¿Te parece interesante? ¡Compártelo!
Urbanización Pablo Iglesias, en Rivas Vaciamadrid

Urbanización Pablo Iglesias, en Rivas Vaciamadrid (©Diario de Rivas)

La urbanización Pablo Iglesias, que agrupa a casi un millar de viviendas en la zona Oeste de Rivas Vaciamadrid, quiere ser un ‘barrio renovable’. Un grupo de vecinos ha ‘despertado’ la inquietud por las energías limpias en una amplia representación de familias de ‘La Pablo’, que, a través de su mancomunidad, han decidido embarcarse en el proyecto de convertirse en la mayor comunidad de autoconsumo colectivo de la ciudad.

Atenea Óptica Optimetría

Cuentan Rocío, Ana, Enrique y Aurora que todo empezó con una conversación en «una tarde de terraceo». La subida del precio de la electricidad y el cambio climático —»en unos años, tendremos en Rivas el mismo clima que tiene ahora Marrakech»— les llevaron a pensar en la posibilidad de instalar placas solares en ‘La Pablo’: un proyecto que generaría no solo un ahorro importante en la factura de la luz, sino que también contribuiría a construir un barrio más respetuoso con el medio ambiente. «¿Lo hacemos? ¡Pues lo hacemos!», concluyeron. De ahí, la idea ‘saltó’ al Whatsapp, con un grupo en el que participan más de 200 vecinos y vecinas, y de ahí a varias reuniones entre personas interesadas en el asunto.

Hoy, el proyecto, recalcan, «aún está en pañales», pero avanza por el buen camino. La urbanización Pablo Iglesias, que se construyó poco antes que Covibar, en los años 80, quiere convertirse en una comunidad energética ‘enganchando’ al autoconsumo al millar de viviendas («novecientas noventa y pico») que la componen, «o, al menos, a la gran mayoría». De hecho, aseguran, hubo algunos intentos en el pasado, «pero ahora la tecnología ha avanzado mucho, es más barata y más fácil de implementar a esta escala», señalan.

‘La Pablo’ está compuesta por bloques de diez viviendas de tipo dúplex, seis abajo y cuatro arriba, agrupados en diez ‘parcelas’ que funcionan como otras tantas comunidades de propietarios. «Estamos hablando de 95 instalaciones colectivas, con unos 48 paneles por bloque…, eso da una idea de la envergadura del proyecto«, añaden.

Miembros del colectivo La Pablo Renovable, en la urbanización Pablo Iglesias

Miembros del colectivo La Pablo Renovable, en la urbanización Pablo Iglesias (©Diario de Rivas)

La idea, señalan, consiste en «instalar paneles solares en todo el espacio aprovechable de los tejados, de manera que puedan ‘engancharse’ todas las viviendas que lo deseen. Y basta que esté a favor la mayoría simple de la junta de propietarios», indican. Cada parcela de la urbanización Pablo Iglesias generaría su propia electricidad, que se ‘repartiría’ entre las viviendas que se ‘engancharan’ al proyecto: «Es como repartir una pizza: tenemos una cantidad determinada de luz, y esta se reparte entre las viviendas que participen en el proyecto, que lógicamente es voluntario», explican.

Dado que el espacio disponible para instalar los paneles solares no es suficiente, con la tecnología actual, para cubrir las necesidades energéticas de todos los propietarios, no sería posible que ‘La Pablo’ se ‘desconectara’ totalmente de la red actual. «Pero no podemos perder la oportunidad de aprovechar ese espacio. Además, lo que consumamos ‘de menos’ lo revertiremos a la red, de manera que podríamos obtener compensaciones a descontar en nuestra factura de la luz», abundan. También insisten en que la envergadura del proyecto sitúa a la urbanización «en una posición de fuerza para negociar el precio por kilowatio, de manera que podemos beneficiarnos todos actuando unidos», añaden.

 

 

La Pablo Renovable, que ya se ha organizado como colectivo, ha solicitado varios presupuestos para comenzar a echar cuentas, aunque de momento es difícil concretar el coste del proyecto y el ahorro, porque depende en buena medida de la cantidad de vecinos y vecinas que se sumen. En cualquier caso, calculan que, «como mínimo, será del 30% de la factura de la luz, aunque en algunos casos podrá alcanzar el 80%». Añaden que el momento para embarcarse en este proyecto «es interesante, debido a las ayudas que acaba de aprobar el Gobierno», y recuerdan que en Rivas Vaciamadrid las viviendas que implantan sistemas de autoconsumo energético se benefician de una reducción en el IBI del 50% durante cinco años. «Y por último, pero no menos importante: no podemos olvidar que ‘La Pablo’ es un barrio solidario y concienciado, algo que se refleja cada año en sus fiestas, y también en la conciencia social de nuestros vecinos y vecinas ante problemas como el cambio climático».

‘La Pablo’ pretende convertirse, así, en la ‘semilla’ del autoconsumo colectivo en Rivas Vaciamadrid. «De hecho, este proyecto es totalmente exportable a cualquier urbanización, al barrio de Covibar… y Rivas Vaciamadrid podría convertirse, placa a placa, en una auténtica comunidad energética. Ojalá sea así», prosiguen. De momento, La Pablo Renovable ha organizado unas jornadas abiertas para el próximo 24 de octubre, bajo el lema ‘Frente al atraco eléctrico y la emergencia climática, autoconsumo’ [inscripciones, en este enlace].

«En ellas trataremos de explicar cómo funciona el mercado eléctrico, algo que no es sencillo, además de hablar de qué podemos hacer para ahorrar y poner en marcha este proyecto. También hemos invitado a otros colectivos, como miembros de otros barrios de Rivas Vaciamadrid, o empresas del polígono, que también tienen mucho que decir sobre el autoconsumo. Y habrá tiempo para la convivencia, con un aperitivo ‘de traje’ y ‘con solera'», concluyen.

Vecinos y vecinas de la urbanización Pablo Iglesias, tras una reunión sobre el proyecto La Pablo Renovable

 

Guía sobre el autoconsumo colectivo en bloques de pisos

Otras noticias:

Urbanización Pablo Iglesias: el barrio de los rascacielos ‘tumbados’

¡Tenemos canal en Telegram!

Además de seguirnos en Facebook, Twitter e Instagram, puedes enterarte de todas las novedades de Diario de Rivas en nuestro canal de Telegram. Suscríbete y recibirás las actualizaciones directamente en tu móvil. ¿A qué esperas?

¿Te parece interesante? ¡Compártelo!