¿Te parece interesante? ¡Compártelo!
El cementerio de Rivas Vaciamadrid, situado en la calle de Rafael Canogar, está llegando al final de su vida útil. Si se mantiene la media de inhumaciones de los últimos años, en 2019 no quedarán enterramientos libres. El Ayuntamiento está buscando alternativas y ya trabaja en el proyecto de un nuevo complejo funerario que se adapte a las nuevas necesidades de la ciudad.

Tras haber dado servicio a varias generaciones de ripenses, el pequeño cementerio de Rivas está llegando al final de su vida útil. En dos años, tres a lo sumo, si se siguen dando las mismas condiciones que ahora, estará completamente lleno.

Rivas tiene una tasa de mortalidad bajísima, de 2,61 defunciones por cada mil habitantes en 2015, frente a los 9,06 de la media española. Según la normativa, es imprescindible que, para ser enterrado en el cementerio municipal, el fallecido o familiar directo debe estar empadronado en Rivas. A pesar de estos datos, y de que la mayor parte de los habitantes de la ciudad han llegado procedentes de otras poblaciones donde muchos son enterrados cuando fallecen, el cementerio se está quedando sin plazas libres. Así lo indican los datos: en 2013, 38 personas fueron inhumadas allí; en 2014, otras 28; y en 2015 (último dato disponible), otras 42. A principios de este año ya solo quedaban 90 sepulturas disponibles. De seguir así las cosas, en 2019 ya no habría espacio para nadie más.

Esta fecha de ‘fin’ del cementerio podría retrasarse un poco con algunas medidas, según explican a Planeta Rivas fuentes municipales. Así, hay algunos enterramientos antiguos cuyos titulares deciden no renovar y dejan libres, lo que ampliaría el margen de actuación. Sin embargo, las mismas fuentes admiten que los plazos siguen siendo ajustados, por lo que ya se buscan alternativas para poder seguir ofreciendo el servicio llegado el momento.

Nuevo cementerio y crematorio

La solución pasa, explican en el Ayuntamiento, por la construcción de un nuevo cementerio adecuado a las nuevas necesidades de una ciudad que entró en la década de los 80 con menos de mil vecinos empadronados y que ya alcanza los 85.000. La idea inicial es que la nueva infraestructura cuente, según indican, con tanatorio y crematorio, instalaciones de las que ahora carece la ciudad. El complejo se levantaría en una parcela de titularidad municipal aún por determinar, que reúna las condiciones necesarias para servir de camposanto, bien comunicada, pero a una distancia “prudencial” del núcleo urbano.

El Ayuntamiento, a través de la iniciativa de Rivas 2020, está manteniendo reuniones con varias compañías de cara a cerrar un acuerdo para la construcción del futuro cementerio, que, según los cálculos oficiales, podría arrancar en unos cinco años. La inversión, cuya cuantía está por determinar en función de las características del proyecto, se realizaría ya en la siguiente legislatura.

Por último, y ante la posibilidad de que el nuevo cementerio no esté operativo cuando se ocupen todas las plazas de enterramiento del actual camposanto, el Ayuntamiento está estudiando llegar a un acuerdo con algún municipio limítrofe para que preste este servicio a los vecinos de Rivas de manera transitoria.

Noticia relacionada:
El Ayuntamiento de Rivas estudia incluir un cementerio de animales en el futuro complejo funerario

¡Tenemos canal en Telegram!

Además de seguirnos en Facebook y Twitter, puedes enterarte de todas las novedades de Diario de Rivas en nuestro canal de Telegram. Suscríbete y recibirás las actualizaciones directamente en tu móvil. ¿A qué esperas?

¿Te parece interesante? ¡Compártelo!

Si continúas utilizando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar