¿Te parece interesante? ¡Compártelo!
Pepa Rus, actriz y vecina ripense

Pepa Rus, actriz y vecina ripense (foto: Diario de Rivas)

La necesidad del teatro, el éxito de ‘Macu’ en la serie ‘Aída’, el papel que juegan los medios de comunicación y las redes sociales actualmente, o cómo es vivir en una ciudad como Rivas Vaciamadrid. De todas estas cuestiones y muchas más habla Pepa Rus, actriz gaditana y vecina ripense, en esta entrevista con Diario de Rivas, en la que hace un recorrido de su vida profesional y cuenta el porqué de elegir el municipio ripense para seguir creciendo profesional y personalmente.

Banner Guisos con Recuerdos Ayto
Banner Ayuntamiento abril 2022
Somallao Día de la Madre

Llega a Madrid en 2006 para estudiar y trabajar como actriz. ¿Cómo y por qué decide introducirse en el mundo de la interpretación?

Yo venía de estudiar en Sevilla, había hecho teatro en Cádiz y desde pequeña siempre lo tuve súper claro. Era muy pequeñita cuando dije “Mamá, quiero ser artista”. Es cierto que siempre te quedaba la duda de si podía salir bien o no, pero para mí la idea era trabajar como actriz, o por lo menos en el mundo de la interpretación. Y al final me vine a Madrid, es la capital y es donde se mueve todo.

Con el paso de los años, una vez que va conociendo el mundo por dentro, ¿ha tenido ganas en algún momento de abandonar la profesión?

No. La verdad es que yo siempre he tenido mucha suerte y siempre me han ido saliendo trabajos. He podido ir compaginando todo. La vocación es muy fuerte, y aunque aparezcan obstáculos y momentos de inestabilidad, al final sigues adelante.

En 2007 la llaman para interpretar a ‘Macu’ en ´Aída´, uno de sus debuts profesionales. ¿Cómo ha sido su experiencia en la serie?

Cuando me llamaron para el segundo casting flipé, como si me hubiera tocado la lotería. Mi experiencia dentro de la serie ha sido un máster de interpretación y un máster de comedia. Hasta que no trabajas no te das cuenta de las realidades profesionales de tu profesión. Para mí estar ocho años en ‘Aída’ con artistas como Paco León, Carmen Machi o Melani Olivares te abren la posibilidad de trabajar y de ver cómo se trabaja.

A nivel un poco más personal, tras acabar la serie, ¿qué cosas se han quedado interiorizadas en Pepa de ‘Macu’?

La libertad de decir lo que me dé la gana. En eso ‘Macu’ era una experta. Decir lo que se le pasara por la cabeza, sin pensar. Es verdad que al final aprendí mucho a nivel personal del trabajo y de la gente.

También la hemos podido ver en otros papeles como ‘La Que se Avecina’, la ‘Veneno’ o en varios capítulos de ‘Tiempos de guerra’. ¿De qué manera trabaja ese cambio de un género cómico a uno más dramático?

Es interpretar. Es muy bonito poder hacer todo, poder tocar diferentes géneros. A mí la comedia me tira mucho y me encanta hacerla, pero el drama también. Tiene un punto muy emotivo, de llegar a la fibra del espectador. Pero la técnica es la misma, tanto para uno como para otro, aunque con diferentes conclusiones.

De todos los personajes que ha interpretado hasta ahora, ¿cuál es el que más la ha marcado?

La ‘Macu’, sobre todo por duración.

Cuando directores y productores comienzan a apostar por usted, ¿crece la presión?

Sí, pero la presión crece por una meta personal. Siempre quieres hacerlo bien, y a medida que vas cumpliendo años quieres hacerlo mejor, para que no vean que vas para atrás. Hay una meta ahí en no fallar.

¿Cuál ha sido el momento más difícil para usted dentro de su trayectoria profesional?

El momento más difícil fue después de la maternidad y de la pandemia. Ha sido un vacío un poco raro, porque además ambas han coincidido, y menos mal que fue así, porque si yo ahora tuviera que volver a parar por quedarme embarazada me hubiera costado más.

