¿Te parece interesante? ¡Compártelo!
Inauguración de la Casa Feminista en Rivas Vaciamadrid, ubicada junto al Centro de Iniciativas Empresariales de la localidad

Casa Feminista en Rivas Vaciamadrid, junto al Centro de Iniciativas Empresariales de la localidad (foto: Diario de Rivas).

El 26 de junio de 2021, todavía en plena pandemia de la COVID-19, se inauguró la Casa Feminista, un espacio municipal ubicado junto al Centro de Iniciativas Empresariales. Este viernes 23 de septiembre, el Ayuntamiento de Rivas, a través de la concejalía de Feminismos y Diversidad, celebra la fiesta del primer aniversario de un proyecto que tiene su germen en una propuesta planteada por la Asamblea 8M en el Presupuesto Participativo 2019-2020.

Fue entonces cuando se pudo materializar esta iniciativa para concebir un espacio municipal gestionado por las mujeres de Rivas, pero la necesidad del mismo se remonta a mucho antes. “La Casa Feminista de Rivas realmente es una necesidad que desde hacía mucho tiempo demandaban las mujeres del municipio a través de los colectivos feministas, las asociaciones, y era una necesidad crear un foro de debate feminista y un espacio propio para las mujeres de la ciudad”, señala Yasmin Manji, concejala de Feminismos y Diversidad del Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid.

El éxito de la citada propuesta de la Asamblea 8M en el Presupuesto Participativo del año 2019-2020 fue la oportunidad definitiva que permitió a la concejalía que lidera Yasmin Manji “dar una vuelta a esta reivindicación y demanda de la creación de una casa para las mujeres de Rivas”. Coincidió, añade la concejala, con un momento en el que se dispuso de un edificio municipal adecuado para un espacio de las características de la Casa Feminista. “Una vez tuvimos libre un espacio municipal para ello, algo que no es fácil y ocurrió en el año 2019 se puso en marcha el proyecto”, señala Manji.

Primer aniversario de la Casa Feminista de Rivas

Proceso participativo desde cero

Si bien es un espacio municipal, el ayuntamiento de Rivas tuvo claro desde que la iniciativa de la creación de la Casa Feminista se puso en marcha que tenía que contar con el colectivo femenino del municipio para darle forma. Por ello, lo primero que hizo la concejalía de Feminismos y Diversidad fue hablar con el consejo de mujeres que habían elaborado la propuesta, la asamblea 8M, “para construir la Casa Feminista conjuntamente con las propias mujeres del movimiento feminista organizado de Rivas y también con el resto de las mujeres de la ciudad”, recuerda Yasmin Manji.

De esta manera, se abrió un proceso participativo que se desarrolló a lo largo del año 2020. “Se estableció el tipo de modelo de cogestión municipal del espacio, que está gestionado por las mujeres de Rivas a través de la asamblea de la Casa Feminista, el nombre del espacio, cómo se iba a trabajar, qué alianzas establecer, la toma de decisiones, etcétera. Todo a través de la participación”, indica Yasmin Manji.

A este proceso, se añadió una labor de aprendizaje y documentación por parte del Ayuntamiento, a través de la concejalía de Feminismos y Diversidad. Lo explica Yasmin Manji: “Estuvimos haciendo entrevistas a distintos colectivos de mujeres que a priori era más complicado que participaran de entrada en la vida de la Casa para conocer sus necesidades específicas, como por ejemplo colectivos de mujeres ‘racializadas’, jóvenes y mayores”. Y también se contactó con otras casas feministas de distintos puntos de España “para coger ideas y tomar nota de sus experiencias”, añade la concejala del consistorio ripense. “Incluso hablamos con la Casa de la Música de Rivas, porque también tienen experiencia en el modelo de cogestión municipal”, concluye.

En definitiva, Yasmin Manji considera que la participación fue el elemento clave en el desarrollo del proyecto de la Casa Feminista de Rivas que ahora celebra su primer aniversario. “Nos pareció vital, porque entendíamos que esta casa era de todas las mujeres de Rivas, de manera que no tenía sentido construirla de forma unilateral, sino hacerlo desde abajo, desde los cimientos del municipio”, concluye.

Un año de rodaje «muy productivo»

Desde su inauguración en junio de 2021, la Casa Feminista de Rivas se ha convertido en un espacio de debate, cultura, intercambio de experiencias y aprendizaje. “Lanzamos el proyecto en plena pandemia, lo cual dificultó el proceso de participativo que sirve para generar puntos de encuentro, pero las ganas y la ilusión siempre ayudan y el hecho de poder inaugurar en 2021 ha hecho que se pudiera compartir cada vez más desde entonces”, comenta Yasmin Manji.

