¿Te parece interesante? ¡Compártelo!

OPINIÓN

Dorotea Fernández

Dorotea Fernández

Concejala de Podemos en el Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid

Mañana es un día especial para muchos niños y niñas. Conmemorar la fiesta de los Reyes Magos va más allá de lo religioso: es una cuestión de tradición ligada estrechamente con los sentimientos más profundos de nuestra niñez.

En estos momentos de auténtico desconcierto social y político, estamos casi obligados a mantener algo que siga tratando el lado más humano de la gente. La ilusión, la esperanza y el trabajo conjunto no deben desaparecer bajo ningún concepto, y menos con las situaciones aún por controlar que vivimos en la sociedad actual.

Creo recordar una historia que en mi familia siempre nos contaban para ejemplarizar la unión en el trabajo: siempre nos ponían el ejemplo del castor. Animal muy conocido por su excepcional experiencia en la construcción, ajusta su entorno de acuerdo a sus necesidades y construye diques para obtener un hábitat adecuado si el que tiene no cumple con todos sus requisitos. Buscan un lugar perfecto para ellos que les garanticen medidas de seguridad a su alrededor.

Y para ello comienzan a recoger ramas, piedras, hojas, hierbas, cualquier cosa que esté disponible para acondicionar esa presa que les sirva de refugio y protección.

Creo que es el momento de aunar esfuerzos: recojamos todo lo que tenemos a nuestro alrededor, no dejemos de lado nada que pueda servir para construir, establezcamos una amalgama de buenos y mejores objetivos y poder conseguir un lugar adecuado para nuestra sociedad y, cómo no, para nuestra ciudad, Rivas Vaciamadrid.

Y cuando consigamos todos los materiales para construir nuestro dique particular, sujetemos con el barro de la humildad y el trabajo la ilusión por una sociedad mejor.

Todos y todas somos pequeñas hojas, pequeñas ramas, trocitos de barro que, juntos y juntas, podemos cambiar nuestro entorno para hacerlo seguro y confiable. Dejemos a un lado las luchas y las desavenencias y agarremos con fuerza para seguir construyendo.

Que los días de solidaridad y magia no se olviden pasado el 6 de enero y consigamos una unión fuerte y duradera para mantener las ventajas que tenemos ahora, que no haya retrocesos, y de esa forma la ilusión y seguridad que sentirán muchos niños y niñas mañana será la ilusión y seguridad de toda su vida adulta.

Mis mejores deseos para este nuevo año.

Más artículos de opinión en Diario de Rivas

¡Tenemos canal en Telegram!

Además de seguirnos en Facebook y Twitter, puedes enterarte de todas las novedades de Diario de Rivas en nuestro canal de Telegram. Suscríbete y recibirás las actualizaciones directamente en tu móvil. ¿A qué esperas?

¿Te parece interesante? ¡Compártelo!