Y, dentro de todas las anécdotas que podría contar, ¿cuál recuerda con más cariño?

Este momento fue muy bonito. Estaba yo haciendo de un chico de revista en un musical que se hizo en La Latina y era muy guay hacerlo, porque antes de hablar la gente ya te aplaudía y vivía la función como una fiesta. También en el estreno de ‘Viva la Pepa’ me pasó una cosa que pensé que no iba a pasarme nunca. Una vez que acabó a función y salí del teatro, el público se quedó fuera y empezaron a aplaudir en la calle. El mismo aplauso que hubo dentro le hubo fuera. Fue muy emotivo.

Después de vivir en Madrid durante mucho tiempo, decide dejar atrás la capital y mudarse a Rivas. ¿Por qué eligió el municipio ripense y no otro?

Teníamos unos amigos que vivían aquí y queríamos tener un perro, porque a mi chico le gustan mucho. Madrid nos daba un poco más de pereza porque vivíamos en un piso muy pequeñito y pensamos que en Rivas habría más espacio porque las casas son más grandes. Así que vinimos un día y de broma nuestros amigos nos dijeron que fuéramos a ver casas y pisos. De repente, vimos uno que se alquilaba y llamamos. La chica del piso (que por suerte estaba allí) nos dijo que podíamos pasar a verlo. Vimos que estaba al mismo precio de lo que pagábamos en Madrid por un espacio mucho más grande. Yo no sabía si iba a aguantar aquí, porque para todo necesitas el coche, pero mira, llevo siete años al final.

En 2016 se estrena en el centro cultural García Lorca como directora con ´El curso de tu vida´, una comedia escrita e interpretada por Bernardo Rivera. ¿Cómo fue la experiencia de presentar su primera obra teatral en la localidad ripense?

Se portaron muy bien con nosotros. Preguntamos en varios sitios y fue Rivas la ciudad que nos ayudó. Necesitábamos un espacio para ensayar y preguntando y moviéndonos un poco nos dejaron un espacio a cambio de hacer la función. Fue lo primero que dirigí. Moló mucho hacerlo con Bernardo Rivera, y al final salió.

En la obra trata diferentes temas como el amor, la necesidad de ser aceptado, las relaciones familiares o la muerte. ¿Por qué considera importante reflejar este tipo de cuestiones, que están a la orden del día, a través del teatro?

Son los temas que la literatura universal ha repetido durante años y siglos. El amor y la muerte yo creo que son los temas top. Siempre hablar de amor y de lo que va a pasar después de morir, es lo que al ser humano le mueve. Llevarlos al teatro siempre es cómo volver a sentir el porqué, y eso es algo que mola.

Tras varios años viviendo aquí como vecina, ¿qué destacaría de Rivas como ciudad?

Me encanta. Para mí es una ciudad que tiene de todo, está bastante bien planteada. Apuestan muchísimo por el deporte, la cultura o las zonas verdes, y para los niños y los animales es imprescindible. Aunque me gustaría que hubiera un poco más de transporte interurbano y no tuviéramos que coger el coche siempre, pero es una ciudad que está creciendo mucho y son cosas que se tienen que ir haciendo poco a poco. Es un municipio donde se puede vivir con una calidad de vida muy interesante.

Ahora ha presentando aquí en la ciudad un nuevo ciclo de teatro familiar y otro de teatro ‘off’ para adultos. ¿Cómo surge la idea de crear este nuevo proyecto?

Surge un poco de la necesidad como madre de tener más opciones. Veo que la ciudad apuesta mucho por la cultura infantil y familiar, pero es verdad que yo necesitaba más ocio, y me daba mucha pereza el moverme con mis dos hijos a Madrid porque al final lleva una infraestructura mucho mayor. Entonces pensé por qué no tener aquí en Rivas teatro y cuentacuentos para las familias. Esa fue la raíz del proyecto. Así que decidimos probarlo y presentarlo, a ver si nos abrían las puertas. Lo bueno es que en el Ayuntamiento de Rivas, a quienes doy las gracias tanto a Pedro del Cura como a Aída Castillejo, son muy accesibles. Están abiertos a nuevas propuestas y te ayudan en todo. También el equipo que trabaja en el Federico García Lorca te lo pone muy fácil.