Los puntos de encuentro a los que se refiere la concejala de Feminismos y Diversidad han dado sus frutos porque la cogestión de este espacio municipal está siendo fructífera. Así lo considera la propia Manji, y también las mujeres que forman parte de la Asamblea de la Casa Feminista, órgano soberano de la misma.

Filomena es una de las mujeres ripenses que hace de enlace entre la Asamblea de la Casa Feminista y el Ayuntamiento de Rivas. “Hemos conseguido afianzar la confianza entre el Ayuntamiento y la Asamblea encontrando puntos de encuentro, compartiendo experiencias y trabajando conjuntamente. Hay disponibilidad, flexibilidad y confianza mutua. Es muy bonito”, dice.

Tanto la concejalía de Feminismos y Diversidad como las representantes de la Asamblea de la Casa Feminista no dudan en reivindicar la importancia y el impacto positivo de este espacio municipal en la vida social de la ciudad. “Es un espacio fundamental. El Ayuntamiento nos ha cedido a las mujeres de Rivas un espacio donde podemos gestionarnos y realizar todo tipo de actividades. Siempre nos han faltado espacios públicos y se agradece muchísimo”, afirma Nerea, también miembro de la Asamblea y enlace de esta con el Ayuntamiento. “Es un espacio de transformación social que es una cosa superimportante”, apunta Filomena.

Las dos mujeres, representantes de la Asamblea de la Casa Feminista de Rivas, inciden además en que es un espacio abierto. “El mensaje que nos gustaría emitir es que no es solamente un espacio vinculado a la vida de las mujeres, sino también a la de los hombres porque juntos podemos conseguir una transformación. La división no ayuda”, proclama Filomena. “Nuestra intención es que cuantas más mujeres vengan y participen en la Asamblea mejor”, incide Nerea.

La Casa Feminista va a hacer público en la revista municipal su calendario asambleario para los próximos con la intención de darla a conocer, de manera que más mujeres puedan sumarse a su actividad. “No hay compromiso permanente. No hace falta venir a todas las asambleas. Cuando puedes, vienes y participas”, concluye Nerea para que aquellas mujeres que dudan de si participar en la Casa Feminista de Rivas por una cuestión de agenda.

Uno de los encuentros del proceso participativo para crear la Casa Feminista de Rivas

Uno de los encuentros del proceso participativo para crear la Casa Feminista de Rivas (foto: Ayuntamiento de Rivas).

Un espacio vivo

En los poco más de doce meses de vida de la Casa Feminista de Rivas ha quedado patente que se trata de un espacio vivo, en constante actividad y transformación. Esto es gracias a la labor conjunta del Ayuntamiento de Rivas y la Asamblea de la Casa Feminista.

Esta última gestiona y aprueba todas las actividades que se llevan a cabo en sus instalaciones. “A pesar de la imitación del espacio y del aforo de los primeros meses hemos conseguido llevar adelante numerosas actividades que han podido reforzar la presencia de la casa Feminista entre mujeres que no la conocían”, dice Filomena.

La mayoría de estas actividades organizadas desde la Asamblea de la Casa Feminista se han consolidado y siguen vigentes en este nuevo curso. Nerea, también miembro de la Asamblea y enlace de esta con el consistorio, enumera algunos ejemplos. “Hemos hecho talleres como Narración Oral, que sirve de recuerdo y memoria para que no se pierdan las voces de las mujeres; ‘Juernes violeta’, el nuevo nombre del taller que ya hacíamos todos los jueves para dar a conocer la Casa a nuevas mujeres de la ciudad que se quieren sumar y participar en el proyecto; un grupo de lectura; clases de biodanza y baile; exposiciones abiertas a la ciudadanía; visitas a entidades y grupos sociales a las que enseñamos la Casa para animarles a participar en ella; y el cine fórum de los viernes, donde moderamos luego una mesa tras el visionado de una película”, explica Nerea. “La idea es afianzar todo esto y crecer en este segundo año con nuevas iniciativas”, añade.

Estas iniciativas también llegan por parte de la concejalía de Feminismos y Diversidad, que propone actividades que la Asamblea vota. “Es un espacio que construimos conjuntamente en las reuniones mensuales que mantenemos. Hemos propuesto cursos y acciones desde la universidad feminista, por ejemplo, y como no es un trabajo estanco, sino que vamos construyendo nuevas necesidades, seguiremos proponiendo iniciativas y avanzando”, finaliza Yasmin Manji.

Otras noticias:

Así ha sido la inauguración de la Casa Feminista de Rivas: un punto de encuentro abierto para todas las mujeres del municipio

Rivas se suma al proyecto Viopet para proteger a las mascotas de mujeres víctimas de violencia de género

¿Te parece interesante? ¡Compártelo!