¿Te parece interesante? ¡Compártelo!

Dvicio, de Rivas Vaciamadrid

Crecieron en Rivas Vaciamadrid, se conocieron en el instituto Duque de Rivas, y juntos formaron uno de los grupos más internacionales del momento… pero, hasta ahora, nunca han tocado en ‘el barrio’. Dvicio, la banda formada por Andrés Ceballos, Martín Ceballos, Alberto González ‘Missis’, Luis Gonzalvo y Nacho Gotor, atendió en exclusiva a Diario de Rivas por teléfono, de camino a la sala Apolo de Barcelona, donde ofrecieron este viernes un concierto para después partir rumbo a Miami. Allí han arrancado una gira que los llevará por México, Venezuela, Colombia o Ecuador antes de regresar a nuestro país a finales de este mes.

Banner Ayuntamiento abril 2022
Banner Ayuntamiento abril 2022
Somallao Día de la Madre

Vosotros habéis crecido en Rivas Vaciamadrid…

ANDRÉS. Nos conocimos los cinco cuando teníamos 13 o 14 años, en el Instituto Duque de Rivas. Mi hermano es de 1991, yo de 1992, y Nacho, Missis y Luis, que se conocen desde pequeños, también son los tres de Rivas. Así que el 100% de Dvicio nacimos y crecimos aquí. Y luego, tres de nosotros todavía siguen viviendo allí, además de nuestras familias. Así que sí, seguimos muy vinculados a Rivas, y de hecho hemos ensayado allí toda la vida. Es nuestra casa.

¿Dónde ensayabais?

ANDRÉS. En casa de Luis, en el garaje del batería. Al final, el batería es el que tiene más dificultad para mover el instrumento, así que toda la vida hemos ensayado en casa de los padres de Luis. De hecho seguimos trabajando allí, en ese garaje, cuando tenemos que montar alguna cosa y nos pilla por Madrid.

¿De qué zona de Rivas sois?

ANDRÉS. Cerca del colegio Los Almendros. De hecho ese fue mi colegio y el de mi hermano, y en esa zona nos hemos criado.

Algunos de vosotros estudiaron también en el Victoria Kent…

ANDRÉS. Sí, Nacho, Luis y Missis fueron allí. Y, como vivíamos todos por la misma zona, nos derivaron a todos al Duque. Luego mi hermano y yo nos cambiamos al Luyfe, pero estuvimos los cinco por allí unos años.

¿Y seguís viniendo a menudo?

ANDRÉS. Ni Nacho ni yo vivimos en Rivas, pero vamos mucho. Mi hermano y Missis sí que viven allí, y vamos semanalmente, por uno u otro motivo. Es nuestro barrio de toda la vida.

Dvicio, en sus inicios, en un concierto en la sala Lady Soul de Covibar

Dvicio, en sus inicios, en un concierto en la sala Lady Soul de Covibar (foto cedida por Dvicio)

Y no habéis tocado aquí nunca…

ANDRÉS. Yo de niño tocaba en el Che Guevara, cuando empecé a tocar la guitarra y a cantar. Con trece o catorce años iba a las clases de la Casa de la Música, etcétera. Pero desde que empezamos como Dvicio, como banda, y sacamos el primer disco, nunca hemos tocado en Rivas.

Os gustaría llenar el Miguel Ríos…

ANDRÉS. No tengo ni idea de si lo llenaríamos, pero es más la sensación de que hemos ido a ver tantos conciertos allí… En su día fuimos a ver a Dani Martín y a otros, y tenemos unas instalaciones brutales, así que definitivamente es curioso que nunca hayamos tocado allí.

¿Por qué no habéis tocado aquí nunca?

ANDRÉS. Nosotros al final estamos al corriente de todas las contrataciones y las ofertas que llegan. La única propuesta oficial fue hace cinco años, cuando todavía trabajábamos con otra empresa de booking, pero sí que hubo un interés. Lo que pasa es que la propuesta que se puso sobre la mesa no daba prácticamente ni para mover a nuestro propio equipo. Así que no salió adelante. Al final no se cubren gastos y hubo que rechazarla. Esa ha sido la única vez. Si hubiese llegado después una propuesta a través del canal que deben llegar, además, el Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid sabe perfectamente cómo hacer contrataciones; van artistas a Rivas constantemente y los canales de contratación son los que son. La única propuesta que ha habido, digamos, profesional para ir a tocar allí, fue esta, que no daba ni para cubrir los gastos del transporte, ni siquiera caché, ni nada. Por eso, obviamente, no la pudimos considerar.

