¿Te parece interesante? ¡Compártelo!
Vista de Rivas Vaciamadrid

Vista de Rivas Vaciamadrid (foto: Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid)

El presupuesto del Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid para 2021, que supera por primera vez los 110 millones de euros, ha sido aprobado este miércoles en un Pleno telemático extraordinario por 17 votos a favor (IU-Equo-Más Madrid, PSOE, Podemos y el concejal no adscrito, Antonio Sanz) y 8 en contra (Ciudadanos, PP y Vox).

El Gobierno municipal de Rivas Vaciamadrid gestionará el año que viene el presupuesto más alto de su historia. Se trata de unas cuentas que, tal y como adelantó Diario de Rivas, prevén una subida de ingresos derivada, fundamentalmente, del incremento de la población de la ciudad, en los que también destaca la previsión de 19 millones por la venta de varias parcelas municipales. Las inversiones previstas para el año que viene —entre las que, además del comienzo de las obras de la conexión con la M-50 y la primera fase del colegio Mercedes Vera, se cuenta la urbanización de la parcela que albergará el futuro pabellón deportivo la Luna, el acondicionamiento de los nuevos locales de la Escuela Municipal de Música o el proyecto de cubrimiento de las vías del Metro a su paso por la ciudad— se financiarán con cargo a los ingresos derivados de esta venta de suelo y al superávit municipal previsto una vez liquidadas las cuentas de 2020. Hasta el momento, según ha informado el Ejecutivo local, «la ejecución en ingresos corrientes de este año ha sido superada alcanzando un 102,74%; además, a falta de contabilizar el último mes, que es el que acumula el mayor incremento del gasto corriente, este llega ya al 84,04%».

El concejal de Hacienda, José Manuel castro, insistió en que las cuentas ahora aprobadas son «un reflejo del Pacto de Ciudad» que sellaron todos los representantes políticos municipales para la reactivación de Rivas Vaciamadrid tras la pandemia. El edil también hizo hincapié en el hecho de que Rivas no recurrirá a fuentes de financiación externas el año que viene, lo que, asegura, indica la «buena salud de las cuentas públicas» de la ciudad.

Debate presupuestario

Durante el debate del Pleno de este miércoles, la concejala de Vox, María Ángeles Guardiola, aseguró que el presupuesto municipal «no hay por dónde cogerlo» y anunció su voto en contra, ya que «deberíamos presentar una enmienda a la totalidad, pero tal y como está el ROM (Reglamento Orgánico Municipal), poco se puede hacer». «Mientras se siga subvencionando a todos los chiringuitos, redes clientelares y todos los esfuerzos no vayan dirigidos al autónomo, el pequeño comerciante y el tejido empresarial, con Vox no van a contar», añadió, para concluir que las cuentas «se mantienen como si el Covid no hubiera pasado por Rivas».

La portavoz de Podemos, Vanessa Millán, indicó que las cuentas «son un instrumento vivo que responde a las necesidades de la ciudad». Durante su intervención, la concejala indicó que «están enmarcadas dentro de los ejes de sostenibilidad económica,
social y medioambiental», y añadió que el 68% del total del presupuesto municipal, 74,5 millones, se dedica a gasto social, además de duplicarse la inversión «solo con recursos propios».

