¿Te parece interesante? ¡Compártelo!

OPINIÓN

Jose Alfaro

Jose Alfaro

Portavoz de IU-Equo-Más Madrid en el Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid

No es la primera vez que Rivas está en la diana de los gobiernos del PP en la Comunidad de Madrid. Si no, no se explicaría por qué el barrio de La Luna no cuenta con un centro de salud; por qué muchos de nuestros niños y niñas han iniciado este curso escolar con obras y barracones; por qué aún no está finalizado el colegio Mercedes Vera o por qué aún no tenemos el IES Margarita Salas; por qué la Comunidad de Madrid no quiso poner ni un euro para la M50; por qué tenemos la única red de Metro privatizada y no construye la cuarta estación de metro o por qué hemos sufrido durante tanto tiempo el agravio de contar con dos tarifas distintas en el transporte dependiendo del barrio en el que se viviese.
Reivindicaciones históricas y vecinales que siempre han contado con un amplio consenso político y social, pero que la actual presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, ni ha resuelto ni quiere, en muchos casos, resolver.

Un ataque que a medida que se acerca el periodo electoral es más latente. No solo nos castiga a toda la ciudadanía sin las infraestructuras necesarias en materia de educación, sanidad y transporte públicos, sino que está echando el resto utilizando recursos públicos, como es la televisión pública, para atacar a Rivas con noticias falsas, manipuladas y sesgadas. Algo bastante grave y preocupante. Por ello, desde mi grupo municipal elevamos en el último Pleno municipal una moción instando a la Comunidad de Madrid que garantice una televisión pública de calidad e independiente en el tratamiento de la información.

Vivimos una época en la que, a través de las redes sociales y los medios de comunicación, se está produciendo un cambio en cómo la ciudadanía recibe la información, donde los bulos y las fakes news son recurrentes. Y es especialmente alarmante que esa información no responda a criterios profesionales y a la ética periodística, sobre todo, cuando estamos hablando de un medio de comunicación público como Telemadrid, que tiene que garantizar esa información equilibrada e imparcial.

No nos sorprende la evolución que ha tomado, puesto que fue la primera Ley que aprobó Ayuso –con el apoyo de VOX- como presidenta regional cuando entró por segunda vez en el gobierno autonómico. Su objetivo era claro: revertir la independencia que venía recuperando el ente público radio televisión Madrid y hacerse con el control absoluto del mismo. Una ley que supuso el despido de la dirección y que fue rechazada por sus trabajadores y trabajadoras, por la FAPE y por la Federación Internacional de Periodistas.

El uso de una cadena pública para atacar a los municipios gobernados por la izquierda o para atacar a colectivos que protestan contra los intereses de Ayuso es ya una constante que no se puede ni debe de permitir. Su sueño es conquistar Rivas, pero ni así lo va a conseguir.

Más artículos de opinión en Diario de Rivas

MÁS  La Comunidad aprueba 20 millones para construir el nuevo instituto de Rivas y terminar el colegio Hispanidad
¿Te parece interesante? ¡Compártelo!