Si se diera el caso, ¿estaríais dispuestos a tocar en Rivas?

ANDRÉS. Claro. Al final, siempre hace una especial ilusión; seguimos muy vinculados a Rivas y siempre es una ilusión tocar cerca de nuestra casa, nuestras familias y nuestros amigos. Pero yo, personalmente, no quiero que ahora tras la polémica se politice este asunto ni se fuerce nada. Creo que si hay un interés real, nosotros con nuestra voz al final decidimos comentarlo en diferentes canales, no solo en La Resistencia…

Esto no es nuevo…

ANDRÉS. No, viene de algunos años atrás. No es algo que no nos deje dormir. No es: ‘Mierda, no hemos tocado en Rivas, qué estamos haciendo mal…’. No. Pero sí es algo curioso, que nos llama la atención: el hecho de que nunca haya habido un interés, en este caso por parte del Ayuntamiento, en contar con nosotros.

¿Creéis que existe esa falta de interés?

ANDRÉS. No lo sé. Lo que sí sé es que nosotros, a la hora de plantear una gira, comenzamos las contrataciones con mucho tiempo; por ejemplo, si la contratación fuera para las Fiestas de Mayo, se empiezan a mover a principios de año, en febrero o marzo. Ahí se generan las primeras conversaciones con los ayuntamientos que pueden estar interesados y empezamos a plantear también nuestra gira. Al final, las propuestas que son interesantes y serias las consideramos y las que no, no. No creo que haya sido nada personal, pero está claro que ha habido una falta de interés en que toquemos, porque si no, ya lo habríamos hecho, igual que hemos tocado en otras ciudades o zonas de Madrid.

Ahora os vais a Latinoamérica, ¿verdad?

ANDRÉS. Nos vamos un mes, primero a Estados Unidos y de ahí a Caracas, México, Colombia y Ecuador. Va a ser un mes lleno de conciertos y de trabajar nuestro nuevo disco, ‘El Laberinto’, que acaba de salir.

Y vuestras amistades y familiares, ¿qué os dicen sobre esto?

ANDRÉS. Algunos se metían a comentar, y nos decían: ‘La que se está liando…’. Al final todo el mundo tiene una opinión y no puedes pararte a mirar lo que piensa cada persona, porque al final, no vivirías. Pero es cierto que ellos nos lo han preguntado muchas veces en privado: ‘Oye, y en Rivas, ¿cuándo vais a tocar?’. Y nosotros, al final, tampoco somos los que lo decidimos. Cuando empezamos a hablarlo, era un comentario a nivel interno, entre nosotros, hasta que decidimos decirlo en los medios de comunicación, para hacer pública una situación que nos parece extraña y que no es que no nos deje dormir, pero habría hecho una ilusión. Aunque nos habría hecho ilusión si hubiera salido de forma natural. Ahora, de forma forzada, como una respuesta a la polémica… No sé. Al final, nosotros vamos a seguir tocando y estamos felices de hacerlo donde se cumplan unas condiciones y a la gente le guste nuestra música, no como respuesta ante el ruido que podamos hacer nosotros.

Cuando lanzasteis el ‘tuit’, ¿pensabais que iba a generarse esa polémica?