En la presentación de este nuevo circuito escénico señalaba que era necesario darle un cambio al teatro ´off´. ¿Cuál es ese cambio?

Yo creo que se necesita un poco de visibilidad. Al final es donde los nuevos creadores empiezan a exponer su obra. Más que un cambio necesitan expandirse, y que el público sepa que existe unas salas pequeñas donde un teatro que no tiene tanto presupuesto llega a hacer cosas maravillosas. El otro día, por ponerte un ejemplo, con ‘Ilusiones’, la obra de Esteban Ciudad, la gente salió encantada y yo en la función aplaudía, de hecho se me olvidó que estaba trabajando. Esas creaciones que están en salas pequeñas de Madrid debería haberlas como ciclos ‘off’ en todos los pueblos, porque son los nuevos creadores y creadoras que traen el germen de lo que se está creando y moviendo en Madrid.

Ya han sido estrenadas algunas de las obras, ¿qué recibimiento está teniendo el proyecto por parte de los vecinos y vecinas de Rivas?

La verdad es que con el teatro familiar estuvimos encantados y felices, porque estaba lleno, tanto en la obra de teatro como en el cantacuentos. ‘Ilusiones’ también tuvo un acogimiento maravilloso. La gente estaba de pie aplaudiendo. Fue un momento muy especial.

¿Qué le diría a nuestros lectores para que acudan a ver las obras?

Primero, que son obras de teatro muy chulas y muy importantes, con nuevos mensajes, nuevos puntos de vista. Son obras que van a marcar la línea de temas y maneras de interpretar, además de qué es lo nuevo y, lo nuevo, hay que ir a verlo para ver qué se está cociendo.

Pepa Rus, actriz y vecina ripense

Pepa Rus, actriz y vecina ripense (foto: Diario de Rivas)

‘Viva la Pepa’, la nueva obra de teatro que protagoniza, escrita por Juan Luis Iborra, está siendo un éxito en el país. ¿A qué cree que se debe?

Es una función muy honesta. Habla de un tema muy actual, deja un mensaje muy claro desde la comedia, y eso es algo que nos hace mucha falta después de lo que hemos vivido. Además, es un texto maravilloso de Juan Luis Iborra y Sonia Gómez, dirigida por el propio Juan Luis Iborra, que es una persona que lleva mucho bagaje y sabe qué es lo que se hace. Eso tiene mucho que ver. Yo siempre le digo a él que tiene un nombre mágico, porque es decirlo y todo el mundo opina que es maravilloso.

La obra trata sobre una madre soltera sin futuro que de la noche a la mañana se convierte en una heroína gracias a los medios de comunicación, aunque luego nada sea lo que parece. ¿Cómo se llega a hacer comedia sobre un tema así?

Esa una pregunta que se la tendría que hacer yo a Juan Luis, que es un genio. Tiene una mano especial ese hombre para contar una historia donde te estás riendo mucho pero a la vez te encoge el corazón. Pero la comedia siempre parte primero del gran drama.

¿Por qué cree que pensaron en usted para este personaje?

Esto fue de risa. Estaba comiendo un día con Juan Luis y le dije que podía hacerme a mí un monólogo para mí sola, que yo me lo gestionaba. Así que se fue al baño y cuando volvió me dijo “creo que tengo la historia”. No le creí, pero a la semana me llamó y me dijo que tenía dos paginas escritas, que si me gustaba continuaba y si no, cortaba. Las leí, me parecieron maravillosas y dije: “sí, por favor”.

Además en la obra se expone el papel de los medios de comunicación, la influencia de las redes sociales… ¿Qué opinión tiene al respecto?

