¿Te parece interesante? ¡Compártelo!

OPINIÓN

José Alfaro

José Alfaro

Portavoz de IU-Equo-Más Madrid en el Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid

La situación educativa en Rivas cada vez es más insostenible. Hace ya tiempo que nuestros centros educativos colapsaron. Así lo hemos denunciado a la Comunidad de Madrid, que es quien tiene la competencia, desde este Ayuntamiento junto a la comunidad educativa. Llevamos años sufriendo una emergencia educativa que está llevando a nuestros colegios a unas condiciones límites: aulas masificadas, pérdida de espacios comunes y aumento de líneas.

Es evidente que nuestra ciudad necesita una mayor inversión en educación y que el Gobierno regional debería de garantizar, en tiempo y forma, los nuevos centros educativos que, desde hace tiempo, venimos reclamando. Por desgracia, este curso escolar tampoco estarán terminados ni el CEIP Mercedes Vera (o Hispanidad como así lo impuso la consejería de Educación en contra de la decisión popular de la ciudadanía) ni la apertura total del CEIPSO La Luna.

Si en 2018, cuando cedimos las parcelas municipales para las construcciones del colegio Mercedes Vera y el instituto Margarita Salas, eran necesarias estas nuevas infraestructuras, hoy son más que urgentes. La falta de planificación por parte del Ejecutivo autonómico en las infraestructuras educativas ha supuesto que nuestra ciudad esté en emergencia educativa y que el paisaje escolar sea propio de otra época con la vuelta a los barracones. Sonroja que la respuesta a la falta de plazas escolares por parte de quienes gobiernan en la Comunidad de Madrid sea no solo continuar con esta política educativa, sino que para este curso se verá aumentada con más barracones, como es el caso del CEIPSO La Luna y el CEIP Dulce Chacón que en este curso duplican el número de barracones, donde ya el año pasado estos centros vieron reducido los patios y el alumnado estudiando en barracones. Una situación que se podría haber revertido con la firma de un convenio de colaboración entre ambas administraciones como ya hicimos en 2017 con el CEIPSO La Luna, si la Comunidad de Madrid hubiese mostrado realmente interés por la escuela pública.

Nuestro compromiso con la educación pública no acaba aquí. Desde el Ayuntamiento, estamos centrando todos nuestros esfuerzos en intentar paliar esta situación de emergencia educativa. Como sabéis, a partir de este curso contaremos con la nueva escuela infantil municipal Pippi Långstrump en el barrio de La Luna.

La defensa de la educación pública debe ser diaria. Porque tan importante es disponer de los centros educativos que necesitamos, como que las instalaciones de los mismos sean las más adecuadas. Por eso, un verano más hemos aprovechado para acometer obras de mejora en ocho colegios de infantil y primaria, en dos escuelas municipales, en el Bhima Sangha y en el CERPA con una inversión de más de 300.000 euros para que el regreso a las aulas sea el mejor posible.

Este curso, con las energías renovadas, deberemos seguir solicitando a la señora Ayuso la apertura total del CEIPSO en La Luna, la construcción completa del CEIP Mercedes Vera, la construcción de un centro de formación profesional y el instituto Margarita Salas. Ni más ni menos que lo que Rivas no solo merece, sino que se necesita. ¡Feliz vuelta al cole!

Más artículos de opinión en Diario de Rivas

¿Te parece interesante? ¡Compártelo!