ANDRÉS. La verdad es que no. Yo tampoco sé muy bien lo que se ha montado; sé que ha habido muchos comentarios al respecto, de gente a la que le da totalmente igual y que no sabe ni quiénes somos, como la hay en todas partes, pero también de gente que opina lo mismo: ‘Estos chavales, ¿por qué no les han contratado para que vengan a las fiestas?’. Al final cada uno tiene su opinión y habrá quien diga: ‘Pues vale, por mí, que no vengan’. Y me parece fantástico. Es más bien la reflexión de que hubiera sido bonito ver que la casa y el barrio en el que nos criamos está orgulloso de nosotros como banda. Nosotros estamos orgullosos de dónde estamos y del trabajo que estamos haciendo, y es bonito cuando tu casa te abraza. Sentimos que nos ha faltado el abrazo de Rivas, de nuestro barrio, que sean los primeros, y no los últimos, en llamarnos. Y lo que hacemos es compartir esta reflexión: que ni siquiera nos hayan dicho: ‘Oye, chavales, venid a cerrar nuestras fiestas’. Parecía que teníamos que ir casi de gratis, y tampoco podemos cambiar las condiciones de trabajo que tenemos, porque no es posible. Eso es lo que nos cuesta hacer el ‘show’. Al final, tampoco hay que andar justificándose. Nosotros estamos dispuestos a ir a Rivas, pero más allá de lo de este año, es una cuestión que viene de tiempo atrás.

Missis, tú también eres de aquí de toda la vida…

MISSIS. No recuerdo haber estado en otra parte que en Rivas. Tengo las fotos de cuando mis padres se fueron a vivir allí y desde mi casa se veía que era todo campo. Esto ha crecido una barbaridad. Desde el principio he vivido en Rivas y todavía vivo aquí.

¿Desde qué año?

MISSIS. Desde 1988 o 1989. Yo nací en 1990, así que tuvo que ser por ahí. Soy ripense de nacimiento. Como Nacho y Luis, soy del Victoria Kent, y luego nos encontramos en el Duque de Rivas. Ahí ya conocimos a Martín y a Andrés. Hemos ensayado  en Rivas siempre y empezamos a hacer nuestros primeros conciertos allí, cuando aún éramos Tiempo límite, y aún no nos llamábamos Dvicio. Los primeros conciertos los hicimos en el Lady Soul, que estaba en Covibar, en la plaza del Naranjo de Bulnes. Tocábamos allí todos los jueves y también estuvimos en algún concurso, en ABC Punto Radio, o en la Sala Silikona de Moratalaz. El concurso de ABC Punto Radio lo ganamos, y en el de la Sala Silikona debía de haber unos 70 grupos de toda España. Recuerdo que éramos chavales, corría el año 2011 o 2012…

Dvicio (antes Tiempo Límite), tocando en 199 en la Sala Lady Soul de Covibar

Dvicio (antes Tiempo Límite), tocando en 199 en la Sala Lady Soul de Covibar. (Imagen cedida por Dvicio)

¿Cuántos años teníais entonces?

Entre 18 y 20 años. Andrés vivía en Londres y venía para los ensayos y para el día del concierto, y luego se volvía. Y había otro grupo de Rivas, cuyo nombre no recuerdo, en aquella edición del concurso de la Sala Silikona, la duodécima. Y recuerdo que pasaron las primeras fases, y una revista de Rivas les hizo un reportaje con una o dos páginas, sobre el grupo tal de Rivas que había pasado la primera fase del concurso de la Sala Silikona… Y a nosotros, que también éramos de Rivas, no nos mencionaron en absoluto. Y dijimos: ‘Joder, no les interesa nada’. No sabíamos si era porque no éramos un grupo de heavy o rock duro, porque casi todos los grupos eran de ese género. Pero ni nos mencionaron. Y llegamos a la final, y quedamos segundos o terceros, ya no recuerdo, de los 70 grupos llegados de todas partes de España. Y ni nos mencionaron. Y no sabemos por qué. Cuando tienes 18 o 20 años, y estás con toda la ilusión, y no sabes por qué ocurren estas cosas, te da un poco de pena que a otros les dediquen un poco de atención y tus amigos y tu familia te pregunten: ‘Oye, ¿y por qué no dicen nada de vosotros, que habéis estado también en el concurso?’. Siempre hemos sentido esa falta de interés y de cariño por parte de nuestra casa, a pesar de que nosotros, allí donde vamos, siempre decimos que somos de Rivas. No decimos que somos de Madrid, sino de Rivas. Y eso, no sé, te da un poco de pena. El otro día, en el programa de La Resistencia, yo dije que ya me daba igual

Sí, sobre tocar o no en Rivas, dijiste: ‘A mí la verdad es que me la pela’.

