¿Te parece interesante? ¡Compártelo!
Vista de Rivas Vaciamadrid

Vista de Rivas Vaciamadrid (foto: Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid)

El Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid está inmerso, hasta el próximo domingo, en una campaña para animar a la ciudadanía a votar en la consulta ‘Rivas, párate a pensar’. La decisión radica en si se paraliza, o no, el crecimiento urbanístico y poblacional de la ciudad para emprender un proceso participativo de reflexión sobre la ciudad de las próximas décadas.

Atenea Óptica Optimetría

Si la respuesta es afirmativa, el Consistorio congelará temporalmente el crecimiento urbanístico residencial (no económico) para decidir de manera conjunta el modelo de ciudad para las próximas décadas, modificando, en caso necesario, el planeamiento vigente. Si no, no se detendrán los procesos de construcción de nuevas viviendas, y se mantendrá el planeamiento plasmado en el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) vigente, que fue aprobado en 2004 tras varios años de proceso administrativo.

Todos los vecinos y vecinas de Rivas Vaciamadrid, empadronados en la ciudad, mayores de 16 años están llamados a responder ‘sí’ o ‘no’ a esta cuestión hasta el próximo domingo, a través de la web ‘Rivas, párate a pensar’ habilitada para ello (también se han habilitado puntos de votación presencial: consultar aquí lugares y horarios).

Pero ¿por qué el Ayuntamiento está llamando a la ciudadanía a decidir sobre esta cuestión, precisamente ahora? «Porque el tiempo corre en nuestra contra», resume el alcalde, Pedro del Cura. «En los foros nacionales e internacionales se está hablando de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), de la Agenda 2030… y otras ciudades, como Fuenlabrada, ya están terminadas, pero Rivas todavía está en desarrollo. Eso quiere decir que tenemos margen de maniobra», añade, «y en lugar de decidir como gobierno lo que queremos hacer con Rivas ed cara al futuro y plasmarlo en un nuevo PGOU, queremos decidirlo con los vecinos y vecinas de la ciudad». En caso de que gane el sí, todos los vecinos y vecinas, hayan votado o no en la consulta, y lo hayan hecho con un ‘sí’ o un ‘no’, están llamados, junto a los actores sociales, a participar en un proceso para compartir ideas y claves que desemboquen, una vez determinada su viabilidad, en el futuro planeamiento de Rivas Vaciamadrid.

¿Es necesario paralizar el crecimiento de toda la ciudad para abordar este proceso? ¿Por qué no reflexionar sin congelar las licencias de nuevas viviendas? «Porque justamente eso es lo que venimos haciendo hasta ahora», responde Del Cura, «y a la vista está que no funciona. Yo no sé sorber y soplar: no puedo pensar si queremos destinar una parcela a zona verde, por ejemplo, y encontrarnos con que de repente empieza a levantarse en ella un bloque de viviendas, porque una vez construidas, eso ya es irreversible. Y ya no tenemos el control del suelo: cualquier propietario o propietaria puede construir cuando quiera sin necesidad de que nosotros otorguemos la licencia», prosigue.

¿Por qué es importante que la ciudadanía exprese si quiere o no frenar el crecimiento de la ciudad, de manera temporal, y abrir el proceso? Para Del Cura, «se trata de una oportunidad histórica de tomar las riendas de una ciudad, la nuestra, que presenta muchas contradicciones y paradojas. Rivas Vaciamadrid destaca por su calidad de vida, y así lo muestra año tras año el informe de indicadores urbanos, pero la ciudadanía se da cuenta, cada vez más, de que faltan servicios públicos, de que las plazas escolares no están garantizadas en su entorno, de que faltan centros de salud o servicios de urgencias y especialidades, de que cada vez hay más coches en la calle… Algunas nuevas familias nos transmiten que su experiencia como vecinos y vecinas no está siendo como esperaban, y cada vez hay más voces, entre quienes llevan aquí más tiempo, que piden frenar este crecimiento».

¿Qué ocurre con quienes quieren venir a vivir a la ciudad, quienes están esperando su nueva vivienda? «Algunas personas nos transmiten cierta preocupación, que tiene lógica. Es posible que se frustren durante un tiempo, pero quienes vengan a vivir, a medio y a largo plazo, van a vivir mejor. Estamos a tiempo de sentar las bases de la viabilidad económica de Rivas Vaciamadrid, mediante la actividad económica y la generación de empleo, porque la construcción tiene un límite y a largo plazo compromete la sostenibilidad de la ciudad. ¿Queremos llegar a 2030, echar la vista atrás con la ciudad terminada y ver que esto no tiene arreglo? ¿Merece la pena el paréntesis? Yo creo que sí, pero esto lo tiene que decidir la ciudadanía», dice Del Cura.

¿Qué pasa si gana el ‘no’? Como refleja la web de la consulta, las cosas continuarán como hasta ahora: la ciudad seguirá creciendo, en línea con el planeamiento urbanístico vigente en la actualidad. «Si la ciudadanía decide que no quiere frenar temporalmente la construcción de nuevas viviendas, así será. Nosotros estamos convencidos de que sí, de que es el momento de hacerlo, y además sin que afecte a la inversión en la ciudad ni a los servicios públicos, debido al equilibrio presupuestario y los ahorros de los últimos años, los ingresos que esperamos obtener con fondos europeos y otras vías, que aseguran la estabilidad de las arcas municipales durante el tiempo que se ‘congele’ el urbanismo. Pero si gana el ‘no’, entenderemos que quizá no sea el momento de replantearnos el modelo de ciudad, que quizá esta no es la legislatura idónea. Y esta pregunta tendrá que hacérsela, quizá, la próxima corporación municipal», concluye el regidor.

 

Accede aquí para votar ‘sí’ o ‘no’ en la consulta ‘Rivas, párate a pensar’

Aporta tus ideas: servicio de quejas y sugerencias del Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid

 

¡Tenemos canal en Telegram!

Además de seguirnos en Facebook, Twitter e Instagram, puedes enterarte de todas las novedades de Diario de Rivas en nuestro canal de Telegram. Suscríbete y recibirás las actualizaciones directamente en tu móvil. ¿A qué esperas?

¿Te parece interesante? ¡Compártelo!