candela.

Los alumnos del Julio Pérez que la han descargado de las tiendas de aplicaciones (es gratis y no tiene publicidad) han generado en menos de un mes casi 19.000 refuerzos positivos. Usarla es muy sencillo para cualquier alumno: te das de alta en tu centro y en tu clase y cada cierto tiempo puedes responder una encuesta con preguntas del tipo “¿Con quién te irías de viaje al espacio?” o “¿Quién lo parte más cuando sale a la pizarra?”. Cuando alguien te elige a ti, te llega un mensaje con la pregunta y la respuesta. Es anónimo, lo que hace que sea aún más interesante para ellos porque se quitan de encima los prejuicios y el miedo del “qué van a pensar de mí si digo esto”. La aplicación está teniendo tanto éxito que ya se está usando en siete institutos de la Comunidad de Madrid.

Pregunta de Instigram

Pregunta de Instigram

Patricia asegura que algunas cosas que ha visto en la aplicación han sido toda una sorpresa para ella: “No sabía que mis compañeros pensaban esas cosas de mí, porque no solemos hablar de estos temas. Además, algunas preguntas son muy raras y nos lo pasamos muy bien después hablando de ello”.

Cada mañana, cuando llega a clase, hace toda una labor de investigación para averiguar quién puede haber opinado que ella es la persona idónea para confiarle sus secretos: “No sé quién ha podido decirlo, pero me hace ilusión que alguien piense que se puede confiar en mí”.

Para Mario, lo mejor de la aplicación es la capacidad que tiene para alegrarte un mal día. Reconoce que las preguntas son muy divertidas y que las respuestas de sus compañeros le han sorprendido mucho. “Lo que más ilusión me hizo fue que alguien me eligió para donarme sus órganos. Y son cosas que nadie dice por miedo y por la barrera de la vergüenza que todos tenemos. Instigram ayuda a romper esa barrera porque te mantienes en el anonimato”, admite.

Gemas obtenidas por las valoraciones positivas de los compañeros

Gemas obtenidas por las valoraciones positivas de los compañeros

Candela opina lo mismo y asegura que, de no haber sido por la app, nadie le habría dicho, por ejemplo, que le gustaría ir de excursión con ella porque es muy divertida. “Lo único que me da rabia es que tengamos que tener una aplicación para decirnos esas cosas y que no seamos capaces de hacerlo a la cara”, lamenta.

Los tres admiten que usar Instigram ha mejorado el ambiente en su clase. “Es cierto que antes ya nos llevábamos muy bien, pero ahora nos llevamos incluso mejor”, afirma Patricia. “El hecho de pensar que tienes un admirador anónimo, te hace fijarte más en otros compañeros de clase que no están en tu círculo más cercano”, señala.

Preguntas de Instigram

Preguntas de Instigram.

Ese es el objetivo fundamental de Instigram: reforzar la autoestima de los jóvenes, hacerles fuertes de cara a ir cada día al instituto y que lo hagan con ganas e ilusión. Así lo explica Sara Carriedo, directora de la escuela infantil Grimm de Rivas y cocreadora de la aplicación. Siempre ha estado muy ligada al tema de las neuroemociones y “quería que los chavales se acostumbrasen a decir algo bueno de sus compañeros de clase. Igual que se dicen muchas cosas feas en el recreo, pues al revés. Que reflexionasen sobre las cosas buenas que tienen los demás y que se atreviesen a decírselo”. Por eso, hace unos meses se unió con otras cuatro personas con sus mismas inquietudes y decidieron crear esta app. “Porque es lo que los chavales usan más y yo no estoy en contra de que lo hagan, lo que creo es que hay que enseñarles y darles unas herramientas seguras”, explica.