En ese momento me salió del alma. Me habría hecho ilusión cuando tenía 20 años, pero ahora ya el tema me ha desencantado. Y como ha dicho Andrés, que ahora surja el tema de cantar allí por esta polémica, o por la que hubo anteriormente…

¿Cuál?

En el Facebook de Rivas, Emilio Ortiz, que se dedica al mundo de la música y va a muchos institutos a dar charlas, escribió una vez que qué pena que no se dé voz a un grupo de Rivas que va haciendo giras por Latinoamérica, Tailandia, que hayan estado nominados a los Grammy, y no se les dé espacio siendo de Rivas, del barrio. Y ellos sí van diciendo que son de Rivas. Es eso, desencanto; a mí ya se me ha pasado la ilusión de tocar en casa, la verdad.

Entonces, ¿tú ya no quieres tocar en Rivas?

Si se plantea bien y con unas condiciones mínimas, no digo que no, pero ya no siento esa emoción de decir: ‘Quiero tocar en casa’. Si se da porque se tiene que dar, y se hacen las cosas bien, sí, y seguro que me hará ilusión ver ahí a mi gente, pero ya no es esa ilusión, ni una cosa en la que piense, sinceramente, después de quince años que llevamos tocando.

¿Y siempre os habéis sentido así?

Viene de muy atrás. No es una cuestión de este año. El ejemplo de aquel concurso es palmario: vamos dos grupos de Rivas a un concurso, y al otro le hacen un reportaje y a nosotros, ni nos nombran. Y no es que nos lo merezcamos ni más ni menos, por lo que hayamos conseguido o no; claro que otros se lo merecen, pero ni una mísera muestra de cariño o apoyo… Viene de más atrás, no es una cuestión de ahora.

Rivas, mayo de 2022: un problema de agenda

Este año, en las fiestas de Rivas Vaciamadrid, tampoco ha podido ser. Un año más sin que Dvicio se suba al escenario del auditorio Miguel Ríos. Y es que, tal y como explica Joaquín, el ‘manager’ del grupo, a Diario de Rivas, no ha sido posible debido a un problema de fechas. Lo cierto es que la productora encargada de la programación de las Fiestas de Mayo de Rivas se puso en contacto con ellos para tantear la posibilidad de un concierto de la banda. «Todo esto tiene una explicación. Es cierto que a principios de diciembre de 2021 llega un mail a la cuenta oficial, por parte de un promotor, no del Ayuntamiento, que pregunta para fechas en la Comunidad de Madrid. Ante esa petición, se le pone en contacto con nuestra ‘booker’, que es la persona que lleva la agenda, las condiciones, etcétera. Y la contactan. Ahí, hasta donde yo sé, hay una llamada donde hablan de la Comunidad de Madrid y le preguntan a ella si hay posibilidad de fecha en Rivas. Y ella le contesta: ‘Tenemos fecha en Madrid el 26 de mayo’. Y se descarta completamente, porque las fiestas de Rivas son a mediados de mayo. Es decir, no llega a ser ni una propuesta formal: primero, nos contactan a nosotros para preguntar por fecha en la Comunidad de Madrid, y luego al plantear Rivas, como tenemos una fecha cercana en la Comunidad de Madrid, ni se plantea: el otro concierto fue el 26 de mayo, en La Riviera», explica Joaquín. De ahí, añade, que ni siquiera se considerase esa posibilidad, ni tampoco llegara a plantearse a la propia banda: «Aquí no hay culpables, ni nada. Y no es que sea una norma, sino que por lógica, no tiene mucho sentido, cuando tienes un concierto en Madrid, poner otro en Rivas con tan poco tiempo de diferencia, porque a nivel de negocio no es viable: al final perjudicas la venta de entradas en los dos», concluye.

¡Tenemos canal en Telegram!

Además de seguirnos en Facebook, Twitter e Instagram, puedes enterarte de todas las novedades de Diario de Rivas en nuestro canal de Telegram. Suscríbete y recibirás las actualizaciones directamente en tu móvil. ¿A qué esperas?

¿Te parece interesante? ¡Compártelo!