Después llegó el turno de la portavoz del PP, Janette Novo, formación a la que los portavoces de los partidos del Gobierno municipal agradecieron sus «trabajo leal, desde las antípodas ideológicas». Los ‘populares’ habían presentado 52 enmiendas a las cuentas municipales, de las cuales finalmente fueron aceptadas dos: un incremento de las ayudas a la entidad SuresTEA y 5.000 euros adicionales en ayudas a empresas y autónomos que inicialmente iban a destinarse a atenciones protocolarias. Novo solicitó al Gobierno local que informara con antelación de las partidas cuyo gasto ya estuviera comprometido «para no trabajar en balde», ya que ese fue el motivo de rechazo de algunas de sus aportaciones. También criticó las ‘partidas de 1 euro’ —hay más de mil en el presupuesto de Rivas para 2021—, ya que «escapan al control de la oposición: la crean sin ser transparentes y sin decir cuánto van a meter en esa partida. Luego hacen modificaciones y ni siquiera tienen que traerlas a pleno, con lo cual ni la oposición, ni los medios de comunicación las huelen». «Dicen que esto es útil para agilizar procesos, y es verdad, pero va detrimento de la transparencia, y yo prefiero quedarme con la transparencia». Además, a juicio de Novo, en los ingresos hay «exceso de previsión», ya que la previsión de las cantidades que entran cada año en concepto de sanciones o de venta de parcelas «llevan años sin cumplirse».

Bernardo González, de Ciudadanos, criticó que «el Gobierno en ningún momento ha tenido interés en traernos unos presupuestos de consenso». Además, indicó que el Gobierno «incumple la normativa de transparencia al no colgar en la web, trimestralmente, el estado de ejecución del presupuesto». Ciudadanos presentó un voto particular  y culpó a la «mala gestión» del Ejecutivo local del retraso de su grupo a la hora de presentar sus aportaciones, un total de 46 enmiendas que no fueron tomadas en cuenta por presentarse fuera de plazo, entre las que se encontraban distintas ayudas a empresas y autónomos o en materia de accesibilidad, tal y como anunciaron.

Por parte del PSOE, Mónica Carazo destacó que en los presupuestos «ha estado presente la crisis a la que nos enfrentamos. Una crisis en la que se ha enfatizado la importancia de los servicios públicos de calidad y la administración es clave. Bajo estas premisas se han elaborado estos presupuestos, con la necesidad de reactivación económica y social». Carazo destacó el Pacto de Ciudad como «hoja de ruta» de estas cuentas y enumeró incrementos presupuestarios en materia de servicios sociales, de impulso a pequeñas y medianas empresas o en materia de sensibilización y protección a las víctimas de violencia de género. «En definitiva, unos presupuestos de ciudad que sin duda beneficiarán a todos los vecinos y vecinas de Rivas».

Desde IU-Equo-Más Madrid, Aída Castillejo afeó a Vox que intentara «tapar su falta de compromiso y de rigor con banderas» y a Ciudadanos «que venga como el mal estudiante que se presenta un día tarde al examen», ya que «las normas son las mismas para todos; si todo estuviera tan mal, el PP no habría podido presentar sus enmiendas». Castillejo también destacó que en Rivas Vaciamadrid «uno de cada tres euros se invierte en servicios públicos y uno de cada dos, en servicios a la ciudadanía».

El concejal no adscrito, Antonio Sanz, anunció su voto a favor de las cuentas municipales, ya que, «aunque hay cosas en las que estoy en contra, creo que esos presupuestos van a ir en favor del municipio».

Finalmente, los presupuestos de Rivas Vaciamadrid para 2021 fueron aprobados inicialmente por 17 votos a favor (siete de IU-Equo-Más Madrid, siete del PSOE, dos de Podemos y uno del edil no adscrito) y 8 en contra (cinco de Ciudadanos, dos del PP y uno de Vox).

 

 

 

Distribución Presupuestos Rivas 2021

Distribución Presupuestos Rivas 2021 por servicios municipales (fuente: Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid)

 

Otras noticias:

Rivas prevé ingresar 19 millones en 2021 por la venta de parcelas municipales

El presupuesto de Rivas Vaciamadrid para 2021 crecerá un 9,18%, hasta los 110 millones de euros

¡Tenemos canal en Telegram!

Además de seguirnos en Facebook, Twitter e Instagram, puedes enterarte de todas las novedades de Diario de Rivas en nuestro canal de Telegram. Suscríbete y recibirás las actualizaciones directamente en tu móvil. ¿A qué esperas?

¿Te parece interesante? ¡Compártelo!