Después de muchas horas de trabajo e investigación acerca de los gustos, intereses y preocupaciones de los adolescentes, crearon la aplicación en torno a ocho tipos de inteligencias múltiples y mediante una serie de preguntas, siempre en positivo. Una vez creada la aplicación, tenían que probarla “y ver si de verdad les es útil”. Para ello, Carriedo se puso en contacto con Juan Carlos Hervás, director del instituto y coordinador del equipo de convivencia del centro. Como le conoce bien, supo que lo que iba a proponerle le interesaría. Y así fue.

Sara Carriedo y Juan Carlos Hervás. Foto: Diario de Rivas

Sara Carriedo y Juan Carlos Hervás. Foto: Diario de Rivas

Hervás señala que en el centro tienen muy claro que hay que trabajar mucho la autoestima de los alumnos y todas las herramientas que les ayuden en eso son bienvenidas. “Porque hasta los que parecen más seguros de sí mismos, también tienen inseguridades”, afirma, e insiste en que también es importante trabajarla de cara a hacer frente al acoso escolar, uno de los temas de mayor preocupación social relacionada con los adolescentes. “Si alguien lanza cosas contra ti, el alcance o el recorrido que tengan esas cosas es muy distinto en función de cómo te lo tomes. Si te llaman gordo y tú te ríes en la cara de quien te lo llama, la cosa se queda ahí. Pero si lo que te dicen te amedrenta, te lo tomas mal, te da miedo, te sonrojas, etcétera, pues ahí es cuando tenemos un problema”, argumenta.

En cambio, según el director del instituto, si se refuerza la autoestima de todos “lo que estás haciendo es empoderar al chaval”. “Le estás dando recursos para que las cosas negativas no le afecten y hacer frente a estas situaciones. De lo que se trata no es de evitar el ataque, que ojalá, lo que pretendemos es reforzar a la víctima. Si tú refuerzas a la víctima, minimizas el efecto. No vas a eliminar el insulto, pero vas a conseguir que no le den importancia. Y eso es un escudo muy fuerte contra el ‘bullying’”, afirma.

Detectar talentos ocultos y termómetro de ‘bullying’

Otra ventaja de la aplicación es la cantidad de datos que está generando en partir de las interacciones del alumnado. Esto es algo de lo que se han dado cuenta con con el escaso mes que la han probado. “Hemos tenido que crear una plataforma paralela que nos está dando información con la que podemos crear sociogramas que nos indiquen las habilidades ocultas del grupo, como la empatía o la creatividad”, cuenta Carriedo. “Son cosas que no se suelen valorar mucho en el ámbito académico pero que a nosotros, como docentes, nos permiten identificar otros talentos y explotarlos”, añade Hervás.

Sociograma generado por las interacciones en Instigram

Sociograma generado por las interacciones en Instigram

Y no solo eso. Aunque los datos son anónimos y no se sabe a qué alumnos pertenecen, sí que se pueden extraer conclusiones acerca de si en una clase existen casos de acoso escolar. “Si hay adolescentes a los que se nombra más o menos, nos ayuda a comprender que está pasando, por lo que nos sirve también como un termómetro del ‘bullying’”, explica Carriedo. “Aunque es un efecto colateral de la aplicación, porque está creada para que generen refuerzos positivos hacia sus compañeros, también nos ayuda a detectar otras cosas así que es una herramienta muy útil para todos”, señala la cocreadora del proyecto.

Ahora que ya han comprobado que la aplicación se usa, que es útil y que gusta a los alumnos, el siguiente paso, según Carriedo, es conseguir financiación y seguir desarrollándola para que siga siendo atractiva para el alumnado.

Noticias relacionadas:

El instituto Profesor Julio Pérez de Rivas se ampliará con un nuevo edificio para el próximo curso

Rivas reserva dos parcelas en la zona centro para un colegio y un instituto

SuresTEA denuncia la falta de orientadores en los centros educativos

Casi 900 alumnos de Rivas, sin plaza en el colegio o instituto solicitado en primera opción

 

¡Tenemos canal en Telegram!

Suscríbete y recibirás las actualizaciones directamente en tu móvil. ¿A qué esperas?

¿Te parece interesante? ¡Compártelo!