¿Te parece interesante? ¡Compártelo!
Labores de extinción del incendio del vertedero ilegal de la A-3, en 2015

Labores de extinción del incendio del vertedero ilegal de la A-3, en 2015 (foto: Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid)

La Sección Primera de la Audiencia Provincial de Madrid desarrollará entre los días 6 y 9 de abril el juicio oral contra J.J.E.C. y J.C.A., responsables del vertedero ilegal que ardió en junio de 2015 provocando nubes tóxicas sobre Rivas Vaciamadrid y el ensanche de Vallecas. Se les acusa de presuntos delitos medioambientales, contaminación atmosférica y usurpación.

Banner Guisos con Recuerdos Ayto
Banner Ayuntamiento abril 2022
Somallao Día de la Madre

El 27 de junio de 2015, se produjo un incendio en un ‘macrovertedero’ ilegal de cinco hectáreas, ubicado en el camino de la Leña, en el término municipal de Madrid, pero colindante con Rivas Vaciamadrid. Era el octavo fuego que se declaraba en el complejo desde 2013. Según se planteó en la instrucción del caso, la deflagración fue causada en esa ocasión por la combustión de material inflamable abandonado en el vertedero en un período de altas temperaturas. El suceso provocó una extensa nube de humo hediondo, muy contaminante y con emisiones de compuestos de alta toxicidad (cloro, ácido cianhídrico, ácido sulfhídrico, monóxido de carbono y amoníaco), según las mediciones que realizó el Samur- Protección Civil del Ayuntamiento de Madrid. A pesar de los esfuerzos de los Bomberos madrileños (actuaron 55 vehículos y 172 operarios y fue insuficiente, hasta se llegó a plantear la intervención de la Unidad Militar de Emergencias para terminar con el problema), el fuego no cesó hasta 17 más tarde, cuando se cubrió con 24.000 toneladas de arena y tierra el complejo, una montaña de 275.000 metros cúbicos de desperdicios que generaron una montaña de más de siete metros de altura.

Los efectos del fuego para la ciudadanía se presentaron en forma de vaharadas de olor nauseabundo (obligó a que la población tuviera que cerrar sus casas a cal y canto en plena ola de calor) y problemas de salud (fuentes del Hospital del Sureste indicaron a este periódico digital que en ese período hubo varios casos de pacientes con problemas respiratorios e irritaciones oculares) entre la ciudadanía de Rivas Vaciamadrid y el ensanche de Vallecas. A juicio de la asociación Rivas Contaminación Zero, «este suceso destapó la enorme problemática de los vertidos ilegales en todo el ámbito. Deseamos que se haga justicia y se repare a los vecinos y vecinas de Rivas Vaciamadrid y solicitamos para el acusado una condena disuasoria que garantice que hechos como éste no se vuelvan a repetir y una reparación justa por los graves daños ocasionados”, informó dicha asociación en un comunicado.

Uno de los acusados, J.J.E.C., con antecedentes penales, fue detenido por el Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil y denunciado por los ayuntamientos de Madrid y Rivas Vaciamadrid, y se le atribuyó un delito contra los recursos naturales y el medio ambiente. Según fuentes de la investigación, los acusados habían ocupado sin autorización un terreno rústico ubicado en el camino de la Leña, propiedad de una empresa y varios particulares e integrado en el Parque Regional del Sureste, y comenzaron a explotarlo bajo el paraguas de la empresa Recuperación de Chatarra Valdemingómez S.L., desde septiembre de 2008 (fecha a partir de la cual el Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid comenzó a denunciar de manera sistemática vertidos ilegales) hasta junio de 2015 (el último vertido del que se tuvo constancia y se abrió expediente por parte de la Consejería de Medio Ambiente data del 1 de julio de 2015, apenas unos días antes del fuego, fecha en la que se le pilló ‘in fraganti’ descargando escombros, a pesar de que tenía por orden administrativa los camiones precintados). En él establecieron, según la documentación a la que ha tenido acceso Diario de Rivas, un espacio para el vertido incontrolado de desechos, especialmente, procedente de obras de construcción (también productos potencialmente peligrosos como plásticos, neumáticos, fundas de cableado, telas asfálticas, fibrocemento y hasta bombonas de butano). Cobraban 20 euros por descargar un vehículo pequeño y hasta 50 por un camión. Hasta el momento del incendio pesaban sobre los acusados (J.C.A. declaró en la instrucción que vendió su participación en la empresa en 2010) 85 denuncias de la Policía Municipal de Madrid y el Seprona por vertidos ilegales, cuya cuantía superaba con creces los 300.000 euros. Según las inspecciones oculares de los agentes, el vertedero carecía de las más elementales medidas preventivas (impermeabilización de su fondo, cerramientos perimetrales, clasificación de residuos, recogida de lixiviados, etcétera)

Fumarolas hediondas

Pero el problema no terminó ahí. Tres meses después, a finales de octubre, el ‘volcán de basura’ volvió a expulsar fumarolas de vapor hediondo porque la arena y la tierra que habían asfixiado el fuego se estaba resquebrajando. Rivas se planteó solicitar que la zona fuera considerada como suelo contaminado para obligar a los propietarios a proceder al saneamiento del terreno y dificultad su venta. Esta situación obligó al Ayuntamiento de Madrid a hacer una intervención ambiental en profundidad sobre el territorio para apagar las brasas subterráneas (este proceso duró hasta marzo de 2016) y recuperar ambientalmente la zona, con un coste de 3,13 millones de euros.

Cinco años después de estos sucesos, la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Madrid va a celebrar desde el día 6 al día 9 de abril el juicio oral contra los acusados, tras la investigación realizada por el Juzgado de Instrucción número 27 de Madrid, que, en abril de 2017, les impuso una fianza solidaria de 3,13 millones de euros y les imputó dos delitos: uno de usurpación de inmueble, penado con una multa de 2.160 euros, y otro contra los recursos naturales y el medio ambiente, castigado con hasta siete años y medio de prisión, 8.760 euros de multa y tres años de inhabilitación para profesión u oficio relacionado. En el juicio se han personado como acusación, entre otros, la Abogacía del Estado, el Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid, Ecologistas en Acción y Rivas Contaminación Zero.

Otras noticias:

Vertedero ilegal junto a la A-3: de ‘volcán’ de basura a futura zona verde

¿Te parece interesante? ¡Compártelo!