Yo creo que nos facilitan la vida. Todo avance es bueno. Lo que me da un poco de miedo es la inmediatez, tanto para lo bueno como para lo malo, que todo suba y baje en cuestión de minutos. Esa inmediatez y esa necesidad me da un poco de miedo. Las redes son buenas, pero tenemos que aprender a utilizarlas porque nos han pillado de nuevas y hemos sido los primeros en aprender a manejarlas.

Volviendo a hablar sobre teatro, ¿por qué lo considera necesario para la sociedad?

El ser humano necesita que le cuenten historias, eso es imprescindible en la vida diaria. Esta parte de la cultura donde te cuentan una historia yo creo que es imprescindible para el crecimiento personal, ya sea en el teatro, en el cine o en tu casa viendo una película. Lo que pasa es que el teatro tiene esta cosa de lo efímero, de que lo que pase ese día a esa hora no va a volver a pasar. Si te equivocas, si te ríes o si sigues, todo va a pasar ahí.

¿Y la actividad de la sociedad en relación con el teatro?

Creo que el teatro se está viendo un poco más mermado a nivel público porque no tiene esa inmediatez. Es un poco como los libros. Para leerte un libro necesitas tiempo y estar relajado, y la vida que llevamos actualmente en la que todo va tan rápido y es todo tan dinámico, las costumbres que requieren tiempo se ven un poco mermadas. Aunque creo que resurgirá de alguna manera y el público volverá, porque al final a lo largo de la historia siempre ha resurgido y han aparecido nuevas maneras. Quiero pensar que a la gente le gusta el teatro.

¿Se puede vivir del teatro o se vive con el teatro?

Para vivir del teatro hay que tener mucha suerte. Es muy difícil, pero se puede. Vivir con el teatro es imprescindible, yo no sabría vivir sin él.

Tras las pandemia, ¿en qué situación cree que se encuentran ahora mismo las artes escénicas en España?

Se encuentran en un punto donde juntarnos muchos en un espacio cerrado ahora mismo sigue costando. Creo que parte de la población le sigue teniendo un poco de miedo y de respeto, y con razón, porque venimos de una pandemia global. En ese sentido sí que le ha costado, y sí que veo que al final los beneficios del teatro son muy ajustados y si reducimos aforo cuesta más. Aunque el teatro lleva una vida muy inteligente. Siempre ha resurgido y han aparecido nuevas ideas o tendencias que hace que la gente vuelva a ir al teatro. El teatro sabe, la historia del teatro va sola. Tiene una vida independiente.

Como actriz, ¿qué le gustaría hacer dentro del teatro o de la televisión que todavía no haya hecho?

Me queda mucho por hacer. Si al final pensara que lo he hecho todo, mi vida sería muy aburrida. Siempre hay que hacer algo nuevo, en cualquier ámbito y en cualquier profesión. Si piensas que ya lo has hecho todo, lo que te queda es muy aburrido. Si tienes siempre una meta por alcanzar siempre vas a tener ilusión por algo, incluso en tu vida personal.

¿Tiene algún próximo proyecto en mente? ¿Alguno nuevo para la ciudad de Rivas?

No, por ahora no. Pero me encantaría que Rivas fuera la ciudad que diera cabida a mis ideas. Si tengo alguna idea, lo propondría primero aquí.

¿Cómo se ve de cara al futuro?

Me veo trabajando mucho. Al final la vida es el camino, y en el futuro me veo siendo feliz y trabajando mucho.

Para ir terminando, ¿qué consejo le daría a los jóvenes que quieren dedicarse al teatro y a los que ya están iniciando su experiencia?

No les daría ningún consejo. Simplemente que sigan y lo disfruten, y que si quieren y tienen vocación estudien y peleen. Eso te lo digo así, estudiar y pelear.

 

Otras noticias:

El Centro Cultural García Lorca se incorpora al ‘circuito’ escénico de Rivas con un ciclo de teatro familiar y ‘off’

Noches de teatro ´Off´ en el García Lorca: programa completo

Así fue la Feria del Libro 2021 de Rivas Vaciamadrid

 

 

¿Te parece interesante? ¡Compártelo!